Cuba tras 2012: Incógnitas en el 2013

diciembre 21, 2012 | | |

Por Isaac Risco

Foto del Concurso HT de Fotografia 2012 por Deborah Castellanos.

HAVANA TIMES (dpa) — El papa Benedicto XVI llegó y se fue en 2012, pero la principal noticia de este año para los cubanos fue el anuncio de la anhelada reforma migratoria.

Celebrada en un primer momento, matizada por varios expertos y criticada por la desencantada oposición interna, la flexibilización de viaje abre la gran incógnita para la isla caribeña en 2013.

En un año marcado en su segunda mitad por el inicio del proceso de paz colombiano en La Habana, el regreso de Hugo Chávez por el agravamiento de su salud y el paso del huracán “Sandy” por Santiago, la reforma migratoria que entra en vigor el 14 de enero es el gran tema de inicio de año en la isla.

¿Podrán los cubanos viajar libremente al exterior a partir de 2013? La reforma anunciada en octubre brinda formalmente la posibilidad de viajar a todos aquellos que puedan permitírselo y reciban los visados de otros países. “El diablo está en los detalles”, criticó sin embargo la bloguera disidente Yoani Sánchez, una de las que podría tener dificultades para entrar y salir de la isla.

Aunque la nueva Ley de Migración elimina los requisitos del permiso especial (“carta blanca”) y la invitación requerida del extranjero para poder viajar, su texto apunta también a posibles “filtros”: se estima que profesionales de alta cualificación tendrán dificultades para salir, así como los opositores políticos.

Como varias de las reformas de mercado de los últimos años, la ley, en cambio, impulsará procesos económicos aún difíciles de prever en su alcance. Así como algunos cubanos -la minoría- han mejorado sus ingresos gracias al trabajo por cuenta propia, otros se beneficiarán ahora de la posibilidad de viajar.

Varios volverán con dinero y bienes del extranjero, y sobre todo la numerosa comunidad del exilio en Florida traerá más capital a la isla tras la eliminación de las restricciones para varios de los que salieron ilegalmente de Cuba.

La ley, sin embargo, también plantea desafío para el gobierno. “Los cambios efectuados conducen necesariamente a demandas a favor de otras reformas”, valoró Arturo López Levy, un experto cubano- estadounidense de la Universidad de Denver. “Sin dudas”, muchos pedirán más reformas y liberalizaciones, dijo a dpa López Levy.

También Estados Unidos tendrá que responder a la reforma migratoria cubana. Las leyes especiales norteamericanas otorgan hasta ahora prerrogativas a los cubanos que lleguen a Estados Unidos, aun de forma ilegal.

Siempre en el centro de interés por posibles sucesos políticos, el mundo puso los ojos en Cuba a finales de marzo por la llegada de Benedicto XVI. Fue la segunda visita de un pontífice católico a la isla tras la de Juan Pablo II en 1998.

Dado el creciente protagonismo de la Iglesia como única interlocutora interna del castrismo, las miradas se centraron en lo que pudiera decir Benedicto en los cuatro mensajes públicos que dio en la isla, dos de ellos durante sendas misas en Santiago y en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Pese a la sorpresa de la primeras palabras del papa rumbo a América Latina (la ideología marxista “ya no responde a la realidad”, declaró en el avión que lo llevaba a México), fueron sobre todo los intercambios cordiales con Raúl Castro los que marcaron la visita.

Varios disidentes reprocharon luego duramente al pontífice su negativa reunirse con la oposición.

A finales de julio murió el disidente Oswaldo Payá, conocido por una iniciativa legal hace una década para reformar el sistema político de Fidel Castro. La muerte del opositor en un accidente automovilístico en el este de la isla conmocionó a la opinión pública internacional.

El joven político español Ángel Carromero fue condenado a mediados de octubre a cuatro años de cárcel por homicidio imprudente, como conductor del vehículo en el que viajaban Payá y otro opositor fallecido. Carromero y el sueco Jens Aron Modig, ambos miembros de organizaciones juveniles conservadoras en Europa, habían entrado a la isla como turistas para reunirse con la disidencia cubana.

Aron Modig pudo volver a Suecia poco después del accidente. Los gobiernos de Madrid y La Habana anunciaron en tanto en los últimos días del año un acuerdo para que Carromero cumpla su pena en España.

El año termina con las mismas incertidumbres sobre las reformas económicas del gobierno. ¿Será suficiente la apertura de algunos sectores de la economía?

Tres intentos de encontrar petróleo en aguas cubanas en el Golfo de México fracasaron en 2012, y el gobierno tendrá que seguir buscando alternativas para asegurar su supervivencia económica. Sobre todo ahora que la enfermedad del presidente Hugo Chávez abre incógnitas sobre el futuro de Venezuela, que da un apoyo vital a Cuba con su petróleo.

Pese a las reformas económicas, el gobierno ha dejado claro que no habrá cambios en el sistema político. La disidencia, acusada tradicionalmente de servir de punta de lanza a Washington para desestabilizar la isla, seguirá reclamando espacios políticos.

Y Raúl Castro será previsiblemente confirmado a sus 81 años por otros cinco en el poder tras las elecciones parlamentarias del 3 de febrero.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Escriba una respuesta