author photo

Isbel Díaz Torres: Pinar del Río y La Habana son mis ciudades. En una nací, el 1º de marzo de 1976, y en la otra he vivido desde siempre. Soy biólogo y poeta, aunque eventualmente he sido músico, traductor, profesor, informático, diseñador, fotógrafo, o editor. Soy un gran inconforme y defensor de las diferencias, quizás por haber sido desde siempre un “niño modelo” muy reprimido. Nada me subyuga más que lo desconocido, la naturaleza y el arte me funcionan como fuentes de misterio y desarrollo. Un sorprendente activismo ha nacido en mí en los últimos tiempos. Aunque no estoy muy seguro de cómo utilizarlo, siento que es una energía noble y legítima. Ojalá tenga discernimiento para manejarla.

Velo de mi amiga Yasmín bajo ataque

diciembre 30, 2013 | | |

Isbel Diaz Torres

Yasmin junto a los miembros de Arcoiris Paquito el de Cuba, Negra Cubana Tenía que ser, Norge Espinosa, e Isbel Díaz.

HAVANA TIMES – Sucedió hace unos días en un transporte público habanero, ante la vista de todos. A mi amiga y colega Yasmín S. Portales Machado, un adolescente la atacó halándola por el velo que usa comúnmente, y casi la hace caer.

El muchacho, de unos quince años, la emprendió con Yasmín desde que subió al ómnibus, y haló su velo, ante el asombro e indignación de mi amiga y el también colega Luis Rondón, que la acompañaba.

Ambos reprendieron al chico, señalando la falta de respeto y violación de las más elementales normas de civilidad. “No hay que cogerlo para tanto…” dijo cínicamente el agresor.

Pero eso no fue todo. Unas paradas después, cuando el adolescente se disponía a abandonar la guagua, volvió otra vez sobre Yasmín y de un violento halón por el velo le hizo perder el equilibrio, y estuvo a punto de caer.

En defensa de Yasmín, Luis intentó agarrar con bastante fuerza al jovencito, incluso le rompió la camiseta, pero este logró escapar, dejando a mi amiga casi en shock: mezcla de susto, indignación, impotencia, asombro.

Esa es la corta anécdota, pero ¿alguna reflexión podemos sacar de aquí? Podríamos decir que se trata de un chiquillo mal educado y travieso, pero ello no garantiza que no estuvieran funcionando otros móviles detrás de esa violencia gratuita.

Los actos motivados por sentimientos xenófobos, racistas, discriminatorios hacia cualquier persona diferente, pululan en las sociedades occidentales, y Cuba no escapa de eso. La sociedad ha venido endureciéndose a medida que entra en el sistema mundo, y sospecho que tantos años de cerrazón la han afectado gravemente.

El cinismo con que ya muchos asumen sus sentimientos de racismo, por ejemplo, es ya visible en el cotidiano cubano.

Según Yasmín, en cinco años usando el velo, nadie la había atacado por ese motivo. Me consta que los velos de Yasmín, siempre de brillantes y hermosos colores (el azul claro es mi favorito) no pasan inadvertidos ante los ojos de los demás. Pero eso me parece muy bien, y creo que a mi amiga le gusta que sea así.

El orgullo y resolución con que Yasmín porta sus prendas hasta ahora me habían parecido suficientes para detener cualquier intento de discriminación; mas ya estamos viendo el verdadero rostro de la intolerancia cultivada, y las consecuencias de una legislación nacional pobre en sus enunciados contra este tipo de actos.

España emitió en 2011 la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la No discriminación, que advertía que los centros educativos que nieguen la entrada a los alumnos por motivos religiosos, como es el caso del uso del velo islámico, podrían quedarse sin ayudas públicas.

Con signo contrario, el gobierno del francés Sarkosy aprobó en 2010 una ley en la que se prohíbe el uso del burka y niqab en todos los espacios públicos. Por supuesto, el debate sobre estas prendas es mucho más complejo, donde se contraponen prácticas discriminatorias contra las mujeres, y actitudes xenófobas.

Afortunadamente, quedan cuotas de decencia y civismo en nuestra gente, pues varios testigos del absurdo ataque mostraron una actitud de repudio hacia el adolescente agresor, y de solidaridad con mi amiga.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

12 respuestas a “Velo de mi amiga Yasmín bajo ataque”

  1. 100 % Gusan@ dice:

    Según entendí en una entrevista a Yasmín ella no usa el velo por religión sino porque le da la gana. Más o menos esas fueron sus palabras. Le gusta, le parece un bonito accesorio. A mi también me parece bonito.

    Lo del chiquillo, no se sí llegue a ser un acto de intolerancia religiosa, porque ella misma ha dicho que no es por religión. Mucho menos xenófobo pues ella es tan cubana como el agresor. Me parece una agresión física, que ameritaba ir y poner una denuncia en la policía de menores. Es lo mismo que sí te hubiera arrancado la blusa.

    Lo que sí es preocupante es la violencia callejera. Esa ira incontenible, sin fundamento. Porque Yasmín no se había metido con él. Ese muchacho mañana mata a alguien, por cualquier motivo, porque le cayó mal.

    • Gusana creo que Isbel tiene algo de razón en llamarle xenófobo. Por lo descrito me parece que lo que llamó la atención del muchacho fue el velo pues en él se concentró su ataque. No necesariamente en Yasmin. Los cubanos posiblemente ninguno lleva una pieza de vestir así pues siendo tan diferente de la norma es lo más probable que desató la violencia del muchacho y esto es xenofobia pura o sea miedo a aquello que es diferente y extraño.

      En cuanto a “Los actos motivados por sentimientos xenófobos, racistas, discriminatorios hacia cualquier persona diferente, pululan en las sociedades occidentales” yo creo que es más generalizado que sociedades occidentales, creo que existe en todas partes.
      Estoy seguro que también existe xenofobia y racismo por china o en otros países asiaticos pues es parte de la condición humana.

      • Marcial Rojas dice:

        Ave maria, Sr Yncera: eso pasa todos los días en cualquier lugar: un adolescente atolondrado y poco respetuoso. Lo que me parece vergonzoso es que en un país donde todos los días patean mujeres por oposicionistas, en que cada dia la policía ultraja a los jóvenes negros, estén Uds escribiendo esta tonteria y elevando el asunto a drama ideologico.

  2. Pichardo dice:

    A mi me parece que esto no merece un articulo de HT. Francamente es penoso para que lo que queda la nueva izquierda, chismes y tracatanerias mutuas

    • Carlos Yllobre dice:

      Lo que describe Isbel en este articulo es solo una “pincelada” del grave deterioro de la conducta cívica de la población, del deterioro de las normas de respeto en la convivencia ciudadana, responsabilidad directa no de la nueva izquierda, que usted critica, es del gobierno y personas como usted, que estimulan, participan y son indolentes con los actos de repudio con violencia, las detenciones arbitrarias de los órganos de la SE, quienes las utilizan como forma de represión con el que disiente pacíficamente del gobierno e incluso que han utilizado contra la nueva izquierda y quienes defienden un Socialismo democrático y participativo en Cuba. Ese joven que cometió la agresión ve normal su conducta porque en su cuadra seguramente ve como el gobierno estimula esa misma conducta e incluso lo sacan de su escuela para hacerlo participe de la misma.

  3. Miranda dice:

    Isbel no se trata de que queden cuotas de gente civilizada y decente en Cuba que repudien los actos incorrectos. Se trata de que para Cuba ya es hora de que llegue a ser un pais donde exista un estado de derecho, donde todos los ciudadanos aprendan que el derecho de uno termina donde comienza el del otro. Y esos actos xenofobicos y racistas hace pero muchisisimo rato que se castigan en este pais, lo de la burka es algo totalmente diferente, ley que impusieron despues del 9/11.

    Uno de los dan~os peores que el regimen ha causado al pais es justamente a la civilizacion, desde el primer dia la revolucion comenzo ha apalear, fusilar, sacar a las personas de sus centros de trabajos , de sus casas, se aduen~aban de sus pertenencias y todo lo que sabemos que se hizo y que todavia se sigue haciendo que es lo mas triste, todo esto fue, es y siempre sera una violacion a los derechos individuales de cada persona, porque no habia un policia que “vio” lo que este bandolero le hizo a esta mujer y lo arresto como hacen cuando alguien grita abajo fidel?, o cuando ven a un negro y se le pega la gana a ellos de pararlo e interrogarlo porque pensaron que era un carterista?, o porque toda esa gente no se le avalancho arriba al agresor hasta que llegara la policia?,como siempre hacen con cualquiera que diga algo adverso al sistema. A los nin~os en Cuba se les ensen~a desde el kinder ha gritar y arremeter contra “el que no les guste” los llevan uniformados con pan~oletas y todo a la puerta de la victima del momento a agredirlos , esto los prepara para cuando tengan 14,15 y lleguen a la adultes convencidos de que la falta de respeto al derecho ajeno es aceptable .

    Yasmin no tiene que rendirle cuentas a nadie porque se pone su velo, como el hombre que quiera salir con una saya o pintarse los labios de rojo.

    En Cuba tiene que haber democracia para que aprendan a que, “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros” , (nada mas y nada menos con eso es como empieza la carta universal de los derechos humanos.)

  4. gabriel dice:

    Isbel,

    El tema del velo en los colegios en España es polémico. Desde toda la vida en España ha estado prohibido que los alumnos usen gorros o sombreros en las clases. Pero ahora resulta que hay que hacer una excepción en esa prohibición para permitir únicamente el uso de velos. Es decir, en lugar de adaptarse los inmigrantes a la sociedad que les acoge es la sociedad la que tiene que adaptarse a los inmigrantes.

  5. Isidro dice:

    Lo ocurrido a Yasmín – suceso tan desafortunado – entronca profundo con el gradual deterioro que se viene observando en el sentido de la urbanidad y civilidad en Cuba. Múltiples son los orígenes de este fenómeno y haría falta más de un comentario aquí para alcanzar un consenso al respecto, siquiera somero. Pero lo importante, entiendo, es ante todo reconocer el problema en toda su extensión e implicaciones, sin apasionamientos, pero sin regatearle puntos a la gravedad del mismo. Para ello es preciso que ganen voz todos los actores de la sociedad cubana, desde el Gobierno a los diversos sectores de la sociedad, sin discriminaciones. Ese debería ser el primer paso.

  6. tony dice:

    Me parece un comportamiento gamberro y de xenofobia, Comparto la opinión que da Julio de la Yncera. La fobia, odio o hostilidad contra lo diferente o extranjero no puede ser mas universal. Existe hasta contra personas que piensan diferente. Aun personas que militan dentro del campo de la anti-xenofobia pueden ser mas xenofobicas que nadie, pero no se dan cuenta por solamente fijarse en un aspecto de ella.
    La ley Francesa de prohibir símbolos religiosos en las escuelas publicas, no solamente se aplicaba a los musulmanes, sino a todo tipo de prendas religiosas. Se prohibió no solamente llevar el burka, sino también los crucifijos. No podían ser llevados llevados por fuera de forma visible, tenían que ser no mayor a determinado tamaño, etc. Una verdadera exageración del laicismo.

  7. Isbel Díaz Torres dice:

    Gracias a todos y todas por sus comentarios.
    Pichardo, no debe Ud. alterarse tanto. Si la izquierda ha quedado ´solo para esto´, entonces Ud. podrá dormir tranquilo.
    Por otra parte, No puedo asegurar los moviles reales del muchacho, pero amerita una reflexión para quienes intentamos entender la sociedad que vivimos, y los panoramas que se van dibujando en el horizonte inmediato.

  8. Esto parece islamofobia a la cubana

  9. Angel Vale dice:

    Creo que cualquier episodio de la cotidianidad puede ser relatado en un periodico como HT. Lo cotidiano también es importante porque refleja cómo y hacia donde van las sociedades. Cierto es que este podría pasar por un caso aislado, pero da que pensar sobre como el pueblo ante el maltrato a lo distinto, a lo espontáneo, a lo individual ya sea en el plano religioso, estético, politico o social. En Cuba, para haberse prentendido “el país más justo y equitativo del mundo” se discrimina demasiado a sectores humanos: los negros, lo homosexuales, los “guajiros” (con un plus para los orientales), los pro-izquierda o los pro-derecha … TODO lo que sea distinto a lo oficial. Lo de menos es el color político… Creo que una vez que el peso de la buena educación dejó de depender mayoritariamente en la familia, y sí (o sobretodo) en la “masa amorfa” de la “nueva sociedad”, el civismo y la educación para convivir se fueron ausentando… esperemos que no para siempre.

Escriba una respuesta