Los entretelones del carnaval de La Habana

agosto 6, 2012 | | |

Fernando Ravsberg

El Carnaval es la fiesta más popular y masiva de Cuba. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Este fin de semana se inició el Carnaval de La Habana, un evento social tan importante que fue capaz de superar la dura crisis económica de los años 90.

Es la suma de luces, colores, música y sensualidad que recorre el malecón habanero para deleite de los cientos de miles de capitalinos que acuden cada noche a la fiesta mayor.

Público se unió a los Guaracheros de Regla, la comparsa más importante de La Habana, para conocer los entretelones de semejante espectáculo. Abraham es el diseñador de los vestuarios, la persona que cada año decide los modelos y colores que vestirán los guaracheros y guaracheras, de acuerdo a las coreografías organizadas por su director.

Abraham sonríe y nos dice que ahora todo es más fácil porque en las tiendas se vende mayor variedad de telas y adornos pero recuerda que durante la década de los 90 tuvo que diseñar los trajes de los bailarines y bailarinas “con lonas militares y bolsas plásticas de supermercado pintadas para que el carnaval siguiera existiendo”.

El carnaval de La Habana podría ser uno de los más baratos del mundo, su director artístico, Efraín Sabás, nos explica que una comparsa como Los Guaracheros le cuesta al estado cubano unos 15 mil euros. El director de Los Guaracheros, Héctor Medina, nos explica que “los trajes que se utilizan cuestan alrededor de U$D 100 cada uno”.

Ahora diseñar es más fácil pero durante la crisis económica de los años 90 Abraham tuvo que hacer los trajes para el carnaval con lonas militares y bolsa plástica de supermercado. Foto: Raquel Pérez

El dinero no alcanza para contratar maquilladoras ni peluqueros, así que poco antes de salir para el malecón las chicas se maquillan unas a las otras intercambiando sus propios lápices labiales, el rímel y las sombras de ojos. Han esperado un año para vivir su momento de gloria y todas quieren lucir bonitas y sensuales.

Los Guaracheros son vecinos de Regla, un barrio que le gusta llamarse “pueblo”, ubicado al otro lado de la bahía de La Habana. La comparsa nació en 1959, 6 meses después de que Fidel Castro llegara a la capital al frente de sus guerrilleros barbudos. Durante estos años han ganado 5 veces el premio del carnaval y algunos aseguran que en muchas otras ocasiones lo perdieron injustamente.

La participación es voluntaria, nadie cobra ni un centavo pero para todos los vecinos de Regla es un honor bailar en los Guaracheros. La bailarina mayor es Yamila García de 40 años, ella es asistente del fiscal pero nos asegura que no tiene problemas con su trabajo, incluso cuando se acerca el carnaval y aumentan los ensayos le dan tiempo libre sin recortarle el salario.

La comparsa ensaya todo el año, 4 veces por semana, es necesario dedicarle la mayor parte del tiempo libre. Las coreografías son complicadas, requieren una coordinación perfecta y un estado físico excelente, teniendo en cuenta que durante el paseo por el malecón habanero tendrán que bailar 3 horas, ante la mirada expectante de los cubanos.

Héctor Medina, el director de los Guaracheros nos cuenta que hoy bailan chicas que son hijas y nietas de bailarinas de la comparsa. Foto: Raquel Pérez

Héctor Medina explica a Público que el arraigo de los Guaracheros de Regla es tal que en ocasiones se convierte en un asunto familiar, en este momento bailan algunas jovencitas cuyas madres y abuelas fueron también bailarinas que alegraron los carnavales de décadas anteriores. Varias chicas nos dijeron que no quieren ni pensar en el momento en que tengan que dejar la comparsa.

Este año la naturaleza les jugó una mala pasada, el viernes, en el momento en que se iniciaba el primer día de carnaval comenzó un aguacero torrencial que empapó a los bailarines, las carrozas y al público. Vimos a los componentes de las comparsas empapados y tiritando de frío pero la tristeza fundamental era no haber podido bailar.

Tras secar atuendos y escurrir equipos, el domingo por la noche hicieron el debut tan esperado ante cientos de miles de personas que certifican que el carnaval sigue siendo la fiesta más popular de Cuba.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “Los entretelones del carnaval de La Habana”

  1. Isidro dice:

    Las carencias de Carnaval de La Habana rebasan con creces el factor material, y comenzaron mucho antes de que siquiera se sospechara que algún día sobrevendría el Periodo Especial. Fueron las decisiones desacertadas y las prohibiciones las que mataron el alma de la fiesta, desde cambiarlas de enero-febrero para julio, hasta objetar que el público desfilara libremente, o que, alegando la necesidad de mantener el orden público, se impidiera a la gente disfrazarse a gusto. Todas estas tradiciones habían prevalecido por décadas entre los habaneros. El especial interés que otorgaba a la celebración la elección de la Reina del Carnaval y su séquito de bellas, se vio cercenado de raíz cuando se detuvo esta tradición. En fin que, poco a poco, se fue le fue desfigurando el rostro a una de las más auténticas manifestaciones populares que los capitalinos tuvimos alguna vez. Lo que hoy recorre el Malecón es un esperpento, apenas una memoria deslucida y venida a menos de lo que vi en mi niñez.

  2. reyhavana dice:

    Muy cierto lo que dice Isidro. Recuerdo cuan hermoso se veia el Paseo Del Prado en pleno carnaval, con hermosas carrozas y comparsas muy bien vestidas. si querias gradas las habia en la zona del capitolio, si querias arroyar, podias hacerlo detras de tu comparsa favorita. La eleccion de la Estrella y sus Luceros era todo un show musical. el carnaval se extendia desde Paseo al Parque de la Fraternidad asi que habia espacio para todos. Ahora dicen esta limitado entre la calle 19 y Belascoain, casi menos de la mitad del recorrido original.

  3. charlie dice:

    Ahora a cualquier cosa le llaman carnaval…y carnaval es algo màs que un pan con lechon y pipa de cerveza….
    Se acabaron las estrellas del carnaval y se perdiò el glamour del carnaval…
    Ojalà volvieran los verdaderos carnavales…los de siempre!!

Escriba una respuesta