A pesar de la crisis, los ricos son cada vez más ricos

enero 7, 2013 | | |

Por Elio Delgado Legón

Las ventas de los autos de lujo como las BMW han subido.

HAVANA TIMES — En un artículo escrito recientemente por mí, y publicado en Havana Times, titulado Las políticas erróneas las pagan los pueblos, expresaba en su último párrafo: “En medio de esta crisis, los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres. Millones de ciudadanos de la clase media han pasado a las filas de la pobreza. La brecha entre ricos y pobres se profundiza cada día más”.

Y cada día que pasa, las noticias de la prensa internacional me dan la razón. Diariamente llegan informaciones que hablan del aumento del desempleo, de los miles de familias que han quedado sin hogar por no poder pagar la vivienda; de las protestas en las calles por los recortes en los presupuestos, especialmente de salud y educación, por los cierres de hospitales y escuelas que ello implica; protestas que casi siempre terminan reprimidas violentamente por la policía.

Se habla de rescates de miles de millones que se entregan a los países en crisis, pero no para crear puestos de trabajo y recuperar la economía, sino para pagar las deudas y seguirse endeudando y para comprar armas de guerra que no necesitan, mientras los trabajadores ven reducirse su salario real y viven con el sobresalto de un posible despido.

Mientras todo esto ocurre, otras noticias informan que la venta de autos de lujo creció este año en todo el mundo y que especialmente las de BMW han tenido avances sólidos y ventas récord en el mes de septiembre. Por ejemplo, en Argentina, los autos Porsche, Mercedes, Audi y BMW, han tenido un aumento en las ventas de 11 por ciento.

En general, además de los ya mencionados, han crecido las ventas de autos Volvo, Mini, Land Rover, Sangyoung y Ferrari. Estas dos últimas marcas tuvieron aumentos de 272 y 200 por ciento, respectivamente.

Otras noticias dan cuenta que según datos de la Consultoría IPK Internacional, el turismo a nivel mundial ha registrado este año un aumento de 170 millones de viajeros con respecto al año 2011.

Ni los trabajadores que han perdido su empleo o están amenazados de perderlo; ni los que se han quedado sin techo, ni los que ven reducidos sus salarios reales debido al aumento del costo de la vida, que constituyen más del 80 por ciento de la población mundial, comprarían un auto de lujo o emprenderían un viaje turístico cuyo costo siempre es elevado.

La crisis económica mundial afecta principalmente al 80 por ciento más pobre, mientras el 20 por ciento más rico aumenta su riqueza, compra autos de lujo y viaja por el mundo hospedándose en hoteles de cinco estrellas.

Con lo que se ha invertido en rescatar bancos y gobiernos en crisis, si se hubiera dedicado a estimular la producción y el consumo, y a crear puestos de trabajo, la crisis mundial se habría atenuado.

No digo que desaparecido, porque la actual crisis podrá atenuarse si se maneja inteligentemente –lo cual no se está haciendo- pero no desaparecerá mientras predomine en el mundo el capitalismo, un sistema esencialmente injusto en el que los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Una respuesta a “A pesar de la crisis, los ricos son cada vez más ricos”

  1. Isidro dice:

    Elio:

    La situación a corto plazo es sombría a escala mundial. Y esto ya rebasa el plano de las ideologías. Se lo dice un cubano que vive en China y que ve crecer las desigualdades día a día. Ahora el partido gobernante cuenta con una nueva dirección, a la cual le correspodenrá tratar enmendar los desaciertos de las anteriores administraciones: poner coto al aumento en el coeficiente Gini, que está al escapársele de las manos, tratar de reducir la siempre creciente brecha entre campo y ciudad, reducir la galopante contaminación ambiental, tratar de suavizar el descontento de la masa obrera, con frecuencia expoliada, tanto por foráneos como por sus propios connacionales. Casi todos estos temas están recogidos en el nuevo Plan Quinquenal, que deberá estar vigente hasta 2015. Según éste, se procura un “desarrollo inclusivo”, pero no será tarea fácil atemperar el paso del elefante en la cristalería, en medio de la macropolítica china de “prueba y error”. Es decir, se pone en práctica una política, por riesgosa que pueda parecer, hasta que la misma llega a un límite, y entonces hay que dar vuelta atrás . Dos ejemplos concretos: La liberalización del mercado inmobiliario. Gracias a esta industria el PIB del país creció una enormidad en menos de 20 años, pero hoy mismo se ha recalentado el mercado, los precios andan por los cielos, se construye sin tener en cuenta a la sociedad en su conjunto y son pocos los que pueden hacerse de un hogar dependiendo sólo de lo que ganan en su trabajo. Entonces el Gobierno da marcha atrás y trata de poner trabas a los especuladores. Pero éstos saben más de cuartro cosas y siempre se las agencian para sacar su lasca a costa del cliente. En esta lucha llevamos más de tres años. Otro caso: la industra automotriz. También con su aporte el PIB chino se encaramó en las nubes. Como contrapartida, hoy no caben en la ciudad, lieralmente, los siete millones de autos que tiene Pekín, y entonces hay que inventar medidas para que unas chapas salgan un día, y no al siguiente. Y a la vez crece imparable la contaminación ambiental. En fin, el cuento de la buena pipa.

Escriba una respuesta