author photo

Francisco Castro: Nací en Santiago de Cuba y vivo en La Habana desde que ingresé en el Instituto Superior de Arte en el 2004. Ser homosexual en una sociedad tradicionalmente homofóbica, y no esconderlo, me convierte automáticamente en un revolucionario. Ser un joven que vive convencido de que el otro siempre puede ser mejor me hace vivir en medio de un jardín espinoso, en el que me he lastimado mucho, así que decidí buscar un machete y cortar cada una de esas ramas, y hacerlo aquí, directamente en el jardín, el que me tocó, el que amo cada vez más por elección, porque es mío. Vivo dedicado a esa búsqueda, la del machete, y también busco ayuda, para encontrarlo y para limpiar el jardín.

Otro capítulo oscuro

abril 8, 2013 | | |

Francisco Castro

Roberto Zurbano

HAVANA TIMES — Luego de 54 años de la Revolución en el poder, durante los cuales se vivió en Cuba, como en ningún momento de su historia, los cambios más radicales, tanto positivos como negativos, hemos comenzado a echar una mirada crítica y constructiva a los desaciertos llevados a cabo por el Gobierno que Fidel Castro puso en manos de su hermano Raúl.

Sin embargo, en pleno desarrollo de la nueva revolución dentro de la Revolución, perduran los tan mencionados y combatidos “rezagos del pasado”. Esta vez, se trata del pasado que es la mismísima Revolución de 1959, cuando cualquier mención de un criterio en contra de algún aspecto de ésta, era reprimida en nombre del prestigio intachable fomentado ante la opinión internacional.

Algo que se convirtió en un “vicio dañino”, a causa de su larga puesta en práctica, y que fue severamente criticado por el presidente Raúl Castro, quien alentó a los cubanos a decir la verdad, “sin miedo a represalias”, para ayudar a enderezar lo que por tanto tiempo creció torcido.

Me refiero al episodio de destitución del ensayista cubano Roberto Zurbano, de su cargo como director del Fondo Editorial de Casa de las Américas, una de las casas editoriales más prestigiosas del país, que publica el premio literario que otorga esa institución cada año.

La decisión llevada a cabo por el gobierno, fue tomada a raíz de sus críticas sobre el racismo en Cuba, según informa Diario de Cuba.

Ninguno de los fragmentos publicados por Diario de Cuba, de las opiniones del ensayista, me parecieron alejados de la realidad, y sí valientes, acorde con la petición de honestidad constructiva hecha por Raúl Castro.

Para nadie es secreta la existencia de discriminación en Cuba, a pesar de los programas y campañas realizadas en favor de su eliminación. Veladas o abiertas, las exclusiones de las minorías son prácticas diarias, muchas de las cuales son llevadas a cabo por “un poder que los individuos que lo ejercen son incapaces de manejar con mesura”, parafraseando a Ingmar Bergman.

Específicamente el tema del racismo, en Cuba anclado al negro, resulta de una delicadeza especial. A estas alturas del partido, se mezclan oportunistas y extremistas con auténticos interesados en la lucha por su eliminación, muchos de los cuales verían sus intereses en peligro si eso ocurriera.

Mentiras, delaciones, zancadillas, puñetazos y chismes se suceden a la hora de destacar frente a los que pueden decidir premios y viajes. La lucha contra el racismo en Cuba no está exenta de ellos.

Ante tal estado de cosas, no resulta escandaloso hablar de que este gobierno ha sido “incapaz de superar” el racismo. Las cosas por su nombre.

Mi solidaridad con Roberto Zurbano, y con todos los que son reprimidos por su valentía al proclamar la verdad en la que creen honestamente, y luchan por un país más justo.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “Otro capítulo oscuro”

  1. Gabrriel dice:

    Para mí lo verdaderamente relevante no es si Roberto tiene razón o no en sus críticas. Lo verdaderamente relevante es que Roberto tiene todo el derecho del mundo a opinar sin temor a represalias, incluso equivocándose es sus opiniones … que, por cierto, no estaban equivocadas.

  2. Friedrich Joestl dice:

    Gabriel: ya has trabajado por un periodico en un llamado pais ” libre”? Me parece que no. No estoy defendiendo lo que paso a Roberto, pero el hubiera debido darse cuenta, siendo funccionario oficial – de lo que dice y sobre todo como formular cosas. Sobre todo cuando se publique en una gazeta de un pais hostil a Cuba ( o al menos un gobierno hostil) se tiene que refleccionar que pueda causar ubna formulacion aun sea poco equivocada,y ya lo ha causado – aun soy seguro que no era su intencion – cuando se lean los articulos en la red. No puedo para nada compartir lo que dice el, porque esta creando la impresion que Cuba era el pais el mas racista del mundo. Y eso simplamente no es verdad. A veces hay racismo individual, eso si. Pero en general el racismo casi no existe ya por la cultura hispano-africano por si, que es la esencia de la cultura cubana y caribena.Al otro lado su demision a mi no me gusta tampoco, aun no es tipico “comunista” lo que succedio. Lo mismo hubiera suceso en un pais “libre”.

    • Paco dice:

      Friedrich dices “no es tipico “comunista” lo que succedio” no se de que comunismo tu hablas, evidentemente no tienes la mas mínima idea de lo que es el Comunismo en Cuba. Si algo es tipico en Cuba es este tipo de cosas y digo mas, si Zurbano se hubiera atrevido a hacer esto mismo en años anteriores las consecuencias habrían sido mucho mas graves. De que algo así le habría pasado en cualquier lugar del mundo no lo creo, veo dia a dia a cientos de personas en gran parte del mundo criticar no solo cosas de sus sociedades sino a sus políticos incluyendo sus presidentes, y no veo que pase nada. Comparar las democracias con todos sus defectos con las dictaduras es un poco burdo, tu no crees?

Escriba una respuesta