Desde Cuba: El cáncer de Chávez

enero 20, 2013 | | |

Warhol P.

Hugo Chávez. Foto:Caridad

Hugo Chávez. Foto:Caridad

HAVANA TIMES — Mi padre murió en el año 2000. Su cáncer comenzó en el colon, esta situación lo llevó a un salón de operaciones, donde extrajeron los pólipos que invadían esa parte de su cuerpo, luego de la intervención los médicos dijeron que la operación había sido todo un éxito.

Fue enviado a casa con tratamiento de quimio.

Siete meses después, comenzó a inflamársele el vientre, se le llenaba de líquido y había que ir con frecuencia al hospital para extraérselo, porque le molestaba respirar.

Dos meses bastaron para que muriese de una manera espantosa, una vez que el cáncer se ramifica es casi imposible detener su curso.

Mucho se ha tergiversado de la situación del presidente Chávez, y aún no se habla con claridad del tipo de cáncer que lo aqueja.

Lo cierto es que hay tipos de cáncer que son menos agresivos y con un buen tratamiento puede erradicarse.

Por estos días he pensado mucho en la situación del presidente venezolano, de cómo ha de estar pasándolo (y no solo él sino también su familia), e inevitablemente recuerdo a mi padre, que en poco tiempo se convirtió en un cadáver viviente, encima de una cama.

Recuerdo que pasaba días enteros vomitando, que ni tan siquiera podía tomar una sopa porque aunque tenía hambre no conseguía pasarla por la garganta.

Soy de los que piensa, que ningún ser humano debería pasar por una situación como esa.

Me duele pensar que Chávez muera de esa manera, y más aún cuando en su mandato ha hecho tanto por su gente.

Pienso en positivo, y aunque sé que contra el cáncer es casi imposible luchar, veo que al menos Chávez lo está intentando, por lo que espero que todo salga bien, y que volvamos a verlo sonriente, deseando lo mejor para nuestros pueblos.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Desde Cuba: El cáncer de Chávez”

  1. gaabriel dice:

    Hay que recordar lo obvio: un país es un millón de veces más importante que su presidente; y un presidente sufriendo de cáncer no está en condiciones de dirigir un país.

    Es muy triste ver a un presidente recién electo sufrir de semejante manera, pero en las circunstancias actuales por Venezuela, y también por Chávez, lo mejor es que abandone la presidencia.

  2. Eduardo Perez dice:

    Él solito se labró su suerte, después de haber llevado a su país a opcupar el primer lugar en sudamérica como el más corrupto, después de haber maldecido al pueblo de Jesús, lo más grotesco que he visto es verlo besar a un crucifijo y pedirle a Cristo que le haga el milagro de salvarle la vida!
    “El más allá, el más acá no existe … todo es acá!”, esas son sus ideas!, puede de esa manera ser un creyente en Dios?, lo patético de un corrupto como este y lo verdaderamente real es que es capaz de lanzarse al infierno con tal se seguir sintiendose el dueño del poder y del destino de su pueblo!.

Escriba una respuesta