author photo

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

El estorbo del conocimiento

febrero 10, 2014 | | |

Alfredo Fernández

Book burningHAVANA TIMES — Desde un tiempo a esta parte añoro a los inquisidores de libros. Si, créamelo, me he sorprendido recordando a aquellos que durante el medioevo, y comienzo de la modernidad, hacían enormes piras con “peligrosos” textos de papel.

Quienes ordenaban semejante labor, creían que libraban a la humanidad del “estorbo del conocimiento”, con esto, sumergían a casi toda la Europa renacentista en una predecible e ingenua fe, que, entre más ignorante hacía al feligrés, también lo volvía más sumiso  ante la iglesia.

Para leer a Locke en España, por ejemplo,  había que tener un permiso papal. Los curas, quienes habían llevado la cultura en brazos durante siglos –y también a puntapiés- , se adueñaron del acceso al conocimiento, esa valiosa joya que solo puede ser de uso público y nunca monopolio de unos pocos.

Llegó la modernidad y el clero, con menos poder que en el medioevo, trató, infructuosamente, de administrar su uso a conveniencia. Algo semejante a lo que el gobierno cubano hace hoy para impedir libre acceso del pueblo a internet.

En apenas tres siglos el libro hizo avanzar el conocimiento varias veces más que todas sus formas precedentes de almacenamiento. Al final, el libro se impuso a la iglesia, y no fue hasta la llegada del fascismo a Europa, en los años treinta del pasado siglo, que regresaron las piras de libros. Solo a una ideología tan obtusa como esa podía molestarle el conocimiento.

No soy católico ni fascista ni admiro al régimen de La Habana, pero extraño a los inquisidores de libros. Si hubo quemas de libros, a comienzos de la modernidad, era porque también habían lectores. Ahora no hay inquisidores, pero tampoco  lectores. Les echo de menos a los lectores.

¿El desarrollo tecnológico nos ha privado del saber que se refugia en los libros? Hablo de “saber”, no de conocer, que no significan lo mismo. Lo que me resulta indigno es que ya no hagan falta semejantes instituciones inquisidoras para que las personas no lean.

Con la sorna del que sabe la respuesta, pregunté a mis alumnos “cuáles libros leen en éste momento”.  De casi ochenta sólo uno me respondió que “había comprado una novela con la intención de leerla”, el resto no estaba leyendo nada. Más aún, no habían leído una novela, ensayo, o libro de poesía últimamente. Las  justificaciones fueron muchas: “no tengo tiempo”, “los libros son muy caros” o “no tengo el hábito”.

Hoy los lectores somos una rara avis, casi siempre tildados de tipos raros y hasta desajustados sociales.

Nunca antes la humanidad había contado con tan pocos lectores como ahora. La  iglesia, los fascistas y hasta cuanto ponedor de cortapisas al conocimiento haya existido, jamás se hubiera imaginado semejante época, en dónde los reality shows, las telenovelas, el peor cine de Hollywood, los videos juegos y sobre todo la mala televisión, sustituyen a la iglesia y al fascismo, adueñándose por completo del entretenimiento humano.

Imposible divertirse conociendo las excentricidades de los Buendía,  o sorprenderse con ese increíble pueblo mexicano  de Cómala, donde todos están muertos,  y ni hablar de cambiar nuestra visión de la represión y el poder leyendo el genial ensayo de Michel Foucault,  “Vigilar y Castigar”.

Ojala y el regusto por la tecnología que hoy padece la humanidad, se revierta en una toma de conciencia por la lectura, acaso la única manera de acceder a un pensamiento propio, lo único que nos librará de la esclavitud de la opinión del poder a la que estamos sometidos en este mundo.

Disculpen esta confesión: si regresaran los quemadores de libros, casi sería feliz. Ese retorno significaría que se lee, que se conoce, que se puede acceder a nuevas formas de conocimientos. Ellos, los quemadores, no importarían tanto, pues al fin y al cabo, la gente siempre encuentra el libro que busca, si no, pregúntenle a los lectores cubanos.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

20 respuestas a “El estorbo del conocimiento”

  1. el_yoyo dice:

    Hace días el artículo aquel que negaba los automóviles, hoy alguien reclama la falta de los inquisidores echándole la culpa a la tecnología.

    Y me pregunto ¿a dónde va Cuba con esos truenos? A veces me gustaría ofrecer mis artículos a Havanatimes solo para equilibrar la balanza

    Alfredo, “la humanidad” es mucho más que los alumnos que te han tocado o la isla donde vives. Me atrevo a decir que hoy la humanidad lee 100 veces más que hace 50 años. El hecho que las librerías en Cuba estén vacías (de libros y lectores) no significa que no se escriban, se editen y se compren libros en este mundo.

    Al contrario de lo que piensas, la tecnología ha ayudado a popularizar la lectura mucho más allá de lo que hubiesen imaginado mis padres. Cada mañana, cuando tomo el tren para el trabajo, podrí oir las moscas si las hubiera, porque casi cada viajero lee un libro en un móvil, una laptop, un kindel o un tablet. Los hay que prefieren “el libro de toda la vida, el de papel” y van con su libro a cuestas o al menos con un periódico. Pero puedo afirmar que al menos 8 de cada 10 personas van leyendo.

    Ni siquiera puede decirse que la gente no lee porque los libros son caros. Amazon pone a disposición de los lectores millones de libros GRATIS y en más de 20 idiomas. Cada librería tiene su propio catálogo de libros electrónicos dentro de los que hay un buen número gratis. En Internet hay disímiles Websites que ofrecen libros gratis en formato PDF.

    Hace 40 años, yo visitaba la biblioteca de 100 y 51 en Marianao y estaba VACÍA. Cuba nunca ha sido un “pueblo lector”. En Cuba es “un buen negocio” las descargas de programas basura que se venden como pan caliente (Caso cerrado, La noche se mueve, Esta noche Tonight, telenovelas…) Todavía no he conocido a nadie que descargue libros en PDF, que además serían más rápido de descargar que un video y además es gratis su distribución para venderlos en Cuba.

    En Cuba hay ya miles de smartphones y tablets ¿Crees tú que si yo descargara libros en PDF, alguien me los comparía en Cuba?

    • Alfredo Fernández dice:

      Estimado el_yoyo:
      Primero debo de aclararle que siempre he reconocido al 100% las bondades de la tecnología, ella nos presenta, como nunca antes, volúmenes de conocimiento al cual no nos va alcanzar la vida para acceder a ellos, pero su paradoja es que la gente la utiliza más para buscar noticias amarillas, el peor arte (los peores cantantes, las peores telenovelas, la peor literatura, el peor cine y pornografía) que para glorificar el pensamiento.
      Yo no vivo en Cuba en estos momentos, vivo en Ecuador donde hay un libre acceso a internet y le hablo desde esta realidad y si puede mire que lee la gente cuando usted va en el metro, verá que los libros de auto ayuda y los bestseller sustituyeron a las grandes novelas, libros que no hacen culto a nadie, ah, y ni hablar de los grandes ensayos ya que nunca han tenido un gran publico.
      Sostengo a viva voz que estamos en una etapa de crisis en cuanto a la lectura, los jóvenes lo leen, lo compruebo a diario, son analfabetos funcionales, es cierto que hay métodos más baratos de acceder a libros, yo también tengo Kindle, pero ellos no los compran puesto que no les interesa.
      Saludos

      • jorgealejandro1 dice:

        Eso pasa en Cuba hace mucho rato ya, y antes de que apareciaran los libros electrónicos. Según estadísticas, en los países nordicos, por ejemplo, hasta un 80% de las familias lleva sus hijos los fines de semana a las bibliotecas.

      • el_yoyo dice:

        Alfredo,
        A riesgo de parecer pedante, debo aclarar que en buena parte del norte europeo los bestsellers, las telenovelas, las “autoayudas” no tienen mucha aceptación. He visto en el metro de todo. No sólo en alemán sino también en otros idiomas. Lo mismo filosofía griega, que literatura rusa o Historia de Asia en idioma hindi. Es otra cultura, que ha apostado más al trabajo constante y la superación que a los milagros o a los príncipes de las telenovelas.
        Volviendo a Cuba, no es la tecnología, es la gente la que no lee y nunca ha estado interesada en leer. Ni hoy ni hace 40 años. Somos una cultura de regggaeton y bulla y no damos pa’ más.

        • EDUARDO dice:

          …tiene mucha razon alfredo….con todas las facilidades que hay actualmente para facilitar el habito de la lectura cada vez son menos los jovenes que leen…el internet con las nuevas tabletas,los telefonos moviles,las redes sociales y todas esas modernidades son usados por la mayoria,por suerte no es general,de los jovenes para jugar,buscar musica de moda,chismes de artistas y como dice alfredo lo peor de lo que se puede encontrar en internet….ha visto usted la cantidad monumental de faltas de ortografia que se ven en los mensajes de texto que se publican en los cintillos de algunos programas de television y que son mandados por jovenes principalmente???…yo no se en que parte de cuba vivia el yoyo o si alguna vez leyo algo o si alguna vez tuvo cerebro…una de las cosas que nadie,a no ser que sea un descerebrado,puede negar es que despues del 59 el habito de lectura en cuba debe haber aumentado un mil%…se creo el instituto cubano del libro y se publicaron miles y miles de libros…que por asuntos politicos se hayan eliminado algunos titulos y autores no demerita el enorme trabajo que a favor de la lectura se hizo…recuerdo el orgullo que tenia por mi biblioteca personal HACE 40 AÑOS toda con libros publicados y editados en cuba …lo mejor de la literatura infantil y juvenil que publicaba la editorial gente nueva…verne,salgari,jack london,dumas…lo mejor de la literatura clasica mundial que se publicaba en la coleccion huracan…victor hugo,balzac,shakespeare,los clasicos de la literatura en español…lo mejor de la literatura policiaca que publicaba la coleccion dragon …buenisima literatura rusa y sovietica y de otros muchos paises en ediciones extranjeras….el periodo especial y la crisis economica acabaron con todo esto y por mucho que se trate de hacer nunca se podra llegar a los niveles que habia HACE 40 AÑOS…de todos estos 55 años hay mucho que criticar pero atreverse a decir que el pueblo cubano no es un pueblo lector , que las bibliotecas estaban vacias y cosas parecidas no es mas que una demostracion de hasta donde puede llegar el cretinismo por ignorancia o ganas de confundir y esconder las verdades….ya se que foros como este deben ser para discusiones y confrontar ideas de forma sana y respetuosa pero a veces es dificil cuando se leen algunas barbaridades….

          • el_yoyo dice:

            señor Eduardo,

            Si se leía más o menos que antes del 59 no puedo yo decirlo, n soy tan viejo. Esa comparación se la sacó usted de la manga.

            Tampoco niego que en Cuba en los años 70 y 80 se editaran muchísimos textos y buenos textos. Pero de ahí a decir que las bibliotecas llenas va un trecho gigantesco. Cuba no es un pueblo lector, le duela a quien le duela.

      • Miranda dice:

        Alfredo, depende los trenes que a cada cual nos toque coger, cada tren llava diferente tipo de personas.

  2. Gabriel dice:

    Interesante reflexión. Pero la encuentro demasiado pesimista. No creo que cada vez se lea menos. En muchos países los jóvenes se pasan más tiempo en Internet que delante de la televisión. Y en Internet fundamentalmente se lee. Además cada vez se usa más el correo electrónico, con lo que se recupera la habilidad de redactar bien.

  3. jorgealejandro1 dice:

    “Nunca antes la humanidad había contado con tan pocos lectores como ahora.”

    Para decir eso hay que tener en la mano estadísticas que dudo que el autor del post maneje. Por lo demás, estoy de acuerdo con el yoyo: Mi biblioteca digital tiene ya entre 15000 y 20000 libros. Mi hijo de 14 años, tiene ahora mismo 97 novelas en su E- Reader, la mayoría de ellas, ya leídas. En internet hay ya la suficiente literatura que no te vas a poder leer ni en tres vidas. Páginas web hay ern que hay más de sesenta mil libros para descargar gratis en formato PD,F EPUB, MOBI, KINDLE, etc; y hay de todo, como debe ser, desde Tolstoi, Shakespeare o Borges y Milán Kundera, pasando por Tom Clancy, Robert Ludlum, Wibur Smith y Ken Follet, hasta Tolkien, Umberto Eco, Robert Graves y Arturo Pérez Reverte.

    Aqui hablamos la mayoría de las veces de tv celulares y reproductores multimedia, pero la desactualización bibliográfica en las librerías cubanas es de más de medio siglo, cuando menos.

    • Alfredo Fernández dice:

      Señor jorgealejandro1 que haya tantos libros no quiere decir que se lea, le repito lo que le dije a El_yoyo. Puede que usted eduque a su hijo en clima de gusto por el conocimiento, lo felicito, pero eso no es lo que sucede en la mayoría de lo hogares, lo veo ahora en mis alumnos de Ecuador, antes los veía en Cuba, no se lee, debemos aceptarlo.

  4. jorgealejandro1 dice:

    Alfredo:

    Ecuador puede que no sea el país en que más se lee, pero no por eso se pede absolutizar. Que parte de la juventud no lee, es absolutamente cierto, pero eso no quiere decir que la mayoría no lee. Es cierto que el audiovisual ha erosionado no poco la lectura, a tal efecto recomiendo leer un libro titulado “Homo Videns”, de Giovanni Sartori; y también que la internet ha tenido un efecto negativo, por una parte, en el hábito de lectura. recomiendo también el interesantísimo y polémico “Superficiales. Qué esta haciendo internet con nuestras mentes”, de Nicholas Carr, así como en interesante artículo que sobre este libro escribió Vargas Llosa titulado “Más información, menos conocimiento”

    Pero, si es verdad que las ventas de libros de papel han disminuido, también es cierto qque las ventas de libros electrónicos van ganando terreno. Pienso que será cuestión de tiempo que la gente, al menos la mayoría de los lectores, se acostumbre al cambio de formato, y que también eso depende de las condiciones específicas de cada país. Las bibliotecaas, al menos aquí en EEUu, siguen siendo muy visitadas al igual que las librerías, algunas de las cuales tienen ya su propio lector electrónico, como es el caso del “Nook”, de “Barnes and Noble”.

    Por cierto, en la ” Apple Store” hay una bellísima edición electrónica de la novela de Leonardo Padura sobre la figura del mítico Chano Pozo, con música incluida y espectaculares ilustraciones.

  5. Isidro dice:

    En los años 60-70-80 hubo oportunidades mil para leer de lo mejorcito de la literatura mundial, y de hecho siempre estuve rodeado de gente que a menudo se solazaba con buenos títulos. En aquellos años nos burlábamos de la Colección Huracán, por la mala calidad del papel y de la encuadernación, rebautizándola “colección Servilleta” , pero es justo reconocerle que publicó los grandes clásicos y a precios más que irrisorios. Esfuerzo similar acometieron Pueblo y Educación, Colección Dragón, Saeta, Arte y Literatura y muchas más. Es cierto asimismo que siempre hubo títulos prohibidos, pero que resultaba muy fácil hacerse de una buena bibioteca, eso es innegable. El que no leyó en aquel entonces, no lo hará nunca ni aunque le paguen para hacerlo…

  6. EDUARDO dice:

    …a las bibliotecas va la gente en busca de libros especializados en diferentes materias que son muy caros,muy exclusivos o muy dificiles de conseguir..van principalmente estudiantes y academicos que necesitan bibliografia especializada para sus estudios y trabajos…si te gusta leer y es facil y barato conseguir los libros ,como sucedia antes en cuba,no vas a una biblioteca…compras el libro que te interesa y lo lees cuando quieras y sin presiones de tiempo….

  7. jorgealejandro1 dice:

    eduardo:

    De nuevo errado, y por desactualización: En las bibliotecas del siglo XXI va la gente a buscar libros especializados, pero, además de eso, van a buscar y consultat casi todo tipo de materiales audiovisuales. Súmale a eso que, como ofertan servicio gratis de Internet (De la de verdad), pues no s raro que la gente trabaje allí mismo con la bibliografía que consulta. Súmale a eso que las actividades para niños y jóvenes son variadísimas; a eso agrega actividades académicas o pedagógicas con escritores , artistas, miembros del gobierno o de la comunidad, eventos científicos, actividades artísticas. El nuevo libro electrónico ha irrumpido con fuerza y también se oferta. Súmale los servicios de la hemeroteca, con equipos de primera categoría. Añade el preástamo de audiolibros. como ves, el concepto de una biblioteca moderna es quizás muy distinto al que quizás tengas tú, si te guías por las bibliotecas cubanas que, salvo quizás la Bibliotevca Nacional, están bastante lejos de los standares actuales.

    Aquí te dejo a ti y a loos demás lectores unos links interesantes.

    http://www.ub.edu/blokdebid/es/content/bibliotecas-p%C3%BAblicas-de-eeuu-nueve-indicadores-para-medir-su-desempe%C3%B1o

    http://www.abc.es/20110628/tecnologia/abci-ebook-biblioteca-201106281601.html

    http://www.clasesdeperiodismo.com/2013/01/14/una-biblioteca-publica-sin-libros-se-alista-en-ee-uu/

  8. luis dice:

    La pregunta que se impone ahora es , si los jovenes de ahora entran en internet para leer Crimen y castigo de dortoyeski o el ” doctor Fausto ” de tomas mann . Lo dudo. Como dudo tambien que entren en internet para oir El Requiem de Mozart o Asi hablo Zaratustra de richard strauss. Si quieren saber de napoleon , lo mas probable es que lean nada mas el parrafito de la wikipedia , donde todos los articulos son simples y basicos. Lo otro es que , no hay que desacreditar todo lo de Cuba, sencillamente porque hay una dictadura. Alli ; tambien hay personas que hacen arte , musica , literatura , cine , obras de ingieneria . Que el sistema politico sea un desastre y el economico tambien , no tenemos que demeritar todo lo que hacen los individuos en los demas ambitos de la vida. Ejemplo de ello , es que, mucha qente aqui en el exilio , aprendio lo que sabe en Cuba .

  9. Marlene Azor Hernández dice:

    Yo entendí desde el inicio lo de los inquisidores de libros como una coña, por supuesto. Como conozco además los artículos de Alfredo, sé que está en Ecuador y que además le dio mucha alegría su trabajo de profesor. La tendencia que señala es cierta, la disminución del interés en la literatura, la historia y las humanidades en general es notorio como tendencia según los especialistas en comunicación. Yo soy de una generación que en Cuba se leyó la Montaña Mágica a los 13 y Crimen y castigo a los 14. Creo que también tuve suerte por estar estimulada por los que me rodeaban a disfrutar del arte en general como una puerta infinita hacia el crecimiento humano. Pero también vi el deterioro del sistema educativo y fuera de Cuba, la tendencia a utilizar juegos de nintendo hasta los 30 años, en jóvenes que no se habían leído ni una novela en su vida. De todo hay. Si los sistemas educativos no estimulan el disfrute de la literatura y el arte desde los primeros años algunos países latinoamericanos, incluyendo Cuba seguirán produciendo analfabetos funcionales. Lo he encontrado en adultos y jóvenes en Cuba y fuera de ella, un lenguaje reducidísimo para poder expresarse y una capacidad nula para escribir un párrafo con sentido.

    • luis dice:

      Marlene , la tecnologia es un arma de doble filo, por ejemplo , cualquiera que a leido el crimen y castigo sabe que es imposible llevarla al cine; pero cualquier persona que la vea en la pantalla primero , no querra leer el libro despues, puesto que la obra visualmente no es gran cosa, no refleja todo el mundo interior del personaje ; ademas de que hay miles de films donde suceden cientos de asesinatos y en el libro uno solo. Te cuento mas , este mundo de hoy es tan audiovisual , que yo he visto en revistas especializadas darle 2 o 3 estrellas a peliculas de Stanley Kubrick y darle 5 estrellas a las de Jacky Chan , solo por que contiene mas accion fisica. Otro ejemplo son los doblajes de las peliculas . La gente prefiere no leer y perderse todo el lengueje emocional . En la mayoria de los doblajes se pierden los sarcasmos , las ironias y cuanto contenido emocional tenga el discurso del personaje . En la musica , con la aparicion de los instrumentos electricos y los amplificadores , 4 tipos pueden equipararse a una orquesta sinfonica; pero cuando los oyes a los dos en vivo , la diferencia es por mucho a favor de la orquesta. Incluso sucede que hay personas que han oido versiones pop de la novena de beethoven y nunca han oido la original , eso es como ver una caricatura de la mona lisa sin nunca haber visto la obra original. Si seguimos midiendo la riqueza personal en dinero , siempre vamos a ser pobres. Hoy en dia tenemos la posibilidad por un precio modico , tener acceso a las grandes obras literarias, musicales , a las grandes teorias cientificas , a conocer la historia , las religiones y filosofias y de muchisimas cosas que todos los hombres del pasado incluyendo reyes , no pudieron acceder ; pero si no recibimos una educacion incresendo cualitativamente , nos perdemos toda esa riqueza a nuestro alcance

  10. Irina Pino dice:

    Alfred, veo como siempre que no has perdido tu “toque”, sigues escribiendo artículos inteligentes y reflexivos. Es cierto que la gente no lee, ha sustituido el conocimiento por el entretenimiento-consumo-insustancial, es terrible ver como la gente pierde la sensibilidad y se vuelve como los animales, no, perdón, los animales por lo menos actúan instintivamente. Las personas prefieren comprarse una cerveza a comprar un libro. Estamos yendo hacia una deshumanización del individuo, los valores espirituales van en detrimento cada vez más.

Escriba una respuesta