author photo

Alfredo Fernandez: No me fui de Cuba, pues uno no se marcha de donde nunca ha estado. Luego de gravitar por 37 años en esa extraña isla, logré pisar tierra firme, sólo para comprobar que no he llegado a ninguna parte. Quizás y nunca perteneceré a sitio alguno. Ahora vivo en Ecuador, pero por favor, no me crean del todo que ando donde digo, mejor localícenme en la Cuba de mis sueños.

¿Qué será Cuba?

julio 7, 2013 | | |

Alfredo Fernández

HAVANA TIMES — Recuerdo que cuando lanzaron el “Bombo del 98”[1] no me anoté, recuerdo más, que con sorna miré a los desconfiados que se iban hasta el correo del edifico FOCSA para dejar su carta en el buzón más cercano a la Oficina de Intereses de los Estado Unidos (SINA).

Tenía 22 años y mi inocencia asumía como imposible que Fidel pudiera permanecer, a lo sumo, 10 años más en el poder. Así  que para mis 32 no me concebía de otro modo que no fuera disfrutando de una Cuba prospera  donde se  respetaban mis derechos como ciudadano, créanme que eso creí.

Desde hace años una pregunta no me abandona, “qué será Cuba”. Confieso que me he llegado a desgastar tratando de entender que ha sucedido con los cubanos, pues está bien que la gente del mundo se crea que Cuba es la alternativa a tantos desmanes, ¿pero qué los cubanos sepamos lo contrario y encima nos quedemos cruzados de brazos?, es lo que no entiendo.

Un italiano,  defensor  de la Revolución cubana, indignado me contó cómo debido a las políticas corruptas de su país sus padres se habían retirado con 400 euros mensuales, al tiempo que encontró muy justo que los míos lo hicieran con menos de 10, de hecho, ninguno de mis argumentos al respecto le pareció legítimo.

El karma de la isla parece destinado a que los foráneos encuentren  lógicos los abusos que se comenten contra los cubanos. Cuando Martí organizaba la guerra contra España tuvo, excepto  México, a todos los países de la región como enemigos, incluyendo a los Estados Unidos. Hoy no es muy diferente nuestra suerte. Agréguele a esto que en el último congreso de la FEU los “jóvenes” universitarios pidieron ser guiados por el Partido, o sea, por una burocracia octogenaria y corrupta.

“Yo tengo otra Cuba, la de mis sueños” sentenció Reinaldo Arenas ante la reiterada confirmación en su azarosa vida de una Cuba inasible.

A cuatro meses de haber salido de la isla debo confesar que no extraño nada, al contrario, me siento como ese que ha despertado de una pesadilla demasiada larga, que si algo bueno tuvo, fue lo que hubo en ella de literatura, pintura y música, nada más, el resto un completo horror.

Dentro de poco, el 13 y 14 de julio, se celebrará el congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y no necesito tener dotes de pitonisa para saber que no pasará nada, que clausurarán el evento no sin antes acordar – por unanimidad-  defender a  La Revolución y al Partido de los embates de la prensa internacional, así como de los mercenarios internos a sueldo del imperialismo,  algo por el estilo se aprobará, no  duden.

Lo cierto es que ante mi insistente pregunta de “qué será Cuba”, no me encuentro más opción que  una respuesta de tipo areniana, “Cuba es un sueño persistente, del que si despiertas veraz los dinosaurios”.



[1] En febrero de 1998 los Estados Unidos lanzó el segundo sorteo para la entrega del  visado de este país a 20 000 cubanos anualmente.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

7 respuestas a “¿Qué será Cuba?”

  1. Haroldo Dilla dice:

    Muy sincero alegato. Diferimos en que yo si creo que se mueven cosas dentro de la propia sociedad y que esta acumulación de movimientos va a presionar para un cambio que no sabemos cual será. Pero son detalles. Lo que me parece mas interesante es tu idea de que nada extrañas de la isla. Es un mecanismo de defensa por el que todos hemos pasado. No tardaras en darte cuenta que si la extrañas -tus gentes, tus lugares- solo que con el tiempo también te daras cuenta que extrañas algo que ya no existe. Por eso mi consejo es que vivas con los pies en un solo lugar y aunque compartas cabeza y corazón, administres la compartición con cordura práctica. Un abrazo!

  2. Alfredo coincido con Haroldo.
    Tengo mas de 20 años fuera de Cuba y si se extraña.
    Recuerdo comer cangrejos que cazábamos con mi abuelo. Recuerdo ir a pescar. Recuerdo montar bicicletas en la lluvia. Son miles de recuerdos que me acompañan. Quizás el daño mas grande es que siempre el grupo que quiere los cambios termina saliendo de Cuba. Por eso ya tenemos casi dos millones de Cubanos que nos fuimos. Me hubiera gustado un país libre donde mi opinión se pudiera escuchar aun si no coincide con los que tienen el poder y donde la opinión de todos los demás también fuera escuchada. Poder cambiar nosotros mismos la dirección que el país tomara. Pero no ese no es el país que tenemos. Tenemos un país donde unos pocos se toman la atribución de comandar a los demás lo que ellos quieren. De ordenar a los demás. Eso tiene un nombre. Se llama dictadura. Es lo opuesto a una democracia. Engañaron a nuestros abuelos y padres y a algunos de nosotros con falsas promesas y sueños que se convirtieron en pesadillas. Ya muchos abrieron los ojos y para algunos quizás es tarde pero un día estoy seguro que la libertad llegara.

  3. juan de tampa dice:

    Alfredo 100% de acuerdo contigo, me fui hace 11 años’y lo que lamento es no haber nacido aquí en usa, un minuto aquí vale mas que 1 año en el infierno.

  4. Liborio dice:

    Tranquilo Alfredo que Cuba es conocida como la isla corcho, siempre sale a flote de todo lo malo que trata de hundirla. Recuerda tambien que cuando mas oscura es la noche es cuando comienza el amanecer y ya se ven las luces en el horizonte. No duces que nuestros hijos y nietos van a vivir en una Cuba totalmente diferente a la que nos toco vivir. Con el tiempo ni se acordaran de la pesadilla y seremos nosotros los viejos los que nos pasaremos recordando los malos momentos que sufrimos.

    Creo que gastar energia en lamentarnos no es algo productivo. Mejor nos preparamos para enfrentar los cambios profundos que inevitablemente van a ocurrir. Muchos cubanos ya estan como institucionalizados y no van a poder asimilar los cambios bruscos, especialmente los mas viejo. Vivir en libertad despues de tantas decadas en prision ocasiona estres

  5. Rogelio Diaz dice:

    Sr. Alfredo Fernández
    Con lo que más estoy en desacuerdo en su artículo, es cuando afirma que los cubanos nos quedamos cruzados de brazos. Para empezar, un montón de gente se ha ido del país. Otro montón de gente se ha dedicado con mucho ahínco a sus negocios personales, unos más legales, otros más ilegales. Son vidas que no se pueden calificar de “cruzadas de brazos”.

  6. Isidro dice:

    Alfredo:

    Entiendo que estás en todo tu derecho a sostener tu opinión, y a que los demás la respetemos. Pero como a estas alturas ya hemos intercambiado criterios, quisiera que me permitieras una sugerencia. Pon en salmuera esa mezcla de frustración e ira que se te nota respecto a la situación en Cuba. Cuando pase el tiempo, será muy probable que notes que, de un modo u otro, en todas partes hay blanco y negro, y con mucha frecuencia, una gran gama de grises. Cuba dista mucho de ser un paraíso, mas soy de los que apuestan por no insistir en demasía en su probable condición de infierno. Y esto me parece fundamental para las personas de tu generación, que aún tienen tanto que hacer por ese país nuestro. En fin, un poco de perspectiva suele ayudar. Y hasta dormimos mejor.

  7. lareevolucion dice:

    Super. Super . Me gusto mucho tu articulo cargado de honestidad. Muy acertado.

Escriba una respuesta