author photo

Daisy Valera: Hasta mediados del 2010 fui una estudiante universitaria. Hoy, con 22 años, soy Licenciada en Química Nuclear y engroso la fila de los trabajadores cubanos. Amo el cine, los libros y la arquitectura, incluso de los edificios que se derrumban. Me gusta hacer artesanías con hilos, piedras y metales. Le temo a la monotonía y estoy comprometida con el propósito de construir una sociedad mejor.

La librería Alma Mater y un espacio para la filosofía en La Habana

febrero 5, 2014 | | |

Daisy Valera

Interior de la Librería Alma Mater

Interior de la Librería Alma Mater

HAVANA TIMES — El periplo tras el pan con croqueta y el refresco gaseado que remediaban el  hambre en mis días de estudiante universitaria  terminaba generalmente en la intersección de las calles Infanta y San Lázaro, frente a un cartel que señalaba el camino hacia la inexistente librería Alma Mater.

Unas ventanas de vidrio barnizadas con una capa de polvo con espesor de un centímetro no dejaban descubrir si la librería, antes de cerrar sus puertas, había devenido peluquería o tienda de souvenirs.

Por más de cinco años el espacio permaneció inmutable. Su céntrica ubicación me hacía vaticinarle un fin  como “Rapidito” o  “Pizzería Dinos”. Un regreso a una dinámica tan comercial como la que en ese mismo lugar había tenido la expropiada tienda Lámparas Quesada.

Mis pronósticos no se cumplieron, la otrora librería Alma Mater Internacional reabrió sus puertas el pasado 30 de septiembre conmemorando la “tángana estudiantil” de 1930. Una acción que en lugar de sugerirnos lo bien que marchan las cosas por la colina universitaria, hace patente la desidia del estudiantado de estos días.

La librería, toda pisos pulidos, aire acondicionado y color vino tinto ha funcionado los últimos cuatro meses sin tener que recurrir, como hiciera en otros tiempos, a la venta de artículos de oficina o pulóvers (camisetas) con la imagen de la Universidad de La Habana (ahora ubicada en el lugar 56 del ranking de universidades de América Latina).

En el pasado noviembre habilitó dos nuevos locales: uno para computadoras sin servicios de internet y otro para funcionar como sala de conferencias y galería de arte.

Si bien en la librería podemos encontrar algunos títulos de la excelente colección Criterios lo que abunda es la poesía y novela latinoamericana, los libros infantiles cubanos y alguna que otra revista de divulgación científica. Es prácticamente imposible encontrar, por ejemplo, obras de los principales pensadores europeos del pasado siglo.

Libreria-Alma-MaterLa mayoría de los textos disponibles son aquellos que se producen para las Ferias del Libro, dedicadas últimamente  en su mayoría a los países de América Latina, el Caribe y África.

La estrenada librería nos regala una última particularidad, el espacio “Pensar con…”  que es un resultado de la colaboración del Instituto Cubano del Libro y la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana.

Hasta el momento se ha debatido en este sobre el pensamiento de filósofos como Hannah Arendt, Michel Foucault y continuará el mes de febrero con Jean Paul Sartre.

La enseñanza de la filosofía en Cuba en las últimas décadas se ha limitado fundamentalmente al marxismo; sin ser esto el resultado de un debate en el seno de la intelectualidad cubana. Muchos opinan que los programas de estudio han sido diseñados por ideólogos y no por filósofos.

Las eventuales y superficiales actualización en la enseñanza de la Filosofía no se han debido al desarrollo teórico o la familiarización con otras escuelas de pensamiento de aquellos que la imparten sino con sucesos políticos como fue la desaparición del bloque socialista.

El nuevo espacio que ofrece a todos los interesados la Librería Alma Mater bien podría ser una reacción a tantos años de enseñanza dogmática, estrecha y estéril. Un acto de resistencia a pensar con y sólo con los viejos manuales de marxismo-leninismo.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “La librería Alma Mater y un espacio para la filosofía en La Habana”

  1. jose ignacio González dice:

    Esta al comenzar la feria del libro de este año!
    Daisy siempre es una de las q comentan de como transcurre la feria e incluye fotos.
    Yo sigo a HT desde el 2010 y siempre veia cada año la feria, y las expectativas q generaba.
    Por fin el año pasado pude hacer coincidir una de mis visitas a cuba con la feria, les digo que fue tremenda decepción! Incluso comente mis andanzas aquí en HT.
    Para mi la feria fue, mucha gente(para mi la fortaleza de la cabaña no es el lugar idóneo para esto, pero bueno, yo no soy el comite organizador),musica muy alta(de regueton por dupuesto),colas interminables, matazon de las gentes por comprar libros(q no logre ver los q pense q compraría),pollo frito y pocos contenedores donde echar los desperdicios La gente en la habana se aburría vpor lo que ve en la feria una oportunidad de matar el tiempo!. Dicen que entre semana era mejor visitarla, lo se para la proxima
    Les deso en este 2014 huena suerte en esta nuevacferia!
    gracias!

  2. Haroldo Dilla dice:

    Pero no publican ni a Foucault ni a Arendt, por lo que los anaqueles siguen desprovistos de libros claves. Y en cambio publican bodrios de personajes que en otras latitudes no pudieran ser ni correctores de estilo de una editorial barata.Yo me horrorizo pensar en el atraso que todo eso implica para el pensamiento social cubano, aun mas complicado si recordamos que no tienen aceso expedito a internet donde es posible conseguir algunas cosas interesantes. Pero nada, la vida sigue

  3. El Lapón Libre dice:

    Yo estuve hace poco en esa biblioteca y parecíó un museo de cera. Libros -cuasi- interesantes,pero obsoletísimos y mucha politiquería de la post guerra. De actualización, prácticamente, NADA.

Escriba una respuesta