Cuba siempre me trae la sonrisa

julio 29, 2012 | | |

Helson Hernandez

Carlos Aransay

HAVANA TIMES — Carlos Aransay es el director del Coro Cervantes de Inglaterra y amante de la cultura cubana. “Cuba siempre me trae la sonrisa y me da vida.” Intenta venir cada año a colaborar con los músicos cubanos.

HT: Hablemos de su formación musical.

CA: Hice mis estudios en España, en los conservatorios de Murcia y Madrid, graduándome en teoría de la música, piano y composición allá, para luego hacer mis maestrías de dirección de orquesta, teoría y composición en Londres, Reino Unido. Además estudié canto en la Escuela Superior de Canto de Madrid, estudios que continué de modo privado en Londres.

HT: ¿Español de origen?

 

CA: ¡De origen y de destino! Es decir, soy español por los cuatro costados. Y además con una bonita mezcla de Cataluña, Andalucía, Rioja, País Vasco y Murcia, así que quiero mucho a mi país.

HT: Inglaterra, donde reside desde hace varios años, que importancia ha tenido en su vida.

CA: Con 14 años ya me sentía fascinado por la cultura anglosajona y sobre todo por Londres.

Llevo la mitad de mi vida adulta en Londres, ya son 24 años aquí, así que me considero un verdadero londinense. Crecer musicalmente y profesionalmente en esta ciudad me ha ayudado muchísimo tanto por la formación que he recibido, el tesoro continuo de actuaciones musicales a las que puedo asistir y la profesionalidad de los músicos ingleses, que espero haber aprendido.

HT: Coro Cervantes, arguméntenos de esta formación que usted dirige.

Carlos Aransay

CA: Lo fundé en 1995 y quise desde el principio que fuera la bandera de la música coral clásica hispana en el Reino Unido. Creo que lo he conseguido aunque siempre es un trabajo durísimo mantenerse en activo y en primera línea. Somos un coro muy pequeño profesional, formado tanto por cantantes británicos como por hispanos. Hemos grabado ya cinco álbumes y nos hemos presentado en las mejores salas de Londres, además de países como México, Holanda, Rusia y por supuesto, España.

HT: Y sobre la experiencia en la dirección de Orquestas Sinfónicas?

CA: He tenido la fortuna de ser invitado a dirigir en varios países. En Cuba, he dirigido dos veces la Orquesta Sinfónica Nacional, lo mismo en Perú, también he dirigido en Uruguay la Orquesta del SODRE, de la radio televisión nacional, pero también en Costa Rica, Venezuela y México, y por supuesto en el Reino Unido, donde he sido titular durante unos años de una de las orquestas universitarias londinenses, y donde mi mejor experiencia, sin duda, fue dirigir la London Symphony Orchestra, con la que grabé un disco.

HT: La Ópera posee un lugar especial en su vida.

CA: Todos los que me conocen saben que la voz es mi pasión, y además como oyente la ópera ocupa el primer lugar en mi vida. Empecé a trabajar con cantantes de ópera cuando tenía 18 años en Madrid y desde entonces no he parado de hacerlo. Me apasiona la ópera. Tuve la gran suerte de preparar musicalmente una compañía de 600 personas con la que representamos la ópera Carmen en Alemania y Suiza, con José Carreras encabezando cinco repartos diferentes, todos ellos ensayados y preparados por mí. No concibo la vida sin ópera.

HT: ¿Cuba?

CA: Cuba se ha convertido poco a poco en uno de mis más grandes amores. Tampoco concibo ya la vida sin una visita anual a Cuba. He sido invitado dos veces a dirigir su Orquesta Sinfónica Nacional, igualmente a impartir dos cursos en el Instituto Superior del Arte, me he presentado en el Festival La Huella de España, he sido invitado por el Ballet Nacional, he visto cómo ensayan sus bailarines, y sobre todo –a un nivel personal- he caído en las redes de la seducción de sus gentes, sus colores, calores, sabores y de su maravilloso mar. Cuba siempre me trae la sonrisa y me da vida.

HT: Entre lo que más le ha sorprendido del arte en la isla, que artistas o aspectos en particular relacionaría.

CA: Siento un enorme respeto por la seriedad con la que los cubanos se toman todo tipo de arte. En el campo del canto he tenido la fortuna de conocer a una figura como Maria Eugenia Barrios, una señora, una artista y una pedagoga de primera clase. A ese pedazo de música que es la soprano Barbara Llanes, espectacular cantante, cualquier género lo hace bien, y maravillosa compositora.

A esa diva internacional que es Eglise Gutiérrez, con la que he compartido momentos inolvidables. No quiero olvidar a otros excelentes músicos con los que he trabajado o cuyo trabajo admiro, como Ramón Centeno, Ivette Betancourt, Vilma Garriga, los músicos de la OSN, Ars Longa y Teresa Paz, los cantantes corales que compartieron curso conmigo este año, Entrevoces, la maestra Digna Guerra, José María Vitier, son tantos….y tantos de ellos son ya unos amigos muy queridos para mí.

Carlos Aransay

HT: ¿Próximos compromisos profesionales para regresar a Cuba?

CA: Pues siempre estoy haciendo planes con Bárbara Llanes para no dejar de colaborar y de hecho ya estamos barajando algunas ideas para el año que viene. Me encantaría hacer un pequeño festival en un pueblo de campo llamado Aguacate, ubicado en la geografía de la provincia Mayabeque, donde ya hemos hecho una cosita este año y sería bonito continuarla. También estoy muy agradecido a Madelaine Masses, directora del Centro Nacional de Conciertos por invitarme a actuar desde ya para el año próximo.

HT: Y algo más de importancia en su agenda para este 2012.

CA: Este año, creo que mi mayor logro ha sido ser nombrado profesor de repertorio hispano en el Teatro de la Opera de Londres, Covent Garden. Es algo que me hace una ilusión enorme, porque además estoy trabajando con algunos de los mejores cantantes del mundo. Además, en noviembre de 2012 cumplo 10 años como director del Concurso Internacional de Canto de Trujillo, Perú.

Es para mí una cita muy especial, puesto que, entre otras cosas, fue en Trujillo donde entablé amistad con los artistas cubanos que más tarde me abrirían las puertas de este bello país. En agosto tengo la presentación londinense del Coro Cervantes tras una ausencia en Londres de dos años. Ha sido muy especial volver a preparar a la soprano francesa Patricia Petibon para una segunda grabación con el sello alemán Deutsche Grammophon.

Y por último, he conseguido lanzar una pequeña promotora llamada London Lyric Arts, para intentar desarrollar más actividades musicales que tengan que ver con las artes vocales en Londres. Profesionalmente, me esperan viajes a España, Escocia, México, Perú y Brasil.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

Escriba una respuesta