¿Qué futuro le espera al mundo?

enero 20, 2014 | | |

Elio Delgado Legón    

el-departamento-de-defensa-de-eeuuHAVANA TIMES — La noticia ha dejado estupefactos a muchos, entre los que me incluyo; a otros, indignados; pero a todos, preocupados. Estados Unidos gastará un billón de dólares (un millón de millones) en los próximos 30 años, en la modernización de su arsenal nuclear.

Cuando todos pensábamos que se acabó la guerra fría y que se avanzaría hacia la desnuclearización del planeta, esa noticia tiene que ser un motivo más de preocupación, que se agrega a la ya de por sí peligrosa actitud de Estados Unidos, de tratar de imponer por la fuerza en distintas zonas del mundo, gobiernos que les sean afines y sumisos.

El solo anuncio de esas intenciones militaristas, debe provocar reacciones en otras potencias, sobre las que supuestamente, en una hipotética guerra mundial, el país que tiene la más poderosa fuerza militar desplegada alrededor del mundo, descargaría un golpe demoledor.

El propio pueblo de Estados Unidos tiene que estar indignado, pues mientras el déficit público aumenta año por año, y el país no acaba de salir de la recesión económica, el destino más acertado para ese gasto sería la creación de empleos y el financiamiento de políticas sociales más inclusivas, que alivien en algo la ya tensa situación interna, con cerca del siete por ciento de desempleo (más del ocho por ciento entre los latinos), miles de familias que han perdido sus viviendas y muchos problemas aún por resolver, como la atención médica a millones de personas.

En el ámbito internacional, la noticia debe haber caído como un balde de agua fría sobre los que han estado abogando, durante decenios, por el fin de la carrera armamentista y por la disminución del arsenal nuclear hasta su liquidación definitiva, conscientes del peligro que entraña, sólo la posesión de esos artefactos de destrucción masiva.

Realmente parece increíble que un presidente que recibió el Premio Nobel de la Paz, sin haberlo ganado aún, destine un enorme financiamiento para modernizar el arsenal nuclear, similar al que destinó el presidente Ronald Reagan en plena guerra fría y envuelto en una carrera armamentista con la Unión Soviética.

Hasta aquí me he referido al plano político militar, pero si vamos al plano ético-moral tendríamos que preguntarnos ¿por qué el gobierno de Estados Unidos, que pregona a los cuatro vientos su defensa de la democracia y de los derechos humanos, no destina una parte de los gastos militares que hoy tiene a promover el desarrollo de los países pobres? ¿Por qué se destinan tantos recursos a desestabilizar y a cambiar por la fuerza gobiernos por el sólo hecho de que no son sumisos a su política?

Los países desarrollados se comprometieron en la Asamblea General de la ONU, en 1980 a dedicar el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto, a un fondo de ayuda al desarrollo, pero sólo cuatro países del norte europeo han cumplido ese compromiso. Mientras tanto, cada año mueren millones de personas, sobre todo niños, por hambre y enfermedades que pueden ser evitables y curables con mínimos recursos.

Teóricamente, la guerra fría se terminó cuando cayó el muro de Berlín y se desintegró la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). ¿Por qué entonces continuar con la carrera armamentista, cuando hay tantos problemas de índole civil que resolver?

La crisis mundial del sistema capitalista nos afecta a todos en mayor o menor medida y requiere políticas económicas inteligentes para tratar de atenuarla. Pero si lo que se anuncia son enormes gastos militares, ¿qué futuro le espera al mundo?

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

15 respuestas a “¿Qué futuro le espera al mundo?”

  1. Carlos dice:

    De Cuba, Elio, de Cuba. Armese de un poco de valor y hable de los problemas de Cuba. Deberian otorgarle la ciudadania estadounidense por tanta preocupacion por los asuntos de EEUU.

  2. Gabriel dice:

    Elio,

    Llama la atención como singularizas el problema de la proliferación nuclear en los Estados Unidos, como si fuese el único país del mundo con armamento nuclear.

    • Gabriel dice:

      Por cierto Elio, en un incidente muy conocido el gobierno cubano también fomentó la proliferación nuclear. Y si no lo hace ahora es por falta de apoyos y de poder económico.

  3. Eugenio dice:

    A pesar de que hay muchisimas cosas de que hablar sobre Cuba, no hay duda que este tema de las armas nucleares le interesa a toda la humanidad porque mientras mas alla mayor sera el peligro de un error o conflicto que acabe con gran parte de la humanidad y el planeta…mientras que el numero de paises no se reduce solo a EUA y tampoco solo se pueden contar con los dedos de las manos, es muy cierto que el mayor arsenal se encuentra en manos de los vecinos del norte…para que quieren mas? para imponerse a la fuerza como han hecho antes y asi balacear su inestable poderio economico mundial? No creo que sea necesario ese estupido gasto que en nada pudiera constribuir a la reduccion de la situacion economica que tienen muchas norteamericanos, ya lo dijo Lennon, Demosle un Chance a la Paz!

    • Carlos dice:

      Te aseguro que a mi vecina Zobeida, que vive en Churruca, en el Cerro, le importa un pito eso de las armas nucleares. Y al 98% de los cubanos también. Esa muela bizca es pura falsa propaganda copiada de los manuales soviéticos. Para el autor, las tristes opciones que tiene, son, primero mentir sobre lo bueno que es el sistema de Cuba (cosa que casi nunca hace porque sabe que no es creíble), segundo, mentir y difamar sobre el “enemigo”, sea yanqui o disidente y ,por último, hablar de los papalotes (donde único no habrá de mentir). En cualquier caso, la reputación de Pinocho está en peligro

  4. Miranda dice:

    Elio, que diran los cubanos? Que tienen cinco decadas sin poder salir de la recesion, pasando mas trabajo que un forro de catre y que su gobierno siga botando el dinero en estrategias militares como el tal “bastion” no se que cosa, que hicieron hace poco, y que se la pase mandando ayuda a malanga para hacerse los benefactores.no te preocupes mas por los EU, ni por sus ciudadanos, que por mucha recesion que haya aqui, estamos mejor que el resto de los demas.

  5. Pepe Pan dice:

    Preocúpese de los millones que gastan los cagastros en reprimir a mujeres indefensas y en el enorme aparato represivo mientras el pueblo se muere de hambre o cólera. Quizás eso no le reporte jabita pero algo de dignidad no le vendría mal tampoco.

  6. jorgealejandro dice:

    Yo me pregunto si Elio cuestiono o pregunto algo cuando la tirania regalaba a los amigotes los recursos necesarios para que a los cubanos, por ejemplo, no les cayera la casa encima. Apostaria a que se quedo bien calladitoi

  7. El Isleño dice:

    Este artículo parece haber salido directamente de las páginas del Granma, y como tal muestra un total desconocimiento, o en el peor caso ignora flagrantemente todos los factores que intervienen en decisiones como estas. No es tan simple como usted lo pinta señor mío. ¿Sabía usted que le gobierno federal recaudó 6 trillones de dólares en 2013 por concepto de impuestos? Por lo tanto 1 billón no es mas que 0.0017% del presupuesto nacional.

    • Miranda dice:

      Que no hubiera hecho este regimen si en un an-o hubiese recaudado 6 trillones de dollares? . Que le esperaria al mundo?, taman-a preocupacion!

  8. Atanasio dice:

    Por suerte el futuro del mundo no depende de gente como Elio

  9. Isidro dice:

    Todo lo que haga EEUU, como primera potencia del mundo en lo económico y militar, tendrá por necesidad que repercutir en los demás países. De ahí el interés con que se siguen las elecciones estadounidenses de un confín a otro del universo. Para bien o mal, estamos atados a los avatares del Tío Sam.

    Hay un detalle que hasta ahora nadie se ha decidido a abordar: ¿Por qué necesita EEUU un presupuesto tan gigantesco, si hace rato que su archienemigo de la guerra fría está enterrado? Además, los casos de Afganistán, Irak y Libia demuestran cada día de modo palmario que el poderío castrense y las campañas bélicas no bastan para tranquilizar la “inquietud” de ciertas sociedades. Las luchas intestinas y choques entre grupos tribales, diversas denominaciones del Islam e intereses socio-políticos, y la presencia creciente e indetenible de Al Qaeda y similares, se mancomunan para seguir generando terrorismo y desestabilización.

    Así las cosas, las vidas segadas de militares y civiles estadounidendes y otras nacionalidades y los millones de dólares quemados en la hoguera de las causas perdidas en esos tres países, quedan como testimonio de la imposibilidad de que Washington cumpla a cabalidad su auto-otorgado papel de gendarme. Ni con la bomba atómica se puede eliminar a Al Qaeda.

    Se puede alegar que ahí están Rusia y China, como probables competidores, pero tomando en cuenta todo el terreno geoestratégico que ambos le han cedido, y que le seguirán cediendo a EEUU (ojo con el Pacífico y el sur de Asia), cabe preguntarse, ¿a santo de qué tanto gasto?

    A mi modo de ver, la explicación más plausible está en el llevado y traído Complejo Militar Industrial, que desde 1945 viene proveyendo una de las mayores fuentes de empleos e ingresos al coloso del Norte.
    NO en balde tras la Segunda Guerra Mundial algunos de los grandes conglomerados automotores, como la General Motors, pactaron de por vida una alianza con el sector militar. La ganancia estaba asegurada. Donde no hubiera guerra, los poderes establecidos se la inventarían. Así había sido en Cuba en 1898; así fue en Irak en 2003.

    Para los que crean que estoy copiando el Granma, vayan a la historia contemporánea de EEUU y hurguen en busca de por qué al político demócrata pacifista, ecologista y defensor de la clase humilde, de los negros y de la descolonización Henry Wallace, los poderes mencionados lo fueron esquinando, hasta propiciar lo más parecido a un golpe de Estado en la Convención Demócrata de 1944. A Wallace lo sustituyó un vocero inequívoco de los grandes intereses y promotor de la Guerra Fría, Harry Truman. Con la caída de Wallace, lo que quedaba del historial progresista del para entonces ya fallecido presidente Franklin D. Roosevelt, con su New Deal y apuesta al keynesianismo, se vino abajo.

    ¿Alguien dirá que esto que aquí refiero lo inventaron los comunistas? Para el que lo intente, le refresco la mente recordándole que esa denominación se la colgaron a modo de epíteto reduccionista un montón de veces a Wallace, por el mero hecho de no comulgar con los monopolios y los aventadores de conflictos en busca de ganancias financieras. Desde entonces, no ha habido Dios quien destrone a los señores de la guerra.

    • Carlos dice:

      Hasta que llegó Elio disfrazado de Isidro para tratar de contrarrestar a las “calumnias” del imperio.

      • Isidro dice:

        Jaja…siempre hay gente que no puede resistir que les cuenten cuatro verdades…y eso pasa en ambos extremos del arcoiris ideológico…Desmiente con argumentos todo lo que he dicho, que si lo logras me quito el sombrero y te regalo una pomadita china…

  10. Esterbina dice:

    ¿Cual es el peso del gasto militar en el presupuesto del estado cubano? ¿Alguien tiene una idea? ¿Es público este dato? Gracias de antemano.

Escriba una respuesta