author photo

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

Vivir y morir como carneros

febrero 4, 2013 | | |

María Matienzo Puerto

dailyHAVANA TIMES — “Me siento en el balcón de mi casa y a los 33 años hago lo que hace todo el mundo a esta edad. Saco algunas cuentas. ¿Qué tengo?”― Eso me dijo Liudmila cuando nos vimos la última vez.

“La casa que digo que es mía, realmente es de mis padres; mi trabajo, aunque me gusta, no satisface ninguna de mis expectativas económicas; no tengo una pareja estable, porque entre otras cosas, ¿dónde vamos a vivir?”

“La gente ―me dijo― está para irse o para resolver el diario, nadie está para amar. Tantos años de frustración me han cortado las ganas de vivir, siento que me han mutilado una parte importante de mí pero  no logro definir cuál.”

Ese era el discurso de mi amiga hace, exactamente, un año. Yo la critiqué porque ese es el lamento de todos los que dejan a los demás la solución. Los que no hacen nada y se mantienen como corderitos. El lamento de los que viven a merced de la corriente.

Ahora me la encuentro y veo que el tiempo la ha estrujado más de la cuenta. Entre frustración y frustración solo le han alcanzado las energías para envejecer.

Ella, de alguna manera, me reprocha que yo no haya perdido la forma, que proteste, que busque salidas, que vaya al gimnasio, que no desista de amar. Y me dice que “a mí este jodido sistema no me ha quitado nada”.

Como si no me conociera me descarga toda su amargura.

De alguna manera me contamina y siento ganas de gritarle que una de las cosas que me ha quitado el sistema son las ganas de ser madre, pero no lo hago. Solo le digo que esas cosas las sufrimos por ser tan carneros, por haber aprendido tan bien a bajar la cabeza, a tener miedo.

Le digo también que si no va a hacer nada, que mejor no me hable más del tema. Y por supuesto, no me habló más del tema.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “Vivir y morir como carneros”

  1. Marlene Azor dice:

    María, muy bueno tu post.Por esa triste realidad de ver que la vida se nos va y no podemos construir nada estando dentro, han pasado ya varias generaciones de cubanos. La única forma de no envejecer “el alma” es que no dejes de gritar todo lo que hay que cambiar, si decides continuar adentro. También como tú he oido los lamentos de todo lo que no logran mis amigos y también siempre les pregunto ¿qué solución has pensado? porque las soluciones no caen del cielo.
    Felicidades por tu posición y tu post, sincero y sensato.
    Saludos.

  2. reyhavana dice:

    Cuanta verdad hay en este articulo!. Asi como tu amiga me sentia yo despues de tener una carrera universitaria, de hacer buenos aportes al pais pero de no tener dinero para comprar una caja de cigarros (ya no fumo), de pasarme diez años costruyendo mi casa para nunca terminarla, de ver que me caian los años y no podia hacer ningun plan en aquel claustrofobico pais. Llegue aca con 39 años y fue como si empezara a vivir de nuevo: deseos de trabajar pues con dinero sabes que vives menjor, y asi viejo me sente en un aula universitaria de nuevo, rodeado de jovencitos de 20 años y saque mi maestria, logre un buen trabajo compre mi casa, viajo. Si a mi la vida se me va demasiado rapido tambien, pero porque no me alcalza el tiempo para hacer todo lo que quiero y puedo hacer.Mis amigos en Cuba han envejecido muchisimo y a la mayoria de elos la vida se les ha paralizado: suguen con las mismas necesidades, las mismas condiciones de trabajo, el mismo desencanto. Ya no queda mucho en comun entre nosotros.

  3. Niemand dice:

    Maria , excelente tu articulo , me impresiono mucho , es la misma hitoria de varias generaciones , se asesinan las ilusiones y los suenos y que decir de las ideas , otros se agencian el derecho de pensar por nosotros , pero la tierra se esta moviendo , animate un poco , mira Estado de Sats . Saludos .

Escriba una respuesta