author photo

Yenisel Rodriguez Perez: Viví en Cuba hasta el 30 de Marzo del 2013. En la actualidad resido en la ciudad de Miami junto a mi padre. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Adoctrinamiento político para niños y niñas en Cuba

enero 29, 2013 | | |

Yenisel Rodríguez Pérez

HAVANA TIMES — “Para saber mañana” es el programa líder en la campaña mediática del gobierno que busca adoctrinar a la más joven de las generaciones de cubanos, con la trillada y deslegitimada ideología “de la Revolución Cubana”.

Con programas infantiles como éste se violan diariamente los derechos de la niña y del niño en nuestro país.

Algo sumamente grave, más cuando el gobierno cubano está llamado ante la Convención de los Derechos del Niño, a certificar programas adecuados para éstos.

Aunque definir lo que es adecuado para los pequeños es un asunto controversial, no queda duda de que la ideologización y la politización exacerbada y descontextualizada  del imaginario infantil es un violentamiento grave del proceso de educación e instrucción en esa etapa de la vida.

¿Qué rol juega entonces la sede de la UNICEF en Cuba al no pronunciarse sobre este hecho?

Sabemos que la Convención de los Derechos del Niño no exige obligatoriedad de cumplimiento para aquellos gobiernos que como el cubano firman y ratifican sus declaraciones.

Por eso es importante estar al tanto de los informes que el gobierno cubano presenta cada año al comité de las Naciones Unidas dedicado al tema. Conocer de los ejemplos que utiliza para sustentar empíricamente ese manipulado optimismo con el que cada año  define de manera efectiva la cultura cívica de los niños y las niñas cubanos.

¿Cómo encajaPara saber mañana” con las necesidades políticas de la infancia?

¿En qué tipo de consulta popular o diagnóstico psicopedagógico se basa la dirección del programa para justificar la utilización en el guión de conceptos tales como “Patria o Muerte”; “Estudio, Trabajo y Fusil” o “Imperialismo”?

El guión de Para saber mañana” es tristemente predecible. Tras una estética pop-baby incoherente e improvisada, se derrama un torrente de consignas políticas, fechas históricas e indicaciones partidistas que dejan aturdidos a los pequeños.

El guionista no utiliza mucho diseño didáctico para adecuar el contenido de los panfletos ideológicos a las capacidades intelectuales de su teleaudiencia.

Los chicos reciben su dosis de adoctrinamiento político a la manera brutal y sin cortapisas.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “Adoctrinamiento político para niños y niñas en Cuba”

  1. Isidro dice:

    Yenisel:

    Si esa programación es tan nociva, ¿qué sucede con los millones de padres que ven cómo sus hijos la reciben y no mueven un dedo? En todo caso habría que empezar por ellos…

    • ana dice:

      Quizás tantos años de dictadura ha logrado que todos acepten lo impuesto sin protestar,,,,Lo que si siempre me llama la atención de Cuba es que 50 años repitiendoles a los niños este adoctrinamiento en las escuelas…..y que hace un cubano cuando puede salir de Cuba?? se va a EE.UU ……

      • Isidro dice:

        Ana:
        Yo creo que el asunto rebasa el esquema político, para insertarse en el más amplio espectro de la ideología. Si en Cuba les atiborran de discursos sobre socialismo, en otras partes les inculcan a cualquier hora la creencia en un dogma religioso, o les llenan la cabeza de anhelos consumistas, o les crean imágenes banales sobre el mundo, o los alientan para que se entontezcan por horas y horas con el juego de video de última generación. En todos estos casos, los padres tenemos un papel que jugar, que es lo que he querido decirle a Isbel. Puede que durante equis tiempo del día, muchos niños cubanos vean Para saber mañana, y lo asimilen total y acríticamente. Pero ¿que sucede cuando pasan de la programación oficial al DVD, o a los programas enlatados en USB, algo cada día más común en los hogares de la Isla?

  2. Atanasio dice:

    Isidro tiene razon. La propaganda puede ser terrible, pero la influencia de los padres es fundamental. Quiza sea porque los padres de hoy dia tambien vivieron en su infancia la misma cantaleta de hoy y no reconocen el problema.

  3. PolO dice:

    Agradezco al articulista el tema; pues tal adoctrinamiento constante -ya sobre tres generaciones, nos ha convertido en una nación de esclavos infantilizados.
    Pero no puedo resistir la tentación de hacer notar que el título del artículo también es muestra de otro adoctrinamiento, de lo “políticamente correcto” y su newspeak izquierdoso: “Adoctrinamiento político para niños y NIÑAS…”; un absurdo gramatical como para reírse sino fuese ya tan común el uso de este ritual de sumisión pública al feminismo radical.
    En español -y otros idiomas romances- se usa El o Ella como género gramatical, no sexual; así “niños” ya incluye a las niñas… y a los niños que sienten como niñas, a las niñas que sueñan ser niños… y cualquier otra combinación de gustos e inclinaciones :-). Escribir “niños y niñas” es redundante, y paradójicamente “sexista” (otra de las palabrejas venenosas de los torquemadas de la izquierda).
    Un ejemplo que muestra como el género cambia del singular al plurar sin “salir del closet”:
    Singular y masculino: El agua.
    Plural y femenino: Las aguas.
    Y cierro con un ejemplo extremo: Imagine describir “políticamente correcta” un grupo de cien personas reunidas al azar en un título donde se enumerarían razas, géneros, preferencias sexuales, edades, estaturas, peso, educación, aspecto… minuciosamente por temor a ser acusado de discriminar.

Escriba una respuesta