Hacer música en Cuba

abril 11, 2014 | | |

Warhol P.

“Nos hacen poner a todos en un mismo saco, cuando no todos los que hacen reggaetón realizan temas de mal gusto.”

HAVANA TIMES — Maikel Echevarría es un cantante Cubano, su nombre artístico es: Kelly-es, cultiva el reguetón, es vocalista del grupo: Manana Reggae, también tiene un proyecto en solitario: De Calle (D-K-Y) y afirma, que lo más cultivado por él es el reggaetón, aunque no ha dejado de lado el merengue, el house y  la cumbia. Ha incursionado en escenarios nacionales con cantantes reconocidos en el género como: Los cuatro, Cola Loca, Gente de Zona, entre otros.  Kelly-es, tiene tres discos realizados de manera independiente, y sueña en algún momento de su carrera, dar a conocer su música internacionalmente.

HT:  El  año pasado recibí una nota informativa en la que el presidente del Instituto Cubano de la Música Orlando Vistel iba a adoptar medidas contra ciertas ¨prácticas musicales¨ donde está incluido el reggaetón. ¿Crees que el reggaetón de hoy en día ha cambiado?

Maikel Echevarría: Yo creo que sí, ha madurado, hay que tener en cuenta que este es un género que nos llegó de Panamá, y nosotros aquí lo hemos adaptado a nuestra forma, y lo fusionamos con nuestros propios ritmos. El reggaetón como género aún mantiene vigencia, y  goza de la popularidad del público. Considero que existen ciertos cantantes noveles que tienden a maltratar el género, y por ende lo banalizan. Deberían de hacer canciones diferentes, sin agregarle obscenidades a las letras, crear temas con otro sentido, que reflejen algo que tenga validez. Al parecer muchos de estos creadores no perciben lo que hacen, y desconocen, o no les interesa a donde esto nos puede llevar, y nos hacen poner a todos en un mismo saco, cuando no todos los que hacen reggaetón realizan temas de mal gusto. Muchos no tienen conciencia de lo que están trasmitiendo al público, que lo mismo puede ser un niño, un adolescente o un anciano, en ciertas canciones promocionan un tipo de vida que en vez de hacernos evolucionar, provoca lo contrario.

HT: Háblame de tus inicios.

ME: Comencé en Junio del año 2003, haciendo un tema con Eddy K, este fue el primer reggaetón que Eddy K  hizo, y se llamó: “un lápiz”. Fue un temazo que pegó fuerte por aquel entonces, junto con otro tema que también grabamos juntos: “vivir sin tu querer” que también gozó de popularidad, aunque esta era una canción de corte romántico.

HT: ¿Cuán difícil resulta para un cantante o agrupación insertarse en los medios?

ME: Primero que todo, los músicos necesitan de una empresa encargada de darte un papel que te facilita acceder a instituciones como el ICRT, y emisoras radiales. Dicha carta debe tener plasmado de dónde proviene el artista, a qué empresa pertenece, solo con este papelito puedes tener acceso para una supuesta promoción. La cosa funciona de la siguiente manera: el artista va a la empresa y solicita un papel. Luego, va al ICRT, y allí te dicen que sí, que te van a grabar en 23 y M, pero tienes que volver dentro de cuatro meses, porque siempre que vas está llena la lista de invitados. Ahora, si te apareces con un dinerito, estamos grabando ¡ya! Es así como funciona, y la radio es muy parecida.

HT: Supe que entre los años 2008 y 2009, tuvieron problemas con un empresario mexicano. ¿Puedes contarme algo de lo ocurrido?

ME: Sí, fue con Carlos Sánchez Gamboa, empresario del (GPI), Grupo de Producción Internacional, en México. En un principio él quiso ayudarnos, en ese momento mi canción: “El Palo” era muy popular, estaba pegando. A raíz de esto él se interesó en lo que hacíamos. Para un cubano en aquel momento era difícil viajar al extranjero, mucho menos sin tener una empresa que nos respaldara, y ese era el caso de nosotros, no teníamos empresa. Aun así firmamos un contrato de exclusividad por un período de cinco años, llegamos a tener un proyecto de trabajo con fechas de presentación en Mérida, el DF, Yucatán, e incluso Miami.

Pero nada se dio, de repente al productor se le acusa de tráfico ilegal de personas, pasó dos años sin que pudiese entrar a Cuba porque se lo prohibieron; transcurrieron dos años y eso nos afectó a nosotros porque no podíamos trabajar por nuestra cuenta, seguíamos sin tener empresa, y sin poder hacer cosas nuevas, mucho menos podíamos promovernos, tampoco nos brindaban la posibilidad de poder audicionarnos, en fin, que por un tiempo permanecimos hundidos hasta que finalmente cerramos contrato.

HT: ¿Y no recibieron ninguna ganancia?

ME: No, ninguna, gracias a los contactos de nosotros pudimos entrar a una empresa, a la que actualmente pertenecemos, que es el Centro Nacional de la música cubana.

HT: ¿Qué puedes decirme respecto al programa del video clip cubano: Lucas? ¿Nunca has presentado un audiovisual?

ME: No, nunca he presentado vídeos. Mira, en Lucas te exigen que presentes un vídeo con una calidad profesional, como si fuese un vídeo internacional. Debes saber, que la realización de un vídeo aquí te puede costar entre 5.000 o 3.000 CUC. Y eso me parece demasiado.

HT: ¿Has hecho grabaciones en estudios independientes?

ME: Aquí no hay otra forma mejor, la otra forma está muy caliente, y más para el género del reggaetón.

HT: ¿Cuánto puede costar hacer una grabación en uno de estos estudios?

ME: Eso está en dependencia del nivel de popularidad, y prestigio que tenga el estudio de grabaciones, los estudios donde graban los que están pegados son más caros, un tema puede tener un costo de entre 100 y 80 CUC, aunque también hay quienes cobran 30 y 40 CUC. Ya Te digo, eso está en dependencia de la promoción que tenga el estudio.

HT: ¿Cómo ve Kelly-es, la música cubana actual?

ME: Bastante variada, pero tenemos una guerra entre nosotros mismos. Hay grupos que hacen fusiones de reggaetón con otros géneros. Cuando hablo de guerra me refiero a la salsa, que es la música cubana por excelencia, y que identifica a los cubanos. Noto que en la actualidad se ha visto opacada por este nuevo movimiento que considero forma parte de la evolución, pero internacionalmente es algo que preocupa, la salsa en Cuba ha decaído un poco frente a este fenómeno que ha revolucionado el reggaetón. En lo personal considero que en nuestro país existe y debe existir espacio para todos los géneros musicales, sean estos cuales sean, sin excluir ningún género.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Una respuesta a “Hacer música en Cuba”

  1. LUIS MONTES ALVAREZ dice:

    BUENAS NOCHES REQUIERO CONTACTARME CON EL SR. CARLOS SANCHEZ GAMBOA.
    VIVO EN CELAYA, GTO. MEX.

Escriba una respuesta