Cuba culpa conductor por muerte de Payá

julio 27, 2012 | | |

Angel Carromero

HAVANA TIMES (dpa) – Las autoridades cubanas responsabilizaron hoy al joven político español Ángel Carromero, conductor del vehículo en el que viajaba Oswaldo Payá, del accidente en el que murió el conocido disidente cubano el pasado domingo.

La investigación concluyó “categóricamente que el conductor manejaba a exceso de velocidad”, señaló una nota del Ministerio del Interior, leída inusualmente también de forma íntegra en el informativo de la televisión estatal.

Según las autoridades cubanas, el vehículo duplicaba la velocidad máxima de 60 kilómetros por hora permitida en el trayecto en el que ocurrió el accidente cerca a la ciudad de Bayamo, en el este de la isla.

Payá murió junto al activista opositor Harold Cepero en el accidente. En el vehículo viajaba también el joven político sueco Jens Aron Modig.

Oswaldo Payá

Payá y Cepero viajaban en la parte trasera sin llevar el cinturón de seguridad, según el comunicado. La televisión estatal mostró durante varios minutos un gráfico reconstruyendo el acccidente y fotos del vehículo azul fuertemente dañado tras el siniestro.

“El tramo de la carretera en que ocurrió el accidente está en reparación y por espacio de unos dos kilómetros no se encuentra pavimentada la superficie de rodamiento, lo cual lo convierte en una especie de terraplén con abundante gravilla”, señala también la nota.

Según las leyes viales citadas por el ministerio, en Cuba no está permitido viajar a más de 60 kilómetros por hora en trayectos como el descrito.

El equipo de investigación consideró que Carromero “debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora y que fueron su falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad y la incorrecta decisión de aplicar los frenos de manera abrupta en una superficie resbaladiza” los causantes del accidente, agrega la nota.

La reconstrucción también incluye un “análisis lógico del tiempo de viaje” del vehículo, que apunta a una velocidad promedio excesiva.

El vehículo en el que viajaba Payá se accidentó a casi 800 kilómetros del Habana en la provincia de Granma. Cuba es conocida por el mal estado de sus vías y carreteras.

Las autoridades citaron también a tres presuntos testigos del accidente. Según el ministerio, Carromero declaró no recordar la velocidad a la que viajaba.

Carromero, miembro de la organización juvenil Nuevas Generaciones del gobernante Partido Popular español, está detenido en la isla desde el accidente. Fuentes de la embajada española en La Habana dijeron en días previos a la agencia dpa que la legación había tenido poco acceso a él.

Entre la disidencia cubana se habían oído varias voces que dudaban de la versión oficial del accidente en que murió Payá. Algunas fuentes opositoras hablaban de un segundo vehículo implicado, incluso de un camión que embistió varias veces el automóvil de Payá. Hasta ahora no se han presentado indicios que apuntalen esa versión.

También la viuda de Payá, Ofelia Acevedo, expresó dudas sobre la versión oficial y pidió una investigación independiente exhaustiva.

Payá, muerto a la edad de 60 años, era uno de los disidentes más conocidos en la isla. El ingeniero eléctrico y católico practicante se dio a conocer en 2002 con el “Proyecto Varela”, una iniciativa ciudadana para conseguir cambios constitucionales con más libertades civiles en la Cuba de Fidel Castro.
—–

A continuación publicamos:

LA NOTA OFICIAL DEL MINISTERIO DEL INTERIOR DE CUBA

Como informó el diario Granma, el pasado 22 de julio a las 13:50 horas, un auto Hyundai Accent matrícula de turismo T31402, se salió de la vía y se impactó contra un árbol en un tramo de la carretera Las Tunas-Bayamo, en la localidad de Las Gabinas, provincia Granma.

En este lamentable accidente fallecieron los ciudadanos Oswaldo José Payá Sardiñas y Harold Cepero Escalante; mientras que resultaron lesionados leves los extranjeros Ángel Francisco Carromero Barrios y Jens Aron Modig, de ciudadanías española y sueca, respectivamente.

Durante el proceso investigativo, se precisó que el vehículo salió de La Habana sobre las 06:00 horas de ese día, conducido por Ángel Carromero, y se dirigió a Santiago de Cuba. Jens Aron viajaba en el asiento delantero derecho; Oswaldo Payá en el asiento trasero izquierdo y a su lado Harold Cepero. Estos dos últimos no llevaban puesto el cinturón de seguridad.

El tramo de la carretera en que ocurrió el accidente está en reparación y por espacio de unos dos kilómetros no se encuentra pavimentada la superficie de rodamiento, lo cual lo convierte en una especie de terraplén con abundante gravilla; por tanto, muy resbaladizo. El análisis pericial arrojó que el lugar es una vía recta que cuenta con buena visibilidad y había una señal que indicaba la existencia de hombres trabajando en su mantenimiento, precedida de otras similares que alertan a los conductores de los tramos en reparación.

Al respecto, el apartado dos del artículo 127 de la Ley 109, de seguridad vial, establece que “no se debe conducir un automóvil a una velocidad mayor de 60 kilómetros por hora en camino de tierra o terraplén”; y en el 128 que “Sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos anteriores, en relación con el límite general de velocidad, el que guíe un vehículo o animal por la vía debe tener pleno dominio de su movimiento y está obligado a moderar la marcha y si es preciso detenerla siempre que la circulación, estado de la vía o la visibilidad lo imponga”, en especial, “cuando la superficie está resbaladiza por agua, grasa, arena, lodo u otras sustancias o éstas puedan proyectarse hacia los vehículos y peatones”.

El dictamen pericial y las declaraciones de tres testigos presenciales del accidente: José Antonio Duque de Estrada Pérez, Lázaro Miguel Parra Arjona y Wilber Rondón Barrero, permitieron establecer que el auto irrumpió al terraplén a exceso de velocidad. Al respecto, el Capitán Jorge Fonseca Mendoza, perito del lugar del hecho (12 años de experiencia), apuntó que el conductor aplicó los frenos de una manera abrupta, ochenta metros después de haber entrado al terraplén, perdió el control del vehículo y el carro giró del costado izquierdo por espacio de 63 metros, con el frente hacia la cuneta y el maletero hacia el centro de la vía, hasta impactar con un árbol en el borde derecho de la carretera, lo cual confirma la extrema velocidad con que era conducido.

José Antonio Duque de Estrada, trabajador del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), quien reside en el municipio granmense de Río Cauto y transitaba por el lugar del hecho en una bicicleta, declaró al Órgano de Instrucción:

“El carro me pasó a alta velocidad por al lado, con seguridad iba a más de 100 kilómetros por hora. Rebasó a un tractor que también iba en la misma dirección y después vi una tremenda polvareda, cuando entró a un tramo que está en mal estado. Al aproximarme, ya con menos polvareda, vi al carro impactado contra un árbol en la cuneta. A mi modo de entender, la razón más clara que yo veo del accidente es el exceso de velocidad. Al caer en el terraplén no es lo mismo que en el pavimento, no hay freno que valga, el carro no se sujeta, se desliza y se impactó contra el árbol”.

Por su parte, Lázaro Miguel Parra Arjona, tractorista del INRH y vecino de La Sal, en el municipio Yara, confirmó esta versión: “El carro me adelantó a gran velocidad; luego vi la nube de polvo fuerte y cuando bajó el polvo pude ver el auto impactado en el árbol que está en la cuneta”.

Tanto José Antonio como Lázaro conducían en la misma dirección del auto accidentado, pero Wilber Rondón Barrero, campesino de Río Cauto, venía en dirección contraria, a unos cien metros de distancia del sitio donde ocurrió el siniestro. “Cuando me acercaba vi que el carro perdía el control y se impactaba contra un árbol de la cuneta”, declaró.

Un equipo de la Dirección de CriminaIística integrado por: Teniente Coronel Misael Fontes Pérez, oficial de la Sección de Averías, Explosiones e Incendios (19 años de experiencia como perito); Teniente Coronel Inardi Reyes Uriarte, Jefe de la Sección Provincial de Criminalística de Granma (11 años de experiencia como perito); y el Capitán Jorge Fonseca; de conjunto con Fidel Núñez Guevara, Jefe de Ingeniería del Tránsito en la provincia Granma (9 años de experiencia como perito), concluyó categóricamente que el conductor manejaba a exceso de velocidad y que el vehículo presentaba una abolladura de 67 centímetros de ancho con 45 centímetros de profundidad en el lateral izquierdo trasero, perpendicular al eje longitudinal del auto (lugar donde viajaban los fallecidos), como consecuencia de un fuerte golpe que deformó sustancialmente el monochasis y el techo, cuyas características y dimensiones se corresponden con el tronco del árbol referido.

El dictamen médico forense indica que Oswaldo Payá falleció instantáneamente a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico como resultado del fuerte impacto recibido; mientras que Harold Cepero murió en el hospital clínico quirúrgico Carlos Manuel de Céspedes, de la ciudad de Bayamo, debido a una insuficiencia respiratoria aguda por tromboembolismo pulmonar graso del lóbulo superior del pulmón izquierdo, derivada de la fractura fragmentada del fémur izquierdo.

Ángel Carromero declaró al Órgano de Instrucción que no recordaba haber visto la señalización que alerta sobre el estado en que se halla la vía. Añadió que irrumpió al terraplén a una velocidad que no puede precisar, debido a que no iba observando el cuentamilla y al percatarse de que transitaba sobre grava, intentó disminuir la velocidad mediante un frenazo brusco y el auto comenzó a resbalar de lado hasta impactarse contra el árbol. Jens Aron declaró que él estaba dormitando cuando sintió el frenazo y el desplazamiento lateral del vehículo; luego perdió la conciencia.

A partir del análisis lógico del tiempo de viaje (cerca de ochocientos kilómetros en menos de ocho horas, con tres paradas intermedias), las declaraciones de los testigos y el estudio pericial del lugar del hecho y el vehículo, el equipo investigativo evaluó que Ángel Francisco Carromero Barrios debió conducir a una velocidad promedio superior a los 120 kilómetros por hora y que frueron su falta de atención al control del vehículo, el exceso de velocidad y la incorrecta decisión de aplicar los frenos de manera abrupta en una superficie resbaladiza, las causas que determinaron este trágico accidente que costó la vida a dos seres humanos.

Continúa el proceso investigativo y de instrucción penal, en correspondencia con las leyes cubanas.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

8 respuestas a “Cuba culpa conductor por muerte de Payá”

  1. Oppiamo Licario dice:

    “Es extraña la ligereza con que los malvados creen que todo les saldrá bien.”
    Victor Hugo.
    Esta vez no será así, tendrán que explicar muchas cosas, y convencer, y no creo lo logren. Lo accidentaron, convenientemente.

  2. ana dice:

    Se accidentó Carromero el solito como ha declarado él mismo y no me salgan con lo del terror de la policia, Carromero es vicepresidente de la organización juvenil del partido gobernante en España, desde el primer momento está con el cónsul español y el copiloto sueco con la embajadora y él dice que dormitaba y le despertó un brusco frenazo a partir del cuás comenzaron a derrapar, ¿todos ellos están aterrorizados con la policia cubana? ja. ja.
    Opino que la viuda de Payá genera dudas a sabiendas, utiliza la muerte de su esposo para sus fines políticos,
    En la prensa española ya no se duda del accidente, ahora la culpa es de las malditas carreteras cubanas ¿por qué no fueron en avión o guagua, o mejor, a qué fueron si todo está tan malo?.
    En las carreteras españolas y del mundo entero ocurren a diario accidentes cómo ese y el culpable se enfrenta a penas de cárcel excepto si tiene el suficiente poder o dinero para librarse de ella, casos cómo el del cantante Farruquito o el viudo de Rocío Jurado que yendo bebidos y a toda velocidad atropellaron y mataron a dos personas y en la calle están, pero eso no es así para el común de los mortales

  3. Jose Fernandez dice:

    Ana los unicos culpables de que todos duden de su versión es el gobierno cubano por dos sencillas razones. La primera es por que se pasan la vida mintiendo y manipulando la información así que es muy normal que ya no le creamos. La segunda razón y la de mayor peso es que culpable o no el gobierno cubano se paso la vida amenazando a Oswaldo Paya y su familia. Entonces si algo asi le pasara a tu esposo, te sería tan facil no desconfiar de quien se paso la vida amanezandolo. En cualquier caso que el gobierno de Cuba de una versión bonita de un hecho no es nada nuevo, ya lo han hecho decenas de veces incluido cuando hundieron un barco entero cargado de niños y mujeres. Si algo se nota es que Ud o no es cubana o lo es y quiere hacerse la extrangera. Un cubano puede creer o no algo que diga el gobierno pero ninguno se extrañaria de que mientan porque es lo que siempre han hecho.

    • josue dice:

      Jose Fernandez unas preguntas.
      Quien salvo la vida de los sobrevivientes de ese barco “hundido” a proposito?
      Teniendo en cuenta que el el hundimiento fue de madrugada a decenas de millas de la costa y el mar tenia fuerza 3. Es decir si fue intencional.
      Por que salvar personas y ninos que puedan ser testigos?
      Los rescatados dicen que el barco que los perseguia les tiraba agua, sin embargo los guardacostas de Cuba no tienen esos canones de agua. Que son los remolcadores civiles los que estan dotados de ellos.
      Es conocido que los guardacostas, es decir el gobierno llego en el momento del rescate y ayudo en el rescate de los sobrevivientes. Es decir salvaron a los testigos del crimen que segun usted ellos mismos cometieron
      Es conocido que el hundimiento se produjo al impactar con otra embarcacion civil que los perseguia pues la embarcacion hundida era robada.
      Que pasaria en USA si unos padres se roban una embarcacion, por cierto en mal estado, con el mar revuelto y montan con ellos a sus hijos menores de edad para emigrar a otro pais?
      Respuesta/ todos van presos por robar la embarcacion y llevar en condiciones peligrosas a sus hijos menores de edad. Ademas el departamento de ninos y familia se encargaria de inmediato a quitarles la custodia de sus hijos.
      Informence. no crea tanto lo que lee en periodicos contra Cuba. Informece por fuentes alternativas y utilice su celebro.

      • kurt dice:

        asi mismo….josue..siempre he pensado algo…..si es de noche….supuestamente le estan apuntando con reflectores….les estan tirando agua lso remolcadores….nunca entiendo como los sobrevivientes pueden dar declaraciones tan precisas como q veian la sonrisa y oian las risas de los guardafronteras?….revisen las declaraciones y veran…..ademas..como sabian q era agua a chorros q les tiraban y no las olas del mar con fuerza 3?…intente ver algo con un recflector…y avisenme…..ahora..supongamos q no haba reflector…..si ya mintieron en eso deberiamos seguir creyendoles a esos testigos??????
        por favor..fue un lamentable accidente…donde tanta culpa tienes los q se robaron la lancha..como los q manejaban los otros remolcadores con los q colisiono……

        • kurt dice:

          piensan q si USA tuviera solo la menor prueba de un asesinato extrajudicial en cuba…hace rato q no nos hubieran invadido?..por favor…las amenazas a los disidentes contra su vida muchas veces son de sus fertiles imaginaciones…o d delincuentes como ellos q solo quieren tumbarles el “bisne”

          • Maria Mercedes dice:

            Si, claro, los actos de repudio esos que vemos son fuentes de una alusinacion colectiva….

          • kurt dice:

            mi cielo..si a ustedes les encantan esos actos..fijate q muchas veces cuando van a hacer algo..avisan a la seguridad…asi acumulan mas puntos ante la SINA..ya q veo q estas en USA..aclarame una duda….a los cuantos puntos te dan la visa?

Escriba una respuesta