author photo

Yenisel Rodriguez Perez: He vivido siempre en Cuba, con la excepción de varios meses del 2013 cuando estuve con mi padre en Miami. A pesar de las noventa millas que separan a una ciudad de otra, en ambos sitios encuentro motivos profundos para asumir una militancia política y popular. Mi encuentro con la Antropología Sociocultural hace 8 años atrás, me ha alistado en el compromiso de amor a la diversidad cultural.

Marxismo–Leninismo y Cultura Tributaria en Cuba

enero 18, 2013 | | |

Yenisel Rodríguez Pérez

Photo: Ernesto Gonzalez

Photo: Ernesto Gonzalez

HAVANA TIMES — Hoy cuando el burocratismo trasnochado da paso al neoliberalismo más convencional, vemos como se desecha en el basurero las peroratas fuertemente ideologizadas de hace unas décadas.

El gobierno reaparece con ansias de practicidad. La cuestión política se hace escueta y sensacionalista: trabajar, consumir y pagar impuestos.

Pero aun así la transición se desangra en sus propias incongruencias. Los tiburones olvidaron deshacerse de su aleta dorsal al disfrazarse de ratoncito Mike.

Insisten en recurrir a las arengas comunistas, al estilo del Marxismo-Leninismo más ortodoxo, para fundamentar las políticas neoliberales aprobadas.

Todo como parte del mismo pastel. La cultura tributaria como virtud del Socialismo del siglo XXI.

Argumentos fácilmente rebatibles por el más simplón de los opositores, resonando a modo de grandes verdades en los medios de comunicación nacionales.

Sólo aquellos que conozcan del ambiente de opresión política que impera en el país, podrán entender cómo logra el gobierno cubano mantener tales argumentos. Afirmar, por ejemplo, que la voluntad de protección social del gobierno explica la “esencia” Socialista del sistema. “El Estado protegerá al trabajador”.

¿Proteger de qué? Una interrogante que los desenmascararía al instante.

¡Acaso lo protegen de un Neoliberalismo interno!

Pero esta es una pregunta que ellos aseguran no participe de sus falsos debates televisivos. En la mirada solemne de sus periodistas se descubre un miedo de Rey Midas.

Ahora apuntan que en el año 2012 se profundizaron las políticas socialistas en el país. No obstante, las primeras cooperativas no estatales de producción y servicio se esperan para el presente año 2013. Si el trabajo cooperativo está en la base de cualquier Socialismo, qué fue, entonces, lo que nos hizo más Socialistas en el 2012?

¿Quizás el Marxismo-Leninismo sea de la misma forma reconsiderado como un aporte socialista a la teoría y práctica del Golf?

¿Quién duda que en este año los más renombrados golfistas del patio puedan colectivizar entre familiares y amigos, los palos con los que lanzan a la sociedad cubana al más profundo de los hoyos?

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

11 respuestas a “Marxismo–Leninismo y Cultura Tributaria en Cuba”

  1. Oblomov dice:

    El marxismo leninismo no es más que un disonaurio pseudoteórico que duerme en las bibliotecas y sociedades que estan bajo la égida de los partidos comunistas todavía existentes. De los partidos comunistas que no han ningún beneficio rentable en convertirse a una socialdemocracia líquida y disfrazada -nada que ver con la auténtica socialdemocracia- o no tienen todavía suficientes motivos ni necesidades en convertirse en grupúsculos mas extremistas de lo que por naturaleza son. La realidad del “Inmortal” es más simple: se trata de un Partido-Gobierno que sigue mandando a predicar un socialismo de la libreta y por la libreta para disfrazar la crudeza y el realismo sucio de su Realpolitik: la explotación del hombre por el Estado, y la sumisión de los ciudadanos a la mala vida que les “concede” tener el Estado. Muestra de la esquizofrenia política que vive la sociedad cubana. Y que la padece en fase terminal cuando la política es administrada por un aparato gubernamental militarizado que aplica políticas económicas crudas exigiendo lo único que pueden exigir disciplina, estoicismo y silencio.

  2. El marxismo murió pues demostró su imposibilidad de supervivencia en la practica. No es posible estar de acuerdo con crear una sociedad que desde el punto de vista económico no es capaz de auto sostenerse. El socialismo Ruso y de todos los demás incluyendo Cuba es solo Capitalismo monopolista de estado un tipo extremo y disfuncional de capitalismo. Lo que mas se acerca a las ideas del socialismo practico ocurre en sociedades capitalistas avanzadas como en los países nórdicos de Europa. Si Marx estuviera vivo reconocería su fracaso.
    En ciencia se hace un experimento y se prueba si no funciona el resultado con la teoría original entonces la teoría esta probada como falsa. Eso es exactamente lo que ha ocurrido con el fracaso de el socialismo/comunismo en Europa y Asia. Es hora de que Cuba aprenda la lección.

  3. Isidro dice:

    Ojo con los obituarios precipitados, amigos. La aplicación del marxismo en el ámbito del socialismo real se fue por el caño del fregadero, eso está claro, pero lo que calculó y pronosticó el judio de Tréveris tiene mucha vigencia. Miren si no esas economías devastadas de pura deuda en Europa. Y tanto allí como en EEUU el Estado (al final el Gobierno ha sido el mejor refugio del capitalista desbocado) ha tenido que sacar la cara y lanzar salvavidas, a diestra y siniestra, para rescatar bancos y conglomerados financieros que se hundían sin remedio, a pesar de lo cual la crisis sigue agudizándose. Hay quienes afirman que el socialismo naufragó porque no se aplicó debidamente. Curioso que también un paladín del liberalismo, Carlos Alberto Montaner, insinúe a su modo que esta última corriente tampoco ha sido aplicada a conciencia, y por eso, en el caso específico de América Latina, estamos tan mal. Si hay algún resumen de todo esto es que ni el Estado absoluto ni el mercado suelto sin amarras han logrado equilibrar la balanza. Entonces que cada cual aplique la receta que mejor le venga

    • Isidro la razón de las deudas es otra. No tiene mucho que ver con capitalismo en si. Cuba misma tiene montón de deudas. Hay errores que se cometen en cualquier sociedad. No veo esto de las deudas como un problema grave. Los problemas creados por un Estado monopolista son peores.

      • Isidro dice:

        El asunto es que, pónganla como la pongan, la denominada “selección natural” siempre dejará fuera a demasiada gente como para que no haya que aplicarle algún correctivo en algún momento, lo cual debe correr a cargo del gobierno. Amén que a al sombra de esa aparente libertad, siempre es un grupo de privilegiados el que le saca lascas al asunto. Julio, quizás coloqué mal el orden de la ecuación, al hablar de la deuda primero, cuando lo que debí mencionar ante todo fue la indiscriminada acumulación de capital que, manejada sin el menor decoro y al antojo de los matarifes de la economía mundial, nos ha llevado a todos a la crisis que estamos padeciendo desde 2008. Y lo mejor, y eso sí quiero subrayarlo, es que todos esos “chicos” tan liberales – o neoliberales – para jugar con el dinero y el destino de otros, terminaron lloriqueando y pidiendo el amparo del papá estado que tanto odian.

        Y ahora no me digan que la crisis la gestaron los habitantes de las chabolas del Tercer Mundo. Que por cierto, no tienen AKMs…

        • Isidro, evidentemente lo que llamamos socialismo tampoco resuelve ese problema de las elites. Desde mi punto de vista creo que el socialismo lo hace aun peor.
          En otra ocacion decía que los cambios anteriores de sistema ocurrían debido a cambios tecnológicos. Creo que de los dos (socialismo (estado monopolista) y capitalismo) el capitalismo es auto suficiente mientras que el socialismo no lo es. El capitalismo solo necesita de ciertos frenos para frenar la codicia ilimitada que los humanos tenemos. Este es uno de los motores impulsores del capitalismo. Eliminar y prohibir monopolios es bueno. También hay otras muchas cosas que hacer mientras llegamos a la próxima revolución tecnológica que facilite un sistema mejor para todos. Algo que no podemos permitir de ningún sistema o modelo es la perdida de nuestras libertades. De no poder hablar lo que pensamos, sea bueno o malo sea el extremo que sea. Esa libertad es como el aire. También todas las otras libertades no deben abandonarse.

          En cuanto a la crisis. Por ejemplo creo que un modelo mixto de gobierno fuerte (económicamente) y corporaciones es viable. (metafóricamente hablando un buque madre rodeado de lanchas pequeñas) cuando hay problema en una de las lanchas el buque madre la puede ayudar si la considera imprescindible como ocurrió acá en Estados Unidos. El único problema es que pasa si el buque madre esta en peligro. Es mi esperanza que todas las lanchitas juntas lo puedan ayudar y creo que eso es lo que tiene que pasar.

          • Isidro dice:

            Julio:
            Si miras a cómo van las cosas en la actualidad, ni socialismo ni capitalismo están consiguiendo lo que debería ser el fin último de todo sistema: la satisfacción plena de las necesidades del ser humano. Fíjate que en el caso capitalista la deuda se hizo cíclica y crítica desde 2009, cuando los especuladores privados trasladaron su incapacidad de pago a las finanzas públicas, tras la ruptura de la burbuja inmobiliaria. Al final, las ayudas del Gobierno fueron a manos de los bancos y los grandes conglomerados financieros afectados, mientras millones de ciudadanos de a pie se están quedando ahora mismo sin trabajo y sin casa, en plena Europa y en pleno siglo XXI. Aquí hay que darle la razón a Marx. En tal caso las corporaciones arruinan y desequilibran al país, que al final tiene que descansar en el Gobierno para sacar las castañas del fuego. Moraleja: hay que “inventar” otro modelo.

    • Isidro te deje respuesta a tu último comentario al final de

      http://www.havanatimes.org/sp/?p=78214#comments

  4. PolO Avilés dice:

    Aquí se están comparando manzanas con naranjas, porque el Marxismo-leninismo, o sea el comunismo real es una religión; el neoliberalismo es en esencia una selección natural donde se aplica lo que funciona y desecha lo que no.
    Dicen que el neoliberalismo fracasó, y no es cierto. Fracasó en donde élites corruptas lo parieron muerto, lo abortaron negándole las condiciones necesarias para que prosperase: Separación de poderes, instituciones fuertes, sociedades estables y con niveles de corrupción insignificantes, etc.
    El 3er. mundo lo es por la mentalidad de sus pueblos, no porque hace más de 500 años desembarcaron los españoles y arramblaron con algo de oro y plata -y de paso civilizaron a los nativos, tan aficionados a los sacrificios humanos y otras perlas que el mito del “salvaje bueno” ha borrado de la memoria colectiva.
    En el 3er. mundo se adoran Chávez, Castros, Morales y Mujicas, la dinastía pro-soviética Gandhi, los tiranuelos de África subsahariana, los del África árabe y persa, los del sur de Asia… y cualquier otro monigote que enarbole un AKM, ofenda al mundo libre y prometa mucho circo y algo de pan a las “masas”.

  5. candidato dice:

    El capitalismo no lo hace bien del todo. El comunismo lo hace mal del todo.

Escriba una respuesta