author photo

Daisy Valera: Hasta mediados del 2010 fui una estudiante universitaria. Hoy, con 22 años, soy Licenciada en Química Nuclear y engroso la fila de los trabajadores cubanos. Amo el cine, los libros y la arquitectura, incluso de los edificios que se derrumban. Me gusta hacer artesanías con hilos, piedras y metales. Le temo a la monotonía y estoy comprometida con el propósito de construir una sociedad mejor.

¿Qué es la Revolución?

julio 19, 2012 | | |

Daisy Valera

Rebeca Chavez. foto: cmbfradio.cu

HAVANA TIMES — La interrogante es uno de los posibles títulos del último documental de Rebeca Chávez, que tuvo su estreno hace poco en el Multicine Infanta como “Luneta No.1”.

Utilizando los asientos del cine como un escenario que nos sugiere el papel de los cuatro grupos de entrevistados como espectadores, la directora nos brinda 62 minutos que pretenden matizar la relación política-cultura en las últimas cinco décadas.

Como hilos conductores del film, la repercusión de dos hechos: “Palabras a los Intelectuales” y la relación cultural/económica con la URRS.

Alfredo Guevara y Guillermo Jiménez son, de los entrevistados, los que vivieron los primeros años de la Revolución.

Jiménez mira el pasado sin remordimientos, para él la prioridad era salvar una unidad revolucionaria tejida con hilos muy finos.

Alfredo nos habla de que el poder se le podía ir de las manos al Gobierno Revolucionario si no controlaba los medios de comunicación. Finalmente nos confiesa que no cree en un quinquenio gris y sí en quinquenios multicolores donde hubo errores y aciertos.

Tanto Guevara como Jiménez coinciden en algo, mostrarnos a Fidel Castro como la clave de la unidad del pueblo y la representación de un rico pensamiento.

Los artistas de la plástica Liudmila V. Patrulina y Nelson Ramírez de Arellano representan a otra generación.

Nacidos los dos en países del bloque socialista nos hablan de la nostalgia por el futuro que parecía comenzar con la Perestroika e insisten en rescatar el pasado, la memoria.

Nos muestran su exposición “Absolut Revolution” e insisten en que el arte puede servir a la Revolución sin ser propaganda.

Para Liudmila Cuba es esencialmente la Revolución y antes José Martí.

Finalmente los periodistas Elizabeth Mirabal y Carlos Velazco, nacidos a finales de los 80, solo cuentan con ecos de la influencia de la URSS en nuestra realidad (los tan repetidos muñequitos rusos).

Notan que el pasado se les muestra reducido y se proponen justamente desenterrarlo, dar un paso en el sentido de contar la historia, no precisamente la parte oportuna y menos problemática.

Con su libro “Sobre los pasos del cronista” rescatan después de décadas al escritor cubano, Premio Cervantes de Literatura, Guillermo Cabrera Infante.

Catalogan las palabras de Fidel a los intelectuales, como ambiguas y capaces de dar rienda suelta a los censores.

Con los testimonios de intelectuales de diferentes generaciones Luneta No.1 se inserta en una discusión latente desde el 2007 que ayuda a arrojar luz sobre las negociaciones entre política y creación artística que han marcado el quehacer artístico cubano durante cincuenta años.

Más que contentarnos con descubrimientos, el documental nos invita a plantearnos nuevas interrogantes.

¿Hasta que punto se forzó la unidad entre la vanguardia intelectual y vanguardia política a inicios de la Revolución?

¿Hasta cuando tendremos escritores cubanos desaparecidos como Heberto Padilla y Reinaldo Arenas?

¿No será el momento de rediseñar para Cuba una nueva política cultural?

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

14 respuestas a “¿Qué es la Revolución?”

  1. bartolo dice:

    Muy buena reseña. Felicidades!!!

  2. luismi el estoico dice:

    daisy daisy… jajajaj o estás mejorando o te estás escaqueando detrás de no tomar partido. si lo ultimo, dejate de descaro y no me copias más jajajaja y si lo primero, felicidades ya era hora, con la edad que tienes mi hermanita, que alcanzaras algo de madurez.

    • Daisy dice:

      Hermano mío:
      Detrás de qué me escondo? Qué faltó por decir? Tu ayuda será bien recibida

      • luismi el estoico dice:

        no he tenido la genial oportunidad de hablar contigo ultimamente jajajajaja, pues erasmo no me lo ha permitido pero por lo ultimo que leido de ti te veo mas en el centro y echandola buena. lo malo es que esos articulos, salvo el de tu mama que logro tocarme el corazon, son faciles de escribir porque se pone el hecho y da una opinon por arribita. los griegos por ejemplo te llamarian idiota. pero en cambio los contemporaneos te llamarian extremista si no lo hicieras, es decir que lo tienes complicado como quiera jajajaja. al articulo le falto una cosa pero tuvo otra, le falto ser politico, es decir que tomaaras partido, pero por otro lado le sobro filosofia. lo que pasa es que no vas a tner los dos, si lo que estas escribiendo no es escaqueo entonces parece que estas en un momento de tu vida que vas a tener que escoger entre filosofia y politica. mi propuesta es que tomes la primera. ya de paso si despues te interesa yo puedo darte clases particulares y te voy a cobrar barato.

    • otrodiferente dice:

      Luismi” no te leia hace tiempo!!…..me dio “alegria” que sguieras escribiendo!!…..mejor “comentando” Un abrazo ….Desde Berlin!!

  3. alejo dice:

    La identidad entre intelectual y político o la unidad entre estos dos actores es, cuando menos, cuestionable. Cuba necesita estudios de caso bien numerosos antes de poder encontrar un modelo explicativo capaz de dar cuenta del último proceso revolucionario cubano (1959-1971, la periodización es aquí lo de menos) Y no se trata aquí de repetir el dogma que prevalece en los historiadores cubanos dentro de Cuba según el cual no podemos ocuparnos de la historia de la Revolución por estar el acontecimiento todavía muy fresco o aquel otro sin sentido que propone una originalidad tan extrema al proceso revolucionario que borra de un plumazo la capacidad de elevar este a la comparación. Los intelectuales, al menos aquellos que forman el campo intelectual cubano posterior a Palabras a los Intelectuales, ante todo están sujetos a las normas que el lugar que ocupaban en la clase dirigente o en las forma subalternas de la resistencia les imponía. De ahí se sigue que estas formas constituían el núcleo de la confrontación pues, creo entender, para 1966 o 1968 todavía existe un campo de confrontación y una batalla por la hegemonía y la legitimidad en el ámbito político, un contexto de soberanía múltiple como bien podría decir Tilly. Habría que proponerse reconstruir ese campo para poder observar las pugnas al interior del Estado de las diversas fracciones por hacerse con el poder. Un estudio así desmontaría el catecismo de la unidad frente a la revolución -léase indistintamente, Fidel, La Patria, El Socialismo, etc- y nos ofrecería una visión más rica e interesante del último proceso revolucionario en contra punto con el tema de la dependencia. Lamentablemente, aún cuando algunos autores cubanos lo ha intentado, semejante estudio sigue sin hacerse.

  4. PolO dice:

    No hace falta rediseñar políticas culturales, si no eliminarlas.
    Lo necesario es el ejercicio y reconocimiento del derecho del INDIVIDUO a expresarse libremente.
    ——————————–
    En cuanto a la ambigüedad de Palabras a los Intelectuales; sí es ambígua en el texto pero muy precisa en SU intención: Amordazar a los intelectuales.

    La represión cultural que llegó al extremo de intentar sovietizar a Cuba es cosa de los Castro; los Pavones, barnet, Abel Prieto, Vitier y otros son meros instrumentos.

    Fidel Castro con su “Dentro de la revolución todo, contra la revolución nada”, viola el par lógico , convirtiéndo todo lo que no está “dentro” (léase sus órdenes) en enemigo de la revolución, de su poder personal.

    La cobardía de nuestros intelectuales, y la naturaleza represiva de la junta militar son las causas de este vergonzoso tapabocas que ya dura medio siglo.
    ——————————
    ¿Qué tal atreverse a pensar y actuar como INDIVIDUOS LIBRES y adultos? Dejar de citar frases de Fidel, su hermanito, Martí, el Papa de turno, o Chencha la Gambá para justificar el desastre, o hacerle procesión a un muñecón “milagroso” de la Virgen de la Caridad para que nos proteja del resultado de nuestras estupideces; limpiar el basurero mental de idearios, reflexiones y otras tantas imposiciones de los iluminados de nuestro lastimero panteón nacional.

    Creo que la ignorancia del cubano es incurable; es cultural, es -como decía mi abuela: “Algo que le echan al agua”.

  5. PolO dice:

    Se me “calentaron los metales” y omití aclarar lo de los pares: Dentro-Fuera sería la proposición correcta, no la torcida Dentro-Contra con que Castro amordazó a los carneros.

    Hay otro detalle que desmiente la aparente ambigüedad del ukase, y es la Colt .45 que Fidel desenfunda y pone sobre la mesa a la vista de todos; teatralización del mensaje de terror reforzada por sus guardaespaldas armados de fusiles automáticos.

    Esta escena parece una de “El Padrino” o “Los Sopranos”; y no es coincidencia, es eso: Don Castrone aterrorizando a sus súbditos.

    • luismi el estoico dice:

      compadre, claro que hacen falta politicas culturales. la cultura, en cualquiera de sus manifestaciones , si se hace privadamente de acuerdo, ni siqueira nadie te tiene que dar permiso o establecer qué se puede hacer y qué no. pero si hablamos de lo publico, claro que tienen que haber -esto desde el punto de vista doctrinal del derecho de la democracia y de la politica en general- marcos que regulen lo que se puede hacer publicamente. porque cagar en medio de la calle tambien es expresion ciudadana. o follar o yo qué sé.- esta claro que en lo publico tiene que haber normas. la libre expresion del individuo es una falacia, eso es abstracto ambiguo y sumamente sofistico. libre expresion mia puede ser tambien querer matar a uno o dos traidores. pero no por ello tiene que permitirseme. entonces cuando empiezas a definir las prohibiciones te quedas con que libre libre no hay nada bro. si hablamos en terminos de anarquia ya es otra cosa.

  6. otrodiferente dice:

    Revolucion???????uhhh?alguien me dijo” REVOLICO”…no llega a “nada”….Daysi….gracias por el articulo….no te “olvides”..que tambien “puedes hacer revolucion”…saludos a la gente de HT…en especial …a Luismi—Quizas?? “El Desaparacido”…abrazos!!

  7. PolO Avilés-Castaigne dice:

    “Luismi” estás confundiendo la chuleta por el mondongo.
    Política cultural + Cuba = Control absoluto del PCC sobre obras y creadores.
    Reitero: NO necesitamos de políticas culturales, tampoco de comisarios/inquisidores ni mucho menos la mentalidad de crear con permiso y bajo reglas impuestas por los ayatollas de la junta militar.

    Lo que tú llamas anarquía, yo le llamo libre expresión y un derecho humano.

Escriba una respuesta