Patrimonio artístico-religioso cubano estropeado por racismo

Julio 24, 2013 | | |

Por Carlos Fraguela

HAVANA TIMES — Hace meses se realizan obras de restauración al conocido santuario nacional de San Lázaro, en el pueblo de El Rincón, en la localidad de Santiago de las Vegas, en La Habana.

Lugar muy famoso por las promesas de los creyentes de toda Cuba al santo que allí veneran. En esa iglesia rescataron una pintura mural que estaba en mal estado en la cúpula.

Gracias a la labor de restauradores el mural volvió a ver la luz, pero ocurrió que alguna persona con alguna autoridad dio la orden de desaparecer del mismo al único angelito negro que formaba parte de una composición artística de 34.

¿Con qué derecho se puede tomar una decisión tan radical? ¿Qué dirá el pueblo multirracial cubano cuando se entere de la exclusión? ¿Es la misma iglesia la que predica amor al prójimo y luego discrimina por razones de color?

El hecho es doblemente triste porque recuerda lo vigente del racismo en Cuba, además de demostrar la falta de ética de restauradores que se prestan para transformar una obra que no les pertenece.

Entre los principios de la restauración uno clave es el respeto de la obra física. Cuando es necesaria una intervención se hace empleando los materiales originales que se utilizaron para concebir la misma y de ninguna manera se debe cambiar el aspecto original.

Fragmento de pintura de la cúpula.

Yo trabajé en la iglesia de San Francisco por un tiempo como restaurador en diferentes especialidades y ahí también existe una pintura mural en una semicupula, otro caso curioso de un angelito negro junto a un grupo de angelitos rubios. Se nota que fue un modo de aceptar que no se debe excluir a nadie solo por ser diferente, en fin todos lo somos.

La discriminación en todas sus facetas ha provocado muchas heridas y bastante dolor innecesario en el mundo a seres inocentes, solo la ignorancia y el atraso permite que actos semejantes de exclusión ocurran a esta altura del conocimiento humano.

¿Cuánto egoísmo y falta de sentido existe todavía en seres humanos que se dicen superiores al compararse con los animales?

Hay una vieja canción que habla de un  pintor que pintaba iglesias, y siendo él negro nunca pintaba un ángel de su color, la canción no tiene en cuenta que él no tenía la autoridad ni siquiera para dar el color que quisiera a sus angelitos, solo recibía ordenes de pintar con colores claros.

Esperemos que nunca expulsen de la iglesia a la muy venerada Virgen de Regla por ser negra.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “Patrimonio artístico-religioso cubano estropeado por racismo”

  1. jorgealejandro dice:

    Eso merece una investigación profunda: Hay que ver si la restauración fua a partir de devolverle a la cúpula las pinturas tal y como aparecieron originalmente. Si el ángel negro (Que no es raro en la iconografía latinoamericana) aparecía, pues es un acto , no solo de rascismo, sino una mutilación artística digna de la inquisición, de la época de los nazis o de la peor época del stalinismo o el maoismo. Si, por el contrario, fue un añadido posterior, pues es válido quitarlo (Siempre si lo que se pretendía, fue devolverlos frescos a su estado original)

    Es verdaderamente asombroso que, de ser cierto el primer caso, a iglesia católica cubana, o más bien uno de sus sacerdotes o sus obispos pueda haber tomado unilateralmente esa decisión. ¿Sabe el obispado de la Habana de esta situación? En caso afirmativo ¿Cuál ha sido su respuesta? sería bueno que el articulista nos ampliara sobre estos puntos.

    Cuando se hizo la última y muy discutida restauración de la Capilla Sixtina, las pinturas hechas por Miguel Ángel no se tocaron, porque no se quiso corregir al maestro.

  2. Tony dice:

    Yo también pensé lo mismo. Lo primero que me vino a la mente fue que el propósito era volver al original, en cuyo caso estaría justificado. No puedo concebir que se halla hecho con un propósito racista. La acusación que hace Carlos Fraguela es muy seria y sin lugar a duda merece una investigación.
    Prometo hacer algo al respecto.

  3. Carlos Fragela dice:

    Hasta ahora el arzobispado no lo sabe pero lo va a saber porque conozco a alguien que va a informarlo. Las personas que lo hicieron son particulares y recibieron el dinero por el trabajo. Fue un acto de racismo de una sola persona, la que no quiso que siguiera ahí el angelito. Es un caso de mutilación de una obra, aunque no es común que suceda. Lo que si es común es el racismo en Cuba. Es constante entre las personas del pueblo escuchar frases de corte racista y casi nadie se manifiesta en contra. Los discriminados se han acostumbrado. He oido en varias ocasiones frases racistas en boca de hombres que trabajan para la iglesia católica y es otra costumbre cubana que se ha hecho normal. No se toma con seriedad el problema y termina en maltrato, como si a la gente no le importara herir al prójimo.

  4. Oppiamo LIcario dice:

    Bueno, …en rigor teológico , no hay ángeles negros, ni rubios, no se menciona su raza, … así es que no tiene que ofender la sensibilidad de nadie, la omisión…quizás ni era negro, fue, posterior y el original, es el típico.

  5. Carlos Fragela dice:

    Ayer estuve conversando con una amiga recientemente graduada de la escuela de restauración y me comentó que ella piensa que los daños que se producen en el patrimonio artístico religioso suceden porque las iglesias tienen la libertad de contratar a cualquier restaurador, y sucede que en algunos casos no tienen la preparación necesaria para afrontar la tarea, ella me explicó que en la propia catedral de la Habana se presentó un grupo de especialistas para asumir la conservación del patrimonio existente. Estas personas tenían todos los recursos para hacer un trabajo profesional y no los aceptaron. El trabajo lo asumieron otros.

    Ella me comenta que tampoco los responsables de las iglesias conocen el valor del patrimonio y por eso pueden suceder casos de arbitrariedades sin que sean notados, por falta de conocimiento. Hablamos de un hecho que podría ser bueno en todo esto, es el hecho de que si el angelito negro del santuario del Rincón fue tapado permanecerá mas protegido que todos los demás. Lastima que nadie pueda verlo. Ya yo informé al arzobispado a través de una amiga sobre lo sucedido. Hay que esperar por el efecto.

  6. Tony dice:

    Carlos el 25 de Julio por la mañana le escribí un email a la Arquidiocesis de la Habana explicándole lo que paso y pidiéndole una aclaración. Hoy es Agosto 3 y ni siquiera me han acusado recibo. No creo que a estas alturas vayan a explicar nada. Como yo lo veo el problema en estos momentos ya no es tanto el “angelito negro”, sino el silencio y la falta de cortesía en no responder a personas que se han dirigido a ellos con respeto e intensión de ayudarlos.
    Lo peor que puede hacer una institución religiosa es no contestarle a alguien que les toca a sus puertas respetuosamente. Te garantizo que serán “los últimos” , aunque la misma palabra con la que se definen significa “ser el primero”.

Escriba una respuesta