En la Calzada de Jesús del Monte

agosto 8, 2012 | | |

Fotorreportaje por Irina Echarry

HAVANA TIMES — Sumergida en uno de los municipios más poblados de la capital, encontramos una calle con historia; conocida, primero, como Camino Real del Sur, el único tramo que partía de la ciudad y se adentraba en el campo.

Luego, a este puente de comunicación entre la antigua Habana y los pueblos de Bejucal y Santiago de las Vegas se le llamó Calzada de Jesús del Monte.

Y hoy es la famosa Calzada de Diez de Octubre, la misma que inspiró al poeta Eliseo Diego.

Caminando por esta calle nos tropezamos con casas apuntaladas que resisten el paso del tiempo, la concurrida Esquina de Toyo, la parroquia más antigua de la Habana de extramuros: la Ermita de Jesús del Monte actual Parroquia del Buen Pastor, entre otras construcciones.

Lo que muy pocos saben es que esta iglesia fue construida en los terrenos que ocupó el ingenio San Francisco de Paula antes de ser demolido.

La gente va y viene por esta “Calzada más bien enorme, de Jesús del Monte, donde la demasiada luz forma otras paredes con el polvo”*; la magia que sorprendió a Eliseo va desapareciendo.

Ahora la luz permite ver que la calle se ha puesto vieja, las ruinas y la suciedad la acompañan, los carros dejan a su paso un humo que ennegrece el ambiente, pero sigue siendo emblemática aunque muy pocos poetas se acuerden de ella.
—–
*Verso de Eliseo Diego tomado de “El primer discurso”.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “En la Calzada de Jesús del Monte”

  1. Miguel Z. dice:

    No hay calzada que guarde mayor embrujo que esta… y sin darle cabida a alguna connotacion habanera del termino. El deterioro de los edificios es evidente pero no hay mixtura arquitectonica mayor en ninguna ciudad del caribe como la que uno puede disfrutar en esta rodada capitalina.

  2. Moises dice:

    Es difícil no deprimirse cuando uno se para en la “Esquina de Tijeras” (10 de Octubre y Jesús del Monte) mirando en todas direcciones e imaginando lo hermoso que estuvo este rincón alguna vez. ¿Cuántos miles de millones de dólares se necesitarían para llevar a La Habana a su brillo anterior? ¿El socialismo será capaz de evitar que colapsen los edificios?

Escriba una respuesta