author photo

Dariela Aquique: Recuerdo mis años de estudiante como Bachiller, aquella profe que interrumpía la lectura de obras y con histrionismo sorprendente hablaba de las posibilidades reales de conocer más la verdad de un país por sus escritores, que por crónicas históricas. De ahí mi pasión por las letras, tuve excelentes profesores (claro, no eran los tiempos de maestros emergentes) y la improvisación y el no dominio de la materia quedaban descartadas. Con humildes pretensiones y la palabra de coartada quiero contribuir a mostrar la verdad de mi país, donde la realidad siempre supera a la ficción, pero donde un estilo novelesco envuelve su existencia.

Del almendrón al ¿Peugeot?

enero 14, 2014 | | |

Venta liberada de automóviles en Cuba

Dariela Aquique

Carros en venta en La Habana. Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — Automóvil proviene del griego auto (por sí mismo) y del latín móvil (que se mueve). Es un vehículo de propulsión propia destinado al transporte de personas, animales u objetos.  Fue inventado en Alemania en 1886 por Karl Benz.

En 1910, Henry Ford comenzó a producir automóviles en una cadena de montaje, sistema innovador que le permitió alcanzar cifras de fabricación hasta entonces impensables.

En nuestros días existen diferentes tipos. Para transporte privado de personas (el de turismo, la camioneta y el deportivo). Las camionetas a su vez, abarcan varios ejemplares (todoterreno, monovolumen, pickup y furgoneta). Están también los automóviles de carga diseñados para transportar mercancías. Y los autos de carreras que se utilizan en competiciones automovilísticas.

Pero para los cubanos estos datos son irrelevantes. Ni la historia del automóvil, ni sus clasificaciones, ni ocho cuartos. El cubano sueña con comprarse un carrito, algo en qué moverse.

…Ah, si pudiéramos tener uno moderno, de esos de película, ¡qué maravilla! Pero nada, que si lográramos comprar cualquiera que rodara, aunque fuese ese mismo que inventó el Karl Benz, nos daba igual…

En definitiva, varias generaciones no han visto nada más que almendrones y uno que otro carro moderno rentado en divisa o de un cuerpo diplomático.

Por eso, cuando este viernes entró en vigor la ley que permite a los cubanos y residentes extranjeros en la isla la compra de autos nuevos y de uso, la gente salió en estampida a buscar los catálogos de precios, y a  bajar los artículos relacionados con el tema.

Los capitalinos, en su condición favorecida de ser los primeros en todo, pues pudieron hacer más, y se dispusieron a ir bien temprano a algunas comercializadoras estatales. Las reacciones de estupefacción no se hicieron esperar.

No faltó quien hiciera fotos a la lista de precios. Y ni cortos ni perezosos se han lanzado a hacer sus comentarios en cuanto sitio digital (oficialista o no), hable de dicho asunto.

Un vez más la decepción embarga a la población. Medida tras medida de las ya varias aprobadas por los Consejos de Estado y de Ministros, y puestas en vigor, dejan contrariados a los cubanos.

“La entrada a los hoteles”, La telefonía celular”, “Las flexibilidades en las leyes migratorias”, Las facilidades aduaneras para la entrada de equipos electrodomésticos comprados en el exterior”,La posibilidad de conectarse a Internet en todo el país”.

Todas y cada una con precios prohibitivos para la inmensa mayoría. Pero esto de los precios de venta en las comercializadoras de autos ha sido insultante; es echarle por tierra a los nacionales el sueño del carrito.

Los precios han sido establecidos para la venta minorista en base a los siguientes criterios, según la Resolución del Ministerio de Finanzas:

Para los autos nuevos: un índice de 8.0 sobre el costo en tienda (costo de adquisición del vehículo más los gastos, hasta situarlo en el área de venta), adicionándole a este resultado el importe del arancel.

Y como añadidura: “El ingreso recaudado servirá para crear un fondo destinado, especialmente, al desarrollo del transporte público en todo el país“.

Por eso hoy en Cuba, un Peugeot 508 del año 2013 (que figura entre los modelos más recientes), tiene un precio de 262.185 CUC, precio que no tiene en ningún otro lugar del mundo. Les invito a comentar del tema y mientras tanto sigamos pagando el Almendrón.

Continuará…

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “Del almendrón al ¿Peugeot?”

  1. Eugenio dice:

    Miren despues de pasar la tipica rabia que como cubano 100% me origino verla tan estudia lista de precios, especialmente la de los caros Peugeot, ya me siento mas calmado y puedo entender lo que paso. primero decir que por cuestiones que muchos sabemos el mercado interno de Cuba no se puede comparar con ninguno del exterior por reazones (internas y externas) que no voy a a volver a enumerar porque quien tenga el minimo del conocimiento de economia, mercado y politica no necesita mi palabreria, ademas seria mi percepcion muy personal que desviaria el tema que quiero tocar mas a fondo. Entonces por las causas ha que me refiero yo no veo los precios de alguno de los autos de uso que esten muy por encima de lo que se pudiera esperar, los autos chinos son nuevos en el mercado y la reputacion no es la mejor, aunque les cuento que por experiencia propio rente uno en ultimo viajes y por cuestiones familiares en question de una semana recorri mas del 2000 km entre la habana y pinar y notuve el minimo de problema con el carro Geely SK el cual fue muy economico en cuestiones de gasolina. Entonces estos carros encabezan la lista de carros que a mi parecer esta mas cerca del alcance de algunos cubanos. AHORA lo que si me queda SUPER CLARO es que algun HP se dio a la tarea de publicar los precios de los carros del año en la agencia Peugeot en la habana CON EL UNICO FIN DE MOLESTAR al cubano de a pie y restregarle en la cara cuan imposible podria ser al menos soñar con tener uno de estos autos, que esta mas que decir que no son nada para nadie fuera de los limites de Fracia. Entonces ese o grupo de HP que se dio a la tareita de gastar la tinta y la electricidad para imprimir esa lista de precio deberian cogerla para ir al baño,si es que tienen uno en la agencia. esa lista se publico para atraer la atencion y desviar la gente a comentar sobre otra estupides mas que el gobirno decide hacer y ademas para que el resto del mundo se burle de tan estupida resolucion a la cara de personas que tiene un salario promedio de 25 USD. En fin ya no cojo lucha con la LISTA porque al final se que no van a vender ni una sola pieza y que por ende la empresa Peugeot no aportara la necesaria contribucion al trasporte publico, lo unico que me queda or hacer es esperar a que alguien se digne a retirar semejante falacia del alcancedel publico que pase o visite dicha agencia….Murillo deberia sentir pena de apoyar semejante estupidez si es que de verdad sabe algo de economia! y digo mas porque me vuelve la rabia si pegado al teclado

  2. Atanasio dice:

    Eugenio, no se puede matar al mensajero. Los culpables de tal riculez no son los que divulgaron la lista, los verdaderos culpables son quienes pusieron esos precios. incluso, los autos chinos valen mas que un Honda del año!. Lo que si es cierto es que esta todo preparado para que nadie compre nada. Ninguna persona, con dos dedos de frente gastaria su dinero en un auto que no lo vale. El pais no esta en condiciones de aumentar el parque de vehiculos pues eso implica mas gasolina y los suministros de Venezuela no estan asegurados.

  3. El Isleño dice:

    Dariela,

    De todo tu bien articulado y elocuente artículo, una frase se ha quedado dando vueltas en mi mente: “…la ley que permite a los cubanos (…) la compra de autos nuevos y de uso…”.

    Esta simple frase nos cuenta toda una historia y nos ofrece una visión de la realidad cubana de hoy….como salida de una novela de Kafka nos muestra la absurdidad de los fósiles que gobiernan Cuba con una completa ignorancia de la dignidad humana. El concepto de que tenga que existir una “ley” para “permitir” la adquisición de un bien de consumo es inconcebible en una sociedad de hombres y mujeres libres.

    El debate sobre los precios (los que considero una burla) no ha hecho más que desviar la atención sobre este punto fundamental.

  4. Mariana Pineda dice:

    Todo esto estuvo mas que bien pensado, es solo para el consumo exterior, ahora en el extranjero se dice que ‘ya’ los cubanos ‘pueden’ comprar autos, como se dijo en su momento que ‘ya se puede viajar’ y tambien que ‘ya se puede vender (y comprar) casas. En el extranjero no se sabe mucho mas; Cuba no es el ombligo del mundo y nadie, salvo los cubanos emigrados, se molesta en ir mas alla, por eso nadie se entera de los precios y mucho menos se sabe de los salarios que percibe un cubano de a pie, incluso, quienes lo saben, lo ponen en duda. “Como es posible entonces que los cubanos sonrian tan a menudo y se vistan con ropas de marca?”, me dijo uno de ellos. La amarga realidad es para los cubanos, la leyenda de las ‘reformas’ es para el exterior. Quien gana con esto? Hay que decirlo?

  5. Alejandro dice:

    Lo que hay que preguntarle a los genízaros del Gobierno, empezando por el “Capo” Murillo, es quien les dio el poder de decidir que había que multiplicar por 8 el verdadero precio de los autos. Que yo sepa no se ha convocado a consulta al pueblo. Por tanto esto es una decisión Totalitaria de un Gobierno Totalitario que en nada responde a lo que recientemente dijo el Presidente: “sólo tenemos compromisos con el pueblo”. Con esto demuestran que son una camarilla dictatorial de espalda al pueblo.
    ¿Porqué no le pasan el salario a los trabajadores estatales a CUC y se lo multiplican por 8? Por ejemplo un médico gana $700 CUP, si pasan a CUC serían $700 CUC multiplicados por 8, quedarían en $5,600 CUC (unos $6,400 USD). Con eso podrá vivir adecuadamente ese médico. ¿Cómo no se les ocurre hacer eso?

Escriba una respuesta