La migra cubana está desbordada

diciembre 22, 2012 | | |

Fernando Ravsberg*

Las oficinas de migración están repletas de gente en busca de un pasaporte antes de que suban su precio el 14 enero. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Miles de cubanos hacen cola frente a las oficinas de Migración para solicitar sus pasaportes antes del 14 de enero, fecha en la que entra en vigor la nueva ley que flexibiliza la salida y entrada del país de la mayoría de los ciudadanos.

Para una gran parte de los cubanos, el próximo mes desaparecerán las Cartas de Invitación y los Permisos de Salida, cuyo costo implicaba pagar en cada viaje USD 350 y sumirse en engorrosos y largos trámites adicionales.

El costo del pasaporte subirá de USD 50 a USD 100, sin embargo Migración informó que todos los que tengan un pasaporte valido anterior se les “habilitará” para que puedan usarlo hasta su vencimiento definitivo.

Incluso mucha gente que no tiene planeado salir del país, están haciendo el trámite para obtener el documento de viaje a mitad de precio por si acaso se les presentara una salida durante los próximos 6 años, tiempo de duración del pasaporte cubano.

Unos y otros

En una de las colas de migración del municipio de “10 de octubre”, el jubilado Rafael Pérez nos cuenta que tiene una hijastra viviendo en España y que quiere tener su pasaporte listo “para tener un gasto menos si algún día viajo para verla”.

Él apoya la nueva ley porque “traerá más unión a la familia en la medida en que se puedan visitar sin hacer tantos gastos como antes”. Pero no todos esperan tener la misma suerte de Rafael porque ya se sabe que algunos ciudadanos no se beneficiaran con la reforma.

Ivón Celestrín, médico que gestiona el pasaporte de su hija menor de edad. Foto: Raquel Pérez

La médica Ivón Celestrín tiene una hija de 15 años que viaja pronto a los EEUU para reunirse con su padre. La doctora está sacando su pasaporte porque no pierde la esperanza de poder ir a verla alguna vez si se continua flexibilizando la ley.

“A mí se me crea un problema porque soy médico y a partir de que ella salga empiezo una lucha incansable para lograr un estatus que me permita viajar a verla regularmente”, nos explica la doctora en la cola de migración.

¡En sus puestos!

Anabel Castañeda nos dice que después de anunciada la forma migratoria, su padre de 73 años fue invitado por sus hermanos de Nueva York por primera vez en 50 años y “quiero aprovechar a sacarle el pasaporte porque si espero me cuesta el doble”.

Yuri Orlando Morales está casado con una holandesa y se va del país pero antes quiere dejar a toda la familia lista para poder viajar, “traje a mi hermana y a mi papa, las layes hay que obedecerlas pero también hay que aprovechar cuando te benefician”, razona.

“Mis suegros están en Angola, son economistas. Yo soy herrero y quiero ir a vivir con ellos, voy a ver si puedo trabajar allá. Pero hay que ahorrar todo lo que se pueda por eso saco ahora el pasaporte que es más barato”, explica Osmel Faez, graduado en la escuela de oficios del historiador de La Habana.

Los perdedores

Siempre hay perdedores y esta vez son los trabajados autónomos que vivían de ayudar a la gente en su trámites.  Photo: Raquel Perez

Pero no todos los cubanos ven la nueva ley de migración como un alivio, por el contrario, para algunos implica una gran preocupación por el riesgo de perder un buen trabajo y unos ingresos superiores al de cualquier empleado del Estado.

Marté Aria, por ejemplo, vive cerca de una oficina de Migración y se dedica a hacer fotos para pasaporte, fotocopias e imprimir documentos, de los tantos que se le solicitaban al potencial viajero antes de entregarle su permiso de salida.

“Tener que dejar el trabajo es para mí un golpe porque voy a perder esto que me ha dado un bienestar económico” dice y nos explica que desde enero las fotos se harán en la propia dirección de Migración porque aparecerán impresas en el documento.

Juan Carlos Vázquez se dedicaba a mecanografiar planillas “para pasaportes, visas, etc”, nos cuenta y agrega que “el día 14 yo dejo de trabajar, dejo de existir porque supuestamente no habrá que llenar ningún documento más. No quiero ni pensar en eso”.
—–
(*) Leer los comentarios de Fernando Ravsberg en su blog Cartasdesdecuba.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “La migra cubana está desbordada”

  1. Mialidys dice:

    El autor olvida mencionar que aunqque elpasaporte es por seis años debe ser revalidado cada dos, lo que es un filtro politico y otro pago ecoonomico, me pregunto si el olvido es intencional o involuntario. Es esto informar?

  2. Ebert dice:

    No creo que sea olvido. El articulo solo comenta, no evalua ni critica. Solo dice lo que cambia a partir del 14 de enero. Y el pago de los 20 cuc cada dos años no es un cambio, es algo que permanece, con la vieja y la nueva ley.

  3. Joaquin dice:

    No es 100 USD es 100 CUC que no es lo mismo ni se escribe igual. Este articulo ni pinta ni da color. Porque no se pregunta por ejemplo porque el pasaporte cuesta en una moneda que los cubanos no ganamos. Sera que el pasaporte cubano lo hacen los americanos y lo estan bloqueando o es una patraña mas del imperialismo. El precio real del pasaporte es 2500 MN = 8 meses del salario “promedio” de un cubano.

Escriba una respuesta