La enseñanza artística en Cuba

noviembre 14, 2012 | | |

Por Elio Delgado Legón

Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES — En un artículo anterior sobre la educación en Cuba, expresé lo siguiente:

“Según la vocación de cada niño, también existen escuelas especializadas de niveles elemental, medio y superior, en todas las especialidades del arte y la cultura, como son música, pintura, escultura, danza, ballet, artes escénicas, etc. Esta enseñanza posibilita que no se pierda ningún talento en ninguna de estas manifestaciones del arte.”

Antes de 1959, no existía en Cuba un sistema de enseñanza artística organizado. Teníamos en La Habana la academia de Artes Plásticas San Alejandro, creada en la época de la colonia, con una matrícula muy limitada.

Muchos artistas de la época republicana se formaron de forma autodidacta, o pagando, los que podían hacerlo, a profesores o academias particulares. Los que no podían pagar, aunque tuvieran una gran vocación artística, tenían que dedicarse a otra actividad.

Yo, que nací y me crié en el campo, conocí casos de adolescentes y jóvenes con vocación para la música, que nunca pudieron tener un instrumento en sus manos, ni pagar a un profesor para que les enseñara, aunque fuera lo elemental en ese campo.

Conocí a un excelente guitarrista y tresero, de formación autodidacta, que nunca pudo aprender música y se ganaba la vida haciendo carbón. Esa era la realidad en Cuba antes de 1959.

Hoy existen en todo el país más de 40 escuelas de arte, donde se forman, con un nivel medio, miles de artistas que representan lo más genuino de las tradiciones universales y cubanas.

También tenemos un sistema de casas de cultura, que abarca todo el país, una en cada municipio, que contribuye a canalizar las inquietudes artísticas de los niños y jóvenes. Además, en casi todas las escuelas del país existe un instructor de arte, que constituye el eslabón primario donde se descubre la vocación del niño.

Escuelas elementales de música y conservatorios, elementales y medias de ballet y de danza, además de las de nivel superior que existen en las compañías principales, donde forman a sus propios bailarines; escuelas de canto y de coros, garantizan la formación de miles de artistas en estas especialidades.

Sobre los coros puedo decir que en Cuba existe un movimiento coral fuerte, que es la admiración de muchos en el mundo. Los coros cubanos han ganado numerosos premios nacionales e internacionales.

La institución culminante del sistema de enseñanza artística, es el Instituto Superior de Arte (ISA), donde los profesionales del sector llegan para ampliar y concluir sus estudios con un alto grado de especialización.

Más de cuatro mil 700 artistas han egresado del ISA, donde recibieron una educación de excelencia, con profesores escogidos entre los más destacados artistas cubanos.

Cada año, un numeroso contingente de egresados de las escuelas de arte nutre los grupos de teatro, la televisión y el cine, así como también los de danza, música y otras manifestaciones, lo que garantiza la vitalidad de la actividad cultural en el país.

Como resultado de la labor de este sistema de enseñanza, podemos destacar que en Cuba existen hoy siete orquestas sinfónicas, dos compañías de ballet clásico con un alto prestigio internacional, decenas de compañías de ballet y danza modernos y más de 400 agrupaciones de distintos niveles.

Una muestra de la calidad de la enseñanza artística en Cuba es que decenas de actores y actrices cubanos están casi permanentemente trabajando contratados en el exterior. Además, es cubano un primer bailarín del Royal Ballet Theatre de Londres y otro que también lo fue, pasó, como primer bailarín, al American Ballet Theatre de New York.

A pesar del bloqueo norteamericano y de las dificultades que este nos crea, la cultura y la enseñanza artística siguen siendo una prioridad del gobierno cubano, consciente de que constituye un medio para dignificar cada vez más al ser humano.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Escriba una respuesta