author photo

Maria Matienzo Puerto: Una vez soñé que era una mariposa venida de África y descubrí que estaba viva desde hacía treinta años. A partir de entonces construí mi vida mientras dormía: nací en una ciudad mágica como La Habana, me dediqué al periodismo, escribí y edité libros para niños, me reuní en torno al arte con gente maravillosa, me enamoré de una mujer. Claro, hay puntos que coinciden con la realidad de la vigilia y es que prefiero el silencio de una lectura y la algarabía de una buena película.

Qué bueno por mi amiga, ¿no?

agosto 23, 2012 | | |

María Matienzo Puerto

HAVANA TIMES — Que Carlos me dijera escoge el libro que quieras fue un buen regalo de cumpleaños. Todo el que me conoce un poquito sabe que a mi me obsesionan los libros. Escogí Afrocubanas….

Desplacé algunas lecturas y comencé a leerlo. La curiosidad por saber qué decían mis contemporáneas sobre el tema fue más fuerte que cualquier otro interés literario.

Eso fue anoche y ya voy por la mitad del libro. Son ensayos bien escritos, es lo primero que puedo decir. Lo segundo está relacionado con la historia que quiero contar.

Mi amiga Laura tiene una niña de diez años que va a la escuela como todas las demás niñas de su edad. Un día al regreso la niña llegó muy preocupada porque Diana (otra amiguita de la escuela) le había dicho que era mejor que no jugaran con Rosita porque era negra.

La hija de mi amiga llegó a la casa escandalizada. Estoy segura que por su cabeza corrieron todos los nombres de sus amiguitas del barrio: Juliet, Yusimí, Clara, Yahima… enseguida pidió a la madre que le explicara.

Ella no entendía por qué Diana no quería jugar con Rosita.

Claro, la hija de Laura vive en una casa donde las personas entran y salen y no se les etiqueta con carteles de raza ni de sexualidad. La gente en esa casa son gente y punto.

Mi amiga Laura se encontró ante un problema. Ella que actuaba sin prejuicios tenía que explicar a su hija los prejuicios de otros. Bumm!!! Cayó en la vida real.

Pensó que su hija se merecía una respuesta inteligente y decidió que debía contarle la historia desde el principio. Comenzó con un brevísimo recuento de la trata y la esclavitud, pero cuando estaba a mitad de cuento, la hija la interrumpió.

“Mamá, qué pena tengo con Diana, se está perdiendo la mitad del arcoíris.”

Mi amiga se quedó sin palabras (yo también me hubiese quedado de la misma manera). Su hija lo comprendió todo. Y se dio cuenta de lo importante que es actuar, más que decir. Una cotidianeidad con respeto hacia todos le había valido más que cualquier explicación.

Pues, qué bueno que existan textos como los que se recogen en este libro que me regaló mi amigo Carlos. Qué bueno que haya gente tratando de reconstruir la historia de los sin historias, de los desclasados, de los silenciados.

Pero lo mejor sería mantenernos vigilantes, que cuatrocientos años de racismo no nos traicionen mientras repetimos patrones racistas. Y qué bueno por mi amiga, ¿no?

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Qué bueno por mi amiga, ¿no?”

  1. rauli04 dice:

    Hola Maria, quisiera hacerte una pregunta… que relacion guarda la historia que le iba a hacer Laura su hija, con el racismo de Diana?….o es que vamos a comenzar como los afro americanos diciendo que el racismo es culpa de la epoca de la esclavitud…. pq si es asi no hay razon aun para q persista, verdad?. La respuesta mas logica para una nina de 10 anos era precisamente esa, decirle que hay personas racistas. De otra manera estarias negando que existe racismo de personas de la raza negra hacia la blanca o de la blanca a los hispanos, etc.

  2. otrodiferente dice:

    Un “beso” amiga,desde “lejos”,pero ! el !racismo!,existe en todo el mundo!…si conoces a un peruano,o Boliviano,no le digas que es “indio”,se “ofenden”,decir “eres extranjero”..tambien es “racismo”??aqui lo he escrito,tenia una vecina,en Stgo,estaba “enemoraba de mi”…solo la “rechace” porque era(o es negra)…lo “siento mucho”…el “racismo”…tiene muchas “formas” y digamos “colores”……en una emisora Colombiana,lo comente aqui ,en este espacio,”Eres capaz de besar a una negra”,me quede pasmado!!—-Puede que haya racismo en la “vida real”….pero no lo divulgues en la radio”–Saludos,desde Berlin—Siempre “buscar tu espacio”…..un abrazo(sin abrazarte)

Escriba una respuesta