Japón extiende dominio sobre Cuba

noviembre 17, 2012 | | |

por Ray Otero*

Ginjiro Sumitani le pegó a una recta dura pero muy al centro para darle suficiente ventaja a Japón en su triunfo por blanqueada ante Cuba.

HAVANA TIMES — Solo tres indiscutibles conectados por Cuba y marcador de 2-0 favorable a Japón, fue el resultado del primer choque de una serie de dos entre las selecciones nacionales de béisbol de Japón y Cuba, celebrado en la madrugada de este viernes en el Fukuoka Yahoo Dome de la ciudad de Fukuoka, en como parte de la preparación de ambos elencos para enfrentar el III Clásico Mundial de Béisbol de Marzo venidero.

Fue un cerrado choque decidido por su majestad el jonrón y con muestras de buen pitcheo de ambas partes, pese al resultado adverso de los cubanos.

El receptor suplente de Japón, Ginjiro Sumitani del elenco Seibu Lions de la Nippon Baseball League, le agarró un envío en recta al centro y demasiado noble al abridor derecho cubano Yadier Pedroso en la parte baja de la segunda entrada, y puso a Japón arriba 1-0 en el marcador con la que hubiera bastado para el triunfo Nipón. Para Sumitani fue este su primer jonrón del año al no conectar ninguno en el torneo profesional de su país.

Pero si alguien merece crédito en este choque ese es el cuerpo de lanzadores de los japoneses. Una vez más convincente sobremanera y capaz de blanquear a una tanda cubana que venía de golpear 14-7 a un elenco de estrellas de Taiwán menos de 72 horas antes.

Tres lanzadores japoneses retiraron a seis bateadores en línea cada uno, para darle además la primera victoria al manager Koji Yamamoto al frente del elenco nacional de su país.

El mismo Yamamoto dijo al respecto: “Los cubanos estaban haciendo “swings” de la forma que esperábamos, aún cuando no están en la forma de cuando juegan su torneo regular. Nosotros no hicimos mucho con corredores en posición anotadora así que necesitamos hacerlo mejor.”

El derecho Yadier Pedroso abandona el montículo en la cuarta entrada, el zurdo Leandro Martínez lo sustituye.

Yamamoto fue también enfático en cuanto a los jóvenes que por vez primera se presentaron en este tipo de encuentros: “Para nuestros jugadores jóvenes fue una gran experiencia. Nosotros no pudimos anotar fácilmente luego nuestros lanzadores necesitaban hacer un buen trabajo y lo hicieron. Muchos de ellos aparecen ahora con grandes credenciales para hacer el equipo en Marzo.”

La segunda anotación de Japón llegó en el séptimo inning. Katsuya Kakunaka logró convertir un sencillo – ante el zurdo Leandro Martínez – en doble, por el parpadeo en la defensa del jardinero derecho Alexei Bell. De segunda anotaría después de un costoso error del novato segunda base José Miguel Fernández, ante inofensivo roletazo del emergente Hirokazu Ibata.

El abridor zurdo Katsuya Kakunaka, del elenco Softbank Hawks, ponchó a tres de los seis bateadores enfrentados en dos entradas. El derecho del Hiroshima Carp Kan Otake ponchó a los dos primeros bateadores que enfrentó y retiró a los cuatro restantes en fáciles roletazos al cuadro antes de dar paso a su relevo, el zurdo Kazuka Tsutsui del Hanshin Tigers.

El abridor, poco después de acabado el choque, dijo así sobre su trabajo: “Fui capaz de hacer mi tipo de pitcheo. En mi corazón creo que mandé un mensaje claro de que puedo hacer el equipo al CMB.”

La realidad es que los bateadores cubanos fueron muy vulnerables desde el inicio del juego a los lanzamientos de rompimiento. El primer indiscutible de Cuba llegó en la 5ta entrada cuando los bateadores comenzaron a realizar los ajustes necesarios ante el pitcheo rival.

Tsutsui sacó los dos primeros outs del inning, el segundo en una buena línea al izquierdo, para entonces soportar sencillos consecutivos de Alexei Bell y Frederich Cepeda. Sería este el primer indiscutible de Cepeda en los últimos cuatro choques en topes internacionales. El mentor Yamamoto no esperó más y trajo al relevista intermedio Takeru Imamura del Hiroshima Carp, quien terminó retirando a Ariel Pestano en fácil elevado al derecho.

Imamura hizo lo mismo que los dos primeros lanzadores de Japón, retirando a seis en línea y marchándose después de dos entradas.

El joven José Miguel Fernández falló a la defensa pero bateó uno de los tres indiscutibles de Cuba en el juego.

La segunda amenaza de Cuba llegó en el séptimo cuando con dos outs y ante el relevista de estilo peculiar Shigeru Kaga, un fuerte batazo al izquierdo fue fildeado contra la cerca por parte del jardinero Kakunaka.

Kaga se mantuvo y ponchó al primer bateador enfrentado en el 8vo antes de ceder paso al zurdo del Chunichi Dragons Yudai Ono, quien retiró a los dos siguientes bateadores.

Por los japoneses cerraría Shun Yamaguchi del BayStars, quien pese a permitir el tercer hit de Cuba en el juego – salido del bate de José Miguel Fernández – terminó retirando el inning para acreditarse el salvamento.

Los cubanos tuvieron también buen trabajo de sus lanzadores. Uno de los que mejor lució fue el novato en el elenco nacional, el zurdo Leandro Martínez, quien mantuvo a Japón sin anotaciones y 3 hits en igual cantidad de innings de trabajo.

Repercusiones

Indiscutiblemente que el partido fue un aceptable juego para ambas nóminas que preparan sus jugadores para lo que pudiera acontecer en Marzo venidero en el Grupo A del III CMB, como mismo señaló el mítico ex-jugador y director Sadaharu Oh al término del choque.

Los dos elencos buscaron el triunfo, pero dieron rienda suelta al uso de lanzadores no probados en este tipo de enfrentamientos y también a bateadores que en toda la noche fueron los más sufridos.

Pese a esto, la afición cubana quedó nuevamente con un mal sabor o al menos preocupada con conocer qué sucede con su elenco ante el pitcheo japonés, cuando la frase Clásico Mundial aparece entre ambos.

Y hasta cierto punto tienen razón. Cuba fue capaz de vencer al mismísimo Yu Darvish durante los Juegos Olímpicos de Beijing en el 2008, pero un año después les resultó imposible burlar los sables afilados – llámese pitcheo y bateo – de los asiáticos y cayeron en el Clásico Mundial por doble partida encajando para más 11 carreras en el camino. Pero la derrota de este viernes tuvo otra repercusión en cuanto a numeritos nos referimos. Resultó, desde ese mismo 2009, la tercera blanqueada que Cuba recibe ante el pitcheo japonés de primer nivel en forma consecutiva. 27 ceros en línea es lo que Japón ha regalado a Cuba en esos tres encuentros.

Pero la cadena de ceros se extiende un poco más. Cuba venció a Japón 4-2 en el partido de apertura de los Juegos Olímpicos de Beijing y allí tres lanzadores que consecutivamente relevaron al abridor y perdedor Yu Darvish, colgaron cuatro escones con 6 ponches a la batería cubana antes de caer derrotados. Con la blanqueda de este viernes se extiende así la sequía ante el máximo pitcheo de Japón a 31 innings consecutivos sin anotar carreras. Veamos.

13 de Agosto del 2008, WKB Estadio en Beijing, China: Los relevistas Masahiro Tanaka, Yoshihisa Naruse y Kyuji Fujikawa, completan cuatro entradas con 6 ponches propinados de los 12 que ese día recetó el pitcheo asiático a Cuba, para cerrar un partido donde los antillanos obtuvieron triunfo de 4-2 ante Japón, con pitcheo combinado de dos estelares como Norge Luis Vera y Pedro Luis Lazo.

15 de Marzo del 2009, Petco Park de San Diego, California, Estados Unidos: Cuatro lanzadores japoneses superan a Cuba por blanqueada de 6-0 en la apertura de la segunda ronda del II CMB. Daitsuke Matsuzaka se acredita el triunfo con trabajo de 6 entradas, 5 hits permitidos y 8 ponches propinados.

18 de Marzo del 2009, Petco Park de San Diego, California, Estados Unidos: Dos lanzadores se encargan de enviar a Cuba a casa, después de blanquear al elenco nacional con marcador de 5-0, en partido de muerte súbita que definía uno de los cuatro semifinalistas del II CMB. El derecho de 28 años Hisashi Iwakuma, repitió la dósis de su antecesor Matsuzaka, lanzando otros 6 ceros con 5 hits y 2 ponches, para junto al cerrador Sugiuchi extender a 18 los ceros colgados a la batería cubana en el torneo.

15 de Noviembre del 2012, Fukuoka Yahoo Dome en Fukuoka, Japón: Un total de siete lanzadores se unen para propinar blanqueada de 2-0 a Cuba con un total de 9 ponches propinados. Los cubanos solo conectan 3 sencillos y extienden la cadena de innings sin marcar ante el máximo nivel del pitcheo japonés a 31 entradas.

Con estos detalles puestos en mente Cuba tendrá la posibilidad de romper esa penosa cadena, cuando este domingo en horario de las 4:00 am salga al terreno del Sapporo Dome para enfrentar nuevamente a los japoneses en el segundo y final choque de la serie que ambos sostienen.
—–
(*) Leer los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Escriba una respuesta