author photo

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

El que no llora no mama

enero 22, 2014 | | |

Venta liberada de automóviles en cuba (II)

Los carros en venta.  Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — Cuando en pleno concierto por la liberación de Los Cinco en la tribuna antimperialista, Robertico Carcassés hiciera aquellos comentarios que le costaron una fuerte reprimenda, ni él, ni nadie imaginaba que la liberación de la venta de automóviles era ya casi un hecho.

Si bien es cierto que algo se venía comentando hacía tiempo, todavía no se había discutido, ni aprobado. Como tantas cosas en este país, eso también se estaba estudiando.

Lo que algunos dieron en llamar las apostillas en un espacio inadecuado de Carcassés fue probablemente el punto de partida para que de una vez y por todas las instancias implicadas acabaran de decretar la dichosa ley.

Bien escandaloso resultó para la opinión pública dentro y fuera de la isla que un artista conocido internacionalmente y con una carrera solida, tuviese que aprovechar un concierto en espacio abierto para reclamar por la demora para venderle un carro.

Y como reza el viejo y popular refrán: el que no llora no mama, imagino que se hayan acelerado los trámites de Robertico y que haya podido comprarse el carro antes de derogar la famosa carta de autorizo y antes de ponerles estos precios.

Pero, como acá todos los “bienes” siempre traen consigo males, los que sí están llorando (y con razón) son los médicos, artistas, ingenieros y todos los demás profesionales y técnicos cubanos que sacrificadamente habían logrado obtener la carta de autorización para comprarse un carro.

Estos compatriotas han cumplido sus misiones de 2 y hasta 4 años en diferentes países. Misiones de las que obtienen en dinero un 25 o un 30% del valor de la misma. Pues el resto pasa a manos de Estado.

Una vez en Cuba, si su misión aplicaba para la compra de autos, tendrían que lograr obtener una carta del Ministerio al que pertenecen y otra del Ministerio de Transporte. Esto luego de una extremada investigación de sus ingresos. Y presentar un certifico del Banco donde está depositado su dinero.

Pero el nuevo año les trajo mala nuevas. Queda anulado el trámite de la pretendida carta. ¡A comprar por la libre y a qué precios!

Los que ya tenían la carta en sus manos, están sintiéndose estafados, engañados y decepcionados con esta nueva medida. Para nada se consideró a estas personas que ya estaban aprobadas hace más de un año y que no podrán comprar nunca un auto a estos montos.

En reconocimiento a su hoja de servicios al país, el texto dice: “Esta venta liberada se irá implementando de manera gradual y paulatina, y en ella tendrán prioridad quienes actualmente posean cartas de autorización…”

Argumentan que la medida fue tomada, porque un 30% de los vehículos adquiridos eran vendidos poco tiempo después de comprados. ¿Y qué hay con eso?

Se sabe que la mayoría de este 30% que vendió el carro, fue para comprar, construir o terminar de reparar una vivienda, por no disponer de otros medios para hacerlo. Aquí se vive desvistiendo un Santo para vestir el otro.

Y el otro 70 %, ¿qué pasa con ellos? Las protestas, las quejas, los reclamos, deben seguir. El Estado tiene que replantearse estas medidas y estos precios absurdos. A gritar y a llorar que, ¡el que no llora no mama!

Continuara…

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “El que no llora no mama”

  1. Miranda dice:

    Dariela tu crees que lo que dijo Robertico fue lo que acelero la cosa?, tendra Robertico esa cantidad de dinero?o lo dejaran que lo compre aqui en Miami nuevo de paquete por unos $20mil dollares y llevarselo la la isla?, a lo mejor si, pagando $100 mil de impuestos que seria la misma barbaridad. Por lo pronto ahora hay que esperar el otro request de Carcasess, de que se libere a Maria.

  2. L.Torres dice:

    Gracias , es el mejor analisis periodistico que he visto al respecto y refleja la esencia del problema cartas de autorizo para comprar un carro y la frustracion de quienes como yo nos quedamos en esa, lamentablemente pocos de los afectados se podran ver reflejados en tu articulo por lo dificil de acceder a la web, pero realmente has sido bien objetiva y justa, todo lo contrario al prolongado analisis que hizo El Estado de casi un año sin vender carros para despues aparecerse con esa burla, el mundo entero se ha reido de esa ley, menos los afectados, claro
    Que liberen la venta de los carros, muy bueno, pero cumple con el compromiso que tenias con la gente que esta manteniendo a flote el pais con su sacrificio.

Escriba una respuesta