La necesaria refundación del Partido Único (2nda parte)

enero 20, 2014 | | |

Vicente Morín Aguado

HAVANA TIMES — El actual Partido Comunista de Cuba (PCC) no fue el artífice de la Revolución cubana, los dirigentes de la triunfante revolución determinaron los preceptos fundacionales del Partido Único que hoy gobierna el país.

Fidel Castro ha remitido sus paradigmas hasta el Partido Revolucionario Cubano (PRC), fundado en los Estados Unidos por José Martí.

Cuando el Apóstol de la independencia nacional escribió las Bases del PRC en 1892, planteó como objetivo final  una república “con todos y para el bien de todos”, muy lejos de la dictadura de una clase sobre la sociedad en su conjunto, apartado del concepto de partido único como ideal del nuevo estado a fundar, lejos de doctrinas que fijaran cánones al libre pensar de sus compatriotas.

De las Bases del PRC,  leemos en su artículo No-5:

“El Partido Revolucionario Cubano no tiene por objeto llevar a Cuba una agrupación victoriosa que considere a la Isla como su presa y dominio, sino preparar, con cuantos medios eficaces le permita la libertad del extranjero, la guerra que se ha de hacer para el decoro y bien de todos los cubanos, y entregar a todo el país la patria libre.”

Hay otras frases martianas elocuentes en cuanto al carácter diverso, plural, libre de sectarismos doctrinarios o políticos de su idea partidaria:

Foto: Caridad

“La organización revolucionaria no ha de desconocer las necesidades prácticas derivadas de la constitución e historia del país, ni ha de trabajar directamente por el predominio actual o venidero de clase alguna; sino por la agrupación, conforme a métodos democráticos, de todas las fuerzas vivas de la patria; por la hermandad y acción común de los cubanos residentes en el extranjero; por el respeto y auxilio de las repúblicas del mundo, y por la creación de una  República justa y abierta, una en el territorio, en el derecho, en el trabajo y en la cordialidad, levantada con todos y para el bien de todos.” (De las Resoluciones tomadas por la emigración, liderada por Martí, en Tampa, el 28 de noviembre de 1891)

La República surgió al fin en 1902, luego de cuatro años de ocupación militar norteamericana, cuyo epílogo fue una enmienda a nuestra constitución, votada por el Congreso de Washington, capacitando al gobierno del vecino norteño para intervenir en nuestro país cuando le pareciere necesario.

Aun así, hubo proyectos de amplia base nacionalista y democrática, como el sustentado por Eduardo Chibás y su Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), en cuyas filas militara el joven Fidel Castro. El carisma de Chibás, junto a su programa de amplio espectro, con énfasis en combatir la corrupción, le garantizaba una segura victoria electoral en 1952.

No intento resumir la historia, tuvimos la dictadura batistiana, derrotada por los barbudos de la Sierra Maestra, quiénes refutaron el pretendido axioma de que, en política nacional, con el ejército, nunca contra el ejército.

Camilo y el Che. Foto: Caridad

Ha dicho la académica cubano americana Marifeli Pérez Estable: por primera vez en la historia, las clases dominantes carecían de un cuerpo armado capaz de proteger sus intereses. Remarco, en especial las propiedades y agrego, propietarios cubanos y norteamericanos fundamentalmente.

Del Ejército Rebelde comandado por Fidel surgió la base del nuevo partido, cuyos preceptos fundacionales fueron determinados por el nuevo líder y sus más cercanos colaboradores. Vino la obligada alianza con la potencia rival de Estados Unidos, conduciéndonos hasta el Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba en 1975. Eran años de euforia, como consta en las declaraciones de entonces:

“El constante crecimiento del poderío y la influencia del sistema socialista mundial, los avances del movimiento comunista y obrero internacional en el resto del mundo, los éxitos del movimiento de liberación nacional, los cambios favorables hacia la distensión internacional y el debilitamiento general de las posiciones del imperialismo mundial. La contradicción fundamental de nuestra época entre el socialismo y el capitalismo continúa desarrollándose a favor de las fuerzas revolucionarias.”

Siguiendo el dogma estalinista nunca abandonado por sus sucesores en la desaparecida Unión Soviética, se reiteraba la infalibilidad de la doctrina marxista leninista, considerando al Socialismo como una fórmula científica, por tanto, inexorable. La historia tomó otro camino, refutando la forzada interpretación de las propuestas de Marx, Engels y Lenin.

El túnel de la bahia de La Habana. Foto: Caridad

Al paso de los años se impone una nueva concepción partidista, amparada inclusive por las recientes experiencias de la izquierda en diversos países de América Latina, además de las reformas exitosas emprendidas por China y Vietnam.

Es necesario refundar el Partido Comunista de Cuba.

Sin detallar los necesarios cambios que implica la refundación del PCC, si esta organización aspira a ser auténticamente democrática, deberá aceptar la eliminación del artículo # 5 de la constitución socialista. La autoridad del Partido Único será moral, basada en su experiencia y sabiduría, apoyada en sus resultados como formador de cuadros capaces de dirigir al pueblo cubano.

Lo que tenemos que salvar en la carta magna es el apego a las tradiciones revolucionarias de nuestra patria, marcadas por la solidaridad, la socialización máxima de la riqueza espiritual y material creada por nosotros mismos, así como la más amplia participación popular, institucionalmente garantizada, en la toma de decisiones, además del permanente control sobre todos los funcionarios públicos.

Volviendo al Cuarto Congreso del PCC (1991), reescribo uno de sus postulados básicos: nuestra brújula será la  fusión  del ideario radical de José Martí y de una tradición singular de lucha nacional liberadora y social con la necesidad histórica del socialismo como única alternativa al subdesarrollo y a la dominación neocolonial.

Para mi “única alternativa” porque se trata de la mayor cuota posible de justicia social, equivalente a la auténtica democracia. El Socialismo puede y necesita ser salvado.
—–
Vicente Morín Aguado: morfamily@correodecuba.cu

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

39 respuestas a “La necesaria refundación del Partido Único (2nda parte)”

  1. Atanasio dice:

    A decir verdad, cada vez que leo algo como esto me quedo loco: salvar el apego a las tradiciones revolucionarias”, que es eso, cuales son las tradiciones revolucionarias?, una caldosa por el CDR?, no seran lkas tradiciones contrarevolucionarias por aquello del inmovilismo?. solidaridad?, con quien?, donando dinero y recursos a otros paises a cambio de apoyo politico al regimen mientras que los vecinos de santiago de Cuba siguen esperando por las viviendas y el pueblo sigue esperando por el vasito de leche?. “socializacion de la riqueza material?, cual señor mio?, o es que usted se refiere a noruega?, riqueza espiritual?, cual?, la aversion por la bandera?, por Marti como autor intelectual del Moncada?, el aumento de las creencias religiosas afrocubanas?, el jineterismo y el pinguerismo?, la vulgaridad que tanto se critica?. El colmo:la amplia participacion popular en la toma de decisiones. Señor, la mayoria de los que leemos HT somos cubanos muy bien informados. No nos trate de vender una yuca por boniato. Todo el mundo sabe que la Asamblea Nacional es un show de yes, yes y yes, sin criterios individuales. Preguntele a los delegados del poder popular si ellos han podido resolver aunque sea el 20% de las demandas de los electores.Como se llame el Partido no importa, mientras que los que la destruyeron esten en el no hay futuro para el pais

    • Miranda dice:

      Te La comiste Atanasio!, ni un punto mas ni un punto menos.

      Esa es la frustracion de nosotros con ellos (y aqui divido a las dos orillas), No quieren comprender que la limpieza tiene que ser total, que no quieran remendar mas lo que no puede ser cosido.

    • Joan Sierra dice:

      O lo que es lo mismo, más comunismo leninista, ni siquiera marxista, otra teoría fallida igualmente, el problema es que estos ideólogos del comunismo, con más o menos prosapia, ignoran o aparentemente desean ignorar, que Lenin no era otra cosa que un asesino furioso, que se indigestó con las propias teorías.

      La falta de información los pone a decir burradas, Lenin era un asesino, sus acciones, puestas al descubierto por la publicación de miles de documentos tras la caida de la URSS asi lo muestran, Stalin no era peor asesino que Lenin, y todo en nombre de las teorias Marxistas, una dictadura fascista de izquierda que puso en vigor los campos de concentración y la utilizacion de gases para el genocidio masivo con muchísima antelación a los Nazis en Alemania.

      Llamarse marxista-leninista, sin tener verguenza o temblar de rabia e impotencia ante tanto crimen impune, cometido por los comunistas en todas partes donde a sentado sus reales plazas es ser complice de esos mismos crímenes.

      Entonces refundar un partido, con ese nombre y tal ideología ? Me parece que el dia que los que así pretendan llamarse, sepan la verdad y tengan verdadero acceso a la información, sin interpretaciones previas, sobre el significado real del comunismo y sus consecuencias, querrán llamarse cualquier cosa menos comunistas.

  2. Haroldo Dilla dice:

    Yo respeto el derecho de cada cual a defender su paradigma político, pero no me parece licito que lo haga mintiendo. Decir que Martí quería un orden republicano unipartidista y que por eso fundo un partido es un disparate mayor. Marti fundó un partido para hacer la guerra necesaria y construir la república, pero es lo normal, o acaso vamos a pedirle una vocación bipolar de que funde dos partidos.
    Luego, decir que el PCC es simplemente la evolucion lineal de las fuerzas política omite que los 60s fueron espacios de luchas políticas muy intensas en que la izquierda autoritaria castrista termino diezmando no solo a la derecha, sino también a vastos espacios de izquierda moderada y pluralista, lo cual ha documentado in extenso nuestro maestro Sam Farber. No es que el partido naciera del seno del Ejercito rebelde, es que lo impuso el Ejercito Rebelde.

  3. Gabriel dice:

    Me sumo al comentario de Haroldo. Martí fundó un solo partido político porque no sufría de esquizofrenia. Si tuviese dos personalidades distintas en el mismo cerebro hubiese fundado dos partidos.

    Y volvemos a lo mismo. Es imposible que un solo partido represente a todo un pueblo; porque partido viene de parte, y una parte no puede representar a un todo.

    • Francisco A. Dominguez dice:

      Es imposible que un solo partido represente a todo un pueblo; porque partido viene de parte, y una parte no puede representar a un todo.
      ==============================================================
      Con lo cual usted acaba de liquidar cualquier sistema de representación. Democracia directa, cero partidista, o nada.

      • Que una parte no pueda representar a un todo no significa que múltiples partes no puedan representar a un todo a una mayoría. Es irracional tener un partido por cada persona. Aunque en estos días de alta tecnología totalmente posible. Que cada ciudadano que esté interesado en su país pueda votar en cada uno de las leyes. La existencia de una democracia representativa es con el objetivo de aliviar esa carga en los ciudadanos comunes. Siempre podemos tener acceso y aun cambiar a aquellos que nos representen y aún más a postularse como reemplazo de aquellos que creemos trabajan mal. No así en el sistema Cubano. Que es solo una pantalla para decir que hay elección pero que fue y sigue siendo una dictadura militar en la que el pueblo no tiene ni voz ni voto.

        • Francisco A. Dominguez dice:

          El pueblo es UNO, no una mayoría.

          • Gabriel dice:

            Francisco,

            Efectivamente el pueblo es UNO, no una mayoría. El pueblo cubano no es la mayoría del PCC, por eso una mayoría no puede representar al pueblo, que es UNO.

        • Francisco A. Dominguez dice:

          La política verdadera para ser verdadera, es decir, basada en la verdad, tiene que ser indiferente a las diferencias, o sea indiferente a las partes, y a los intereses que estas partes representan, pues la verdad es lo mismo para todos. Por eso el pueblo es “la parte de la no parte”, como bien dice Ranciere, el que nunca es representado, el que no tiene nada que perder, el que está tan jodido que más que expresar una opinión, pega un grito. Para mí ese grito es la Verdad. De ahí en fuera todo es brete, compincheo y tejemaneje.

          • Marlene Azor dice:

            Francisco has hecho un silogismo de bodega, porque partes del disparate mayor de decir que hay una sola verdad. Te quedaste en el siglo XIX o no pude captar, la coña en tu silogismo que también puede ser. Yo tomándote en serio y tú haciendo una broma jajajajaja.

          • Francisco A. Dominguez dice:

            Nadie ha dicho que haya una sola verdad. Solo hay cuerpos y lenguajes, excepto que tambien hay verdades. La democracia representativa se mueve en el mundo de los cuerpis y los lenguajes. En la logica de las apariencias. En el mundo de las opiniones. La dictadura del número. Cuando da lo mismo tirar una moneda al aire. No cambia nada. Opiniones son opiniones. De hecho, los atenienses, que fueron quienes inventaron la democracia, elegian a base de loteria, pues democracia, o sea donde el pueblo, o todos mandan, significa que nadie esta especialmente cualificado para mandar, que es lo que presupone la democracia representativa. Presupone que el pueblo, o el populacho, es demasiado ignorante para mandar, desde Platón a Madison a Lenin a Fidel. Pero resulta que es en la “parte de la no parte”, en los que no cuentan, en los que no tienen nada que ganar ni perder, donde circula la verdad, que no distingue entre blancos y negros, cubanos y españoles, homo y heterosexuales, ricos y pobres. Por eso algunas revoluciones duran son tan dificiles de derrotar, porque el sujeto se nutre de los que un día no tuvieron nada que ganar y perder, y de pronto se vieron que ellos tambien contaban. Y si contaban ellos, contaban todos.

      • Miranda dice:

        Excelente la teoria.

      • Gabriel dice:

        Francisco,

        En ausencia de partidos tenemos una democracia resultado de las suma de millones de partes; es decir, lo mismo que si cada votante fuese su propio partido. Eso no es incompatible con la democracia, aunque se vulneraría el derecho de asociación.

        Lo que es incompatible con la democracia es el partido único, porque una parte no puede representar a un todo.

        • Gabriel dice:

          Francisco,

          El caso cubano ilustra magníficamente por qué un partido no puede representar a todo un pueblo. El PCC representa solo a los castristas. Fíjate bien que no digo a los comunistas o a los partidarios de la revolución, sino a los castristas. No existe ni un sólo comunista anticastrista en la Asamblea. Por otra parte existen en la asamblea personas religiosas que no son comunistas, pero que son castristas.

          Cuba será una democracia cuando la Asamblea contenga representantes de los cubanos anticastristas, es decir, representantes de todo el pueblo de Cuba.

          • Francisco A. Dominguez dice:

            Y por que usted elije la diferencia entre castristas y no castristas como el parametro de inclusion e inclusion. Por que no cuando la Asamblea tenga chinos, blancos, negros, jabaos… O pinareños, habaneros, matanceros, villareños, camagueyanos y orientales… O amantes del bolero, la rumba, la guaracha, la timba, el regueton, y hasta el mozambique. Es decir, que usted pretende que la inclusion se base segun afiliaciones politicas, que no son mas que afiluaciones. Segun usted falta en Cuba el partido que represente los intereses de las multinacionales y el gobierno de Washington. Que no en vano se gasta tanto dinero en la creacion de tal partido. Lastima que sus portavoces prefieran el asiento de avion a la butaca de asamblea.

          • gabriel dice:

            Francisco,

            En la Asamblea no hay que incluir a representantes de multinacionales ni de Washington, sino a representantes de Cuba, de TODA Cuba. Porque la Asamblea tiene que representar a Cuba.

            Fíjate bien en la palabra “representar.” Si queremos que un dibujo represente bien a la cara de una persona, ese dibujo debe incluir la nariz, los ojos, la boca. Si solo representamos a la nariz, ese dibujo no representa a nadie.

            Una Asamblea donde solo hay castristas no puede representar a Cuba, porque la asamblea además de representar las razas, las regiones y las aficiones de los cubanos, tiene que representar algo mucho más importante: las opiniones de los cubanos.

          • Francisco A. Dominguez dice:

            Pues empecemos:

            la opinión si el agua debe tener cloro o no; el cloro puede causa cancer de estómago. 53% de los cubanos a favor, 47% de los cubanos en contra;
            la opinión si se debe expandir el turismo o, en cambio, la industria azucarera; 62% a favor del turismo; 30% en contra; el resto se abstiene.

            Del 53% que está a favor del cloro, 15% está a favor de la industria azucarera; 82% a favor del turismo; y el resto se anstien, mientras el 47% que está en contra del cloro, un 37% esta a favor del turismo, un 42% a favor de la industria azucarera, y el resto se abstiene;

            la opinion si la universidad debe ser publica o privada. Un 38% la prefiere pirva; un 45% publica; el resto se abstiene.

            Del 53% de los cubanos a favor del cloro, y el 15% de estos que esta a favor de la industria azucarera, un 25% está a favor de la universidad privada; un 57% a favor de la publica, y el resto se abstiene; del 53% de los cubanos a favor del cloro, y a favor del turismo; un 22% esta a favor de la privada, un 63% a favor de la publica, y el resto se abstiene; de los que estan en contra del cloro, pero a favor del turismo, 36% esta a favor de la privada, 25% a favor de la publica, y el resto se abstiene…

            Así infinito: el parlamento no representa más que la opinión oficial del partido, que ni siquiera es una opinión basada en hechos concretos, o en lógica, sino que es pura ideología, sostén de los intereses, mayormente económicos, que se representan. Esa es la opinión que cuenta, y la que se representa.

          • Francisco A. Dominguez dice:

            De hecho, la razón por la que en Estados Unidos un presidente es elegido por menos del 15% de la población, es porque la gente, el pueblo, no es boba, y saben que sus opiniones importan un comino. La única opinión que cuenta en este mundo es la de medio o un millón de personas gritando en la calle. Todos a una voz… ¿Lo leyó bien? UNA voz. El pueblo dejándose sentir, ver y escuchar… Y para eso no hace falta ni parlamento, ni asamblea, ni constituciones. Para eso lo único que hace falta pantalones, una VERDAD como una catedral, y accesible a TODOS. Solo basta con ponerse los pantalones, lo cual lo puede hacer cualquiera… Así que si usted quiere cambiar algo en Cuba, lo cual yo no le reprocho, vaya pensando en algo nuevo, porque todo lo que propone está gastado y requetegastado.

    • Joan Sierra dice:

      Gabriel >

      Mas simple que eso todavía, es que nadie, cuando crea un movimiento, ya sea, político, cultural, social o de cualquier clase crea, una sola organización, por la simple lógica de que crear más de una organizacion por una persona, con los mismos objetivos es absurdo.

      Partido es como ud. bien dice una acepción de parte, pero partido en el sentido que aqui se habla, es por antonomasia de preferencia, apego o de causa, a alguna cosa, ya sea una organización o un grupo social

  4. jorgealejandro1 dice:

    Ya cayó en la misma muela: que si las trasnacionales, que si Washington, blablabla; con su toque de veneno a la disidencia.

    El asunto es fácil: De seguir la mismaa lógica de Francisco, sería normal y válido proscribir totalmente a los partidos comunistas en todo país en que esos partidos no gobiernen.

    ¿Estás de acuerdo, Francisco?

    Porque, si los comunistas no gobiernan apenas en este mundo, no es porque su partido este prohibido: Es porque prácticamentee nadie vota por ellos.

    Por algo será.

    • Francisco A. Dominguez dice:

      Pues, por supuesto que por algo será. Por ejemplo, en España, mientras PP y PSOE consiguen un diputado con 65 mil votos, Izquierda Unida necesita 125 mil votos para conseguir un diputado. Y asi y todo tienen más de 20 diputadis. Por algo será.

      • Gabriel dice:

        Francisco,

        No acabo de entender esa asociación que pones tu entre unos pantalones y el derecho a representación. No me parece bien que a los cubanos se les discrimine según lleven pantalones o no.

        • Francisco A. Dominguez dice:

          En realidad que Izquierda Unida sea legal o ilegal es in xxx iferente. La única forma de que tal asociación logre sus objetivos programáticos es una revolución, vía a la que tuvo que renunciar el Partido Comunista de España lidereado entonces por Santiago Carrillo para poder ser admitido dentreo de la legalidad. Es decir, que el PCE, después de ser la principal organización en la lucha contra la dictadura franquista, para poder ser admitido en la “nueva” España a de renunciar a su única posibilidad de victoria real contra el fascismo que habría de desencadenarse tan pronto los comunistas se tornaran peligrosos por la vía electoral. O cree usted que la extrema derecha agazapada en el PP, y en la conciencia de buena parte de los españoles, va a permitir que los rojos lleguen al poder… Solo si son rosados.

          • Gabriel dice:

            Pues Francisco,

            No sé exactamente a qué le llamas una revolución, pero si la única manera de que un partido pueda alcanzar sus objetivos programáticos es mediante un asalto violento al poder donde no importan si se matan personas, entonces para eso no cuentes para nada conmigo. No estoy dispuesto a matar ningún cubano, ni ningún español, por miles de razones, pero la principal es por patriotismo. Porque me parece anti-cubano matar cubanos.

      • Gabriel dice:

        Francisco,

        Supongo que te parecera bien que en España IU sea un partido legal. Es decir, a ver si te sigo:

        Eres partidario del multipartidismo cuando el partido comunista está en la oposición, y del monopartidismo cuando está en el poder.

        ¿Puedes explicarnos eso?

        • Francisco A. Dominguez dice:

          Desde la clandestinidad su labor fuera más efectiva. Así que me tiene sin cuidado.

          • Gabriel dice:

            Francisco,

            El problema es que en España es muy difícil fundar un partido “clandestino,” porque en cuanto te despistas es legal. La única forma de lograr que tu partido sea clandestino es convirtiéndote en el brazo político de una organización terrorista, y eso da mucho trabajo. Primero tienes que poner unas cuantas bombas en supermercados y matar a unos cientos de personas como hizo ETA, y después tienes que fundar un partido apoyando a ETA. Solo así logras que te ilegalicen el partido.

          • Francisco A. Dominguez dice:

            Es muy fácil fundar un partido clandestino en cualquier lugar: basta con no registrarlo, lo cual al Estado le cae como un puntapié en la parte anterior de la tibia. Parece que usted no entiende que ese precisamente en la legalidad donde comienzan las limitaciones. Razón por la que el 15M se negó a formar partidos y presentarse a elecciones, porque eso es cabarse una tumba. Por ejemplo, la que se han cabado los estudiantes chilenos aceptando ir al parlamento. La única política que vale hoy en día, que es capaz de enfrentarse al poder y ponerlo a pensar, que no a temblar -todavía-, se desarrolla en las calles, fuera de toda legalidad, fuera del status quo, fuera del estado.

  5. Joan Sierra dice:

    Sucede que Francisco apoya la tésis deque la democracia y el voto tienen que tener el estilo castrista de 99.8 % de votos para ser legitima>

    Democracia en la votación significa que Ud. Vota por quien quiere o no vota si no le da la gana de hacerlo, además de que votar o no votar no son las únicas opciones posibles, esa información de que el presidente de los Ud. Unidos es elegido por el 15 % de la población es una información manipulada por el Granma, en Estados Unidos de America hay alrededor de veintitantos partidos por los cuales sbe vota, aparte del Repulicano y el El Democrata, que son los mayoritarios. incluyendo en los veintantos los tres o cuatro miembros del Partido Comunista de USA..

    • Francisco A. Dominguez dice:

      En Estados Unidos la proporción de personas registradas para votar ronda el 50%, de los cuales vota un 50%, con lo que el presidente, que ultimamente es elegido de manera indirecta, como estableciera James Madison, por un poco menos de la mitad de los votantes, es elegido por menos del 15% de una poblacion harta de la politiquería vendida a los grandes intereses economicos de Wall Street.

    • Francisco A. Dominguez dice:

      Ahí esta el problema, que a lo mejor el unico voto legitimo, es uno, y uno solo, y ese nunca gana en la “democracia”, o la dictadura de las opiniones, que no es mas que la dictadura del billete.

  6. Joan Sierra dice:

    Además no se cuando alguien va aclarar de una vez por todas que las doctrinas de Marti no tienen que ver con el Castrismo y mucho menos con el comunismo,

    Todas esas afirmaciones tendientes a legitimar el Partido Castrista en el Poder, basadas en frases y pensamientos sacados del contexto en que fueron escritas por Martí, son traidas de los pelos es decir que son concepciones teóricas, elaboradas por el DOR para darle presión al ego desmesurado de Castro I de Birán,

  7. Francisco A. Dominguez dice:

    No se, pero a mi me parece que Marti apareció en la pelicula mucho antes de que existiera el DOR.

  8. Angel dice:

    Waooooooooooooooooo.
    la discusión esta bien caldeada……………. y yo, sigo con la misma pregunta Que me vengo haciendo hace unos años: Y si le damos un chance a la constitución cubana, que de lo que plantearon Máximo Gomez y José Martí, en la constitución de la republica en armas, hoy día, no queda ni al sombra; no les parece que nos iría mejor????

    • Joan Sierra dice:

      Angel :

      Si se refiere Ud. a la primera Constitución de Cuba en Armas del 10 de Abril de 1869 en Guaimaro o tambien conocida como Constitución de Guaimaro, Ni Marti ni Máximo Gómez tuvieron nada que decir allí porque no participaron en ese intento.
      los participantes fueron:

      Por el Oriente: Carlos Manuel de Céspedes, Vicente Aguilera, Antonio Alcalá, Jesús Rodríguez y José María Izaguirre.
      Por el Camaguey: Ignacio Agramonte, Salvador Cisneros Betancourt, Antonio Zambra. (Occidente), y Miguel Betancourt.
      Por Las Villas: Miguel Gerónimo, Eduardo Machado, Antonio Lorda, Arcadio García, Honorato del Castillo y Tranquilino Valdés.

      Después vendrían otras Constituciones de la República de Cuba en Armas, como la de Jimaguayú, 16 de Septiembre de 1895, y la de la Yaya, 29 de Octubre de 1897, y finalmente la Constitución de la República Cubana ya sin España aprobada el 21 de Febrero 1901 y la esplendorosa Constitución de 1940, de la cual Batista hizo un rollo de papel sanitario, para que Castro I se limpiara con ella. desde luego el espiritu de las Ideas de Marti y las luchas de Generalísimo Máximo Gómez estuvo presente en ella

      Con posterioridad las Constituciones Castristas, por supuesto la historia apócrifa del Castrismo la llama Constitución de 1901 y no Constitución de la República de Cuba, escamoteando la realidad de que fue la primera Constitución de una Cuba libre sin ataduras de España, aunque con la enmienda Platt de estigma, o cual inoportuna mala palabra.

      lica

Escriba una respuesta