Artesanía con aroma para cuidar su piel

octubre 21, 2013 | | |

Yusimi Rodríguez

Elaboración de jabón artesanal, después de rayar el Jabón Marsella, Sandra lo pesa, lo coloca en el recipiente de cristal y agrega el líquido. En algunos casos agua, para los jabones de manzanilla y tilo, la infusión. Para el jabón de café con menta, café. Y pone el recipiente a baño maría.

HAVANA TIMES — La calle Empedrado conduce a la Catedral de La Habana y es una de las más transitadas de la Habana Vieja. En la cuadra limitada por las calles Cuba y San Ignacio se ubican sitios de interés como  el Centro Alejo Carpentier y el restaurante La Bodeguita del Medio.

Desde el 8 de septiembre, Empedrado también acoge un negocio privado que muestra la inventiva de los cubanos. “D’ Brujas”, llamada así porque se hacen pociones con plantas, es  una tienda de jabones artesanales, elaborados solo a base de productos artesanales, sin químicos. Su dueña, Sandra Aldama Suárez, fabricante de estos jabones, es defectóloga de profesión.

HT: De la defectología a la jabonería artesanal

Sandra: Me gradué en 1998, pero abandoné Educación después del servicio social y realicé varios trabajos. En el 2009, tuve mi hijo y decidí que era el momento de tener un negocio propio que dejara salir mi creatividad. Abrí una peluquería que funcionó durante un año y luego quise hacer algo diferente.

Mi abuela paterna, Ofelia Zambrano Santiesteban, siempre ha hecho cremas, jabones, champú, con productos naturales. Es miembro de la Asociación Cubana de Artesanos Artistas (ACAA), hace postales con plantas herborizadas, lo que llamamos naturaleza muerta, pero tuvo una perfumería antes del triunfo de la Revolución y la entregó voluntariamente al gobierno Revolucionario en 1959. En 1994, participó en un foro de ciencia y técnica y ganó un premio con recetas de productos naturales. Pero en aquel momento no existía la posibilidad de otorgar licencias para elaborar productos de belleza con ingredientes naturales.

Jabones de zeolita recién terminados.

Me puse de lleno para eso, con cosas aprendidas de ella e investigaciones que hice sobre cómo se mueve la jabonería artesanal en el mundo. En muchos países hay tiendas donde te venden la base para hacer tu propio jabón. Aquí no hay, así es que dos años atrás empecé a hacer pruebas para ver qué base podía usar. Tuve que adaptar las técnicas a nuestras condiciones.

Por eso empleo la técnica de refundido que es muy antigua, hice diferentes pruebas hasta llegar al jabón de Marsella que es un jabón vegetal y permite que el ingrediente usado para enriquecer los jabones tenga efecto. Lo compro en la tienda Habana 1791.

HT: Aunque Sandra pensó este negocio hace dos años, abrirlo no fue tarea fácil. Necesitaba un lugar bastante transitado, no solo por extranjeros sino también por cubanos.

Sandra: Este producto es para ellos, son quienes quiero que lo conozcan, ya que los extranjeros están rodeados de esto en sus países.

HT: Cuando por fin encontró el local y las circunstancias estaban creadas para abrir, tuvo un contratiempo que puso en peligro la inauguración de su negocio.

Sandra: Robaron en mi casa, en pleno día. Se llevaron todo: la computadora de mi esposo, los uniformes de mis vendedoras, que yo acababa de comprar.

El ingrediente sólido se agrega casi al final: zeolita (en la foto). No se cocina. La fragancia en aceite se agrega casi antes de amoldar.

HT: Pero aparecieron personas solidarias.

Sandra: La persona que me hace las bolsas de papel me dio oportunidad para pagarle más adelante; un amigo diseñador me ayudó con todos los diseños que había perdido, la reestructuración… El mostrador me lo hizo un amigo, casi de gratis. El dueño de la casa donde alquilamos el local también me ayudó. Las muchachas volvieron a comprar los uniformes; sólo quedaban tres blusas pero las compramos y las arreglamos.

HT: Dices que tu producto está diseñado para los cubanos.

Sandra: Vendía los jabones antes de abrir la tienda, a modo de prueba, para ver la aceptación. Siempre lo compraron cubanos.

HT: En las tiendas estatales de productos en divisas hay jabones más grandes y económicos que los tuyos. Incluso el anti bacterial, que es caro, es más barato que el tuyo que es pequeño y cuesta 2 CUC. ¿Por qué compraría el tuyo y no los de las tiendas?

Sandra: Es verdad que el de la tienda gana en precio, pero no en calidad. Mi producto es una opción más sana. No trabajo con colorantes ni químicos. El jabón refundido conserva casi el 100% de las propiedades del ingrediente que agregues, a diferencia del jabón industrial, en el que se emplea hidróxido de sodio o de potasa. Empleo aceites de alto valor cosmético en la elaboración. Son jabones duros, muy duraderos. Un jabón de zeolita que uses para la cara, tres veces al día, puede durar un mes y más. No se pone baboso, hace una espuma diferente, dada por el aceite de coco. Como es un producto artesanal, también tengo la posibilidad de hacerlo al gusto de un cliente que, por ejemplo, me pida una base de zeolita con aroma de menta.

Jabón de miel en forma de caracol, uno de los jabones más suaves de la línea, de los más vendidos.

HT: ¿Qué tiempo dura el aroma en la piel?

Sandra: Tengo jabones muy aromáticos, aunque se dice que el jabón natural no debe tener mucho aroma. Los extranjeros compran jabones con menos olor. Los cubanos compran sobre todo el de zeolita para el cutis graso, el acné juvenil y los granos…; el de miel, que tiene una fragancia muy rica, el de tilo también.

HT: ¿Tu jabón de zeolita realmente ayuda con los problemas de cutis graso y acné?

Sandra: Pruebo todo lo que hago en mi persona, aunque no tengo esos problemas, pero es el jabón que más aceptación ha tenido. Abrí hace un mes y tengo clientes que compran un jabón de zeolita semanalmente. Tiene en su composición aceite de almendras, para que no reseque. Elimina el exceso de grasa pero no reseca el cutis.

HT: Entonces no usas los jabones industriales que se venden en las tiendas.

Sandra: Hace algún tiempo que no. Mi familia y yo usamos jabones artesanales.

HT: ¿Planes futuros?

Sandra: Muchos clientes me preguntan si no haré jabones para lavar, o para perros.  Lo primero sería muy caro de producir, y tendría que investigar para saber qué funciona en un animal. He pensado preparar mascarillas a base de productos naturales que el cliente pueda aplicarse en su casa siguiendo las instrucciones. Pero debo consultar con el Ministerio del Trabajo.

Ingrid García Aldama, prima de Sandra, vendedora, también realiza postales con plantas herborizadas.

HT: Aunque existe una licencia para elaborar jabones, betún, tinta, etc., no está liberada aún. Para abrir su negocio, Sandra tuvo que sacar una licencia como artesana.

Sandra: Quisiera que en algún momento alguna institución analizara el producto y lo validara. Sería una seguridad para mí y para los clientes.

HT: Hasta ahora, no ha existido ninguna queja de reacción alérgica a los jabones de “D’ Brujas”. Desde la apertura de la tienda, no ha transcurrido un día sin ventas.

Sandra: Un punto a nuestro favor es la atención al cliente, se le brinda toda la información, con amabilidad, compre o no compre. Tampoco puede ocurrir que alguien entre y ellas se queden sentadas, hay que atender a todo el que llegue. Tengo muy buenas vendedoras, creen en el producto que venden porque lo usan y saben transmitir esa confianza al cliente.

A veces los extranjeros son muy groseros y aunque he sido amable, los he puesto en su lugar. Debe llegar el momento en que nos respeten. Somos un país del tercer mundo, pobre, con muchos problemas, pero no todo se vende. Vendemos jabones, no se vende la vendedora.

Tampoco les permito que minimicen mi producto. Conocen la jabonería artesanal porque la tienen en sus países. Saben que no hay nada mágico. No quita las arrugas. Decir eso sería mentir. Ningún producto natural lo hace. Esto es un primer paso en el cuidado de la piel.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

8 respuestas a “Artesanía con aroma para cuidar su piel”

  1. Estrella dice:

    Desde Perú, les mando toda la buena vibra y éxitos, ustedes son dignas de admiración, demuestran con su trabajo, que nada es imposible, cuando se quiere superar y salir adelante.
    Viva Cuba! ….Viva el Perú señores!

  2. mirta concepcion dice:

    Gracias sra.Yusimi Rodriguez por este muy agradable post,Sencillo y bello.
    Me ha causado satisfaccion leer sobre la tenacidad e ingenio de la sra.Sandra Aldama.
    Le deseo exito en su aventura y admiro su dignidad personal cuando groseramente algun extranjero
    ha mostrado interes en comprar algo que no esta en venta:la integridad moral de las jovenes que trabajan
    en su tienda.
    En caso que ud. lea este comentario le ruego exprese a la sra.Aldama mi admiracion por su defensa de la
    dignidad de la mujer cubana.Suya,Mirta

  3. Atanasio dice:

    Felicidades Yusimi por tan lindo articulo y muchisimo exito a Sandra en su prospero negocio.

  4. Eduardo Fernández dice:

    Tremenda creatividad. Pienso que debería existir una lista de profesiones prohibidas y no una de profesiones legales. Es una camisa de fuerza a la creatividad de las personas como estas Brujas.

  5. Zarathustra dice:

    Ja ja ja, Sin químicos! Querrá decir sin sintéticos. Aún así me encantaría conocer el proceso; los estudios que demuestran los beneficios y la inocuidad de los “no-quimicos” que utiliza. No todo lo que es natural es sano, sino preguntaseles a las serpientes.

  6. jorgealejandro1 dice:

    Muy bonito negocio, ojalá prospere y no le caigan encima por envidia, ni porque pretendan que está “ganando demasiado”, ni porque le haga sombra a alguien. El talento y el tesón deben premiarse.

  7. Tiziana De Colle Gonzalez dice:

    Soy la cuňada de Sandra, y soy muy orgullosa de ella!!!
    Es una super rmujer!
    Desde Milan, le deseo lo mejor!!!
    besos,
    tiziana

  8. Lisandra dice:

    Hola,, ante todo decir,, que muy buen articulo y que me causo gran nostalgia,, ya que yo era fiel cliente de Sandra,, era de esas que le compraba sus jabones antes de que salieran a la venta,, y puedo decir como buena consumidora, que sus productos si que valen la pena por su calidad,, yo misma usaba uno en especial,, el de manzanilla se lo aplicaba a mi pequeño hijo cuando debido al intenso calor de Cuba le salia el sarpullido y puedo decir que rapidamente le hacia efecto y al cabo de los dias se le quitaba. Igual yo misma usaba otros para mi uso personal,, el de miel ( especial), el de cafe ( divino) y el d cacao (maravilloso). Hace 6 meses que vivo en Chile y me traje unos que le compre antes de irme,, y los tengo para usarlos en ocasiones especiales, me encantan!!! Se que cuando vuelva a Cuba volvere a por mas!!! Saludos,,,,

Escriba una respuesta