author photo

Jorge Milanes: Soy animador turístico y relacionista público. Hace 45 años que nací en un pequeño pueblo costero del este de la Habana llamado Cojímar. Me gustan mucho los viajes y las aventuras, ya conozco bastante sobre mi país y me gustaría conocer otras naciones. Disfruto leer, cantar, bailar, la alta cocina y hablar con gente interesante, que brinde sabiduría y alegría.

La culpa no la tiene nadie

diciembre 11, 2013 | | |

Jorge Milanés Despaigne

Havana metro bus. Foto: Caridad

HAVANA TIMES — Al montar, el chofer tenía la mano puesta en la alcancía del ómnibus, y todo el que subía le daba un peso.

“Chofer no tengo menudo”, le dijo una señora que en el tumulto acababa de subir.

“Si no tienen dinero para pagar se bajan, yo no tengo la culpa de que no tengan menudo”, aclaró en voz alta.

“Ni yo tampoco”, contesto la señora.

Los que estábamos alrededor de la alcancía nos dimos cuenta que casi siempre, esa mano, terminaba en su bolsillo. ¡Qué mano aquella!  .
Aunque el precio es de cuarenta centavos, es casi imposible cambiar un peso, salvo en “algunos bancos”, y no queda más remedio que pagar con un peso.

Años atrás, existían conductores que cobraban el pasaje, daban el vuelto, pero no cumplían con la recaudación establecida, y la empresa decidió sacarlos de circulación. También tenían ese problema de la mano.

Por fin, luego de la discusión, pudimos continuar viaje, como sardinas en lata, rodando por las calles de La Habana. Llegamos a la otra parada:

“Caminen para atrás, no se me aglomeren en la puerta”, reiteró el chofer, y volvió a poner la mano en la alcancía. Luego, cuando no cabían más personas por la puerta delantera, se inclinó y sacó la mano.

“Vamos, paguen aquí y monten por la última puerta”.

Pero se dio cuenta que alguien logró subir por la puerta trasera y no pago.

“Y tú, no piensas pagar,” pregunto por el retrovisor.

“No tengo menudo, si te pago en la mano me tienes que dar vuelto, porque tienes suficiente menudo para darlo. Tal como cuidas tu bolsillo, yo cuido el mío”, el hombre sacó un peso y le dijo: “Permiso que voy a pagar en la alcancía”.

El transporte está muy difícil y sin ninguna mejoría, igual que conseguir un peso; sin embargo, para algunos choferes de ómnibus, “la mano”, no está mal.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “La culpa no la tiene nadie”

  1. lareevolucion dice:

    Cuba es unica, y propicia muchas veces todo esto haciendose la humana a logrado un sistema de lucha por supervivencia que carcome los valores morales que tenemos. Tomen ejemplo de Europa, no se hagan mas ejemplo que la pobreza y la carniceria humana no es guia ni modelo para nadie, no se puede hablar mas de humanidad ni mucho menos. Vean como se hace en otros lugares, el conductor no tiene que tocar el dinero, el dinero se cobra en casetas aparte para vender tickets de tranvia, guaguas y demas, y para los que usan este transporte diario se venden a precios fijos con descuento tickets igual, precios para todos.. El gobierno se hace la que tiene amigos en todos los paises de America Latina, y ninguno deja entrar a los cubanos sin Visa.. amiguitos que tienen ;)

    • El Gabo dice:

      ¿Cuál gobierno es el que tú dices? acá ese grupo de ratas no son gobierno, son saqueadores a perpetuidad, y esa clase de ladrones nunca han hecho amistad con nadie. Encuentran quien les fíe la juerga y en el mejor de los casos la intentan medio pagar con maní. La idea de suprimir los requisitos para salir del país no fue sino la más vil de las hipocresías, EL TRASLADO DEL PROBLEMA A OTROS, porque los que asumen ser gobierno nunca lo han sido, nunca han tenido poder para resolver absolutamente nada, sino para “resolver” lo propio, AHORA LE HAN CREADO EL PROBLEMA A LOS OTROS. Párate en algún momento fuera de alguna embajada o consulado acá y notarás lo que comenta la gente al salir sin la ansiada visa ¿y medio enterados están de del derecho de cada representación diplomática de negar el ingreso a su territorio? a quién le importa, pero el ciudadano perfectamente sabe, intuye al menos, del derecho que tiene de ser tratado de otra forma por “su propio gobierno y en su propio país”.

  2. 100 % Gusan@ dice:

    Aquí desde que pusieron tarjetas se ha mejorado mucho la fluidez en la subida, no hay que tener menudo a la mano, el chofer no tiene que dar cambio, si no pasas la tarjeta no se abre la puerta, los comercios ganan algo por recargar las tarjetas, y nadie asalta al chofer para robarle la alcancía.

Escriba una respuesta