La solidaridad, sentimiento mal comprendido

julio 16, 2012 | | |

Por Elio Delgado Legón

Juan Pablo II visited Cuba in 1998.

HAVANA TIMES — Nunca olvidaré la frase pronunciada por el Papa Juan Pablo II, durante su visita a La Habana: “Globalicemos la solidaridad”. La palabra solidaridad encierra uno de los sentimientos más sublimes de los seres humanos, junto al del amor y la amistad.

Los cubanos hemos aprendido con la Revolución socialista el verdadero sentido de esas palabras, pues en el capitalismo, lo que prima es el egoísmo y el sálvese quien pueda.

Muchos de los que critican cada una de las políticas de la Revolución cubana, argumentan que el país no está en condiciones de prestar ayuda a otros pueblos, cuando el nuestro tiene que enfrentar numerosas dificultades.

Sin embargo, como dijo nuestro líder histórico, Fidel Castro, “ser solidarios no es más que saldar nuestra deuda con la humanidad”.

A lo largo de su historia, Cuba ha recibido la solidaridad y la ayuda desinteresada de muchas personas. En las guerras de independencia, por ejemplo, lucharon codo a codo con los cubanos, entre los más destacados, un grupo de dominicanos, varios venezolanos, norteamericanos, polacos, chinos, entre otros, sin esperar nada a cambio.

En la guerra revolucionaria, que culminó con la victoria del primero de enero de 1959, el ejemplo más notorio fue el comandante Ernesto Guevara.

Desde el mismo triunfo revolucionario, Cuba fue solidaria con todos aquellos que luchaban contra dictaduras sangrientas que oprimían a sus países y con los que trataban de sacudirse el yugo del colonialismo.

Cuando Angola estaba a punto de obtener su independencia y se preparaba una agresión desde Sudáfrica para impedirlo, el líder de aquel país, Agostinho Neto, pidió ayuda a Cuba para entrenar a sus fuerzas. La historia de esa colaboración militar es conocida. Miles de cubanos combatieron voluntariamente en Angola y el resultado final fue la total independencia de ese país, la liberación de Namibia y el fin del apartheid en Sudáfrica.

Sin embargo, ha sido la colaboración civil, principalmente en la salud y la educación, la que Cuba ha desarrollado más ampliamente en numerosos países del mundo.

Es imposible relacionar todos los ejemplos de solidaridad de Cuba con otros pueblos, pues sería demasiado extenso, pero citaré algunos de los más notorios en el campo de la medicina.

Personal de salud cubano en Venezuela. Foto: Caridad

Desde fecha tan temprana como 1960, una brigada médica cubana, con varias toneladas de equipos e insumos,  partió hacia Chile, que había sido afectado por un terremoto.

En 1963, el país envió una brigada médica a Argelia, que enfrentaba una situación difícil en ese campo. No sobraban los médicos en Cuba. De los seis mil que había al triunfo revolucionario, tres mil se habían marchado hacia Estados Unidos. Pero otro pueblo necesitaba ayuda y la recibió durante 14 meses.

En África también recibieron la colaboración médica en las décadas del 70 y 80, Angola y Etiopía y en Centroamérica, Nicaragua.

Como consecuencia el azote de dos huracanes a Centroamérica, a finales de la década del 90 y la necesidad de atención a esos pueblos, se crea el Programa Integral de Salud (PIS), que se extiende también al Caribe y luego a África y el Pacífico.

La creación de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), para formar como  médicos a jóvenes de escasos recursos de los países del área, resultó un paso importante en el cumplimiento de los objetivos del PIS. Ya se han graduado allí 15 mil médicos de 100 países, incluso de Estados Unidos.

En 2003, comenzó la colaboración en Venezuela, con el programa especial Barrio Adentro.

En agosto del 2005, se creó el Contingente Internacional de médicos especializados en situaciones de desastres y graves epidemias Henry Reeve, que está integrado por unos 10 mil cooperantes y de los cuales más de cuatro mil han cumplido misiones en diversos países como Guatemala, Pakistán, Bolivia, Indonesia, México, Perú y China. Se ofreció ayuda a Estados Unidos cuando fue azotado por el huracán Katrina, pero no fue aceptada.

Cuando ocurrió el terremoto en Haití, este contingente reforzó a la brigada médica que ya trabajaba en ese país y continuó luego con la epidemia de Cólera. Actualmente Cuba trabaja, junto con Brasil y Venezuela, en la creación de un sistema de salud en Haití.

En el año 2004, comienza la Operación Milagro, con pacientes que vienen de Venezuela, y en el 2005 se extiende a 15 países del Caribe y 12 de América Latina. Se han realizado alrededor de dos millones de operaciones a pacientes de 34 naciones, en Cuba y en 51 centros oftalmológicos instalados en otros 12 países.

Debiera ser una vergüenza para los países desarrollados, que en el mundo existan 37 millones de ciegos, el 80 por ciento de ellos por causas curables. Cuba aporta lo que puede para aliviar el sufrimiento de millones de personas. Más de cuatro millones y medio de vidas han salvado nuestros médicos en los lugares donde han prestado sus servicios. La mayoría del pueblo cubano considera que vale la pena el sacrificio.

Solo me he referido a lo más importante, por razones de espacio, pero nada de eso se ha reflejado nunca en la  llamada gran prensa transnacional. Ese silencio también forma parte de la campaña contra Cuba.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

13 respuestas a “La solidaridad, sentimiento mal comprendido”

  1. lareevolucion dice:

    De acuerdo totalmente con la solidaridad medica, social, no a la militar, pero lo que no creo que deba ser ser que la solidaridad medica signifique la perdida de atencion medica en Cuba como se ha visto en muchos casos. Adelante los solidarios del mundo.. :)

  2. luismi el solidario dice:

    “El egoísmo personal es la riqueza de las naciones” Adam Smith.

    Ud., con el mayor respeto, tiene ya cierta edad. Su sinapsis no va a modificarse por muchos argumentos que yo le pueda dar. Sólo réstame decirle que por suerte ya no vivimos donde prima el Senis o el Kratos del Gerontos.

  3. El doble juego de la “solidaridad a la cubana”, donde por una parte se va a ayudar en Venezuela u otra parte y por la otra se va a paliar las carencias materiales de la familia.

    ¿La solidaridad es mala? No, donde se traba el paraguas es en que ir a una “misión” en Venezuela sea la única salida para un médico que ve a sus hijos sin zapatos y el techo que se le cae sobre la cabeza.

    S@lu2 wzaldivar

  4. apower dice:

    Que cantidad de cosas escritas aqui. La unica solidaridad es la de los cubanos y familia dentro de la isla y de los de afuera para que no se mueran de hambre dentro de la isla. Todo eso de escuela y “ayudas” es mero proposito de propaganda donde solo buscan que los demas pueblos quieran lograr la sociedad del robo. A fidel no le importo los cubanos, mas bien los odia. que habra la frontera a los emigrados y hagan empresas libres y libre mercado. Solidaridad es lo que tenemos con la gente que se ayuda y no se les dice quien los ayuda.
    fidel ha ayudado a los demas con la explotacion del pueblo.
    A angola no fue nadie voluntario, fueron obligados , servicio militar obligatorio y 7 pesos, asi como la poca pacotilla que dejaban traer, de donde vino la palabra candonga?
    Solidaridad es lo que se perdio con el pueblo de los comunistas y sembraron egoismo y mala educacion y la supervivencia y confusion del ser humano. he conocido mas solidaridad fuera de cuba que dentro.

    • Isidro dice:

      Vamos, vamos…no hay que mentir para mostrar descuerdo. El que no quiso ir a Angola, simplemente no fue. Eso de “obligatorio” es puro cuento. Se lo dice alguien que estuvo en Angola y Etiopía.

    • Elio dice:

      aPOWER: O estas mal informado o mientes deliberadamente para dar una imagen distorsionada de la realidad cubana. A Angola no fue nadie obligado. Primero había que dar su consentimiento y despues te llamaban. Yo di mi consentimiento y no me llamaron. Mi hijo tambien lo dio oculto que tenia una hija recien nacida, para que lo llamaran, porque si no, no lo llamaban. El que no dio su consentimiento no lo llamaron. En Cuba el servicio militar no es como en EEUU, que te mandan a matar civiles, en Vietnam, Iraq, Afganistan, y no puedes decir que no.

      • Mercedes dice:

        En Cuba no puedes decir que no al servicio militar, es obligatorio. Lo de si te negabas a ir a Angola o no…. si usted lo dice … asi fue, no se. Pero si te negabas al servicio militar si ibas preso. Eso si me consta.
        Todos los gobiernos justifican sus guerras. USA lo hace, los rusos. Nadie dice “vamos a la guerra por malos que somos”.
        Irse al Africa a guerrear, una guerra que ni nos rozaba. Un pais con recursos limitados y que nunca ha dejado de racionar la comida, la leche a sus niños. No, eso es ganas de protagonismo y valerle un pito sus ciudadanos. Le costaba la eleccion a cualquiera, claro… si fuera un pais democratico.

  5. apower dice:

    Hay personas que fueron a prision por negarse ir a cuba. tengo familiares que fueron obligdos, de donde son ustedes, eso lo sabe cualquiera, empiecen averiguar y miles de veteranos estan comiendo basura de ello. eso no es mentira. inclusive en los finales de los 80 fueron los que tenian carreras universitarias.
    Les pregunto. la solidaria de los comunistas les llaman internacionalismo proletario como le llamarian a la solidaridad de los que luchan contra los comunistas narcotraficantes de este planeta.?
    En cuba todo es obligado, no te lo dicen, pero te lo demuestran con lo que pasa en tu vida despues de una negativa. El medico que se niegue a ir no puede ejercer como jefe de nada, ni tomar algun puesto administrativo. Todos los que de una manera u otra van a las misiones es por la necesidad y la miseria en que viven, que los obliga a buscar enfermedades en otro lugares y despues dicen que fueron los USA.
    hablen con los medicos que estan en venezuela que no les dejan llevar la pacotilla, que los limitan y les cobrab altos impuestos a ver si esta feliz de trabajar lejos de su familia por la misera paga que les dan, los que si se benefician de ello.
    Lastima da que piden dinero a los familiares para incluso comer en los lugares que estan de “mision”
    Lastima da la cantidad de matrimonios que se han roto por culpa de las “misiones”. ninguna mision dada por el gobierno es para ayudar.
    Los medicos que fueron a Sudafrica a trabajar diles que regresen.
    Nada de lo que ha promulgado la Revolucion ha dado resultados. La gente no muere de hambre por la solidaridad de los que robamos comida y cambiamos. Si alguien en cuba vive honorablemente es catalogado de imbecil, porque no se lleva algo de las empresas.
    Dejen de criticar a USA y concentrarnos en arreglar el pais que esta en la miseria y en donde vivien pocos.
    Preguntenle a Fidel si Jose Marti critico o no el socialismo y el autoproclamado Martiano comete el atropello de instauran el comunismo, solo con el hecho de perpetuarse en el poder.
    Preguntenle porque en Miami se ve la tv de cuba (todos los canales) y se esucha la radio y en cuba no se ven la TV de miami ni la radio. Son los extremistas que no dejan que los critiquen, que las personas busquen informacion.
    Cuba es una mentira que le han hecho creer a los demas pueblos que eso funciona. Mientras no exista la libre empresa y el libre mercado, no habra comida en cuba. Pena deberia dar la cantidad de ingenieros, medicos, agronomos y exista tanta hambre, mala calidad de los productos y poca productividad.
    Pena debe dar que ni azucar se produzca en cuba. Pena debe dar lo del colera. y no me digan que los americanos.
    El problema es que no les pagan a nadie y que el sistema politico y economico no funciona para nada.
    Busquen como era cuba en los años de republica, antes que los hemanos de biran llegaran al poder. pero comparar global a todos en esa epoca.

    • Isidro dice:

      apower:
      Dices: “Hay personas que fueron a prision por negarse ir a cuba” Pensé que el tema era ir a Angola, no a Cuba, ¿en qué quedamos? Deberias mostrar los nombres de los presos cubanos por no ir a Africa, y si tus familiares se dejaron intimidar fue por que les faltó el valor personal que muchos otros sí tuvieron para decir que no a tiempo. Mi hermano menor y yo estuvimos en Angola y Etiopia, uno en lo militar, el otro en lo civil. Allí compartí durante cinco años con cientos de cubanos. No recuerdo un solo caso que hubiera ido a la fuerza. Que hubiera cierta presión política sobre los militantes del Partido es otra cosa, pero incluso ellos podían negarse. Todo lo demás que dices más adelante no tiene nada que ver con esta situación específica.

      • Mercedes dice:

        Si, habia presion… pero se podian negar. Dice usted.
        Me imagino que seria una MTT a mayor escala. Yo podia quedarme durmiendo ese domingo, pero para que buscarme problemas? Mejor aceptar la presion y asi no marcarme y poder un dia tener un TV, un definitivo y salvador viajecito… Y demas. Porque de lo que si me acuerdo era de la evalucion politica, de la integralidad, para todo. Lo mismo para las plazas de trabajo cuando te graduabas, que para una semana en la playa.

        • Isidro dice:

          Ok, de acuerdo, no le quito a Ud. razón. Pero cuando uno ve los hechos a distancia, suele verse asaltado por preguntas como: ¿Por qué no hice lo que yo quería, a pesar de los pesares? Cuando esa interrogante se convierte en mecanismo impulsor de la conciencia colectiva, no hay propaganda ni presión que valga.

  6. Moises dice:

    La corrupción está en todas partes. Lo que hace que historias como esta sean tan salaces aquí en Cuba es que este país presagia mantener una imagen de salarios simbólicos y de misiones médicas altruistas. La verdad es que está en la naturaleza humana tratar de maximizar las oportunidades de servir a los intereses personales, siempre y cuando sea posible. Nadie es inmune, no importa cuán noble sean los carteles usados en las vallas. Los médicos cubanos son como todo el mundo, intentan poner carne sobre la mesa para toda la familia y tal vez el televisor de plasma también.

  7. Marlene Azor Hernández dice:

    Elio, lo leo y me acuerdo de las novelitas de Corin Tellado que en primaria me prestaron en alguna ocasión.
    Con ellas aprendí lo que significa la frase de Marx: El opio de los pueblos.
    Ni los soldados cubanos que fueron a Angola fueron voluntarios sino obligados por tener que cumplir el servicio militar obligatorio, ni la solidaridad es de compra- venta como la médica y la deportiva. Exportar servicios es un negocio como otro cualquiera, no denigre la solidaridad.
    Sigue clasificando para la Mesa Redonda de la TV cubana pero en un Foro abierto, no hace más que mostrar su parcialidad e ignorancia.No clasifica.

Escriba una respuesta