author photo

Graham Sowa: He vivido en Cuba durante tres años. Me gustaría achacar la pérdida de cabello, que se ve claramente en esta foto actual, a los rigores de la vida aquí y a la escuela de medicina, pero probablemente se deba a cuestiones genéticas. Las amistades más fuertes que he hecho durante mi estancia en Cuba han sido con otros autores de este sitio web. La fuerza de esas amistades casi ha restaurado mi fe de que el mundo en la red puede traer cambios tanto fuera de esta como en la vida real. Me he ajustado a utilizar Internet una o dos horas al mes. Mientras tanto he redescubierto cosas tales como pasar páginas de libros, escribir cosas a mano alzada, y tener que admitir que no sé algo en vez de buscar rápidamente la respuesta en Google mientras el profesor no está mirando.

FIART, la feria de artesanía de La Habana

diciembre 13, 2013 | | |

Graham Sowa

HAVANA TIMES – ​​ FIART, la feria de artesanos más grande de Cuba abrió sus puertas al público el pasado domingo en su nueva ubicación en la fortaleza que está a la entrada del puerto de La Habana. Esta se desarrollará durante todo el mes de diciembre hasta el día 22.

FIART superó su anterior local, Pabexpo, en la zona de Playa y Miramar, al oeste de la capital. Este año los compradores estarán sitiando la fortaleza de San Carlos de la Cabaña, en lugar de intentar navegar por las congestionadas salas de exhibición  del anterior local.

Además de un entorno más amplio, el actual local  provee  a un mercado turístico ya  establecido.

Cada tarde, cerca del atardecer, los autobuses turísticos comienzan a llegar para que los visitantes puedan ver un disparo de cañón a las 9 de la noche a estilo Disneylandia, mientras observan el  paisaje citadino de La Habana. Probablemente los organizadores pensaron que esta sería una mejor ubicación para el acceso a los turistas que traen dólares, en lugar de las afuera de Pabexpo.

Aunque evidentemente este año la feria está tratando de atraer más asistentes extranjeros  ha habido una presencia de proveedores internacionales mayor que el año pasado.

Los proveedores internacionales provienen en su mayoría de países de Centro y Suramérica. Ellos importan sus productos, que van desde artesanía producidas en la localidad, hasta las artesanías que parecen de producción local, pero probablemente tengan en algún momento una etiqueta de “Hecho en China”.

Tanto los nacionales, como los extranjeros pagan alrededor de 60 CUC por metro cuadrado para comercializar lo que trajeron, con precios que varían de acuerdo con la ubicación y si la cabina se encuentra en el interior o al aire libre.

Los puestos interiores se encuentran dentro de los viejos cuarteles y almacenes de la fortaleza, que fueron construidos con piedra y ladrillo y datan de 200 a 250 años atrás. Los centenarios  pasadizos y techos bajos forman un impresionante  laberinto de cámaras interconectadas, que  con suficientes visitantes, crearán probablemente la misma sensación de sauna de Pabexpo, pero con menos espacio encima de la cabeza.

La feria llega este año con algunos imprevistos, ya que los comerciantes también tienen que poner  iluminación y electricidad a sus puestos de venta, un mercado que los cuentapropistas cubanos están atendiendo con gran placer.

Aunque FIART está catalogada como un evento internacional,  el tema de esta ocasión está dedicado a la provincia de Pinar del Río y a la cultura tabacalera cubana.

El sabor agrario se complementa con un par de artículos de precio elevado.

Vi una caravana que se parece a algo donde viviría una familia gitana de 1800, con televisión de pantalla plana y aire acondicionado por  21 mil 500 CUC. Le dije al vendedor que la compraría inmediatamente si podía pararme ahí sin golpearme la cabeza. Todavía está a la venta, preferiblemente para alguien de estatura un poco más baja.

Los Carpenteros, el famoso dúo artístico de La Habana, está promoviendo su entrada en el mercado cubano de la vivienda con la estructura completa de una casa de madera construida en el lugar. No llegué a preguntar el precio, pero sí comenté que podía ser una buena idea si dejan que algunas de las familias que perdieron sus hogares durante la inundación de hace  una semana se queden en la casa hasta que alguien la compre.

Además de estos artículos de gran precio se encuentra la oferta habitual de muebles artesanales y decoraciones para el hogar que cuestan lo que gana un trabajador cubano en 10 o 20 años.

A pesar de los siempre presentes matices de división de clases, cuando se mira estos elementos en el contexto cubano es refrescante ver la creatividad y la innovación en la pantalla.

La feria está abierta al público de 10:00 am a 6:00 pm todos los días.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “FIART, la feria de artesanía de La Habana”

  1. Isidro dice:

    Lo del trailer para enanos en 21500 CUC parece una broma. Nada, chistosos que somos los cubanos…

  2. tony dice:

    Isidro:
    Tengo muy buenas referencias personales de Graham. Es un magnifico muchacho. Me he molestado que lo hayan ofendido en mas de una ocasión cuando el no tiene ni el dinero para contestar por no poder pagar el tiempo de Internet. Pero es cierto, a veces su candidez es simpática.
    Nada Graham, como dijo El Quijote;- Soñad Sancho soñad, dejad que los perros ladren”. Tu sigue en lo tuyo,

    • Isidro dice:

      Hola, Tony:
      Conste que no le estoy echando nada en cara a Graham, pero sí a los que exponen al público semejante “vehículo”, con tan poca capacidad y, sobre todo, con un precio astronómico (por demás imposible de adquirir para los cubanos).
      saludos

      • tony dice:

        Hola Isidro:
        La ultima persona que yo pensaría que le echa algo en cara a Graham eres tu. Yo también me reí con tu comentario del “vehículo” para enanos a 21,500 CUC. Pero si lees bien, Graham también se ríe del asunto, pero lo hace con mucha sutileza. Hay que entender el humor Americano para “llevartela”.
        Al pobre Graham también lo “actualizaron”. A partir de este año la Escuela Latinoamericana de Medicina cuesta $13,000 anuales para todos los estudiantes, ya sean latinoamericanos, asiáticos, africanos o de la Conchinchina.

        Yo mismo me estoy rascando la cabeza y haciendo cálculos económicos con esto de que van a poner el CUC 10 a 1 con el dolar, estando ahora 25 a uno. Explícame, tu que sabes de intercambio de divisas y hasta escribiste un articulo sobre el tema, ( risas) Dime;- hablando en plata. A los cubanos que estamos fuera eso no beneficia o nos ayuda. ¿Como esto nos afecta y como afectaría a las remesas? Necesitamos un economista rápidamente. Me preocupa que también a nosotros nos actualicen.
        Saludos

        • Isidro dice:

          Tony:
          Como que me has hecho la pregunta del millón (jaja): respecto a la unificación monetaria en Cuba creo que tendremos que terminar echando mano a ese viejo galimatías, según el cual el asunto “ni nos beneficia, ni nos perjudica, sino todo lo contrario”. Es que hay demasiadas nebulosas de por medio, incluso para los entendidos. Mira, yo casi viví la unificación monetaria de China. Acá había dos monedas , o más bien tres: el yuan o renminbi, el FEC, o certificado de compra (similar a nuestro CUC, para adquirir artículos en las tiendas en divisa), y los cupones de compra (equivalentes a nuestra Libreta de Abastecimientos). En 1993, desaparecieron casi de la noche a la mañana los dos últimos, dejando el yuan como único factor de adquisición de bienes y servicios. Lo mejor es que todo ocurrió sin traumas. Claro, para eso se fomentó la productividad a niveles nunca antes atestiguados en la historia contemporánea del país. Y a ese punto se llegó ante todo con la liberalización de las fuerzas productivas, experimento que tuvo su inicio en las antiguas comunas campesinas y luego prosiguió con la dejación del monopolio estatal y el aliciente al empresariado privado, tanto local como foráneo. En fin, para no hacerte largo el cuento. mientras en la Isla le sigan poniendo tantos traspiés a la iniciativa privada, no creo que avancemos mucho.

Escriba una respuesta