“La partida”, drama gay y futbolero en La Habana

marzo 19, 2014 | | |

Elena Box (dpa)

De “La partida”. Foto: burgos-dijital.blogspot.com

HAVANA TIMES – Por las noches, el fotografiado malecón de La Habana se convierte escaparate de muchachos que ofrecen su juventud a turistas ávidos de aventuras sexuales. La doble moral que rige ante estas relaciones es uno de los ejes de “La partida”, un drama gay dirigido por el español Antonio Hens que el viernes aterriza en los cines españoles.

Reinier (Reinier Díaz) y Yosvani (Milton García) son dos adolescentes que malviven buscándose la vida en las calles de la capital cubana y dedican el tiempo restante a su pasión: el fútbol.

Reinier está casado y tiene un bebé, pero incluso su suegra (Mirtha Ibarra) le incita a prostituirse con extranjeros para traer dinero a casa, mientras Yosvani depende del techo que le ofrece el padre de su novia.

Aunque, hacia afuera, ambos exploten su virilidad, por dentro empieza a latir una tensión que les lleva a descubrir nuevos caminos. Pero en ese viaje iniciático por los derroteros de la identidad sexual tendrán que hacer frente a una realidad hostil en la que todo tiene un precio.

“Conozco Cuba por motivos familiares, y enseguida me intrigaron personajes como los de Reinier y Yosvani, chicos que tratan de buscar un punto de partida dentro de la compleja sociedad cubana”, declaró Hens (Córdoba, 1969), que dirige y produce su segundo largometraje tras “Clandestinos”.

Sin embargo, lejos de condenar esa realidad, la mirada extranjera de Hens retrata el mundo de estos muchachos sin juzgarlo, como una suerte de espejo. “La película no tiene ningún propósito antropológico”, explicó hoy Lens durante la presentación a los medios en Madrid. “Lo que nos interesaba era mostrar la fragilidad de estos adolescentes en un mundo tan duro, entre tanta corrupción moral.”

No obstante, esa doble moral o el sentido utilitarista de las relaciones con las personas no son un tema exclusivamente cubano. “Aquí no estamos a salvo de ninguna de las cosas que se plantean en la película”, dijo el actor español Toni Cantó, que en su primera película desde que es diputado por UPyD encarna a un atractivo turista en busca de sexo homosexual.

Cantó (“Todo sobre mi madre”) aprovechó para subrayar que, aunque en Madrid quizá no haya escollos para que cada cual manifieste su orientación sexual, no ocurre lo mismo en otras zonas de España.

“Hay que huir de la prepotencia occidental de pensar que ese problema está solucionado”, dijo recordando su “estupefacción” al ver las pasadas manifestaciones en Francia contra el matrimonio gay.

Según Cantó, hay sectores en los que revelar la orientación sexual aún “tiene un coste”, como el fútbol. “Y es evidente que hay futbolistas gays, aunque sólo sea por probabilidad”. Además, también lanzó un dardo contra la doble moral en España al hablar de sus escenas desnudo: “Soy consciente de que vivo en un país donde la gente se lleva antes las manos a la cabeza por ver el culo a un diputado que por pillarle robando un millón de euros”.

“La partida” cuenta también con otros dos secundarios de renombre, como los cubanos Luis Alberto García (“7 días en La Habana”) y Mirtha Ibarra (“Guantanamera”), que recordó como 20 años después de “Fresa y Chocolate” “aún hay rezagos de machismo” en Cuba. “Creo que la situación ha cambiado mucho, pero todavía hay personas que tienen esos conflictos.” Tras su estreno en España, la película llegará a los cines cubanos en julio.

TRAILER

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a ““La partida”, drama gay y futbolero en La Habana”

  1. Miranda dice:

    Por favor a mi tu me perdonas, pero el hecho de que este tal Hens, diga que “La película no tiene ningún propósito antropológico”, No quiere decir que sea verdad, y que deba presentarse como tal.

    Se entiende que Hans no quiera levantarle ronchas al regimen de la Habana y por tal de seguir filmando se aproveche de las inverosimilidades en las que vive el cubano y las presente en España como cualquier otra fragilidad de adolescentes en un mundo tan duro y con tanta corrupción moral.

    Mi opinion es que este director le podra dar la presentacion que el quiera alla en España, todo el mundo sabe que por mucha corrupcion moral que haya en el mundo, Esto que El presenta, Si es exclusivo del tipo de situacion degradante en la que este sistema ha puesto a muchos “cubanos de ahora”. Que una suegra le incite al marido de su hija a que se prostituya con los extranjeros, Eso, Si, hay que condenarlo porque esa realidad No es la realidad del resto del mundo. Las suegras les dicen a los yernos que se vayan a dar pico y pala.

    Tampoco creo que esta historia tenga que ver con la verdadera homosexualidad, ni tampo con los derechos inalineables que deban tener los gays, y los casos de hombres casados con una mujer y con hijos, que despues han descubierto que en realidad su preferencia sexual sea otra, no es nada nuevo, ni tampoco tiene que ver con ninguna corrupcion moral, estos casos han transcurrido en su mayoria civilizadamente.

  2. kroketon dice:

    El filme deberia llamarse “La Partida………de maricones” jeje

    • Cuando la vea emitiré mi juicio sobre el tema, no he visto la película, pero leí parte del guión y de antemano digo –partida de- …. ¿Y Qué?

    • Isbel Díaz Torres dice:

      Tampoco he visto el filme.
      kroketon, tu comentario debería ser baneado por agresivo, falta de respeto, y sobre todas las cosas, por no aportar absolutamente nada al debate sobre el artículo propuesto.
      pero bueno, también comprendo que es bueno que se vea que aún persiste la homofobia en este mundo nuestro. será ese tu aporte?

Escriba una respuesta