Cuba no soltará a Alan Gross por nada

diciembre 6, 2012 | | |

Barbero de La Habana

HAVANA TIMES (dpa) — El gobierno cubano descartó ayer un gesto humanitario “unilateral” con Estados Unidos por el caso del contratista norteamericano preso en la isla, Alan Gross, tal y como reclamó Washington hace dos días.

“A Cuba no se le puede exigir una decisión unilateral sobre el caso de Gross, porque el gobierno de Estados Unidos es responsable de su situación”, dijo hoy la directora para asuntos norteamericanos del Ministerio de Exteriores cubano, Josefina Vidal.

“La solución a su caso debemos buscarla de conjunto con el gobierno de Estados Unidos”, agregó Vidal.

Cuba ha reiterado en varias ocasiones que “está lista” para negociar la liberación de Gross en un posible canje por los llamados “Cinco Héroes”, los cinco agentes cubanos que purgan largas penas de cárcel por espionaje en Estados Unidos desde 1998. Washington se niega a vincular ambos casos.

Gross, de 63 años, cumplió el pasado 3 de diciembre tres años de arresto en Cuba. En los últimos días, familiares y varios políticos estadounidenses han intensificado sus campañas pidiendo al gobierno de Raúl Castro que libere por motivos humanitarios al contratista, o que le permita al menos viajar temporalmente a su país.

“Seguimos pidiéndole al gobierno cubano que acepte la petición de Alan Gross de viajar a Estados Unidos a visitar a su madre, Evelyn Gross, de 90 años, que está gravemente enferma. Esto es una cuestión humanitaria”, dijo esta semana el portavoz adjunto del Departamento de Estado norteamericano, Mark Toner, en un comunicado.

Gross fue detenido en diciembre de 2009 cuando intentaba ingresar a la isla con sofisticados equipos de telecomunicaciones prohibidos en Cuba, aunque habituales en otras partes del mundo. El estadounidense fue condenado posteriormente a 15 años de cárcel por “actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado”.

El gobierno cubano lo acusa de haber llevado a cabo operaciones “encubiertas” con el apoyo de las autoridades estadounidenses para desestabilizar el régimen político de la isla. Gross niega las acusaciones y sostiene que los equipos estaban destinados a dar acceso a Internet a la comunidad judía cubana.

La familia y los abogados de Gross en Estados Unidos sostienen que la salud del contratista se ha deteriorado considerablemente en los últimos años. Cuba negó hace unos días que Gross padezca de cáncer, como se había especulado antes.

La Habana también rechazó hoy permitir que médicos estadounidenses vean a Gross, tal y como pide su familia, que puso en duda las recientes evaluaciones médicas que descartaban un tumor cancerígeno.

“Un equipo integrado por médicos cubanos de primer nivel mundial ha brindado desde el primer día una atención sistemática al señor Gross”, dijo Vidal.

El abogado de la familia Gross, Jared Genser, emitió un comunicado calificando de “absurdas” las aseveraciones cubanas acerca de que Estados Unidos está mintiendo sobre la salud del contratista.

“La forma más sencilla de resolver esto es permitir que un médico independiente realice un examen exhaustivo de Gross”, dijo Genser.

El abogado también criticó el rechazo cubano a la declaración por parte de Naciones Unidas de la situación de Gross como “detención arbitraria”.

La Cancillería cubana publicó hoy en su página web el “resumen ejecutivo” de la respuesta de La Habana al Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Arbitraria. Según se desprende de la reacción de la isla, ya que la ONU todavía no ha publicado oficialmente sus conclusiones, el organismo internacional ha llegado a la conclusión de que el contratista estadounidense se encuentra bajo “detención arbitraria” según las normas internacionales.

“La detención en Cuba del Sr. Alan Phillip Gross no ha violado ningún artículo de la Declaración Universal de Derechos Humanos, del Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos, ni del Conjunto de Principios para la Protección de las Personas de Cualquier Forma de Detención o Prisión, contrario a lo que alega la fuente de la denuncia contra el Gobierno cubano”, replica el Ministerio de Exteriores de la isla.

“Por tanto, no califica, de ningún modo, como arbitraria”, zanja la posición oficial cubana.

El abogado Genser, que en agosto envió la petición al organismo de la ONU para que evaluara el caso de Gross, retó a Cuba a “hacer pública” la resolución del Grupo de Trabajo “para que la comunidad internacional pueda ver lo que ha dicho Naciones Unidas”.

“Frente a las aseveraciones de Vidal de lo irrelevante de esta opinión, resulta obvio que el gobierno de Cuba quería ganar este caso para reivindicar su afirmación de que estuvo justificada la detención de Alan Gross”, replicó Genser, para quien la resolución de la ONU implica que el gobierno cubano “debería liberar de inmediato” a su cliente y “permitirle regresar a Estados Unidos”.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “Cuba no soltará a Alan Gross por nada”

  1. gabriel dice:

    ¡Claro que Cuba no debe de soltar a Alan Gross por nada!

    Debe de hacerlo por justicia.

    Porque si fuese justo que siguiese en la cárcel, lo sería pasase lo que pasase con los cinco. Y si fuese justo liberarlo también lo sería pasase lo que pasase con los cinco.

    Condicionar su libertad a los cinco equivale a secuestrarle.

  2. Ernedany dice:

    La cosa sería simple para los 2 lados: Se cambian los prisioneros y se acabó el problema. Cada pais tiene su posicion y puede que tengan razon o no, pero el punto es resolver la cuestion en si. EEUU quiere a Gross, Cuba a los 5 agentes, entonces se intercambian y todo el mundo contento. La politica lo unico q hace es complicar las cosas.

Escriba una respuesta