Guantánamo, la cenicienta de Cuba (II)

agosto 26, 2012 | | |

Alberto N Jones

El bulevar de Guantanamo.

HAVANA TIMES — Este verano estuve más tiempo en Guantánamo que de costumbre, pues coincidió mi presencia con la celebración nacional por el 26 de Julio y los carnavales de esta villa.

Una intensa actividad constructora/restauradora en la provincia incluyó,  la terminación de un importante tramo de la autopista nacional que une a Guantánamo con el poblado de Belleza, paralizada hace más de 20 años.

Leer la cenicienta primera parte

La re-pavimentación de las principales arterias de la ciudad, la terminación y/o reconstrucción de múltiples obras sociales, la terminación de un bello boulevard convertido ahora en el centro de actividad recreativo de la ciudad y cientos de casas y edificios pintados, le confieren a la ciudad un frescor que había faltado en décadas y una alegría temporal para toda la ciudadanía.

La celebración de los actos por el 26 de Julio en cualquier ciudad de Cuba, es motivo de júbilo y orgullo local, lo cual se manifestó ampliamente a lo largo y ancho de Guantánamo, que culminó con la celebración de cuatro días de festejos populares.

Mas allá que el maquillaje

Sin embargo, para los que aman a nuestro Guantánamo, para los que luchan día a día para que esta región ocupe el lugar que le corresponde dentro del país, para los que sufren ante el deterioro imperante, la falta de desarrollo y perspectiva para miles de jóvenes sin empleo o futuro y cuya única meta es “inventar”, lo que los acerca al mundo de la delincuencia, a crear alguna actividad de subsistencia por cuenta propia o emigrar, no se corresponde con los 50 años vividos de duras luchas y sacrificios.

En su lugar, estas celebraciones resultaron ser un espejismo, un sueño de verano o un chiste de mal gusto, para decenas de miles de personas que sufren y no saben cómo resolver sus necesidades más perentorias.

Nueva cafetería.

La situación socio-económica de Oriente sur es grave, urgente, desgarradora y debilitante, al englobar a comunidades, pueblos y ciudades en una atmosfera asfixiante de total frustración e impotencia, que termina quebrantando las fibras y valores de toda la sociedad.

Miles de graduados universitarios y técnicos medios sin empleos, deambulan sin rumbo y sin esperanzas, olvidando, por minutos, lo aprendido.  Las matrículas en los niveles medio y superior han sido reducidas sensiblemente y todos los servicios se han degradado, afectando adversamente el importante índice de felicidad y satisfacción personal de toda la comunidad.

Los desincentivantes e insuficientes salarios, se han visto agravado por la pérdida de empleo de uno o más miembros del núcleo familiar, colocándolos al borde del colapso económico. Las omnipresentes prebendas para acceder a todo tipo de servicios se han intensificado en extremo, deshumanizando a las personas y convirtiéndolas en máquinas de supervivencia, que poco les importa la situación del prójimo.

El desvío de recursos, el robo, la adulteración de los productos, el picotazo de los inspectores, el abusivo costo de los productos que se expenden en CUC y la falta de ventas al por mayor, son solo algunos de los males más evidentes que hablan de una falta de coordinación entre las diferentes empresas, que han llevado al estancamiento e involución de algunos de los planes recogidos en los Lineamientos del Partido.

Miles de personas respondieron al llamado del gobierno para rescatar terrenos agrícolas baldíos, devorados por el marabú, para ponerlos a producir alimentos para la población y reducir las costosas importaciones.

A pesar del férreo burocratismo e inmovilismo del ministerio de agricultura y la falta de aperos e implementos agrícolas, enormes áreas de terreno han sido desbrozadas, sembradas y cultivadas, utilizando métodos arcaicos como la yunta de buey y el arado de palo.

La falta de fertilizantes, pesticidas o semillas, el prohibitivo costo del combustible que impide la utilización de sistemas de riego, el alto costo del transporte agrícola y una sensible disminución en el poder adquisitivo de la población, puede dar al traste con este proyecto de vital importancia.

Si los problemas enunciados más arriba parecieran graves, estos palidecen al visitar algunos de los antiguos bateyes azucareros guantanameros  de Costa Rica, Honduras, Romelié, Tames, Paraguay etc.- cuyos ingenios fueron demolidos, supuestamente, por ser trapiches improductivos, que no fueron sustituidos con otra alternativa laboral, convirtiendo dichos poblados en cementerios humanos, repletos de ex-trabajadores azucareros empobrecidos, desmoralizados, alcohólicos e incapaces de enfrentar las obligaciones de su núcleo familiar.

Carretera del campo Guantanamero.

Como daño colateral, esta tragedia ha traído consigo la pérdida de decenas de oficios, trabajos manuales, artesanales, amor por la tierra y un sentido de pertenencia que los jóvenes desconocen y no parecen interesados en recobrar.

La extrema gravedad del problema no tolera blandenguería, indecisiones o paños tibios. Solo una intervención quirúrgica radical de urgencia, es capaz de impedir a tiempo el mar de muertos, los ríos de sangre y la masiva destrucción física que una concertada estrategia foránea de permanente amenazas y privaciones, ha promovido una mentalidad de asedio, persecución y reacciones contraproducentes dentro del gobierno, que han ido sentando las bases para un descalabro social como los de Siria, Libia, Yemen, Irak o Afganistán.

Demuestra fehacientemente lo anterior, que mientras los militares norteamericanos estacionados en la Base Naval de Guantánamo disfrutan de todas las amenidades existentes en aquel enclave inhóspito, el pueblo de Guantánamo ha sido privado durante décadas del uso de sus playas, ríos, valles y montañas, por haber sido declaradas Zona Militar.

Por cuanto Cuba sigue siendo uno de los lugares más apetecibles del mundo por su belleza, privilegiada ubicación geográfica, clima, tranquilidad ciudadana, educación, salubridad, composición étnica, diversidad ecológica y un pueblo sui generis, nada puede explicar, racionalizar o justificar, la persistencia de una acuciante crisis económica y social, que intenta devorar a un país aletargado, catatónico, causado por decisiones híper centralizadas auto-infligidas.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “Guantánamo, la cenicienta de Cuba (II)”

  1. PolO dice:

    Viven mal, pero siguen bailando al son del gobierno; celebrando el 26, limpiando marabú y otros circos que les programan sus amos.
    Hablando en plata, una pandillita de generales no pueden condenar a la esclavitud y sumisión a millones sin que estos lo permitan.
    Hoy esta sumisión está programada en la mente de 2 generaciones de cubanos. La generación anterior a estas fue primero engañada con la promesa de una “revolución tan verde como las palmas”, y luego fue forzada al comunismo a golpe de paredón -con la entusiasta cooperación de las “masas”, esa chusma mayoritaria en cualquier sociedad.
    Luego 2 generaciones nacieron cautivas y aisladas del mundo, bombardeadas por el lavado de cerebro de la propaganda constante, la cobardía y vileza de sus progenitores “comprometidos con el proceso” (los mismos que gritaron ¡paredón! le enseñaron a sus hijos a berrear ¡gusanos, escoria!
    Hoy los nietos son alcohólicos de esquina, chivatientes de cuadra, esbirros uniformados, criminales, hipócritas, oportunistas, gente cobarde y vil malviviendo viditas vacías e inútiles… los verdaderos “hombres nuevos” creados por el comunismo. ¡Qué les aproveche y sigan celebrando sus aquelarres cada 26 de Julio y 1ro. de Enero!

  2. pepe dice:

    Sr. PolO: Su lenguaje lo muestra como un ser superior superior, me niego a pensar que sea de carne y hueso y mucho menos que haya nacido de una mujer y en esta maravillosa tierra oriental. Nunca habia oido tanto desprecio hacia el heroico pueblo cubano, nuestros hermanos. Su vanidad, autosufiencia y odio, lo llegan a catalogar con un fascista de marca mayor. Ud. no tiene que ver nada con nuestsra historia, nuestros proceseres, al no sensibilizarse para nada con nuestros 11 millones de ninos, mujeres y hombres actores activos de esta sociedad, disfrute encontes bien el mundo en el cual vive.,

    Estoy seguro que la vida, donde quiera que este, se ocupara de pasarle la cuenta.

  3. PolO dice:

    @Pepe: La vida nos pasa la cuenta a todos; mi interés es no pagar cuentas ajenas, como me las hicieron pagar los fanáticos y oportunistas comunistas plataneros.
    Mi “lenguaje” -asumo querrás decir mi pensar, parte precisamente de que en Cuba me machacaron tus amados esbirros -con la complicidad silente (y vociferante en un par de progromos fascistoides frente a mi casa) de esos que todavía apoyan los horrores y miserias -materiales y morales- del castrismo.
    Pero te concedo que si negarse a ser un esclavo, es convertirse en un ser superior; entonces acepto el piropo.
    Gracias y mis más sinceros deseos que Ud. disfrute del paraíso castrista por el resto de su vidita.

  4. PolO dice:

    @Pepe: Disculpa que en mi respuesta no incluí mis datos, porque en estos asuntos es mejor despojarse de Pepes y PolOs; más si eres quien sospecho.
    Mi nombre es Juan Avilés-Castaigne, natural de Holguín; y puedes conocer gran parte de mi vida en Cuba si consultas mi expediente de anticomunista visceral (sí, el ñanguerismo me asquea), en el cuartel-prisión del G-2, conocido como “Pedernales” en el km. 14 de la carretera central, salida a Bayamo.
    Tienes la ventaja (que yo no quisiera tener) de que tu adorado sistema vigila a sus ciudadanos desde la cuna a la tumba.
    Que te sea amena la lectura… y te advierto que conmigo no funcionan los chantajes con que tu desgobierno mantiene calladitos y obedientes a las nuevas olas de emigrados. Soy un exiliado.

  5. mirta concepcion dice:

    Gracias sr. Jones.Leyendo su interesante,ejuncioso y profundo articulo he podido comprender que la responsabilidad de todos las dificultades que viven los guantanameros, prodremos extenderlo a todo el
    pais?-es de los EEUU.
    Creo poder inferir que gracias a el liderasgo de FC ,hombre preclaro,incapaz de equivocarse y profundamente
    comprometido con la democracia,los derechos humanos y el bienestar de los cubanos,la situacion no es aun mas grave,
    Creo haberlos entendido sr. Jones.Gracias,muchas gracias.

Escriba una respuesta