author photo

Erasmo Calzadilla: Qué difícil me resulta introducirme en público; lo he intentado muchas veces pero no me sale. Soy más menos lo que aparento en mis post, añada algunas cualidades impresentables y revuelva; con eso debería bastar para un primer acercamiento. Si quiere profundizar un poco más pídame una cita y espere respuesta.

Maniquí negro busca empleo

agosto 10, 2012 | | |

Por Erasmo Calzadilla (fotos: Irina Echarry)

Lo típico.

HAVANA TIMES — Cuentan mis abuelos que en su natal Madruga la discriminación racial gozaba de muy buena salud. Pocos blancos se ajuntaban con negras, pero a la blanca que se echara un marido prieto la repudiaban todos (los blancos). En el parque cada grupo racial paseaba por una acera diferente; la peor parte le tocaba, por supuesto, a los de color.

Algunos atravesaban las barreras raciales por amistad, amor u otros motivos. A mi abuela, por ejemplo, le enorgullece que en su casa no se hacían distinciones, pero dudo que aceptara el amor de un moreno.

La Revolución contribuyó a eliminar parcialmente la discriminación racial, pero con la crisis actual del sistema estos demonios han cobrado vida.

Se busca un maniquí negro

Echándole un vistazo a los muñecos de las vidrieras es posible llevarse una idea.

Cerca del 99.99 % de los maniquíes son “blancos de pura cepa”. Las únicas mestizas que he visto en toda los principales centros comerciales de la Habana son: par de mulatas de rasgos finos, ojos claros y pelo lacio que viven en la tienda militar, y una jabaíta de ojos claros paralizada en un establecimiento frente a Ultra.

La más prieta.

Resulta muy contrastante porque más del 50 % de la población cubana es negra o mestiza.

Y seguro no es culpa de nadie. Va y los fabricantes de muñecos los confeccionan blancos porque es el color más solicitado; y los prietos, por escasos, salen demasiado caros. Pensemos que sea así.

Tampoco es culpa de nadie que los rostros probables en las vallas de la ciudad: de Fidel y Raúl Castro, Ernesto Guevara, Camilo Cienfuegos, Vilma Espín, los 5 héroes y sus esposas, las muchachitas de Nestle o de Sedal, apenas posean rasgos negroides. (en última instancia serían negros descafeinados).

Es que no hace falta una conspiración para que el racismo se reinstale; la semilla está latente y a un descuido se vuelve árbol frondoso. Pero el gobierno sí tiene la obligación de impedir que en los establecimientos públicos predomine una estética racista.

Nota: Después de escribir esto vi unos cuantos maniquíes negros en Arte en la Rampa, pero más bien eran blancos pintados de negro.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

6 respuestas a “Maniquí negro busca empleo”

  1. Isidro dice:

    Buena entrada, Erasmo. Oye, que no hay manera que se diluya el caldo concomitante del racismo. Al contrario, cada día recibe más sustancia. Y es culpa de todos nosotros. Pero en lo que a maniquíes étnicos se refiere, Cuba va mejor que China: Acá, donde de mil 300 millones de habitantes, más de mil cien son “chinos” (hay minorias diversas), no te encuentras un maniquí auténticamente “narra” ni en los centros espirituales. Ironías, eso sí, verás más negros y mulatos en las vidrieras que en la propia Cuba.

  2. sonorismos dice:

    Buen post, Erasmo, me gusta tu estilo de “caminando voy y aquí te la dejo… dale, ábrela”. Dejando a un lado la parte seria del asunto, sugiero que como en la actualidad los negros y mulatos cubanos son mayoría en el censo, pues que el desgobierno se dé cuenta de una gran opotunidad (difícil, pero bueno…) y añada a la lista de “labores cuentapropistas autorizadas” el oficio de “maniquí de carne y hueso”. Así contratan a un gran número de personas desempleadas y la verdad, la frustrante experiencia de pasear y mirar vitrinas que ofrecen lo que no se puede ni soñar obtener, se convertiría en un paseo teatral gratis, donde los caminantes gozaría de ver a cubanos, en vivo y a todo color, escenificando “la moda que no es muda” y ganándose unos pesitos. Venga, pasen la propuesta al Parlamento, en mi nombre.

  3. Mercedes dice:

    La sociedad cubana es de un racista que da asco. Las expresiones. A mi hijo le choco eso, sobre todo el termino de “adelantar”.
    Creo que el control politico ha influido en que se siga asi.
    No ha existido la posibilidad de un movimiento civil de verdad que luche por la igualdad racial (ni por nada) por mas de medio siglo. El atrazo es enorme.

  4. Eduardo Fernandez dice:

    Es bien fresco el enfoque al tema, como solo sabe hacerlo Erasmo del eléctrico.

    Ya había notado la ausencia de maniquíes negros o mulatos que no fueran blancos pintados de negro. Las niñas que quieren ser modelo de pasarela que pensarán de esto?

    Salud!!!

  5. otrodiferente dice:

    Saludos Erasmo…sabes? me gusta leerte(mejor dicho tus escritos)….no vayas a pensar que soy “brujo”!!
    Una vez estando yo en Colombia,hay una Emisora que se llama “Radio Olimpica estereo”,creo que pertenece al actual presidente de Colombia,o la “familia”….pero es un programa matinal…como una “revista”…la pregunta del dia era …”serias capaz de darle un beso a una negra”..la gente llamaba….y decian a una “negra”?? la mayoria decian que “no”!!
    Me pregunte,si un “medio de comunicacion”…debe “propagar” o decir….semejante pregunta!??
    Pero te escribo algo,cuando vivia en Cuba,tenia una vecina,creo que lo he comentado aca(en este espacio),es negra, siempre me amo!Siempre la “rechazaba”…solo “por el “color de su piel”!!!!!
    Pero amigo,el “racismo”…tiene “diferentes “colores”…en la actualidad,no es por el “color”…sino”de dondes vienes”,??Turco? ,arabe?? africano?Latino?

  6. Cimarrón dice:

    “No hace falta una conspiración para introducir el racismo aquí.”
    “La verdad es bella y apropiada en todo momento.”
    -Frederick Douglas

    Cuando la misma estética funciona en la puerta principal y también en las instituciones del Estado y del Gobierno, entonces Cuba, una sociedad altamente multirracial, tiene que mirarse por dentro profundamente y enfrentar la verdad.

    Es muy difícil racionalizar las contradicciones raciales que existen en Cuba a nivel estatal. Aunque no existe racismo de derecho, la misma Cuba, que ofrece tanta ayuda generosa a los países africanos y caribeños, la misma que envía sus hijos e hijas a morir por la liberación de Angola de las praxis racistas e imperialistas, es la misma Cuba que, al parecer, se muestra reacia a dejar que la sangre africana corra libremente por sus venas “cuando se trata de posiciones de liderazgo. Cuba necesitó que pasaran 40 años para nombrar a un afro-cubano, Lazo Hernández, como Vicepresidente.

    Sin embargo la más reciente adición a esa posición colectiva siguió la misma “estética” racial como se refleja en la mayoría de las posiciones políticas de alto nivel. Más de lo mismo. Sin mover el bote. Simplemente los afro-cubanos no tienen lo que necesitan. Tal vez en otros 40 años …

    Le deseo a Cuba sólo lo mejor, y no me suscribo a la propaganda contrarrevolucionaria disfrazada como defensora de la justicia racial como han hechos personajes como Carlos Moore, el apologético operativo de la “Compañía”. No puedo dejar de sentir, de vez en cuando, el mal inherente por el hecho de que todos los “chicos blancos” de Fidel, quienes se convirtieron en el rostro de una Cuba supuestamente nueva, lo traicionaron: Robaina, Pérez Roque, Lage, e incluso su secretario personal, Valenciaga.

    Uno no pide cuotas, pero la cuestión de la diversidad racial tiene que elevarse, la marginación no. Lo que es necesario es la diversidad racial para la supervivencia de una Cuba cuya unidad se verá muy probada cuando el imperio ponga cada vez más presión sofisticada y no tan sofisticada para lograr el cambio.

Escriba una respuesta