author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

Quidam Pilgrim: los cubanos sí tenemos alma

septiembre 30, 2013 | | |

Verónica Vega

ilustración por Yasser Castellanos

ilustración por Yasser Castellanos

HAVANA TIMES — Es verdad que todo lo que necesitamos nos llega, tarde o temprano. Hace unos días viví una experiencia que ya cuento entre los acontecimientos más grandes de mi vida.

Escuché por primera vez un disco de la banda Quidam Pilgrim”: sobre una atmósfera celta, galopan luces, voces en inglés, resonancias donde se entrevén ángeles y peregrinos…

Pero sus autores y ejecutantes, ¡son cubanos! Dos jóvenes de increíble talento que hacen una música donde se mezclan elementos de new age, rock alternativo, y hasta la inconfundible percusión heredada de nuestros ancestros africanos, todo primorosamente imbricado.

Desde que los descubrí, los cargo en el MP3 y se los comparto a todo el que me tropiece. Para mi segundo asombro, ¡nadie los conoce! Algunos me han preguntado: ¿dónde está esa gente? Yo quiero oírlos en la radio, ir a sus conciertos, quiero tener su música…

Les respondo lo poco que sé, y encontré en la Wikipedia: el proyecto surgió en el 2005, sus integrantes son la vocalista Adela Rivas Cruz (1988) y el pianista Félix Muñiz Penedo (1985). Ambos de Santiago de Cuba.

Debutaron en la TV cubana, en el 2006, en el programa “Cuerda viva”. Fueron nominados a los Premios Cuerda Viva en las categorías de Mejor Banda Novel y Mejor Demo de música alternativa. En Marzo del 2007 se presentaron en el teatro nacional de La Habana.

Y cuando mis respuestas se agotan, surgen mis propias preguntas: ¿por qué un arte de esta calidad no es difundido en toda la isla?  No cabe aquí ningún prejuicio de contenido político. Acaso porque esta música rompe las barreras de la herencia directa, de conceptos estereotipados de cultura y cubanía. Porque es un arte del espíritu, y del mundo.

¿Estamos condenados a consumir, exhibir y exportar de Cuba una imagen tan incompleta?

Los cubanos sí tenemos alma. Un alma que reacciona a la belleza, al anhelo interno y lo manifiesta. Un alma que se identifica con la luz que no se confina en países ni idiomas.

Si escuchamos bien, notaremos que en el disco “The Pilgrim’s Progress”, aunque se percibe un  ambiente de indiscutible reminiscencia celta, hay una fuerza adicional: algo que nos agarra remolcándonos, en un viaje de anhelo obstruido, de desgarro y de fuga. Una fuga que culmina en expansión, en libertad.

Sobrevivir a la experiencia del materialismo nos enriquece. Como un ave que ha regenerado fibra por fibra los ligamentos que le permitieron formar sus alas, en el instante del despliegue lo que transmite no es sólo su capacidad de vuelo sino también el dolor. Dolor que es en sí mismo un gran poder, porque aquello que hemos tenido que recuperar se posee y se usa con mucha más conciencia.

Quidam, pronombre latín que significa “cualquiera”. Pilgrim, del inglés: “peregrino”, ¿dónde están ahora? ¿Aún viven en Cuba? ¿Han grabado más discos?

Música como  la de “The Pilgrim’s Progress”, ¡nos hace tanta falta! Un arte sin confinamientos tradicionalistas, geográficos, ideológicos… Un arte libre como la misma alma del hombre, que trasciende incluso el límite entre la vida y la muerte.

Un arte al que tenemos pleno derecho: por su grandeza, por su hechura impecable y porque nos despierta la nostalgia del pájaro interno y con él, la aspiración de ser mejores seres humanos.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “Quidam Pilgrim: los cubanos sí tenemos alma”

  1. Jose Luis dice:

    No se si pinta o baila bien ni si escribir le resulta rentable, pero si que lo hace con intelijencia,elegancia y oficio.

  2. Miranda dice:

    Veronica:
    Claro que los cubanos si tienen almas, pero se les ha sido usurpadas y encadenadas.
    Se le puso limites a las opciones, y el arte no debe tener fronteras .
    Demasiado tiempo que el alma del hombre no es libre, y eso entristece el espiritu.

  3. Eduardo Fernández dice:

    Claro que escuché Pilgrim cuando estaba en el Pre, hace más de 7 años, me recuerdo pensando lo mismo que tú Vero. Te sugiero Animamundi, tocan a cada rato en el Maxim.

  4. carlos dice:

    Me pasó igual la primera vez que los escuché, ellos tienen un sonido fascinante. Es una pena que se le de promoción a tanta música basura y a ellos que tanta calidad tienen no los conozca casi nadie aqui en Cuba.

  5. Alfredo Fernández dice:

    A mi me impresionaron muchísimo cuando los escuché, pensé que harían carrera en Cuba de manera fácil, pero a nadie les interesó más después del 2007, lo cual me pareció horrible, al tener tanta gente a mi alrededor interesada en la “música” de El Chacal. Ojala y estos muchachos sigan haciendo música. Gracias Vero por el artículo.

  6. Isidro dice:

    Hola, Verónica:

    Gracias por la reseña-recomendación. Me pongo como tarea para los próximos días revolcar la Isla buscando esta música, que hasta el día de hoy no he escuchado. Espero disfrutar de la misma como hice del Canon de Pachelbel mientras leía tu novela ; – )

  7. tony dice:

    Veronica, siempre te fijas en lo que hay que fijarse. Cierto, excelente calidad musical y espiritual. De esta ultima queda poco en Cuba, especialmente esta de origen Celta y Renacentista. Cuando algo esta “entre los acontecimientos mas grande de mi vida” es que toca una médula importante. El alma es “profunda” y difícil de localizar. Cuando algo así sucede busca en lo “ancestral”. Ya nadie busca allí, sin embargo, siempre esta presente. Un consejo; busca en tu familia alguna procedencia Celta, ( en especial, las regiones españolas Gallegas, Asturiana y Leonesa). Saludos.

Escriba una respuesta