author photo

Caridad: Si tuviera la oportunidad de escoger cómo sería mi próxima vida, me gustaría ser agua. Si tuviera la oportunidad de eliminar algo de lo peor del mundo borraría el miedo y de todos los sentimientos humanos prefiero la amistad. Nací en el año del primer Congreso del PCC en Cuba, el día en que se celebra el orgullo gay en todo el mundo. Ya no vivo al este de la habana, intento hacerlo en Caracas y continúo defendido mi derecho a hacer lo que quiero y no lo que espera de mí la sociedad.

Socialismo Cristiano y Elecciones en Venezuela

noviembre 5, 2013 | | |

Caridad

Nicolás Maduro en el cuartel de montaña donde se encuentran los restos de Hugo Chávez. www.avn.info.ve

HAVANA TIMES — La beatificación es el proceso burocrático más popular dentro de la Iglesia católica, una especie de cuño que acredita que el “milagro” otorgado por un muerto es santo y no diabólico o pura casualidad.

La beatificación del doctor Jose Gregorio Hernández (Venezuela 1864-1919) es una de las causas que persigue Nicolás Maduro desde que asumió la presidencia.

Hace unos días aprobó 150 millones de bolívares para culminar la construcción de un santuario para este santo-médico de los pobres.

Un periódico reseña: “En el santuario, el jefe de Estado pidió por la salud de los venezolanos que padecen alguna enfermedad”.

Y a mí, que me tiene traumatizada el asunto de la atención médica en este país – desde mi último diario al respecto he sido testigo de varias historias tremebundas – no deja de venirme una idea a la cabeza: 150 millones de bolívares para un santuario donde los aquejados de alguna enfermedad vayan a pedir milagros.

En lo particular…si voy a rezar, meditar, o lo que sea que vaya a hacer respecto a asuntos espirituales, no creo necesario entrar a ningún edificio, y mucho menos invertir más de 20 millones de dólares en su construcción, cuando podría invertirlo en algo más objetivo como: hospitales, algo de lo que se ufana de carecer este país.

Lo más irónico es un presidente pidiendo a un santo (o cualquiera que sea su categoría) por la salud de su pueblo.

Insisto, ¿si uno es presidente y tiene cierto poder para aliviar la mala salud de su pueblo, no es mejor que, en vez de rezar, Actúe?

¿Los 150 millones de bolívares estarán destinados al convencimiento electoral – una vez más las elecciones – a costa de la religiosidad de un pueblo?

La religiosidad – más que espiritualidad – es una característica que resalta en este nuevo presidente de Venezuela.

Lo primero que llamó mi atención fue aquel intento – fallido por suerte – de momificar el cuerpo inerte de Chávez y exponerlo de forma permanente para que los venezolanos le visitaran en una especie de peregrinaje.

No obstante, sí quedó su cuerpo en un Mausoleo en el Cuartel de la Montaña, junto al cual tiene una oficina el nuevo presidente, para sentirse alentado y guiado espiritualmente por su “Padre”.

La Campaña electoral de aquel momento se planteó en todo momento la deidificación del ex presidente Chávez: “Nos declaramos apóstoles de Hugo Chávez, los apóstoles de la causa del comandante Chávez. Vamos a cuidar su legado porque vamos a cuidar a nuestro pueblo”.

Si le quitamos el nombre de Chávez a estas palabras de Maduro y le colocamos el de Jesús, o Cristo…luciría hasta más armónica la frase. Pronto llegó el sobrenombre de Comandante Eterno y Líder Supremo, hasta Cristo  Redentor de los Pobres de América.

Ya presidente, Nicolás Maduro aseguró que, si alguien había intercedido en el cielo para el nombramiento de un Papa latinoamericano, ese había sido Chávez. Y más tarde llegó la historia del «pajarito», la figura de Chávez en forma de ave (como el espíritu santo) apareciéndose al nuevo presidente provocó risas y burlas; pero dada la religiosidad de gran parte de los venezolanos, no creo que el mensaje subliminal haya pasado desapercibido.

No ha habido necesidad de interceder ante el Vaticano para convertir a Chávez en una especie de santo benefactor…mucho más que eso, Gran Guía Espiritual, Dios Protector.

Desde entonces no hay discurso de Maduro en el que no haga referencia a Dios, a Chávez en el Cielo, sus palabras a veces parecen más las de un Pastor que las de un Presidente de una República “casi- Socialista”.

Cada una de sus decisiones como presidente está enmarcada en la frase: ese era el deseo de nuestro Comandante, esa fue una idea de Chávez, de esto estará Orgulloso el Comandante Supremo.

¿Acaso no se guía cualquier religión por la Fe y obediencia ciega?

¿Quién puede razonar o discutir con alguien que ya no está vivo?

Para las próximas elecciones municipales (8 de diciembre, 2013) ha dicho Maduro: “Decretaré el 8-D día de la lealtad al legado de Hugo Chávez y del Amor a la Patria. ¡Día de la Lealtad y del Amor!”

Proceso electoral para demostrar la Fe, no para analizar y llegar a conclusiones sobre los mejores candidatos a seleccionar.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “Socialismo Cristiano y Elecciones en Venezuela”

  1. Gabriel dice:

    En Latinoamérica está surgiendo una especie de “Socialismo Mágico,” y donde se nota más es en Venezuela. Es algo que no tiene nada que ver con el autodesignado “Socialismo Científico” clásico nacido en Europa.

    A los europeos eso les produce mucha gracia, aunque, bien pensado, esa es una forma genuina de desarrollar un socialismo autóctono, más que de copiar el modelo de la USSR tal como se hace en Cuba.

  2. Atanasio dice:

    Jamas nuestro continente saldra del hueco donde esta en el plano social. Entre el pajarito que aparece, el medico milagroso (que no la mision milagro), el consumo de pollo como causa del afeminamiemto segun el presidente boliviano Evo Morales, la imagen de chavez en un foso del metro y la complicidad silenciosa del Primer Territorio Libre de America. hay suficiente material para mantener a todos en una nueva era de oscura inquisicion. Por eso nadie nos hace caso, por eso prohiben el paso del avion de morales por Europa, por eso los Americanos siguen comprando el petroleo venezolano a pesar de tantos ataques del chavismo, por eso no le hacen caso ni al canal de Nicaragua, ni al litigio de Ecuador con la chevron, ni a las cantaletas de cristinita o las protestas del brasil. en fin, tenemos republicas plataneras para rato

  3. Oppiano Licario dice:

    No existe el socialismo cristiano, porque ambos , son …antagónicos, y no se mezclan, como el agua y el aceite, el socialismo no puede ser cristiano y viceversa, están en las antipodas ideológicas,..y cito al CVII: “Si acaso el socialismo, como todos los errores, tiene una parte de verdad (lo cual nunca han negado los Sumos Pontífices), el concepto de la sociedad que le es característico y sobre el cual descansa, es inconciliable con el verdadero cristianismo. Socialismo religioso, socialismo cristiano, son términos contradictorios; nadie puede al mismo tiempo ser buen católico y socialista verdadero” .
    Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes, 1965.
    Y de Maduro, ni comentaré, porque Dios sabe bien, que sólo improperios escribiría contra este hombre, y ni siquiera HT, me los publicaría, eso sí, quiero citar a Vargas Llosa, …si me lo permiten: “… en América Latina, al menos, hay una cierta forma de idiotez ideológica que parece irreductible. Se le puede ganar batallas pero no la guerra, porque, como la hidra mitológica, sus tentáculos se reproducen una y otra vez, inmunizada contra las enseñanzas y desmentidos de la historia, ciega, sorda e impenetrable a todo lo que no sea su propia tiniebla.” -Mario Vargas LLosa.(El Regreso del Idiota)

  4. El Gabo dice:

    La imbecilidad tiene nombre, tiene forma(habría que discutir si humana, o semi humana), se manifiesta de terrible manera como un remedo de sátrapa, como un espurio, un arribista, una farsa mal hecha dentro de la vida política de un pueblo que hace rato está en terapia intensiva. La estupidez brota a raudales cuando este ordena, cuando siquiera bosqueja palabra alguna, cuando se para frente a los miserables a los que tiene sometidos, cogidos por los cojones, amarrados por su pobreza. La necedad es lo único que ahora mismo está al frente del gobierno venezolano, la sandez total, misma que se llena los bolsillos con la riqueza de una nación que tendría para crecer más, mucho más que Brasil, que guarda una historia inmensa de grandes pensadores y de quienes se podrían tomar mil y un ideas para llevar a Venezuela al desarrollo. Pero las lacras amenazan quedarse con el negocio, cuales viles sanguijuelas, y creen que chuparán la sangra de esta nación la cual les queda grande, demasiado grande, a pesar de que su mecánica fue “sectarizarla”, quebrarla muy desde adentro y actuar a partir del hambre y la ignorancia de tanto creyente. Pero a cada cerdo le llega su San Martín, y a un cerdo maduro aún más pronto que ya.

  5. Eduardo Fernández dice:

    … “la religión es el opio del pueblo” …. Karl Marx

    no tengo nada en contra de la religión, pero parece que tienen a algunos pueblos embobecidos.

  6. cubanito_soy dice:

    “El comunismo ha sido considerado por pensadores como Raymond Aron y algunos autores alemanes como una especie de sustituto de la religión, o una pseudo-religión, tal vez una parodia. Reconocen que tiene un parecido a una religión, pero nada más. Para mi, por otro lado, el comunismo era en realidad una auténtica religión, quizás la más importante del siglo XX”.

    Pero ¿ una religión sin dios?

    “Sí, es cierto, y es precisamente esta característica la que atrajo a tantos intelectuales. Como habían sido criados en tradiciones monoteístas, muchos de ellos se sintieron atraídos por Rusia tras la Revolución de Octubre porque estaban fascinados por la idea de un país que carecía de eso que llamamos Dios. La revolución fue vista como un acontecimiento que resolvería el rompecabezas de la historia. Pero en el corazón del comunismo hay una paradoja, y es que la renuncia a Dios es el artículo de fe fundacional. En el celo que ponen en la creencia de haberse trasladado más allá del reino de Dios y de la fe, al ámbito de las leyes científicas de la historia, los revolucionarios y sus simpatizantes se revelan precisamente como los verdaderos creyentes.

    Y aquí hemos de ser capaces de pensar más allá de las categorías con las que hemos crecido. Por supuesto, existen diferentes definiciones de religión. Ninguna de las monoteístas aceptará la definición del comunismo como religión, porque para ellos la presencia de Dios se encuentra en la raíz de su definición. Pero sólo las religiones del libro – el cristianismo, el judaísmo y el islam-, que comparten un origen común en el Antiguo Testamento, ponen el énfasis en este tipo de Dios. No es lo mismo para los budistas, por ejemplo, para quienes Dios no es importante o es un tema secundario, y esto vale también para otros sistemas religiosos.

    Hay una definición científica y sociológica de la religión que es muy diferente. Este punto de vista -que se expresa en la obra de Emile Durkheim y Max Weber, así como en muchos antropólogos- define la religión como una especie de experiencia totalizante, algo por lo que la gente está dispuesta a sacrificarlo todo y que da sentido a sus vidas. Desde esta perspectiva, por supuesto, el comunismo es una religión. Para millones de personas, el sentido de su vida fue definido por el comunismo como un conjunto de creencias. El comunismo era la verdadera religión “.

    Fuente: http://www.burbuja.info/inmobiliaria/politica/244686-comunismo-religion.html

    Y aunque los FANATICOS TOTALITARISTAS no quieran aceptarlo, EL COMUNISMO ES RELIGIÓN!!!, por eso persiguieron tanto la religión, porque nos narizones no se pueden besar. Para mas elementos, lease “1984″ de George Orwell, el cual magistralmente define lo que es en su esencia el Comunismo

    • Gabriel dice:

      En Corea del Norte el Comunismo se ha convertido en una verdadera religión con milagros incluidos. Por ejemplo, aseguran que cuando nació el Gran Líder apareció un doble arcoiris y callaron todas las bestias del bosque. El tiempo en Corea del Norte no se mide a partir del nacimiento del Gran Líder, sino a partir de su concepción. Aparentemente tenían a alguien registrando el instante del orgasmo del padre mientras fornicaba con su madre.

Escriba una respuesta