author photo

Regina Cano:Nací y he vivido durante toda mi vida en La Habana, Cuba, la isla de la que no he salido aún y a la cual amo. Vine a esta realidad un 9 de Septiembre. Mis padres escogieron mi nombre por superstición, pero mi madre me crió fuera de la religión que profesaba su familia. Estudié Contabilidad y Finanzas en La Universidad de La Habana, profesión que no desempeño por ahora y que decidí cambiar por hacer artesanías, algo de cerámica y estudiar un poco sobre pintura e Inglés. Ah! Sobre la foto; me identifico con los preceptos Rastafari, pero no soy una de ellos, solo tengo este gorro que uso de vez en cuando, pero les aseguro que no tenía una foto mejor.

Cerrado por Derribo. Derrumbes en La Habana

noviembre 11, 2013 | | |

Regina Cano

HAVANA TIMES — Casi termina la temporada ciclónica en Cuba, pero escuchar hablar de ella en La Habana es motivo de temor para muchos capitalinos. Lluvia sostenida por días o tan solo en las tardes, unido a una fuerte luz solar que seca todo con rapidez.

Lo anterior trae consigo los conocidos derrumbes o perdida de parte de las condiciones habitacionales de las edificaciones más antiguas de nuestra ciudad. Muchas de estas construidas con materiales que el tiempo ya no sostiene y que no recibieron mantenimiento en larguísimos años.

Nada nuevo en sí para quien está al tanto de esta situación, solo que esta es la causa de una emigración obligada hacia otros lugares, por lo que años atrás llegaron a mi barrio Alamar -otrora “Ciudad del Futuro” (link)- muchos habanaviejeros con pocas ganas de quedarse.

Pero a ellos la suerte les sonrió con un apartamento para cada núcleo familiar crecido dentro del núcleo original y aglomerados en la antigua vivienda, atestada de miembros de diferentes generaciones, propósitos de vida distintos y desiguales costumbres.

Pues gente, en la intención de lograr su estadía después del Túnel de la Bahía el gobierno se les favoreció con prebendas, algunas de ellas no disfrutadas por los vecinos de las inmediaciones.

Dentro del condominio formado por los edificios ocupados por ellos, se habilitaron: farmacia, bodega, consultorios médicos, venta de panes y dulces, teléfonos -que gracias a su ubicación nos benefició a nosotros también- y abundante servicio de agua, al que no estaban acostumbrados.

Y cómo no ofrecerles lo mínimo de condiciones para que aceptaran vivir en, la llamada por sus habitantes “Ciudad Dormitorio” -porque la mayoría de los alamareños trabajan en el Centro de la ciudad-, cuando en su lugar de origen tenían de “todo” a la mano.

En un principio su reacción fue de molestia y resistencia, a pesar del acuerdo previo. Protestaban todo el tiempo por el mal transporte, por lo lejos de otros comercios. Alamar  sufrió casi un abandono, que el Cuenta Propismo ha venido a llenar, mientras que en la Habana Vieja “…solo bastaba bajar las escaleras de las casas o abrir la puerta…” para cubrir los apremios de abasto.

A esto se agregan las secuelas en el comportamiento que el hacinamiento vivido les dejó y del cual no se libraron tan pronto.

Ciertamente, a través de esta migración la Habana Vieja se libra de un exceso, pero a la vez crea un despoblamiento oportuno para construir más comercios y parques por cada edificio que se viene abajo.

Esto, en vez de rescatarlos para sus antiguos moradores, quienes sufren la perdida de sus condiciones estables de entorno de un barrio que prefieren.

Actualmente muchos de ellos se han adaptado con los años a Alamar y su ambiente entre urbano y rural y han ido naciendo nuevos descendientes, que a pesar de la inconformidad activa de sus padres, ya pertenecen al lugar.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Una respuesta a “Cerrado por Derribo. Derrumbes en La Habana”

  1. Angelus danielo dice:

    Escribir sobre donde se está, y en el contexto que se vive, requiere de mucha lucidez; para verlo desde afuera, aunque estes dentro; para no pecar de ciego en el pais donde nos enseñaron a soñar con los ojos abiertos….
    Me he demorado un poco,,, en colarme en tu casa virtual… pero mas vale tarde que nunca….

    te mando un beso y sabrazos….
    y felicidades por tu cumple en sept… que en mi despiste… pensé noviembre…

Escriba una respuesta