Cuba/Internet: La realidad del cable

enero 22, 2013 | | |

Luis Rondon Paz

El cable de fibra óptica llegó a Cuba hace 23 meses pero...

Supuestamente el cable de fibra óptica llegó a Cuba hace 23 meses.

HAVANA TIMES — Estuve leyendo ayer un correo que un amigo me envió sobre el avance de las telecomunicaciones en Cuba y bueno yo enseguida hice una replica en Twitter preguntando a los colegas de Telesur sobre la veracidad de dicha noticia. La verdad, por un momento me hice tremenda ilusión teniendo en cuenta los altos beneficios que traería a la economía del país y paralelamente nos quitaríamos de encima el bloqueo tecnológico impuesto por los vecinos del norte y algunos croquetudos locales.

Como el internet es amplio y diverso, aproveché para indagar a profundidad en el tema e investigué -aplicando las técnicas aprendidas en la academia. Hice contacto con personas que saben sobre el tema -residentes en el extranjero- y les indiqué que hicieran un enlace en el mapa del estado de la infraestructura de la red cubana desde afuera hacia adentro. Por mi parte, le pedí a un amigo que me descargara una aplicación que me permitiese ver en tiempo real del estado de la conectividad para verificar que los datos que me proporcionaban las fuentes foráneas fueran fieles a la hipótesis que me había planteado.

Al final de la jornada se hizo la prueba con algunos servidores lideres en el consumo de tráfico y se descartó que lo alegado por algunos sitios de prensa internacional es totalmente falso. Lo que detectaron los observadores fue un tráfico “inusual”; supongo que es debido a que estos sitios cubanos cuentan con espejos fuera de Cuba. ¿Se habrá hecho un contrato por satélite con la Empresa Española Telefónica S.A., y estará pasando algo de datos a través de ese enlace?

luis-rondon-1Para  ir más al detalle cité de ejemplo el portal de Infomed que actualmente tiene un espejo en el exterior para facilitar el acceso a la información desde el exterior a los colaboradores cubanos que viven en el extranjero. Otro servicio hospedado en el exterior, es el sitio de Cubarte. Este método garantiza que los videos publicados sean vistos fácilmente para quienes se conectan desde el exterior. Y así con muchos otros servidores cubanos que -por el límite de ancho de banda con el que actualmente cuenta- es prácticamente imposible navegar por la red de redes.

Del tema fibra óptica con Venezuela hay una realidad clara y objetiva. Para que Cuba se incorpore al tronco de Latinoamérica a través de la fibra óptica BolibarI primero tiene que negociar con LACNIC (IP America Latina) las nuevas direcciones; para que así todas las direcciones que actualmente se estén usando sean delegadas o re-direccionadas a los enrutadores ubicados en la punta de salida de la fibra óptica en Venezuela y entrada de Santiago de Cuba.

Esto requiere una voluntad política y un compromiso grandísimo por parte de las personas que tienen el control de estos medios, requiere de un permanente seguimiento por parte de las instituciones que están obligadas a garantizar que el proceso de cambio de una infraestructura a otra sea lo menos traumático posible -digo traumático porque internamente el direccionamiento está hecho un desastre- sin contar la telefonía que a mi juicio tiene serios problemas con el enrutamiento.

Por ejemplo:

La telefonía celular en Cuba tiene una deficiencia fatal.  Muchos de los mensajes de texto y llamadas se pierden en parte por la baja cobertura, mala configuración de los enrutadores y por ser una tecnología obsoleta.

luis-rondon2También creo que hay que ser consecuente. Si el país no estuviera bloqueado mucha de la tecnología con la que cuenta el país pudiera modernizarse. Sin embargo, para los cubanos el bloqueo no ha impedido nunca el progreso tecnológico internamente. Ejemplos hay muchos. Además pienso que se deberían buscar alternativas que estimulen las fuerzas de trabajo para lograr independencia tecnológica por medio de nuestros propios medios.

Por otra parte, el tema direccionamiento IP nacional podría decir que es para hacer un libro de deficiencias -claro, ¿¡se hace lo que se puede no!?- Pero bueno, los precios son muy altos y hay que ganar dinero. Hay que subir el ancho de banda a un joven club de 256KB/s a 2MBb/seg el cual cuesta “mucho trabajo”. Además, la fibra nacional tiene que mantenerse vacía para cuando el “cambio” llegue sea mucho más fácil incorporar al Centro nacional de Info-comunicaciones las instituciones que están conectadas.

Lamentablemente, el secretismo tan criticado en todos los niveles institucionales y no institucionales al interior del país sigue haciéndole juego a las falsas especulaciones como citan algunos medios de prensa internacional. Puede ser que la fibra este operativa y que este ciudadano no ha visto una nota informativa por parte de los medios de difusión de la información tanto desde Cuba como por parte de Venezuela, que son los dos operadores comunes del cable milagroso. Por lo tanto me parece que es pura manipulación mediática para generar falsas expectativas cuando la realidad podría ser otra.

¿Me gustaría saber qué ha sucedido con el cable que está operativo, tengo derecho a la información verdad? Al menos por parte de Cuba se debería aclarar que está sucediendo con el cable y que proyectos están en camino. ¿Se ha negociado la nueva infraestructura cubana? ¿La telefonía celular   mejorará cuantitativamente su calidad en servicios? ¿Los centros de investigación se beneficiarán a corto plazo? ¿Estarán las universidades cubanas conectadas a una calidad de 1=1 de velocidad? ¿Podrán las empresas hacer negocios en tiempo real por medio de las TICS? Lo que me preocupa de todo esto es que las direcciones IPV4 que conocemos según las estadísticas de LACNIC está al borde de la extinción. Si actualmente los cubanos pasan trabajo para configurar un servidor o un ordenador con ipv4 no me quiero ni imaginar como será con la versión 6.

En fin, me quedé con la boca hecha agua. Seguiré esperando que el Granma o el periódico Juventud Rebelde anuncie que el cable fue mordido por algún tiburón o que finalmente estaremos conectados.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

4 respuestas a “Cuba/Internet: La realidad del cable”

  1. Roly dice:

    Es cierto que hablan de cualquier tema sin el mas mínimo conocimiento, ni te imaginas cuanto pueden sacar de tus análisis técnicos un especialista en redes, cuantas conclusiones erróneas y cuantos descubrimientos has hecho, risible, pero lo mejor de todo, no le fue suficiente esto al autor de este disparate, nos propone independencia tecnológica, ahora Cuba va a desarrollar todo lo que hacen en el primer mundo? El bloqueo no afecta la tecnología? Ustedes pierden toda perspectiva lógica en estos blogs…

  2. luis dice:

    lee bien el texto, léelo bien :-p.

    • Roly dice:

      Pero cuantas veces? Te refieres a que Cuba pase a IPV6 que ni siquiera yo que vivo en US tengo todavía? Quien te hizo esto ? Fue abusar con tu conocimiento… Pero lo importante es que haces el esfuerzo… Te felicito, pero no engañas, por lo menos a mi no, detrás de toda tu apariencia de buenas intenciones, hay mucho oscuro, porque no me das una clase tan profunda como esta en la cual me expliques el secretismo de US para qué Cuba no se conecte a la fibra que pasa a escasos kilómetros de Pinar del Río… Te lo agradezco de antemano.

      • Luis dice:

        El tema de Pinar del Rio y la fibra de US, es puro chantaje barato…
        Si deseas conocer mejor del tema pasea por el sitio de Cubadebate que ahí hay información mas amplia del tema por qué Cuba no se enlaza a la fibra, además en US existen una serie de leyes que impiden que Cuba haga negocios comerciales directamente con las empresas de telecomunicaciones del norte, además de que se encarga de perseguir y sancionar quien se atreva a vender tecnología de origen norteamericano, el bloqueo existe, le recomiendo que estudie un poquito las políticas ingerencistas de US.
        Pero bueno. si deseas más información le recomiendo la enciclopedia cubana Ecured que está cargada de todo el acontecer político nacional e internacional.

        Saludos desde Cuba.

Escriba una respuesta