author photo

Yenisel Rodriguez Perez: Viví en Cuba hasta el 30 de Marzo del 2013. En la actualidad resido en la ciudad de Miami junto a mi padre. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

La impunidad de los medios de información en Cuba

febrero 24, 2014 | | |

Yenisel Rodríguez Pérez

HAVANA TIMES — En un país donde los noticieros televisivos prestan poco espacio a la auténtica opinión pública y descartan por completo el discurso de la oposición política, es de esperar que la noticia se diseñe con radical unilateralidad, y sin dar cuenta de su coherencia y consecuencia.

Esto hace que las artimañas noticiosas del gobierno cubano, a raíz de algún cambio de política, impliquen una mínima factura periodística.

Una de las causas de este fenómeno es el monopolio que ejerce el Estado sobre la televisión cubana. De este modo los periodistas oficialistas responden a poca o ninguna exigencia ética.

Hace algún tiempo, solo por citar un ejemplo, se desató en las emisiones estelares del Noticiero Nacional de Televisión, una exhaustiva campaña contra la producción de alimentos transgénicos a nivel global. Eran años en los que Fidel Castro hacia mayor presencia en el panorama político nacional, lo cual le impregnó a la campaña ese plus efectista y catastrofista que aquél siempre dio a su militancia ecológica.

El diagnóstico fue contundente: la producción, la comercialización y la legalidad de los alimentos transgénicos formaban parte del imperialismo económico de las trasnacionales agroindustriales para apropiarse del patrimonio agrícola del tercer mundo.

Durante varias emisiones el NTV mostró a la audiencia estadísticas sobre los daños causados en la salud, la economía doméstica y las producciones locales por esta tecnología. En esas mismas emisiones se anunciaron proyecciones de documentales que trataban el tema con profundidad para demostrar la insostenibilidad económica, política y ética de la producción de alimentos transgénicos.

Hace unas semanas, para sorpresa de muchos, en este mismo espacio noticioso se informó sobre la posible introducción de cultivos transgénicos en el país. Un giro de 180 grados que no hace ninguna referencia a la campaña en la que ellos mismo aclararon las consecuencias desastrosas de una decisión de ese tipo para la soberanía alimentaria y la salud de los consumidores.

La impunidad al mentir se hace mayor cuando de antemano se conoce que los “estudios previos” de los que se habla, se vienen realizando hace mucho, y que hasta han sido denunciados por militantes ecologistas que perdieron su trabajo por revelar este secreto de Estado.

En todas partes los medios de comunicación responden a los intereses de sus propietarios: Estado, Mercado, organismos internacionales, movimientos populares, etc.; y muchas veces, digamos que casi siempre, estos interés definen cómo se hace la noticia.

Solo que en esta isla los medios de información estatales van más allá de toda medida a la hora de responder a quienes les pagan, solo superado por el totalitarismo norcoreano, por arriesgar una comparación.

Cuba vive asfixiada por un discurso oficial que hace cuanto se le antoja ante la mirada estupefacta del pueblo. Así degradan hasta límites inimaginables, el debate público nacional.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

9 respuestas a “La impunidad de los medios de información en Cuba”

  1. tony dice:

    Yenisel. la solución al problema de la TV esta en una palabra; COMPETENCIA. Aun siendo la TV del estado o hasta de un partido, si hay otros que proponen otra visión; LA COSA CAMBIA. Esto lo comprobé en Berlin durante la Guerra Fría. En todo Berlin, tanto los canales del Berlin Este como del Oeste se veían en cualquier lado de la ciudad perfectamente. Era cuestión de simplemente cambiar el canal del televisor. Ambas televisiones eran muy profesionales y seria. Se daban las mismas noticias en ambos lados. Lo único que cambiaba era el “enfoque” de la noticia y que la TV del Este daba mas noticia sobre los trabajadores y cosas así y en la del Oeste mas anuncios comerciales. Contrario a lo que puedas creer, en ninguno de los dos lados habían ni “teques” ni “propaganda” , ni nadie metía “paquetes” ni “globos inflados” como puede suceder en la TV de Miami y la Habana.

    En mas, ambas televisiones hacían mesas redondas donde se invitaban a veces periodistas del “otro lado” a tratar temas de actualidad. Eran mesas redondas que tenían mucha audiencia. Probablemente eran “moderados” de ambos lados, pero se presentaban puntos de vistas diferentes, habían negaciones, sonrisas y miradas irónicas al punto de vista contrario y cosas así, pero tanto en el Berlin Oeste como en el Este eran muy civilizadas. Ningún Berlines tenia problemas en ver una u otra televisión. En mas en los días en que Berlin del este ponía Teatro, se robaban la audiencia de todo Berlin. A los Alemanes les gusta mucho el teatro y Berlin del este tenia muy buen teatro.

    Te estoy hablando, no del Berlin de 1989, sino del Berlin de 1969, en plena Guerra Fria y a solo un año de la invasión Sovietica de Checoslovaquia. Esto te da una idea de DONDE ESTAMOS los cubanos en esta cuestión.

  2. Alfonso Núñez dice:

    Como bien dice la frase final del artículo: “Así degradan hasta límites inimaginables, el debate público nacional”. Pero aquí cabe añadir que también degradan, como ya lo han hecho, a la propia población, que ha sido reducida a unos cuantos fanáticos que se niegan a reconocer la realidad, y un resto mayoritario de cínicos simuladores que actúan por oportunismo o por temor inducido, plegados todos al poder omnímodo que los oprime. No hay solución para ese país mientras no se eliminen esas lacras sociales de sus ciudadanos, lo cual consumirá la vida de varias generaciones más, si es que esto pudiera lograrse.

  3. Marlene Azor Hernández dice:

    Así mismo es Yenisel. Si tomas cualquier asunto se repite el mismo esquema. Por eso no tienen ninguna credibilidad.

  4. Pedro Campos dice:

    Muy buen artículo, comparto su análisis. Tambin debemos empezar a buscar y proponer soluciones, hay que ir pesando en la democratización de esos medios y cómo lograrlo. La lucha de los que queremos cambios en Cuba en dirección a la democratización de la sociedad y la socialización de la economía debe poner en primer plano la democratización del país. Si la sociedad no se democratiza, si no se permite la libertad de expresión y asociación, sin prejucios politicos e ideológicos, si no hay libertad de eleccion y poder popular real en las bases, seguiremos con las mismas. Criticar sí, muy bien pero hablemos tambien de soluciones. Gracias amigo por tu escrito.

  5. Gabriel dice:

    Yenisel,

    Tengo que decir a favor de los periodistas de los medios oficiales cubanos que más de uno está harto de tener que dar una información tan sectaria. Conviene recordar que unos cuantos disidentes cubanos fueron en su origen periodistas oficialistas. Por ejemplo, Reinaldo Escobar, esposo de Yoani Sánchez, fue periodista de Juventud Rebelde hasta que le echaron porque no les gustó un artículo que escribió. El caso de Reinaldo no es ni mucho menos aislado. Tanto en Juventud Rebelde como en Granma recuerdan a muchos periodistas que han desertado.

    Un caso reciente es el de Aida Calviac Mora, ex jefa de la sección internacional de Granma, que hace poco huyó a Miami para comenzar una nueva vida:

    http://cafefuerte.com/miami/10857-se-refugia-en-miami-ex-jefa-de-seccion-internacional-del-diario-granma/

    Según declaraciones suyas:

    “Uno viene con ideas de abordar temas diferentes y críticos, pero los directores de los medios te dicen que no es conveniente, porque el enemigo puede usarlos en tu contra”

    “Los periodistas hemos tenido que convertir las redes sociales [Facebook y Twitter] y los blogs personales en espacios de catarsis para tratar de decir lo que los medios oficiales donde trabajan no se lo permiten”

    En el siguiente enlace se puede ver un video donde Aida explica sus motivos:

    http://www.youtube.com/watch?v=pc5W6loDGi0

  6. luis dice:

    yenisel , esperar por los medios oficiales es por gusto , ahora bien , este trabajo que ustedes hacen atravez de periodicos electronicos como este , es una buena contrapartida ; ademas de que incrementa la pluralidad. Solo falta que la poblacion tenga acceso a la internet y quizas los medios oficiales pierdan su poder de influencia y periodicos como este alcancen notoriedad. Vamos a ver que pasara. Suerte.

  7. 100 % Gusan@ dice:

    Yenisel, tampoco te había gustado la televisión de los USA, entonces chico, tú lo que necesitas es Netflix.

  8. tony dice:

    ” debemos empezar a buscar y proponer soluciones” ( Pedro Campo )
    ” De la queja a la propuesta” ( Revista Convivencia )

    No puedo estar mas de acuerdo. Con la critica solamente no vamos a ninguna parte.

Escriba una respuesta