author photo

Verónica Vega: Por años me fue difícil elegir entre escribir, pintar o danzar. Escribir resultó lo más rentable e inmediato. Vivo en Alamar, un proyecto de ciudad abortado, que sólo respira por lo que queda de la naturaleza, por la alternatividad cultural, y sobre todo, por la voluntad infinita del alma humana. No me considero periodista. Escribir en Havana Times ha sido sólo una oportunidad para decir lo que creo que se puede mejorar en Cuba.

Del Terror y la Cobardía

diciembre 27, 2012 | | |

Por Verónica Vega

Calle-Reyna, Havana. foto: Caridad

HAVANA TIMES — La “Polémica lingüística en torno al Terror”, que por mi imposibilidad de acceso a internet leí fragmentada y con retraso, me dejó rebobinando las mismas dudas:

¿Se puede cronometrar el miedo? ¿Qué autoridad demarca dónde termina éste y comienza el terror?

Entiendo que hay definiciones circunstanciales, como delimitar el terror ejercido por tropas paramilitares (bien visibles) o narcotraficantes, sobre todo para no crear confusión cuando se es leído por personas que asociarían el término a otro contexto.

Pero, ¿es la mayoría la norma obligada de referencia siempre?

No dejo de preguntarme cómo se aplica esto en el caso de los cubanos. Por ejemplo, si un ciudadano se opone públicamente al gobierno y es violentamente reprimido, ¿esta violencia no califica como “terror” sólo porque no es masiva? En todo caso, la barra de contención para la política de terror fue la propia masa, que no lo apoyó, no el gobierno.

Por otro lado, este solo “performance de terror”, tiene la capacidad de atajar cualquier contagio y transmutar el descontento en rumores que disuelve, muy pronto, la corriente del tiempo.

Insisto en que un gobierno sustentado en el miedo, es un sistema de terror en potencia. Y aunque haya diferentes escalas de terror, todas parten de un mismo origen y tienen un mismo fin.

Se afirma que el control comienza con la educación, que es a través del adoctrinamiento de mentes aún vírgenes donde se implanta el patrón que se quiere reproducir: obediencia al estado, al líder, al controlador. Como la mascota a la voz de mando del amo.

Pero este entrenamiento no puede implantarse sin la cooperación (aún inconsciente), de las generaciones precedentes. Y éstas se suman a la inercia de obediencia por fe, efervescencia, imitación… y también por la experiencia directa del terror, o su referencia.

El monstruo bajo el silencio

La teoría sobre “los campos morfogenéticos”, demostrada con experimentos concluyentes, plantea que dentro de cada especie del universo, sea esta una partícula o una galaxia, un protozoo o un ser humano, existe un vínculo que actúa en un nivel subcuántico, permitiendo que una información pueda ser transmitida al instante, sin mediar efectos espaciales.

Por ejemplo: una acción que una especie animal, por razones específicas de supervivencia, incorpora a su aprendizaje en una zona de la Tierra, es asimilada inmediatamente por ejemplares de su misma especie, en otro lugar del planeta.

Según esta misma teoría, la res que entra a un matadero, aún sin haber presenciado ningún sacrificio, presiente su muerte a través de la experiencia de muerte de las otras reses. Los hombres que las conducen palpan su cambio de actitud, su terror, su resistencia.

Parto de esta premisa para referir una anécdota personal: por los años 90, en pleno período especial, conocí a dos mexicanos que me dieron “botella”. Durante el trayecto, me hicieron todo tipo de preguntas acerca de Cuba. Sociales, políticas…Yo respondí libremente lo que pensaba. No sentía el más mínimo miedo.

Por alguna razón, los turistas debían pasar primero por la casa donde estaba hospedados. Recuerdo que quise ir al baño, y luego esperé en la sala a que ellos salieran de nuevo hacia el auto. Allí, mirando la amplitud de la casa, casi sin muebles, aspirando un ambiente que yo definía en mi mente como inusual, y un denso silencio… tuve la seguridad absoluta de que esas personas eran de la policía política. Y que estaba atrapada por todo lo que había dicho.

Recuerdo el pavor que sentí, un sentimiento absolutamente irracional y paralizante. Empecé a llorar, con temblores, con espasmos. En ese momento, los dos turistas regresaban para volver al auto y reiniciar el viaje. Podrán imaginar sus caras de asombro, de susto, al hallarme en tal trance.

Pero no crean que me sentí ridícula por el malentendido. De hecho, no lograban convencerme de que era un malentendido. Y durante el resto del viaje tuvieron que apelar a abundantes razones para tranquilizarme, antes de separarse de mí y seguir su camino, muy impresionados del enorme miedo que tienen los cubanos.

El origen

Recuerdo que por mucho tiempo, cuando evocaba este incidente, me preguntaba por qué yo había reaccionado así. ¿Cómo se gesta ese miedo?

No recuerdo que nadie, directamente, me dijera en mi infancia o adolescencia que no se podía criticar el gobierno. En mi familia jamás hubo activistas políticos, ni siquiera teníamos el antecedente de presos comunes. Tampoco tuve vecinos, amigos, conocidos que me contaran de experiencias de represión a disidentes.

Pero sí supe, por los años 80, que quienes querían irse del país eran “repudiados”. Los límites de este repudio eran difusos, se conocía de casos de golpes. Anónimos, imprevistos, incontrolables. Era algo aterrorizante. Y en ese clima enrarecido, donde la razón y el sentido del derecho son desplazados por el pánico, la gente, (como mi propia familia) se cuidaba bien de exponer que tenían intenciones de emigrar.

Sólo años después supe de un caso concreto: a un tío del padre de mi hijo lo mataron en una de esas golpizas (anónimas, impunes) cuando intentaba salir rumbo al aeropuerto.

Ahora, si sólo la disposición a emigrar podía costar eso, ¿cuál sería el precio de una oposición frontal al gobierno? Creo que, desde los primeros “performances”: contra todo lo que olía a simpatizante de Batista, (dudosos y arbitrarios como cualquier catalizador de histeria colectiva), la hoguera purificadora de los UMAP, la parametración… se habían marcado las pautas, activando la paranoia que mantendría por largo tiempo, despejado el camino.

Para completar y afirmar este proceso, junto al control totalitario de las empresas y los medios de información, se implantó la vigilancia mutua y la compensación material a la lealtad política. Y además de someter a una burocracia intrincada la salida y entrada de la isla de todo ciudadano, se matizó el paisaje con imponentes vallas que dictaminan (aún), por ejemplo: SOCIALISMO O MUERTE.

Si un recurso psicológico para desplazar un pensamiento negativo es invocar justo el pensamiento opuesto, (digamos, para el miedo, ¡valor!), ¡cuánto daño nos hacen esas sentencias lúgubres, siniestras, truculentas…! Son subliminales advertencias de castigo, ejemplares de una iconografía del terror que reemplazó a la naturaleza y al arte, y bajo cuya aura, crecimos.

Mientras, entre susurros o silencios, o fluyendo a través de la ignorada dimensión morfogenética, la experiencia del horror ajeno siguió viajando, sembrándose en el subconsciente de los cubanos y ahí, en lo oscuro, se volvió el monstruo que nos paraliza.

De la cobardía

Otro matiz interesante en la polémica, lo aporta el colega Osmel, cuando comenta: ¿no será que en vez de hablar de terror deberíamos referirnos a nuestra propia cobardía?

Pero yo me pregunto: ¿de dónde sale la cobardía sino del miedo? De ese mismo miedo implantado, inoculado.

Cuando mi hijo era pequeño, una vez descubrí que había escondido un juguete roto. ¿Por qué lo había ocultado, si, como me confesó después, lo rompió accidentalmente? Porque tenía miedo. En alguna ocasión previa, una torpeza involuntaria suya había hecho estallar mi ira y su instinto de conservación le indujo a mentir, a omitir,  a evitar el castigo.

Aquello me impactó tanto, que a partir de entonces intenté darle toda la confianza posible para que, al menos conmigo, no sintiera la sombra de un poder absoluto y punitivo.

Pienso que el miedo proviene de una distorsión intencional de la realidad. Los gobiernos, ya sea con controles religiosos o políticos, crean la ilusión de que ellos son la única autoridad objetiva, una autoridad arbitraria que expía o premia inexorablemente.

La conciencia de Dios, que no tiene nada que ver con la religión porque es una experiencia individual e intransferible, imposible de condicionar con las leyes humanas, ayuda a las personas a desmontar el mito de este poder. Y también, claro, la fuerza moral.

Sin embargo, un sistema donde el ciudadano carece de oportunidades para ejercer su iniciativa civil, atrofia la voluntad y reafirma el espejismo de que el poder está fuera del individuo.

Según Gandhi, se necesita no sólo tiempo sino incluso emprender acciones concretas y vivir logros parciales para que los individuos vayan recuperando la conciencia de su propio poder.

No sé cuánto falta para que los cubanos comprendamos esto. Mucho menos cuánto para que al menos una mayoría, pasemos de la comprensión a la palabra, y al acto. Pero confío en que, poco a poco, la gente prefiera optar por un cambio aquí adentro antes de seguir cooperando con tantas formas de enmascaramiento que nunca proveerán de una felicidad real.

O que decida enfrentar el terror oficial (implícito), en vez de desafiar ese otro del mar, el azar, los tiburones… elección que, para mí, requiere también de tremendo coraje.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

17 respuestas a “Del Terror y la Cobardía”

  1. erasmo dice:

    1. Si te refieres al terror como experiencia subjetiva no tengo nada que aportar. Eso no es discutible.
    2. Si te refieres al terror en potencia estoy de acuerdo contigo, aunque sí creo que los aspectos más terroríficos del gobierno de los Castro han ido disminuyendo con el tiempo, y eso también debemos reconocerlo.
    Desde mi punto de vista no se trata de una cuestión de nomenclatura ni de ubicar exactamente en qué nivel de la escala del miedo nos encontramos, sino de comprender las dinámicas que subyacen. ¿Por qué? Porque somos menos vulnerables cuando comprendemos cómo funciona y podemos explorar estrategias (personales y colectivas) para lidiar con él.
    Vuelvo a tu ejemplo primero, aquella reunión en el CDR en que nadie quería ser delegado y uno se paró y dijo: “¿Pero qué es lo que pasa aquí? ¿Es que aquí no hay revolucionarios?” Y ello provocó que otros saltaran y respondieran. “¿Cómo que no hay revolucionarios? Retráctate.”
    ¿A qué le temían esos que saltaron? ¿A que los apalearan, los torturaran o les hicieran un mitin de repudio? ¿A qué se enfrentaban los que como tú, no saltaron?
    Si aceptamos, sin preguntarles, que saltaron por temor, no debió ser temor a nada de lo mencionado arriba, sino a perder el puesto de dirigente en el trabajo, a ser mal vistos en el CDR y cosas por el estilo. Y la mayoría no le temió siquiera a eso.
    Creo que el miedo en Cuba es capilar y de baja intensidad. No me refiero a los casos puntuales terroríficos (que no niego que los haya), sino al miedo que sirve de cemento a la sociedad, que es lo que hay que cambiar para que en verdad cambie (la sociedad).
    Dices que “aunque haya diferentes escalas de terror, todas parten de un mismo origen y tienen un mismo fin.”
    Aceptaría ese monismo si especificaras que el terror parte siempre del poder, pero poderes hay muchos: el de los padres sobre los hijos, el de los maestros sobre los estudiantes, el de los maridos sobre sus mujeres, el de algunos dirigentes religiosos sobre sus acólitos, está además el poder del dinero y el poder político en el sentido tradicional. Y aunque no lo creas, todos esos poderes cooperan unos con otros para que la cosa fluya, para que el tributo siga pagándose a tiempo.
    Si solo combatimos el poder político que emana de los Castro, si concentramos todas nuestras energías en ese, si tenemos ojos solo para él y logramos tumbarlo, los otros saltarán a ocupar pronto su lugar.
    Por mi propia experiencia te digo que cuando uno empieza a sentirse mal políticamente con este sistema, es propenso a ser tan verticalista como el verticalismo que se critica, (porque es el modelo que traemos) y en consecuencia nos dejamos deslumbrar, como los “revolucionarios”, con la figura de los dirigentes, aunque de manera negativa. También por el show de la disidencia, que como todo show es un asco sensacionalista que exagera las cosas y saca lo peor de nosotros.
    Pero luego cuando le vas metiendo cabeza al asunto y el show (aunque se base en cosas reales) ya no te paraliza el cerebro, entonces vas comprendiendo que EL PODER POLÍTICO es la cabeza visible de un tejido bien enmarañado, algunos de cuyos hilos pasan también por uno mismo. (Esos dibujos que Yasser pinta, en que los seres humanos aparecen como una madeja de hilos conectados unos con otros y con el mundo, creo que es la imagen visual de eso que estoy defendiendo)
    Lo cual no quita que en la madeja de hilos no haya algunos principales que atraviesan toda la estructura de abajo a arriba y que conectan con todos los demás. Y que a lo mejor cortando (o disolviendo) esos hilos principales haya oportunidad para una armazón menos asfixiante (o una más).
    Lo cual no quita tampoco que, aunque todos seamos responsables, algunos seamos más responsables que otros etc.
    Perdona que tome esta actitud de superioridad de quien ha hecho un análisis más profundo y distingue la esencia de la cosa. Lo siento, no puedo ahora dejar de creer que lo que digo es lo cierto, y si te dijera otra cosa mentiría.
    De todas maneras, cuando algunos de mis compañeros se ponen demasiado horizontalistas, entonces soy yo el que quiero salir a la calle con un cartel que diga ABAJO LA DICTADURA.

    • Paco dice:

      Erasmo no coincido contigo en que el miedo en Cuba es capilar, creo que lo que pasa mas bien es que es un miedo tan subconsciente que la mayoría de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de cuanto nos afecta. Tengo ejemplos muy concretos para soportar esta tesis. No soy psicologo ni nada que se parezca pero he podido conocer muchas personas, de diferentes lugares del pais, edades y tambien dentro y fuera de Cuba. Es increiblemente llamativo como los cubanos fuera de Cuba nos seguimos comportando con la misma paranoia en cuanto a los temas cubanos se trata que si estuvieramos dentro. Un ejemplo sencillo es que muy pocos dan su verdadero nombre en este sitio para opinar pero esto no lo voy a contar. He estado en varios circulos de cubanos fuera de Cuba y me ha llamado la atención como nos ponemos nerviosos al hablar de un tema politico que trate a Cuba. Algunos bajan la voz o miran alrededor para decir algo que en Cuba podria ser delicado decir. He comprobado como es un reflejo incondicionado, hace poco una persona que lleva 14 años viviendo fuera de Cuba al darse cuenta que estaba bajando la voz para comentarme algo del sistema cubano me dijo: es increible como aun uno tiene “eso” por dentro. Los cubanos en el exilio por ejemplo, exceptuando la primera emigración , no hablamos en publico como regla general sobre Cuba, en el mejor de los casos decimos que no nos metemos en politica sin embargo cuando el tema es de la politica donde vivimos o de otro pais no solo opinamos sino dicertamos y hasta sentenciamos como es caracteristico en nosotros. Que hacen las dictaduras con los pueblos es algo muy interesante de estudiar pero de seguro tiene que ver mucho con el miedo. Mas interesante aun es la extraña relación que se crea entre las victimas de una dictadura y el o los dictadores. Segun algunos especialistas pasa algo muy parecido entre una esposa abusada (golpeada) y su esposo. Las victimas no aman al dictador, le temen de cierta forma pero al mismo tiempo no lo odian sino que sienten una especie de empatia hacia el que es muy dificil de explicar. Quien a base de fuerza fisica o psicologica logra someter a otra persona o personas instala en la victima un tipo de respeto o terror que de cierta forma lo vincula afectivamente con ella. Hablando en terminos afectivos es como si hackeara nuestro sistema cognitivo y afectivo dejando trasas que no podemos quitar facilmente. Esto se ha visto mucho a traves de la historia y los cubanos en general seguimos ese mismo patrón de alguna u otra menera.

      Por ejemplo me llama la atención que hablas de forma un tanto despectiva de los disidentes, no tomes a mal lo que digo ni siquiera digo que lo hayas hecho conscientemente. En otras palabras has actuado segun lo que nos han programado y hasta has usado una de las frases cliche del gobierno. Discidente = Show mediatico = Anticubano = proUSA. No digo que los dos ultimos lo dijeras tu sino que es parte de la misma ecuación. Yo no soy discidente, ni lo he sido, solo pongo esto como relieve a lo mismo que he estado desarrolando. Hemos sido programados de muchas formas y usando diferentes tecnicas. Una muy comun es que una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad, esto no es verdad pero en el ser humano funciona como si lo fuera y todas las dictaduras lo han usado como metodo de adoctrinamiento. No importa del tema que se trate y que signifique pero nadie en Cuba querra ser tildado de contrarevolucionario, mencionarle ese adjetivo a un cubano es mencionarle al diablo porque en nuestro subconsciente esta grabado todo lo que le puede pasar a uno con semejante cartelito. Otro mecanismo muy comun es el de las clasificaciones categoricas. O eres revolucionario o gusano, eres cubano o proyanqui, Comunista o Capitalista despiadado, estas con la revolución o traicionaste a tu pueblo. Aqui hay muchos ejemplos de como nos programaron esto pero la frase el que no salte es yanqui es un simple ejemplo de lo que estoy hablando.

      De que hayas hablado de esa forma de los disidentes me da mucha gracia por la siguiente razón, leyendo un articulo tuyo reciente vi que alguien te tildo a ti de disidente o siendo mas exacto dijo que pretendias incluirte a esa lista. Ahora en este articulo sales arremetiendo de cierta forma contra esa categoria de personas que el gobierno ha creado. Me resulta gracioso y digo estoy casi seguro que es solo coincidencia pero tambien podrian haber sido un reflejo condicionado de defensa personal. Alguien te categorizó por tanto dejas claro que aborreces ese grupo. Vuelvo a destacar que es solo una coincidencia graciosa, no pretendo creerme que se lo que piensas y mucho menos aparentar de psicoanalista cosa que estoy muy lejos de ser.

      En cuanto a disidentes se refiere yo conoci a Harold Cepero y a Oswaldo Paya, creo que es a los unicos dos disidentes que he conocido en mi vida. A Oswaldo solo lo conoci de lejos, una vez le salude despues de una Misa en la Catedral cuando conversaba con una persona amiga. A Harold si lo conoci mas de cerca, podria decir que fuimos amigos en el amplio sentido de la palabra. Ninguno de los dos, por lo que se de Harold directamente y de Paya indirectamente entran en esa categoria de show mediatico, anticubanos y proyanquis. de hecho Paya era una de esas personas que no tenia paz con nadie, en USA lo odiaban porque no coincidia con la derecha extremista cubana y le llamaban dialoguero porque proponia un camino de dialogo entre todos los cubanos, en Cuba ya sabemos lo que se decia de el. Los dos fueron personas honestas y coherentes. Del resto no puedo hablar mucho pero me recisto a solo aceptar lo que me cuentan sus enemigos de ellos.

      • erasmo dice:

        Paco, le voy a responder de manera brevísima porque el post trata de otro asunto y no quiero romper su dinámica. Si quiere seguimos conversando luego en algún post mío cualquiera o en uno de otra persona que venga mejor al caso.
        1.no usé la palabra CAPILAR como sinónimo de superficial, sino de horizontal, de relacionado con la vida cotidiana de las personas etc.
        2.Tengo la impresión de que, al menos aquí en la Habana, la línea del miedo se ha corrido muchísimo desde que usted salió del país. Se ha corrido no, la hemos corrido con mucha valentía todos los que nos atrevemos (en la casa, en la escuela, en un medio etc.) a decir lo que pensamos sin doble sentido, sin disimular ni matizar. Hace falta pasar la antorcha para que la próxima generación no permita que retroceda.
        3.Más que un síndrome de Estocolmo, creo que hay mucha complicidad con el dictador. Sus intereses coinciden en gran parte con los nuestros, por eso puede seguir ahí sin tener que matar a casi nadie. Los machos lo ven como el gran macho, los autoritarios, los que le temen a la libertad y a los libertarios lo consideran su escudo, el gran autoritario. Los jefes lo ven como el gran jefe. El paradigma de macho, jefe y autoritario. Los que tememos al Capital y especialmente a los EEUU lo vemos como una especie de freno, aunque últimamente… Una especie de freno pero sin afectos, ¿ta claro?.
        4.He crecido rodeado de disidentes que han sido mis grandes amigos y me enseñaron a serlo. Yo mismo me considero un disidente aunque no reduzco esa palabra a antifidelista que lucha por los derechos humanos y es aliado a los estados unidos. Para mi disidentes son los que se enfrentan al poder. Algo grandioso ¿no?

        • Paco dice:

          Erasmo yo no soy de la Habana, aunque vivi dos anos y medio alla, sali de Cuba hace solo dos anos pero mi hijo y me esposa aun estan presos, digo presos porque estan contra nuestra voluntad. Por lo tanto voy a Cuba regularmente y me siento mas cercano a la cotidianidad de Cuba que la que pueda experimentar aqui. Coincido contigo que en La Habana se respira cierto aire de distensión pero recuerda tambien que Cuba no es solo la Habana y ademas que ese aire cuando uno vive en un pais libre como en el que vivo yo ahora nada tiene que ver con la ausencia de miedo o total libertad politica. Decir que en Cuba el factor del miedo no existe o minimizarlo no me parece coherente con la realidad. Admiro a personas como tu que dicen lo que piensan en Cuba pero personas como tu no son la media en Cuba. No creo que tampoco exista en Cuba un sentido de complacencia o conveniencia con la realidad cotidiana, por lo que vivi yo y todo lo que he conocido la mayoria de los cubanos tanto dentro como fuera de Cuba vivimos resignados a nuestra realidad y tenemos esa palarizadora impresion de que nada podemos hacer para cambiarla. Esa complicidad que tu notas aunque comparto esta idea contigo difiero en cuanto a su naturaleza porque creo que ha nacido precisamente del sentido de supervicencia o la idea maquabelica del oportunismo en un medio en el que hemos optado por “resolver” como podamos ante una realidad que vemos que nos supera y no podemos modificarla. El dia que la mayoria de los cubanos dejen de sentir que es imposible ese dia ocurrira un cambio en la sociedad. Coincido contigo en que personas como tu y otros son los que poco a poco hacen posible que ese dia llegue. Tambien soy consciente que personas como yo, cobardes que escogimos el camino mas facil, retrasamos ese dia. Un abrazo!!!

          • erasmo dice:

            unas precisiones.
            usted dice: “Decir que en Cuba el factor del miedo no existe o minimizarlo no me parece coherente con la realidad”
            No se si se refiere a mí, pero al menos yo no he negado ni minimizado la existencia del miedo.

            Respecto al origen de la complicidad, pienso que lo usted propone (que está originada en el mismo miedo) pudiera perfectamente ser así en muchos casos, aunque no creo que sea esa exclusiva ni mayoritariamente la causa. Por supuesto estoy hablando desde mi experiencia, sin ningún basamento científico ni estadístico.
            Saludos a usted.

  2. ELPIDIO VALDES dice:

    La senorita Veronica Vega escribe su articulo sobre el terror que ella siente en la Isla, por una supuesta actividad coercitiva y por supuesto psicologica contra la poblacion de la Isla, por parte de los organos de seguridad interna.

    Como la mayoria de los senores que escriben en este sitio y en otros similares, siempre aparece el fantasma del terror estatal, la repression estatal, la repression de las masas que apoyan la revolucion contra los grupusculos que no la apoyan y sirven como mercenarios al servicio de una potencia extranjera, esto es el panaroma que presenta la joven Veronica.

    El miedo, el temor y sus reacciones ante situaciones que se pueden considerar extremas, llevan al ser humano a tomar decisiones que en la mayoria de los casos son erroneas y contraproducentes, maximo cuando se vive en una sociedad como la cubana, donde no existe en lo absoluto, el terrorismo en cualquiera de sus manifestaciones, no existe la tortura, a no ser en la base naval de guantanamo, y en ningun otro lugar de la geografia cubana existe la desaparicion de seres humanos y no existe el asesinato politico.

    Por consiguiente los temores de la senorita Veronica, son el resultado de sus actividades personales, que ella considera que afectan el proceso cubano en general, esta actitud es el resultado de sus relaciones, posiblemente, con elementos de la anexion de nuevo tipo, periodista independiente, que no son tan independiente como ellos quieren y proclaman a toda voz, a grupos como el Observatorio Critico, que son criticos con lo que sucede en la Isla, y por supuesto para recibir dinero de aquellos que desean, buscan y promueven la destruccion del proceso cubano, el pueblo, el partido y los dirigentes historicos, estamos hablando del gobierno de los Estados Unidos de America y sus socios del terrorismo y el negocio de la contra.

    Lo que mas llama la atencion de este articulo, es el formato y el contenido del mismo, primero trata de convencernos de que ella es un ser ajeno a todo proceso politico en contra del pais, segundo, trata de hacer ver que todo en la Isla, es decir sus ciudadanos son constantemente vigilados por los organos de seguridad interior, que los que caen en las manos de esos organos, sufren o pueden sufrir horrorosas torturas fisicas o psicologicas, o ambas, tercero, que los que dirigen todo el supuesto proceso de terror estatal contra el pueblo, es el gobierno de la Isla, cuarto, induce por osmosis, que en la Isla, existen todo tipo de medidas coercitivas y de preciones psicologicas, para controlar a las masas que, segun se puede desprender de su articulo, no apoyan el proceso y solo siguen las normativas establecidas, por temor, miedo y sobre todo una paranoia colectiva indescriptible y cuarto el pueblo de la Isla, segun se desprende de su analisis, es un pueblo cobarde.

    Es incredible que una joven como Veronica, se crea todo lo que ha escrito, llegue al punto de una supuesta paranoia, colectiva segun sus criterios personales, que la obligan a vivir en constante sobresalto y por consiguiente su vida es una pesadilla constante.

    Bien Veronica, deja ya el cuento y las supuestas pesadillas, tu estas buscando protagonismo, tu estas buscando como otros lo hicieron anterior a ti, darte a conocer para que te recluten y empezar el proceso de vivir sin trabajar, recibiendo dinero de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos de America en la Habana y al final convertirte en otra Yoanis Sanchez, que hoy por hoy es la persona con mas dinero convertible posee en la Isla, y todo por su actividad como mercenaria publica al servicio de los gringos, desprestigiada y rechazada por las masas del pais.

    Veronica lo que peinamos canas, los que hemos estado combatiendo desde adentro del proceso contra todos los delincuentes, burocratas, ladrones, traficantes de influencias y por supuesto todos los elementos mercenarios al serevicio de los gringos, hemos pasado por las manos de los organos de orden interior, pero al mismo tiempo te puedo decir que no nos temblaron las piernas, no nos echamos a llorar, ni pensamos que ibamos a desaparecer, simplemente tuvieron que admitir que teniamos razon en nuestros planteamientos y actitudes y tuvieron que retractarse, por lo tanto, el miedo solo existe, en casos como el tuyo, cuando se esta involucrado en actividades de cualquier tipo, contra el pais, el proceso, el pueblo, el partido, los dirigentes historicos, en fin cuando se esta buscando cambios de cualquier tipo, para que la Isla vuelva a la Republica Bananera que existia antes del primero de Enero de 1959.

    Es una pena que una joven como tu, se dedique a este tipo de actividad tergiversadora y tendiente a crear un estado de opinion en las masas que no ha existido nunca, ni existira, por favor mira a tu alrededor y deja de recibir informacion de una sola parte o pequenos grupos de mercenarios y vinculate al pueblo que trabaja por los cambios y por la preservacion del socialismo, que es la unica posibilidad de desarrollo de todo tipo que tiene la Isla, en un mundo como el nuestro, que puede desaparecer en cualquier momento, por los verdaderos estados terroristas que existen, es decir la de los gobiernos como el de Estados Unidos de America, todo lo demas es pura novela o pelicula de ciencia ficcion, recuerda ademas que gracias a esos estados terroristas senalados, mueren en el mundo 10 millones de ninos por diferentes causas, todas evitables, pero recuerda tambien que ninguno de ellos es CUBANO.

    Que el Padre Azul y su Hijo el Hombre de Galilea siempre nos de la fuerza, la luz y el amor necesario para seguir adelante.

    • Paco dice:

      EL Pidio me permite una pregunta? Ud vive en Cuba o fuera? No tiene que responderme por supuesto pero me llama la atención. La Cuba que Ud describe es bastante irreal además de que comete muchos errores de concepto. Por ejemplo: Los cubanos somos un pueblo no somos Masa. Segundo pais, proceso, pueblo, partido, dirigentes historicos:
      País: es el de todos y no tiene nada que ver con ideas politicas y mucho menos con un partido.
      Proceso: al que Ud se refiere, es de quien le guste y se anote, la mayoría de los cubanos ya nos hemos bajado de ese tren en el que nos montaron a la fuerza.
      Pueblo: somos todos no una parte de nosotros y no somos iguales pero mas que eso no tenemos que serlo. Pueblo somos los de izquiera, derecha, abajo, arriba, centro o indefinidos.
      Partido: es el que representa un grupo politico, como se refiere al PCC, representa a los que pertenecen a el, yo no pertenezco ni me interesa pero ni siquiera la mayoría de los cubanos pertenecen a el y otra gran mayoría de los que pertenece lo hace a conveniencia. Podría asegurarle sin temor a equivocarme ni a decir un disparate que casi la totalidad de los burocratas, ladrones y traficantes que Ud. mencionaba anteriormente pertenecen a este selecto grupo porque son los únicos que tienen acceso a los recursos del Estado.
      Dirigentes Historicos: son los que han estado en el poder por los ultimos 50 años. Hombres y mujeres que lucharon contra una dictadura y terminaron instaurando otra peor. En cualqueir caso han pasado factura y cobrado bien caro sus sacrificios al pueblo que debian servir sin interes a cambio.

      Para Ud no ser el Granma escribe muy parecido.

      Que Bolek y Lolek, el pajarito Tari, MIKROBI y Yuri Gagarin te protejan y habran los ojos para que dejes de creer solo lo que se publica en el Granma y puedas ver la realidad del pueblo del que tambien formas parte.

      • ELPIDIO VALDES dice:

        Mi querido senor Paco, si usted no sabe donde yo vivo, en Cuba o fuera de Cuba, es una pregunta que trata de sacarnos del contexto del problema que hemos venido debatiendo hace varios dias, si usted lee las respuestas a mi comentario, ya habra podido notar y conocer que vivo en la Isla, que vivo dia a dia con todas las carencias, dificultades y necesidades de todo cubano a pie, que no me dedico a escribir articulos en sitio de internet alguno y si a responder lo que mi conciencia de cubano de a pie me exige.

        Si usted considera que el pais al que yo me refiero no existe, tengo que pensar que usted no vive en la Isla, usted debe de vivir en otro diferente, pues en la Isla, el pueblo sigue pensando y apoyando el proceso cubano, mejor digo, las masas populares y revolucionarias de la Isla, quiero hacerle una pregunta, esta usted totalmente en su sano juicio, o esta viviendo una ilusion personal de sus deseos y necesidades materiales de consumo y riquezas????

        No se ma arreche, por la pregunta, pues el que vive diariamente con el pueblo de a pie, ese que trabaja y suda la camisa, conoce como piensa, sabe que exige cambios, sabe que se queja, pero tambien sabe que si llega el momento de un enfrentamiento con sus enemigos, todas esas quejas, todos esos comentarios supuestamente negativos para el proceso, que hacen creer a personas como usted, que el pueblo en que yo vivo no esta en Cuba, van a sufrir una dolorosa y unica realidad, la del pueblo en armas para defender el socialismo.

        Senor mio no haga, de sus deseos personales y sus suenos eroticos en politica, una realidad, pues puede sufrir varios encontronazos que los recordara de por vida, creame, yo le deseo lo mejor, usted no vive con los cubanos de a pie, usted vive con los cubanos que hoy se consideran los duenos y senores de la verdad, que el pueblo no comparte, a ustedes les pasa como a Yoanis Sanchez, con mucho dinero convertible, pero sin moral, dignida y patriotismo.

        Que tenga usted un buen dia y le deseo, que no se vea en la necesidad de consultar a un psicologo, un psiquiatra o a un brujo, para que lo saque de sus suenos marginales e inexistente. Por ultimo, yo no trabjo en el periodico Granma, no tengo amigos en las altas esferas del gobierno, el partido y los organos administrativos, soy retirado, vivo de mi retiro, paso mucho trabajo para llegar al fin de mes con mi salario, pero defiendo el socialismo hasta que muera.

        Que el Padre Azul, y su HIjo el HOmbre de Galilea siempre me de la fuerza, la luz y el amor para contestar a personajes como el pobre mortal Paco

        • Paco dice:

          El Pidio me es muy dificil creer eso que me dice. En primer lugar porque no entiendo de que manera en Cuba un retirado comun y corriente como Ud se describe a si mismo puede tener acceso a internet las 24 horas del dia. Aseguro esto porque Ud es una de las personas que mas escribe en este sitio. Entonces no nos diga que Ud ese ese simple retirado porque ningun simple retirado en Cuba tiene acceso a internet. No digo que Ud no viva en Cuba, confio en su palabra, pero no puedo creer que sea un simple retirado, perdoneme pero me es imposible. Yo no vivo en Cuba hace dos anos pero visito Cuba regularmente porque mi hijo y mi esposa aun estan alla. Me siento mas cercano a la realidad de Cuba que a la de este pais en el que solo llevo dos anos. Contrario a lo que Ud piensa no vine a este pais buscando riqueza sino libertad porque estaba hasta las narices de la doble moral y la mentira que se vive alla. Trabajaba hasta que me fui con el gobierno y tenia que ver como los dirigentes que Ud tanto defiende eran los primeros que robaban impunemente. Los dirigentes historicos que Ud menciona los he visto visitar los hoteles con guaguas cargadas de sus familias como reyes, dandose lujos que se les niega al comun de los cubanos. Vi por ejemplo con mis propios ojos a Ramiro Valdez hospedarse 15 dias con una guagua de familiares en un polo turistico de nuestro pais mientras yo nunca pude llevar a mi hijo ni siquiera a esa playa. No me fui de Cuba para tener riquezas cosa que nunca he perseguido, me fui de Cuba para que mi hijo no tenga que vivir en la falsedad y en la mentira. Para que mi hijo no tenga que decir consignas en las que no cree o no entiende. Para que mi hijo tenga un solo Dios y no hombres por dioses. Para que mi hijo se crie en una sociedad donde a lo blanco se le dice blanco y a lo verde verde. En un pais donde si eres presidente te procesan igual que si eres un ciudadano comun. Donde nadie esta por encima de la ley. Pero sobre todo me fui de Cuba para que mi hijo pueda decir lo que piensa, aunque este equivocado. Si Ud piensa que conoce Cuba entonces copie lo que ha escrito y salga a la calle, mire a las personas a los ojos y preguntele si eso que Ud ha escrito en papeles es su realidad, trate de mirar mas alla de la respuesta esperada y preguntese Ud mismo si estan siendo siceros pero mas que eso si Ud esta siento sincero consigo mismo. No me diga la respuesta, no creo que existan ganadores en este dialogo, creo por el contrario que todos somos perdedores y que no existira un cambio en Cuba hasta quen no seamos capaces de ser sinceros aunque sea con nosotros mismos.

  3. gaabriel dice:

    Querida Verónica,

    Estás cargando las tintas y eso no es nada bueno.

    Voy a usar la misma comparación que usé antes. Si quieres convencer a alguien de que use cepillo de dientes no debes de recordarle las caries y el dolor de muelas. Es más efectivo poner a una chica sonriente y con unos dientes limpios que gracias al cepillo de dientes logra que un chico le haga caso.

    No estoy negando la existencia de caries y dolor de muelas. Estoy llamando la atención de que para luchar por la libertad y democracia en Cuba hay que incidir en los aspectos positivos de la libertad y la democracia, mas que en los peores aspectos de la situación cubana actual.

    Es cierto que existe —o existía— miedo en Cuba. Pero no hay ninguna necesidad de recordarlo.

  4. Rogelio M Díaz Moreno dice:

    Aunque el comentario del señor Elpidio Valdes está un poco confuso, percibo que le molesta que nuestro colectivo del Observatorio Crítico sea crítico respecto a la sociedad donde nos desenvolvemos. Seguramente ese comentarista prefiera otros compatriotas nuestros, de los que tienen un catalejo con el que la Luna se ve, Marte se ve, hasta Plutón se ve, pero el meñique del pie, no se ve.

    • ELPIDIO VALDES dice:

      El derecho a la replica es, desde tiempos inmemoriales dado y recibido, es decir tiene dos direcciones, una para dar y otra para recibir.

      Si usted no entendio lo que he comentado con mucha claridad, respeto y argumentacion, siento mucha pena por usted y por los del Observatorio Critico, pues si no entienden lo que se comento, mucho menos pueden entender lo que se dijo con palabras claras, precisas y sin segundas cartas escondido bajo la manga.

      Le aclaro ademas que no soy astronomo, ni astrofisico o metereologo, si soy una persona que ha vivido toda su vida en Cuba, gran parte de la vida en el capitalismo que sufrio la republica bananera antes del 59 y tengo algunas cicatrices fisicas y psicologicas de ese capitalismo, que me permiten hablar con claridad, argumentacion y sobre todo con la firmeza que da el haberlo dado todo por el pais, sin pedir algo a cambio, es decir si he pedido algo, que el socialismo continue sin detenerse como lo esta haciendo en estos momentos.

      Que tenga usted un buen dia, y que los catalejos de largo alcance que ustedes poseen, no los enfoquen solo hacia el Norte Revuelto y Brutal que los desprecia hoy y los despreciara siempre, pues ellos no tienen amigo, sino intereses.

      Que el Padre Azul y su Hijo el Hombre de Galilea siempre nos de la fueza, el amor y la luz para continuar en esta lucha por el socialismo.

      • Rogelio M. Diaz Moreno dice:

        @Elpidio
        lo siento, pero tu comentario era poco comprensible porque traía varias anfibiologías, confusiones posibles entre las acciones y los posibles sujetos, los calificativos entre los diferentes agentes y así por el estilo. Y sigues confundiendo, pienso que adrede, los términos. El catalejo representa la capacidad de criticar lo que pasa afuera del país sin mirar para adentro, y si hay algún lugar al que lo han tenido particularmente enfocado los oficialistas es precisamente al “norte revuelto y brutal”, pero con una total miopía hacia los problemas internos que son los que a nosotros nos urge tratar. Ahora tengo que recordarle que Raúl Castro dijo que el proyecto cubano había llegado al borde del abismo. Sin entrar en el detalle de quién lo llevó allí, me parece peligroso lo que planteas de que deba seguir adelante sin detenerse.

  5. Marlene Azor dice:

    Excelente tu post Verónica, te felicito.
    Incluso sin mencionar la teoría morfogenética, en las condiciones cotidianas de control en cada microespacio, e incluso en ese aprendizaje cotidiano de “lo que se puede decir” sin tener temor a las rerpesalias y “lo que no se puede decir” porque el precio puede ser demasiado elevado, sólo con esos microcontroles espaciales(CDR,CTC,PCC) la difuminación del poder de represión( “cualquiera es un seguroso”) y el control del léxico al que me referí antes con sus consecuencias físicas y psicológicas, son condiciones suficientes para la diseminación del miedo y el terror que como bien dices no puede ser evaluado por la visibilidad de las tropas especiales en las calles.
    Felicidades por tu certero análisis.

  6. erasmo dice:

    dices:
    “¿Se puede cronometrar el miedo?”

    Siendo estricto, cuando tú dices que hay terror estás cronometrando el miedo.

    dices:
    “¿Qué autoridad demarca dónde termina éste y comienza el terror?”

    Cuando dices que hay terror te estás poniendo como la autoridad que demarca dónde empieza el terror.

  7. Orlando Juan Fernandez Aedo dice:

    Quieren cambiar el Mundo? comiencen a cambarse ustedes mismos, piensen que es lo que verdaderamente sea objetivo, a Veronica solo le digo, todo el que se respeta antes de hablar investiga, mucho lexico pero poco contenido, no se puede tomar como cierto lo que no se respalda con evidencia, lo que parece mas rumor infundado que certeza manifiesta, para tu conocimiento en el compotamiento animal no ocurre exactamente lo que teorizas, hay una ecuacion simple que plantea que genotipo mas ambiente dan lugar a un fenotipo determinado, por lo que las condiciones en el desarrollo determinan cambios pero estos de llegar a convertice en mutaciones solo se extienden si se extrapolan individuos en otros ambientes, tienes que leer un poco mas, por cierto eso se llama evolucion de las especies y el que la escribio ,CD que yo sepa era un hombre profundamente religioso y temeroso de dios, no te estoy diciendo lo que debes hacer, solo recuerda ser bueno o malo es relativamente facil, lo dificil es ser justo.

  8. cubano47 dice:

    En Cuba pasa lo mismo que sucedio en la Alemania nazi el miedo colectivo, un ideologo y asesino nazi le dijo a agentes del mossad israelita cuando lo secuestraron en los años 60…..”Hemos gastado muchos recursos en crear el miedo colectivo, por que es tan facil que solo 7 soldados conduzcan a miles de judios a los campos sin que alguno se resista? la cuestion es, que hagan lo que hagan estan convencidos que no logran su objetivo y lo unico que los motiva es conservar su infame vida…..” que les parece? eso mismo sucede en Cuba a pesar de que elpidio se empeña en decir del apoyo casi total a la robolucion.

Escriba una respuesta