Homenaje a Payá en La Habana

julio 23, 2012 | | |

Oswaldo Payá

HAVANA TIMES (dpa) — Más de 400 personas se reunieron hoy en una iglesia de La Habana para rendir homenaje al cadáver del disidente Oswaldo Payá, fallecido el domingo a la edad de 60 años en un accidente de tráfico en el oriente de la isla.

Con un largo aplauso de casi diez minutos y gritos de “libertad, libertad”, numerosos opositores y simpatizantes recibieron en la pequeña parroquia de El Salvador del Mundo el cuerpo de Payá, que será velado en el templo del barrio habanero de Cerro durante toda la noche. Su entierro está previsto para la mañana del martes.

En la iglesia se reunieron conocidos disidentes cubanos como la bloguera Yoani Sánchez y su esposo Reynaldo Escobar, las Damas de Blanco, el economista Vladimiro Roca o el activista de los derechos humanos Elizardo Sánchez. Al lugar también acudieron diplomáticos de Italia, Reino Unido, Holanda y Polonia, entre otros países.

La esposa de Payá, Ofelia Acevedo, y varios familiares también estuvieron en el breve acto religioso.

“Es la peor noticia del año para la sociedad civil cubana”, dijo a dpa Yoani Sánchez, que repartió en el templo una docena de camisetas con la cara estampada de Payá.

El fallecido líder del Movimiento Cristiano Liberación se dio a conocer a finales de los 90 con el “Proyecto Varela”, una iniciativa para pedir un reférendum sobre cambios constitucionales en la Cuba de Fidel Castro.

El cuerpo de Payá, fallecido el domingo junto a otro activista opositor en una carretera cerca a la ciudad de Bayamo, en el este de la isla, fue trasladado esta mañana a La Habana. Después de ser examinado por autoridades médicas y ser preparado en una funeraria, el cadáver llegó a la iglesia de Cerro con unas cinco horas de retraso.

El féretro de Payá fue recibido con un largo aplauso de casi diez minutos cuando entró a la iglesia. Varios simpatizantes y amigos de la familia lloraban en las bancas de la iglesia.

“Es un golpe muy fuerte para la oposición cubana”, resumió la economista disidente Miriam Leiva. Payá, agregó, “ha sido tan importante que el gobierno cambio la Constitución para impedir el Proyecto Varela”.

La iniciativa lanzada por el activista católico en 1998 buscaba conseguir cambios constitucionales que permiaen mayores libertades civiles. Payá presentó en 2002 más de las 10.000 firmas que prevé la Constitución cubana para ese tipo de propuestas.

El gobierno cubano, sin embargo, desestimó la propuesta y celebró luego su propia consulta popular para anclar el carácter “irreversible” del socialismo en la Carta Magna.

Las autoridades eclesiásticas anunciaron una misa de eucaristía para Payá en la noche de hoy, y una misa fúnebre en la mañana del martes antes del entierro. Según fuentes de la parroquia, la misa del martes podría ser presidida por el arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega.

Pese a ser un católico practicante, Payá había criticado duramente a la jerarquía eclesiástica cubana en los últimos tiempos por su política de diálogo con el gobierno. La Iglesia católica y el cardenal Ortega se han convertido en importantes interlocutores del régimen de Raúl Castro.

Entre la disidencia, en tanto, se seguían oyendo dudas respecto a la versión oficial del accidente en el que murieron Payá y el opositor Harold Cepero, y en el que resultaron heridos un joven político español y otro sueco que viajaban con ellos.

Según las autoridades, el coche se estrelló con un árbol después de que el conductor perdiera el control y se saliera de la carretera.
La familia de Payá y varios disidentes sostienen que un camión embistió antes de forma intencional al auto en la carretera.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, liderada por el disidente Elizardo Sánchez, concluyó en su informe “preliminar” del lugar que en el accidente no estuvo implicado un segundo vehículo.

En La Habana se espera ahora el testimonio de ambos supervivientes, que ya fueron dados de alta del hospital de Bayamo donde fueron atendidos por “heridas leves”.

Según fuentes diplomáticas, el español Ángel Carromero, miembro de Nuevas Generaciones del gobernante Partido Popular español, y el sueco Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia, deben llegar entre hoy y mañana a La Habana.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Homenaje a Payá en La Habana”

  1. mirta concepcion dice:

    Ha muerto un hombre bueno.Sus detractores,agentes del odio,aun despues de muerto le ofenden.
    Con ello demuestran su bajeza moral.
    Dios,cobijara su alma de hombre noble y justo.

    • ma.lourdes e. dice:

      Tiene ud. mucha razòn, es tanta la bajeza moral, de esos agentes del odio. Pero aunque lo denigren aùn estando ya muerto la dignidad de hombre bueno y justo que fuè, nadie, pero nadie se lo quitará. Ya està con el Buen Dios, disfrutando la corona de la vida eterna.

Escriba una respuesta