author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

Cómo arreglar el desastre

abril 4, 2014 | | |

Verónica Vega

HAVANA TIMES — El título alude a la pregunta que cierra el post “Devaluación”, de Yoani Sánchez, acerca de cómo se podrían reparar los profundos y visibles estragos causados por la revolución del 59 a la sociedad cubana.

Sin ánimo de polemizar, pienso que hay causas tan innegables como el irrespeto institucionalizado por razones ideológicas, la “meritocracia”, el cultivo intencional de la vulgaridad y la ignorancia con fines de manipulación política. Pero, puesto el dedo en la llaga, la pregunta crucial ahora no es tanto quién tiene la culpa sino cómo remediar el inmenso daño.

ilustración por Yasser Castellanos

Más de una vez he oído el criterio lapidario de que sólo la extinción total de las actuales generaciones puede dar comienzo a un gradual saneamiento moral en Cuba. Pero el no poder participar de ese renacimiento le quita a uno hasta las ganas de opinar, ¿no creen?

Así que empecé a imaginar qué se podría hacer de existir una voluntad legítima de cambio (no solo del pueblo, claro, sino del mismo gobierno), y estas fueron las premisas que se me ocurrieron:

-Salarios acordes a los precios actuales. Cuando cada ciudadano experimente que puede vivir, (no sólo sobrevivir) sin necesidad de desviar recursos, “luchar”, o delinquir abiertamente, irá recuperando el sentido de la ética y apreciando el valor de la honestidad.

-Que se valore al trabajador por su capacidad y rendimiento y nunca por su lealtad política. Esto reajustará el orden natural de las cosas y hará que los trabajadores se sientan estimulados, ayudará a desarrollar proyectos y eliminará un mal tan omnipresente en la isla como la mediocridad.

-Que se eliminen las degradantes verificaciones basadas en testimonios de directivos de los CDR o miembros del PCC para legitimar el derecho de un ciudadano a obtener una plaza laboral, un viaje o lo que sea.

-Que se destierren ipso facto los mítines de repudio.

-Que se sancione con todo el peso estipulado por la ley vigente (o se creen y aprueben leyes para este propósito), a toda persona que exprese discriminación a otra por raza, sexo o pensamiento.

-Que se reivindiquen oficialmente los sustantivos “señor”, señora, “señorita”

-Que todo ciudadano sea tratado con respeto, en cada oficina o institución del país, por parte de cada funcionario o agente de la policía.

-Que los maestros y profesores mantengan una conducta y vocabulario apropiados ante los estudiantes, que las visitas no sean anunciadas, que la verdad se haga presencia en los pasillos, las aulas y los lemas…

-En los espacios institucionales donde se reúnen jóvenes para consumir reguetón, que se vayan incluyendo otras alternativas de música bailable.

-Que se limpien las calles y se pongan multas a los que arrojan desperdicios en la vía pública, por ventanas o balcones.

-Que se articulen y apliquen leyes contra la música alta, la violencia doméstica, el acoso sexual, el maltrato a los animales, el abandono de éstos, que se hagan respetar mediante multas las áreas de restricción para fumar…

Y un largo etcétera.

La mayoría dirá que soñar no cuesta nada, pero pensar y expresar la Verdad puede debilitar la mentira institucionalizada, los malos hábitos asumidos por falta de opciones, temor, apatía.

Hace poco, en una reunión de mi CDR, un vecino alentaba a asistir a las reuniones para definir estrategias de convivencia (el pago a la persona que pone el motor del agua y chapea los alrededores del edificio, por ejemplo), y enfatizaba:

-Yo no convoco por motivos políticos, a mí no me interesa las ideas políticas de nadie, si las tiene, sino para resolver asuntos que nos afectan a todos los vecinos.

Y es que la realidad es más fuerte que las construcciones mentales. A estas alturas, visto y experimentado con creces el descalabro moral y económico, la gente tiene hambre, sino de verdad, al menos de progreso.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

17 respuestas a “Cómo arreglar el desastre”

  1. Estimada Veronica,
    Yo no creo que debemos restar importancia a encontrar el root cause de este problema. Primero que nada creo que eso es lo mas importante de lo contrario seguira engendrando lo mismo que estamos tratando de cambiar.

  2. anonimo dice:

    lo que hay es que volver a la constitución del ’40, y tratar de olvidar los últimos 55 años

  3. Gabriel dice:

    Verónica,

    Todo eso no lo va a arreglar ningún gobierno, aunque mañana mismo en Cuba gobernasen personas radicalmente diferentes.

    Eso se arregla con una sociedad civil fuerte y la suma del esfuerzo de millones de ciudadanos. Aunque, naturalmente, ayudaría mucho que los políticos diesen ejemplo.

  4. Miranda dice:

    Veronica, ya no vale la pena echarle la culpa a nadie, para que?, si todo el mundo lo sabe. El problema esta en que, hasta cuando un pueblo puede aguantar tantas angustias, se les ha ido la vida a muchos y a otros se le esta yendo, “soñando, pensando y expresando la Verdad”, pero todo en un tono muy bajito. Que escenario tan decadente en el que han puesto a vivir a mis coterraneos!, vivir bajo un terror espeluznante, me da mucha verguenza Vero de que tanta gente de pensamiento elevado sigan alzando sus voces en defensa de algo que ha destruido hasta la fibra mas profunda de una nacion entera, y otros mas creyendo que una manzana completamente podrida se pueda regenerar.
    Mis mejores deseos para que todo eso que an`oras muy pronto sea realidad!

  5. “de existir una voluntad legítima de cambio (no solo del pueblo, claro, sino del mismo gobierno ”

    Si voluntad es deseo, el pueblo la tiene toda, el sistema que tenemos impuesto no la tiene y *no la puede tener* porque se autodestruye. Si existe solo parte de lo que pides el sistema se perjudica de muerte.

    Necesitamos otro sistema de gobierno del País, distinto al actual, *legítimo* y *bueno*. Para tenerlo hay que hacer muchísimo más que desear. Hay que desarrollar las ideas sobre las estructuras y sistemas que requiere, a la gente *capaz* que coordine y se responsabilice con su implementación y desarrollar *la mentalidad y la confianza* de la gente en las nuevas ideas para que las apoye, participe en ellas como será requerido y *se sienta bien*. sintiendo que el País se encamina.

    En el sitio MHECnet.org hay sólo algunas ideas fundamentales de las que nos hacen falta, pero las que tiene, creo yo, son importantes *y útiles*. Por lo que siempre pido que ayuden a darlo a conocer a quienes no tienen Internet en Cuba (hasta es fácil bajar copia del sitio completo). Gracias.

  6. pablo dice:

    El primer paso para la cura de cualquier enfermedad o la resolución de cualquier problema es la identificación de las principales causas o en su lugar de los principales responsables……Ahí estarán las claves para poder proyectar la cura o la solución, de lo contrario siempre trabajaremos paliando las consecuencias de los problemas (o como se dice en la voz popular “tapando huecos”) y nunca se resolverá nada…….

  7. Marlene Azor dice:

    Verónica si sólo se pudiera llevar a la práctica las medidas que dices ya estaríamos dando pasos inmensos en la reconstrucción de la ética ciudadana.
    No se puede vivir en la jungla y tener comportamientos de gentleman.

  8. Pedro Campos dice:

    Todos nuestros problemas se resuelven cambiando el modelo politico economico social de corte estalinista que tenemos. ?Cómo? ?Quiénes? ?Cuándo? Creo que todo lo que provenga de propuestas pacíficas e inclusivas, puede ayudar. Igual creo que cualquier solución pasa por la democratización de la sociedad cubana, que no es solo hacer elecciones libres y democráticas, lo cual es muy importante, sino también crear un ambiente de libre intercambio de criterios, de igualdad de posibilidades y acceso parejo a posibilidades de desarrollo económico, especiicamente a la propiedad y a la apropiación de los resultados generales del trabajo. Pero nada de eso se consigue por arte de magia ni por obra de buenas intenciones de alguien. Hace falta una voluntad mayoritaria del pueblo que obligue a ese camino. A mi me parece que ncesitamos crear una especie de frante amplio democrático, donde quepamos todos los que estamos de acuerdo en lograr un arreglo pacífico, demorático, inclusivo que presione a favor de la democratización arriba planteada. Ponernos unos puntos y metas mínimas en que muchos estémos de acuerdo, todo en forma positiva y tratar de hacer crecer ese movimiento, sin sectarismos. Hay otras muchas ideas como una nueva constituyente, buscar un diálogo nacional inclusivo, etc. todas pueden caminar, pero hay que armar el motor que las impuse.

  9. tony dice:

    Veronica, todas tus ideas son buenas. Pero la solución es dual. No solamente hay que reeducar al ciudadano, sino también cambiar estructuras. Aunque parezca mentira, lo mas difícil es la reconstrucción del individuo. Personas enfermas, para sanarse, tiene primero que darse cuenta que están enfermas. Y recibir ayuda en la terapia. Los cubanos necesitamos terapia de un personal medico sano mentalmente. En días de exasperación he llegado a creer que el problema de Cuba, no es tanto político o económico, sino mas bien psiquiátrico. Lo que adverga esperanza es que veo que tanto dentro como fuera de Cuba, cada día hay mas personas descontaminadas, aunque sigue la epidemia y el contagio. Eres una mujer con mente sana. Siempre te he admirado. De la infinidad de trabajos que he tenido, una de ellos fue en un psiquiátrico. Conozco el entorno. No es nada fácil. Te felicito por tu esfuerzo en HT.

    Un cáncer que hace metástasis en todo el organismo social, es el robo. Todo el mundo roba. Desde el dirigente hasta el mas humilde. Entendemos que las personas que la están pasando canutas y no pueden llegar a fin de mes caigan en eso. Pero veo mucha gente sin necesidad de robar, que roban bajo esa justificación. El robo “justificado” a las empresas en muchos casos es como un plan de ahorro para comprar motocicletas, equipos electrónicos, ropas de marca, etc, etc y no para comer o llegar a fin de mes. . Te asombraras por lo que voy a decirte. Pero muchos recientes emigrados cubanos que me he encontrado me han dicho; “Yo en Cuba vivía bien”. Otros han salido con cuentas “de ahorro”, con varios miles de dolares y no es que hayan vendido la casa o el carro. Eran simples empleados de almacenes. Como están fuera me hablan con libertad. Robaron a diestra y siniestra “por cuenta propia” o en contubernio con sus jefes “socialistas” Es un problema cívico y moral de nivel nacional, pero también es un problema del sistema económico y sus estructuras. Hay que cambiar a toda costa y lo mas rápido posible esa situación si no queremos que el cubano como persona no se vaya “a boline”. No solos mejores salarios, sino también cambios hacia otra forma de propiedad, (privada, cooperativa, etc). No solo se resolvería el problema económico, sino también el cívico y moral. En esto ya no somos ni siquiera un país. Somos una CUEVA. Mas bien dos. La de Platon, donde nadie sabia ni donde estaban parados, y la de Alibaba y los 11 millones de ladrones.

    “No hay Democracia sin Demócratas” ( Convivencia )

    “No hay Patria sin Virtud” ( Felix Varela)

  10. Eduardo dice:

    Lo que se perdió no se recupera, algunos sectores de la sociedad podrán recuperarse, y algunos barrios mejorarán, pero la desigualdad en el reparto de riqueza cada vez será mayor y los excluídos seguiremos en el otro lado, el que tenga dinero le brindará mejor eduación a sus hijos, y hace 25 años atrás la educación era igual para casi todos.

    • jorgealejandro1 dice:

      Eduardo:

      No te quejes ¿Tú no queires socialismo? ¿Tú no apoyas a la “revolución? ¡¡¡Coge!!!

    • 100 % Gusan@ dice:

      Eduardo, yo como madre agradezco cada día de mi vida el poder haberle pagado a mi hijo una educación privada. Y yo no soy rica, simplemente tengo prioridades y la educación de mi hijo es una. No voy a Cuba cargada de pacotilla, pero la escuela no falla.

      Salí de Cuba muy bien graduada, pero no soy full bilingual, creo que nadie en Cuba lo es porque no hay educación bilingüe. Se da un turno de inglés desde la secundaria o desde quintó grado, no recuerdo bien. Esa es la educación igual para todos de hace 25 años que me cerró muchas buenas puertas.

      Pues mi hijo tiene cinco o seis materias en inglés desde kinder. Más una de Francés. Hasta el portero de la escuela les habla a los niños en inglés. Ve la televisión y oye música en inglés. Habla en inglés con unos niños vecinos que son americanos y se mudaron acá hace un par de años, ayer en el mall habló en inglés con unas gringas que venían en el elevador, en una feria de turismo se puso a hablar en francés con el director de turismo de Saint Maarten…

      Mira, cuando tenga 18 años si no le da la gana de ir a la universidad, ya tiene como defenderse aunque sea en un call center

      Ahora bien, ya se que me dirás que el que no puede tendrá que mandar a los hijos a la escuela pública gratis e igual para todos. Te diría que también lo hace el que quiere, porque yo he conocido gente que gana más que yo y tienen mejores carros y se visten con mejores ropas y mandan a los hijos a escuela pública. No obstante, la escuela pública continuamente se va mejorando porque la gente le exige ponerse al nivel de las privadas. El gobierno anterior implemento internet para todos en las escuelas, este les ha dado portátiles a los estudiantes. Ahora mismo, un candidato a presidente presento un plan de reforma educativa que incluye que todas las escuelas del país sean full bilingual.

      En estos últimos 25 años, ¿que mejoras se observan en nuestra educación igual para todos?

  11. Rafael Damil Castro dice:

    Si conocemos la definicion de Revolucion, como define a esta palabra el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, me pregunto yo si hoy, despues de 50 y tantos años de gobierno, por los mismos, de que revolucion hablamos. No se resuelve el problema cambiando el collar del perro, hay que cambiar al dueño…

  12. Javier dice:

    Les recomiendo que se lean el libro ” The tiping point”. Aquellos q piensan q Cuba no tiene remedio, creo q despues de su lectura q nada es imposible.

  13. Dario Filho dice:

    Muy de acuerdo con todas estas expectativas, y sobre el respeto a la naturaleza/medio ambiente y el cuidado de mascostas, animales y plantas yo hace mucho me preocupe. Y resulto que las leyes existen para casi todo lo que has listado alli, pero como esta es la republica de la Ciguaraya hasta que no se elimine radicalmente el MAL no creo que cambie nada.

Escriba una respuesta