Jineteras y otros oficios similares

marzo 24, 2014 | | |

Ernesto Pérez Chang

Calle Monte de La Habana.  Foto: Juan Suárez

Calle Monte de La Habana. Foto: Juan Suárez

HAVANA TIMES — Nadie las llama “jineteras”, ni siquiera “prostitutas”. Para los clientes y quienes las repudian, para todos los que sabemos de su oficio, incluso para los policías, esas mujeres desarrapadas que uno se ve en busca de clientes al borde de una autopista son simplemente “chupachupas”. Así les dicen para diferenciarlas de las jineteras que, en Cuba, para algunos son una especie superior.

Tacones, ropas ajustadas al cuerpo, prendas y perfumes de marcas o de imitación, las jineteras hallan sus clientes en los lugares frecuentados por turistas y gente con dinero. Los centros de las ciudades y las avenidas principales son sus emplazamientos preferidos.

Sus modos de vestir, el supuesto glamour de algunas, la extravagancia de la mayoría, son imitados incluso por menores de quince años para nada vinculadas al oficio. Solo son muchachas deslumbradas que imitan la apariencia de esas mujeres a las que el sexo les ha dado cierto estatus económico, muy por encima del de un médico o un ingeniero. Cuando a algunas niñas se les pregunta qué sueñan ser cuando crezcan, no es infrecuente escuchar que desearían casarse con un extranjero.

Para algunos, tal vez pensando que la calidad del cliente las define, las jineteras nada tienen que ver con las llamadas estrictamente “prostitutas”. Estas son de un rango intermedio y no visten nada bien, no tienen con qué hacerlo, y se les paga en moneda nacional y se duerme con ellas solo en cuchitriles. A veces por un poco de ron barato y una caja de cigarros “matan la jugada” con tipos que ellas saben no pueden ofrecer más.

Cuando uno viaja por la Autopista Nacional o por las Ocho Vías, sobre todo por las mañanas y las tardes, uno puede ver a las chupachupas. Cada vez son más pero nadie parece verlas, nadie habla de ellas, nadie se interesa por saber cómo viven.

Centro Habana.  Foto: Juan Suárez

Centro Habana. Foto: Juan Suárez

A ambos lados del camino, junto a los bosques de maleza, a veces solitarias, a veces en duetos como una forma de protección y complicidad, hay mujeres que todos saben diferenciar de las autoestopistas, es decir, de las otras que solo piden “botella”, como decimos en Cuba al acto de solicitar un adelanto mínimo en un tramo de vía suburbano donde escasea el transporte público.

Nadie que no busque lo que ofertan las chupachupas se detiene a recogerlas. La gente las mira y escupe. Les gritan cosas y ellas devuelven los insultos con gestos obscenos. Visten muy mal, huelen peor y sus cuerpos, ya no tan jóvenes, lucen las marcas de una vida horripilante. Dicen algunos que todas han llegado de pueblos recónditos de la zona oriental de Cuba, o que son ex presidiarias, indeseables, que viven y duermen donde pueden.

Sus clientes principales son los camioneros que llevan cargas de un extremo al otro de la isla o los obreros que pasan largas jornadas fuera de casa, en los campamentos que se alzan a los lados de la carretera.

Las chupachupas piden muy poco, a veces solo echarse en el camarote de una rastra o en las literas incómodas de un albergue apartado, compartiendo sus cuerpos magros y sucios con una decena de hombres solos a los que la falta de sexo y la impiedad les han matado los escrúpulos.

En el centro de la ciudad, las jineteras bajan y suben de los autos de alquiler. Pasean bajo la mirada de la gente que celebra sus triunfos en las vestiduras que exhiben, en los billetes con que pagan su virtud. Disfrutan de los hoteles y centros comerciales a donde pocos podemos entrar. Bañan sus cuerpos con perfumes y disimulan las marcas de los excesos de una noche con maquillaje de Maybelline o de Helena Rubinstein. Ese es el día a día de sus cuerpos en venta y suelen soñar con hacer sus vidas en Miami, París o Madrid.

Mientras tanto, en los suburbios de La Habana, las especies inferiores bajan y suben de los camiones. Caminan bajo el sol ardiente, les hacen señas desesperadas a los autos, se adentran peligrosamente en los matorrales, lavan sus cuerpos con el agua de los pomos que guardan en las mochilas.

Esa es la rutina del oficio. También los golpes, los abusos de todo tipo, el abandono sempiterno, el hambre y la sangre y el polvo mezclados sobre la piel hasta que una noche les llega la muerte en un paraje solitario. En sus vidas no hay sueños, solo una carretera que atraviesa el país, tan dolorosa como una espada, y donde a veces la suerte es alguien que se detiene.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

20 respuestas a “Jineteras y otros oficios similares”

  1. 100 % Gusan@ dice:

    Hace como quince o veinte años las “chupa chupa” eran muchachitas de secundaria uniformadas que solamente hacían sexo oral, cobraban a 5.00 la felacion y se ubicaban en parques del Vedado y Playa.

  2. EDUARDO dice:

    …yo no me atreveria a asegurar si lo que se dice en este articulo es cierto o falso…como desconozco del tema por lo menos le concedo el beneficio de la duda…pero lo que no me gusta de este estilo de “periodistas” o “cronistas de la realidad cubana” es que nos montan toda una historia sin nombres,sin entrevistas,sin fotos ni cualquier otra cosa que medianamente nos pruebe la credibilidad de su dicho…es el estilo que usa nuestra mas ilustre “periodista” …yoani sanchez tambien nos monta toda una historia y nos narra conversaciones completas que oyo casualmente en la calle o en la mesa de al lado en un restauranre de la habana…como la historia siempre es una muestra de la miseria , la truculencia y la represion en que se vive en cuba,como es el caso de este articulo,su circulo de lectores lo acepta como verdad absoluta sin ningun tipo de cuestionamiento…se que a veces es dificil conseguir un comentario,una entrevista y mucho menos una foto pero tambien es dificil aceptar el solo dicho del autor como prueba de lo que se dice…y repito,no me atrevo a dudar de la veracidad de lo que se dice en este articulo…

    • 100 % Gusan@ dice:

      Bueno Eduardo, pero ese estilo abunda muchísimo en el periodismo cubano. Lees un texto larguísimo y cuando tratas de sacar “el pollo del arroz con pollo”, nada.

    • luis dice:

      Hay algo en este articulo que huele mal; hay cierta apologia a la prostitucion que choca .En el tiempo que vivi en Cuba no vi razones serias para que alguien se prostituyera, y si se ve en que gastan el fruto de su “sacrificio”, zapatos nike, cigarro , bebidas , celulares carisimos . La prostitucion en Cuba tiene sus razones mas en la desmoralizacion que en las carencias. Algo parecido pasa con robar ; despues que roban los ves con tres articulos de primera necesidad de 18 kilates enganchados en el cuello. Falta de expresion y libertades es una cosa y el exceso de expresion corporal es otra.

      • María dice:

        Como comparto lo que dices en este artículo. Una cosa es la necesidad básica y otra el lujo. Yo también conozco Cuba y sé que para lo necesario si hay y me gustaría que los cubanos nunca perdieran sus valores ni su dignidad; las joyas, un móvil nuevo y caro, las ropas de marca no aportan nada, no son necesarios.

  3. Gabriel dice:

    El tema de la prostitución es muy triste; y mucho más cuando intervienen niñas. Pero es un tema que de tanto repetirse en HT cansa. Lo digo pensando en el nulo tratamiento del conflicto en Ucrania, un conflicto peligrosísimo que puede tener consecuencias muy graves para todo el mundo.

    • Miranda dice:

      Gabriel y tu piensas que los compañeros de HT van a escribir el desprecio que sienten de que Putin anexo Crimea a Rusia?, con lo anti-anexionistas que son, y que los ucranianos sacaron del poder a su gobernante por el flirteo que se traia con el ex de la KGB?, eso es secreto de estado y nadie puede hablar de eso. Cuba es la unica posesion del bloque sovietico que espera sumisamente como un cordero para los rusos vuelvan a ser sus dueños.

      • TenienteRey dice:

        Cierto amiga Miranda muy cierto, y ahora hay nuevo escandalo con Putín, …a ver si la censura de HT, no lo banea, aquí se lo comparto…digo, no es que me asombre, pero como son ellos “los dictadores” de machos, esto les debe haber caído , como balde agua fría, comparto la liga…
        El jinetero, de Putín, muerto, en raras circunstancias, en Zurich…”raras circunstancias”…
        http://worldnewsdailyreport.com/man-claiming-to-have-been-vladimir-putins-lover-killed-in-zurich/

        • Miranda dice:

          Naaa Rey, todos Ellos son bien machotes, pero hacen las mismas locuras por lo que para nada les erizaria un pelo, al contrario cuantos deben estar chupandose los dedos al ver la foto del Hunk!.
          Muy a lo KGB, este asesinato. Gracias por el link.

  4. WILLY dice:

    Este articulo nos cuenta parte de la ruda realidad cubana, cuenta una parte mala de la realidad como tambien hay historias muy opuestas a estas que mostraran el lado bueno que tiene la realidad cubana,por que no todo estan malo, ni tan bueno, todo depende de la optica con que se observa el asunto y el arista que se le quiera dar.
    pero de algo si estoy seguro, viví muchos años en Centro Habana, y vi cosas y oi historias que dejan este articulo como un cuento de hadas. siempre me acuerdo de algo que nombre la fauna nocturna.

  5. Miranda dice:

    EDUARDO, lo que si se puede asegurar es que todo lo que tu escribes, lo escribes por escribir, porque con la cabeza donde supuestamente esta el cerebro, no es!

    Asi es que lo que dice Perez-Chang y lo que dice Gusan@ es mentira, no?, asi es que tu desconoces de este tema Compañero, Tu ni para mentiroso sirves, te deberian quitar el trabajito, la jabita no te la mereces, tu trabajo es bien chapucero.

    • Isidro dice:

      Jaja…Miranda, te noto muy prejuiciada contra EDUARDO. Fíjate que él dijo que le concede el beneficio de la duda, no que sea falso…Estoy pensando en la posibilidad de organizar un encuentro entre ustedes dos, y yo en el medio, a ver si pueden limar un poco las diferencias. Espero que no se lancen bofetadas, porque entonces irán a parar a mi cara, que como ya has visto no es nada agraciada… jaja.

  6. celine dice:

    Parece que fallo la revolucion en ese aspeto de liberacion de las mujeres. Es como leer algo que paso hace 100 anos atras en otras partes del mundo. Mujeres sin recursos a quien se las pegan y que no tienen ni donde dormir. A encontrarse enfermas o muertas en la soledad. Qué triste eso!!! Y las jineteras de lujo cuando alcanzan casarse y vivir en el estrangero, puro sonan con Cuba.

    • EDUARDO dice:

      …”es como leer algo que paso hace 100 años atras en otras partes del mundo”…es en serio???…lees noticias de otras partes del mundo o solo lees lo que aqui se publica???….

    • 100 % Gusan@ dice:

      Celine lastimosamente en muchas partes del mundo hay formas muy dolorosas de prostitución, violencia contra la mujer, incluso esclavitud moderna.

      No obstante, igual hay que decirlo, en muchas partes del mundo se hacen programas, proyectos, políticas para sacar mujeres de esas situaciones. Y en países digamos que similares a Cuba por geopolítica siento que las mujeres están mucho más empoderadas y menos dependientes de los hombres.

      He oído hace poco de Ciudad Mujer en El Salvador. País pobrísimo y lleno de problemas pero en la búsqueda de mejorar la situación de las mujeres.

Escriba una respuesta