author photo

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.

Seguridad cubana: La mentalidad no cambia

marzo 22, 2014 | | |

Isbel Díaz Torres

Sede del Ministerio del Interior. Foto: ecured.cu

HAVANA TIMES — Ha llegado a mis oídos, a través de algunas fuentes, que un miembro de la Seguridad del Estado cubana amenazó a una funcionaria del sistema de la Cultura en la isla, para impedirle que me empleara.

Debido al mísero salario que percibo (unos 14 CUC al mes), he estado buscando opciones para acogerme al sistema de pluriempleo, de modo que además de cumplir mis funciones actuales, pueda hacer algún otro trabajo que agregue una entrada más a mi economía doméstica.

No obstante, cada vez queda más claro que la policía política cubana, aunque quiera dar la imagen que tolera a algunos activistas, aún posee poderes suficientes para modular nuestras libertades y derechos arbitrariamente.

No importa si para eso tenga que mentir y dar órdenes a un funcionario civil, no subordinado al Ministerio del Interior.

La falta de transparencia de este Ministerio militar, la discrecionalidad con que dispone de sus asalariados, el misterio detrás de los presupuestos que manejan, y las prerrogativas que le brinda el Consejo de Ministros en cada Ley que emite, contradicen totalmente el llamado de Raúl Castro a “cambiar la mentalidad”.

No es que yo me creyera tal llamado, por supuesto, pero era de esperar que ellos sí.

Por otra parte, el Artículo 2 del Anteproyecto de Código de Trabajo (ese que fue aprobado en diciembre de 2013, y que aún en marzo de 2014, nadie ha visto en su forma final), asegura que:

“Toda mujer u hombre en condiciones de trabajar, sin distinción de raza, color de la piel, sexo, religión, opinión política, origen nacional o social, y de cualquier otra lesiva a la dignidad humana, tiene derecho a obtener un empleo con el cual pueda contribuir a los fines de la sociedad y a la satisfacción de sus necesidades y las de su familia, atendiendo a las exigencias de la economía y a su elección”.

¿Pero quién dice que los asalariados del MININT se amilanan ante una Ley obrera?

Es significativa la desprotección que tenemos los trabajadores, e incluso los empleadores, cuando matrices político-ideológicas pretenden determinar el desempeño de un puesto de trabajo.

No es posible denunciar formalmente esta violación a mis derechos. No hay pruebas. Ellos saben cómo hacer las cosas para que no queden pruebas.

Pero si les soy sincero: no necesito pruebas. Esta verdad simple, cotidiana, de las carencias democráticas en Cuba, ya forma parte de la caracterización del sistema, lo reconozca o no un tribunal cubano o internacional.

Lo comparto con los lectores de Havana Times porque es mi deber ciudadano, y para que quede registro de ello.

Las víctimas del autoritarismo en Cuba, con posturas tanto de izquierda como de derecha, somos seres humanos. Eso es suficiente.

En cualquier caso, insistiré en mi búsqueda de otras fuentes de empleo (tanto estatales, como no estatales). Es mi derecho, y no renuncio a él.

No caeré en la archiconocida trampita del autoaislamiento, con que pretenden controlar a cualquier librepensador que camine por esta isla.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

24 respuestas a “Seguridad cubana: La mentalidad no cambia”

  1. luis dice:

    La tecnica es que tu recurras al delito para sobrevivir, y asi encausarte por delincuente ,o que recurras a solicitar dinero del extranjero y asi encausarte por traidor. Es curioso que si alguien se pone a exigir los derechos que ellos mismos han plasmado en leyes puede ser catalogado como opositor .

  2. Marlene Azor dice:

    Excelente análisis Isbel, por los mecanismos que describes absolutamente ilegales, y por el testimonio de la represión en el caso de tu persona.
    El papel de los órganos de la seguridad del Estado, el enorme presupuesto que consumen, y la burla a la legalidad del país debería discutirse en el ámbito público cubano. La impunidad con la que actúan estos órganos son la base del sistema represivo cubano.
    Así mismo funcionan con relación a los tribunales y el resto de las instituciones civiles. Saltándose las leyes y actuando como pandilleros. Pero si el Partido y el Estado los permiten, y además los dirigen, habla mucho del tipo de sistema que imponen expresamente al país y del cual son responsables.

  3. Jose Luis dice:

    Luis describio perfectamente el objetivo de la policia politica ,lo sufri en carne propia y no me quedo de otra que tomar un bote prestado. Mi consejo vete de alli en la primera oportunidad, te señalaron, no te dejaran en paz a no ser que te domestiques o trabajes para ellos.. Te tiene en la fase de “ablandamiento”. En cuanto a las leyes un oficial de esa institucion me dijo en una “entrevista” “la ley somos nosotros” cuando le hable sobre el articulo 53 del capitulo VI de la constitucion y mi derecho a la libertad de expresion.

    • luis dice:

      Jose Luis estuviste de acuerdo conmigo?, pues ahora tenemos que prepararnos a oir los argumentos contrarios , usando la tecnica fidelista de desviar la atencion , enfocando los problemas en otro lugar y otro tiempo , como si una cosa justifica la otra y como si los criticos del sistema fueran responsables de lo que paso o pasa en otro lugar . Ahora vas a oir en todos los lugares y tiempo en que se violaron o violan los derechos humanos ; pero yo digo , si la defenza de los derechos humanos en Cuba pasa por que una turba le de golpe a una mujer , pues entonces tienen la batalla perdida; conservaran el poder ; pero sin derecho a sentirse con derecho las personas.

  4. Paco dice:

    Lo que no acabamos de entender la totalidad de los cubanos es que en Cuba hay una dictadura. El gobierno cubano usa la ley solo como pretexto y mascara pero tanto la constitución como todo el sistema legislativo y penal, así como las organizaciones de masa no son mas que marionetas a sus servicio que controlan a su antojo. En Cuba existe una constitución y leyes solo para dar una imagen pero la verdadera constitución y la verdadera ley en Cuba desde 1959 es la voluntad de Fidel Castro y ahora de su hermano. Este sistema de dictadura disfrazada de “otra cosa” (prefiero no darle un nombre) les ha funcionado tan bien que lo han querido exportar a otros países teniendo en Venezuela sus mejores resultados. En realidad es un sistema mafioso dictatorial donde se gobierna sin ley alguna usando a las instituciones solo como paraban. Todos los poderes, incluyendo a la prensa, so secuestrados. Se apela al miedo, la coacción, la descalificación o cualquier otra via de control para someter a los pocos que se atreven a enfrentar al sistema.

    Isbel desgraciadamente no eres el unico que ha sufrido esto y de verdad te deseo lo mejor en esta lucha. Para tu favor creo que por primera vez en Cuba, quizás mas por la tecnología que por otra cosa, las cosas estan cambiando. No porque el gobierno haya hecho nada sino porque por primera vez se puede hablar en Cuba del renacimiento de una sociedad civil donde algunas personas empiezan a sensibilizarse y preocuparse de forma mas o menos organizada por los derechos civiles. Ante tantos problemas que tiene el gobierno cubano ahora mismo quizás no puedan atacarte con la fuerza que lo hacían antes. Si esto te hubiera pasado hace 15 o 20 anos quizás hoy ya estuvieras preso o acusado de cualquier cosa.

    Mis mejores deseos en tu lucha. Yo te acompaño con mi oracion y respeto desde la otra orilla.

    • Miranda dice:

      Y yo te suscribo Totalmente, Paco.

    • Completamente de acuerdo contigo tambien Paco. Es una dictadura.
      Lo otro (la constitución, etc son para propaganda de que existe un estado de ley) que no existe en realidad.
      Múltiples ejemplos de cómo ellos violan sus propias leyes y aqui Isbel nos da otro ejemplo.

      Buen articulo Isbel!

      Te castigan porque te tienen miedo. Como le tienen miedo a todo el que se les enfrenta. Sea de izquierda o de derecho o centro.
      Te castigan para que los demás tengan miedo a ser castigados. Un dia los demas perderán el miedo que tienen.
      Gracias por tu valor y por atreverte a escribir tu realidad.

  5. Pedro Campos dice:

    Así es con todo el que se exprese diferente. Me viene a la mente lo que hicieron con nuestro copanero Miguel Arencibia por esribir y difundir articulos relacionados con el Socialismo Participativo y Democrático. Lo sacaron de su trabajo, siendo incluso militante del PCC, con mas de 30 anos de experiencia en el sector. Nada nuevo bajo este cielo. Lo mismo hicieron con Jimmy. Ya mucho antes sacaron de las FAR y el MININT a todos los protestones, perestroikos, izquierdosos. Es en esencia lo mismo que hizo Stalin con la oposición de izquierda, solo que aquí no te fusilan, ni te montan un juicio amanado para echarte 20 anos de cárcel. El método es imposibilitarte trabajar decentemente para obligarte a delinquir o a irte del país.

  6. Miranda dice:

    Isbel, que te requetede claro, una vez y por todas, Que No van a Cambiar, ahí no sirve nada, y con Ellos el cambio, No es posible. Te imaginas sí haces esos cuentos en un simposio en Brasil?, vaya si eres honesto, y le dices la realidad.

  7. Eduardo dice:

    Me acuerdo de una vez hace 18 anos mi jefe , al pedir la Baja de mi trabajo me confeso que habia sido fuertemente regañado “por las instancias superiores” por haberme dado empleo, conociendo mis opiniones politicas, y que esa era la razon de que nadie me daba trabajo, a pesar de ser un professional altamente reconocido en mi campo. pero no me perdonaban el haber criticado de forma publica y notoria a Fidel Castro

  8. Isidro dice:

    Me pregunto que habrás hecho para devenir objeto de tanta atención… ;-)

  9. erasmo dice:

    Isbel, a mí me ha pasado unas cuantas veces desde que me echaron de la Universidad. Comienzo los trámites de empleo, los empleadores muy felices de que voy a cubrir la plaza que tanto necesitan etc., pero de pronto todo se cae. me ha sucedido demasiadas veces como para pensar que es una casualidad.

    La primera fue en la escuela lenin donde iba a trabajar com profesor. Ahí el empleador me lo dijo con todas las letras después de haberme hecho dar mil carreras: que con mi expediente no podía darme empleo en esa escuela. Estaban locos buscando un profesor, pero prefirieron no arriesgarse.

    Es el precio de no doblar la cerviz.

    La segunda ocasión fue en en Instituto de Farmacia. En el departamento de fisiología hacía falta un profesor con urgencia, y mi antigua profesora se alegró mucho de tenerme de candidato a la plaza, pero luego, en una entrevista más profunda con la jefa del departamento, quedó claro que no podía ser profesor allí por mi “posición política”.

  10. el_yoyo dice:

    Isbel,

    yo estoy cansado. no vale la pena. Cuba no vale la pena, ni los cubanos. Aquello no es un país y vida hay una sola

    Vete de allí, pon mar por medio. Fuera de esa isla eres libre de crear tu propia Cuba en tu cabeza, a tu antojo

  11. Isbel Díaz Torres dice:

    Gracias por los comentarios. Aun cuando está claro que en muchos casos compartimos perspectivas políticas diferentes, lo injusto, lo arbitrario, lo es para todos los bandos (reales o imaginarios).
    yoyo: yo sigo aquí, aquí está mi deber y mi lucha.
    Saludos
    Isbel

  12. esteban de cuba dice:

    Este escrito cae en lo anecdótico y subjetivo, por lo que resulta prácticamente imposible comprobar su veracidad. El mismo autor y supuesta víctima del “autoritarismo estatal” nos ofrece datos imprecisos y poco fiables:
    “Ha llegado a mis oídos, a través de algunas fuentes, que un miembro de la Seguridad del Estado cubana amenazó a una funcionaria del sistema de la Cultura en la isla, para impedirle que me empleara. “

    Y yo me pregunto:
    ¿Quiénes son esas fuentes?
    ¿Quién es y cómo se llama ese miembro de la seguridad del estado?
    ¿Quién es la funcionaria de Cultura amenazada?
    ¿El miembro de la seguridad amenazó a la funcionaria frente a terceras personas?
    ¿Por qué el miembro de seguridad del estado cometería tamaña imprudencia (amenazar en público a una funcionaria del estado)?
    Son preguntas básicas, que cualquier persona con al menos dos dedos de frente, se haría.

    Esta historia de persecución tipo policía Gestapo huele a burda justificación a la falta de interés de buscar trabajo (estatal o privado) y el mismo autor lo confiesa de manera indirecta:
    “En cualquier caso, insistiré en mi búsqueda de otras fuentes de empleo (tanto estatales, como no estatales). Es mi derecho, y no renuncio a él.”
    Y aquí viene lo más revelador:
    “No caeré en la archiconocida trampita del autoaislamiento, con que pretenden controlar a cualquier librepensador que camine por esta isla.”
    Supuestamente él no es quien se autoaísla del vínculo laboral. Es el autoritarismo estatal quien lo frena y aísla. Justificaciones burdas y carentes de pruebas concretas.

    • luis dice:

      Te doy la razon , el articulista cae en los mismos errores que los periodistas de la mesa redonda.

    • Markus Wolf dice:

      Estoy de acuerdo contigo, Esteban, en un buen número de puntos. No creo justo decir que el articulista justifica de esta forma alguna “falta de interés” real por buscar empleo – ni creo que nos incumba este detalle. Pero tus preguntas deberían ser las primeras y básicas que hagamos, apoyemos a no a Isbel en sus posturas políticas. También deberíamos cuestionar lo que para mi es lo más cuestionable del artículo, el “no necesito pruebas”…

      • El antiimperialista dice:

        En cuanto a injusticias laborales, en Cuba los trabajadores no tienen pruebas, casi todo es a voces. Tampoco tienen derecho a una copia del expediente laboral donde uno esta puesto como indeseable por razones políticas u otro índole. Le pido a Markus que nos ilumina en cómo se puede conseguir pruebas en un caso como menciona Isbel.

        • Markus Wolf dice:

          Pudiera pedirle a la funcionaria que declarara oficialmente que fue intimidada, o algún testigo de ello. Pudiera por lo menos intentar varias veces buscar empleo estatal y, al experimentar esas tres veces algo parecido, comentar sobre esa “extraña coincidencia”.

          Claro está que lo que sería una prueba “contundente” es casi imposible de conseguir, en un medio donde nadie quiere poner en riesgo su trabajo y demás.

          Para mi está muy claro, también, que lo que describe Isbel es enteramente PROBABLE.

          El punto es que no podemos decir “no necesito pruebas” si de denunciar algo se trata. Sería caer en una lógica parecida a la que criticamos. Lo que hace falta es algún tipo de esfuerzo que consiga lo más cercano a pruebas, aunque sea dificil o casi imposible. O no hacerlo, pero tampoco decir que “no hacen falta pruebas”. Pudiera decir, por ejemplo, “me gustaría tener pruebas, pero es imposible conseguirlas”…y punto…

  13. Isbel, lo que es obvio es que cualquiera que se desvíe del estrecho caminito trazado por la elite no es bien visto y no solo eso sino que es reprimido con acciones específicas que afecten su economía personal. Tenemos que encontrar formas de enfrentarnos a ese totalitarismo. Por eso es tan importante la independencia económica de los cubanos del estado. Lo mejor creo es que busques algo que hacer por tu cuenta sin depender del estado. Con independencia económica puedes ser tan libre como quieras.

  14. esteban de cuba dice:

    Supuestamente no puede encontrar trabajo en lo estatal porque la seguridad cubana se lo impide ¿Pero la seguridad cubana también le impide encontrar un trabajo particular?

    “insistiré en mi búsqueda de otras fuentes de empleo (tanto estatales, como no estatales)”

    Insista de verdad, en la búsqueda de un trabajo.

  15. Desde Suecia nuestra solidaridad con Isbel, comparto la información con todos nuestros amigos en la red a ver si aydamos a los compañeros del MNINT a cambiar de conducta frente a la ciudadanía.

  16. Isbel Díaz Torres dice:

    Markus, esteban de cuba, gracias por sus recomendaciones.
    Evidentemente debo mejorar mucho mi periodismo.
    Entonces, cómo es que dicen ustedes que debo enfrentarme a la seguridad cubana? ah… ya… recabando pruebas… uf, si lo hubiera sabido de inicio… algo tan sencillo.
    Bien, trabajaré en eso dentro de unos meses, cuando no me duela tanto esta ceja… jajaja
    Saludos desde este abril invernal ¿? habanero
    isbel

Escriba una respuesta