¿Qué dirá Carromero al salir de la cárcel?

enero 5, 2013 | | |

Por Sara Barderas 

HAVANA TIMES (dpa) — El caso de Ángel Carromero amaga con convertirse en bandera del anticastrismo de un ala del Partido Popular (PP) de Mariano Rajoy.

Todo indica que el joven político del PP saldrá pronto en régimen de semilibertad de la prisión de Segovia, en la que ingresó al llegar a España desde Cuba para cumplir el resto de la condena por la muerte de los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero.

Y para cuando lo haga, la ex presidenta de la Comunidad de Madrid y líder de la formación en Madrid, Esperanza Aguirre, ha calentado motores, advirtiendo de que Carromero hará “nuevas revelaciones” sobre el caso. El gobierno de Rajoy, entretanto, guarda silencio.

Poco después de que el dirigente de Nuevas Generaciones, las juventudes del PP, llegara el sábado pasado a España, Aguirre acusó a Cuba de haberlo sometido a “tortura” y pidió una investigación internacional sobre la muerte de Payá, detrás de la que la familia del disidente fallecido sitúa al gobierno de Raúl Castro, hablando de un segundo vehículo que habría provocado el accidente en el murieron Payá y Cepero en julio.

Carromero, de 27 años, conducía el automóvil. En octubre fue condenado en Cuba a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente por haber conducido a gran velocidad. Ahora espera que las autoridades penitenciarias españolas le concedan el tercer grado, que le permitirá cumplir el resto de la condena, hasta julio de 2016, durmiendo solo en prisión o incluso alejado de ella, vigilado telemáticamente.

“Ángel Carromero no es un delincuente según la ley española”, sostiene Aguirre. “Otra cosa es que hayamos tenido que aceptar una sentencia para que haya podido venir a España”. Con el político en España, el silencio en el PP sobre el caso se ha acabado.

La formación -muy crítica con el régimen cubano, sobre todo cuando estaba en la oposición y el socialista José Luis Rodríguez Zapatero abogaba por un acercamiento con La Habana- se mantuvo callada desde que Carromero fue detenido y hasta que llegó a España. El gobierno de Rajoy así lo impuso mientras la Justicia cubana dirimía el caso y luego Madrid y La Habana negociaban con gran discreción el regreso del joven a España.

Aguirre, que desde su poder en la Comunidad de Madrid se ha enfrentado a Rajoy en varias ocasiones, cumplió como todos, aunque dejó claro por qué callaba. “No quiero hablar ni decir nada que pueda ser utilizado en contra de Carromero”, dijo.

Ahora, con Carromero ya en España, miembros del PP con Aguirre a la cabeza defienden que el gobierno de Rajoy y ellos mismos tuvieron que comulgar con ruedas de molino para lograr el regreso del joven.
“Yo no reconozco justicia ninguna en la isla de Cuba, que es una tiranía”, dice Aguirre.

El vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, se alinea con esa idea. “Ésta es una solución que había que obtener por vía diplomática, no por vía ideológica. Por vía ideológica tendríamos un mártir en una cárcel cubana y por vía diplomática lo tenemos en España”, dijo.

El PP ha sido siempre muy activo en sus críticas a Cuba. De hecho fue el gobierno de José María Aznar el que impulsó en la Unión Europea (UE) la llamada “posición común” frente a la isla, que condiciona una mejora en las relaciones con la isla a cambios en materia de democracia y derechos humanos. Durante todo el proceso de Carromero, sin embargo, el partido de Rajoy y el propio Ejecutivo evitaron cualquier tipo de crítica a Cuba.

Hace poco, la UE acordó iniciar trámites para negociar un acuerdo de cooperación con Cuba, un principio de normalización de las relaciones entre el bloque y la isla, según analistas. El Ejecutivo de Rajoy ha avalado esa apertura, pero no ha dado detalles al respecto y aunque la desvinculó de la suerte de Carromero, que aún se encontraba en Cuba, analistas apuntan la coincidencia temporal.

Carromero “ha sido la mejor baza de La Habana para apaciguar la tradicional beligerancia del PP hacia el régimen cubano y lograr que la UE inicie las negociaciones para suscribir un acuerdo de cooperación con el régimen castrista”, sostenía hace pocos días en un editorial el diario “El País”, de izquierdas.

Desde el PP, estos días se ha subrayado que el traslado de Carromero a España se logró sin conceder contraprestaciones a La Habana. Llevar a Carromero a España fue un “éxito diplomático”, se consiguió “sin dar nada a cambio, sin ceder en la posición ni de España ni de la UE con respecto al régimen castrista”, dijo Floriano.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, explicará pronto en el Congreso de los Diputados el traslado de Carromero a España. Habrá que esperar a ver qué dice, pero parece improbable que vaya a avalar públicamente tesis como la que Esperanza Aguirre defiende desde que el dirigente de Nuevas Generaciones llegó a España. Y habrá que esperar también a las palabras de Carromero prometidas por Aguirre cuando salga de la cárcel.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

5 respuestas a “¿Qué dirá Carromero al salir de la cárcel?”

  1. gaabriel dice:

    Querida Sara,

    Se hacen miles de comentarios sobre lo que realmente sucedió ese fatídico día en que murieron dos opositores en un accidente de tráfico. Lo malo es que ninguno de los comentaristas estuvo presente en el accidente, por tanto todo son especulaciones.

    Pronto sabremos si Carromero nos cuenta algo que no supiésemos.

  2. Eliseo dice:

    Al menos entonces deberían remitirse a estudiar las notas divulgadas por la prensa oficial cubana que tiene como fuentes el resultado del proceso investigativo penal, al que muchos quieren politizar, irrespetando la profesionalidad de los especialista. ¿Que diría Carromero al salir?, Que nunca pensó, sería tratado con todas las garantías con las que se trató en Cuba, a pesar de las campañas mediaticas de las que está intoxicado, que enluto a dos familias por un acto negligente que no provoco más nadie que el por su imprudencia y que aún así no sufrió un castigo tan severo, creo que deberá sentirse en tal sentido satisfecho que cumplió una sanción y que esto en ninguna medida restablecerá lo perdido, la vida de dos personas que nunca hubiese querido afectar pero lamentablemente lo hizo. Debe dar las gracias a Dios por estar vivo. ¿Que otra cosa puede contar Carromero?, además preocupase por el sufrimiento de la familia que perdió a su seres queridos…

  3. gaabriel dice:

    Eliseo,

    La legislación cubana no permite un peritaje independiente realizado por la defensa, tal como sucede en los estados de derecho. Es decir, el único peritaje permitido por la ley cubana es el presentado por la parte acusadora. Eso deja al acusado en una indefensión jurídica terrible. Esa indefensión jurídica ni siquiera existía en el Derecho Romano de hace dos mil años.

    Además según la legislación cubana es perfectamente legal interrogar al acusado sin estar presente el abogado de la defensa, lo cual conduce a otra indefensión jurídica inaceptable en un estado de derecho.

    Y todavía nos queda por discutir el habeas corpus, que prácticamente está sin desarrollar en la legislación cubana, que ni siquiera contempla un tiempo máximo de prisión preventiva sin cargos. Por poner un ejemplo, a Darsi Ferrer lo tuvieron un año entero encarcelado sin cargos, y sin ponerlo a disposición judicial.

  4. Eliseo dice:

    Si es verdad que en nuestro proceso penal cubano existen aspectos que se deben perfeccionar y en algunos elementos que Ud. expone tiene razón, pero el punto no está en criticar la ley sustantiva cubana, sino la falta de sencibilidad humana en preocuparese en estos detalle de un hecho que independientemente del curso legal, se trata de la perdida de la vida de dos seres humanos, y que cualquier variable que haya incidido en su ocurrencia(estado de la vía, etc), la causa eficiente es la irresponsabilidad del conductor del vehículo y en cualquier sistema juridico-penal está bien demostrada, resulta perfida la manera en que ubican en el diseño mediatico la muerte de dos personas y como se centran en aspectos de tratamiento, Creo que Carromero debe estar conciente de esto y debe ser el primer en molestarse en que se siga hablando del tema, la muerte no lo compensa el criterio que puedan tener unos o otros de manipulaciones por tendencias políticas, Hay en primer orden que respetar a la familia de sus seres queridos, son los primeros que piden justicia…

    • Gabrriel dice:

      Eliseo,

      El accidente no solo pudo haber sido debido al exceso de velocidad. Para empezar ese exceso de velocidad hay que demostrarlo y dos peritos pueden llegar a conclusiones distintas. Otros factores pueden ser la mala señalización de las obras y la presencia de la carretera en mal estado.

      La defensa de Carromero se encontró con un peritaje único que no podía rebatir por ser imposible con la legalidad cubana actual. Eso condujo a una indefensión jurídica inaceptable.

      Conviene recordar que las familias de las víctimas no presentaron ninguna acusación y ni siquiera les dejaron entrar en el juicio.

      Por otra parte una pena de cinco años por imprudencia temeraria con resultado de muerte es completamente desproporcionada. Lo lógico sería una condena por la vía civil con una adecuada indemnización para los familiares de las víctimas.

Escriba una respuesta