No van a las olimpiadas

julio 12, 2012 | | |

Dariela Aquique

HAVANA TIMES — Hoy el deporte en Cuba, lo que ha sido una de las tesis más usadas por la oficialidad para hacer alarde de cuantos logros se han tenido en dicha disciplina, acotando siempre el clásico bocadillo: ¡gracias a la Revolución!, está cuesta abajo en su rodada y así lo demuestra su pobre representación en las Olimpiadas de Londres 2012.

Personalmente siempre me ha molestado ese slogan, de que los deportistas cubanos, han llegado a lugares cimeros en los rankings mundiales a merced del sistema, porque es como si negaran las capacidades de los atletas y la historia del deporte cubano que precede a la etapa revolucionaria.

Como si Ramón Fonst, Manuel Dionisio Díaz, José Raúl Capablanca, Martín Dihigo o Kid Chocolate, no hubieran dado que hablar de Cuba, por allá por tiempos donde dependía del talento, la destreza y las capacidades; aunque vale destacar que también es importante la oportunidad de poder demostrar estas (quizás lo único que haya que reconocerle en este sentido al Estado cubano).

Pero, dejemos esto y analicemos por qué está en tan mal momento el deporte nacional, aunque se empeñen en disimularlo. Considero que una de las razones principales ha sido la politización desmedida de este sector y la falta de recursos para el entrenamiento y preparación adecuados de los atletas.

Lo cierto es que ningún deporte de equipo nos representará esta vez en Londres, pues no clasificaron. En las ramas individuales están cifrados las esperanzas y también el miedo de más deserciones. Como lo que ocurriera el pasado19 de junio en San Juan, cuando cinco jugadores del equipo de básquetbol, se fugaran a iniciar trámites para obtener residencia en Puerto Rico.

La fuga de los deportistas puso contra la pared al equipo cubano, que apenas había disputado su primer partido y debió enfrentar el resto del torneo con siete hombres. Pero lo que se supo en Cuba fue: (…) El abandono de los atletas siempre ha sido un mecanismo empleado por la CIA para difamar y denigrar al socialismo, tanto contra Cuba como otros países, dijo Granma.

Mientras que el chovinismo deportivo nacional hace mutis y nada se dice a puros gritos de las morenas del caribe, mientras que las últimas actuaciones del equipo de beisbol en eventos internacionales han dejado mucho que desear.

Es noticia que el gimnasta cubano Danell Leyva certificó su plaza en el equipo olímpico de Estados Unidos, tras vencer el sábado a su compañero de equipo, el puertorriqueño John Orozco, en las pruebas clasificatorias para Londres 2012, reportó la AP

Lamentable que un cubano represente a otro país en la cita olímpica, uno de los que huyó de la generosa revolución y que los otros hijos agradecidos y comprometidos, por, no sé cuántas razones no van a las olimpiadas.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

4 respuestas a “No van a las olimpiadas”

  1. Isidro dice:

    Dariela:
    Es que son otros tiempos. Por muchos años el deporte cubano demostró su valía en buena medida gracias a una política que aseguraba la atención a talentos en la EIDES y ESPAS desde edades tempranas. El deporte de alto rendimiento recibía una atención privilegiada del Estado. No en balde no había país de América Latina capaz de ocapar los registros cubanos. Claro, era la época de las vacas gordas, con un CAME y una Comunidad Socialista que proporcionaban el “hardware” para tales desembolsos presupuestarios. Hoy hay muy pocos recursos y eso se refleja en los rendimientos. Lo aconsejable entonces es cambiar de modo radical las estrategias de promoción deportiva.

  2. vaya, pues yo opino que “lo aconsejable entonces es cambiar de modo radical” a Cuba, empezando por su desgobierno … tonce luego hablemos de superficialidades como las oHLimpiadas…

  3. cubanito_soy dice:

    Estudié en la extinta Unión Soviética, y tuve la desdicha (o la suerte) de vivir casi toda la PERESTROIKA, y sucede lo siguiente: LAS CRISIS ECONÓMICAS VAN REPERCUTIENDO EN TODAS LAS ESFERAS DE LA VIDA DE LA SOCIEDAD, al igual que aquí, en esos años el rendimiento del deporte soviético cayó drásticamente.
    La crisis que desde finales de los años 80 golpeó con toda la fuerza imaginable a la sociedad cubana (y que aún hasta el día de hoy se mantiene por mucho que queramos ocultar esta triste verdad); como resultado del preambulo de lo que se fuese después la DESAPARICIÓN DEL CAMPO SOCIAL, con la meca del socialismo a cabeza (la URSS); ha ido repercutiendo en las otras esferas de la sociedad, y una muestra clara de ello es la situación del deporte cubano en general.

  4. Luis Diaz dice:

    Me gusto este articulo, los deportistas aqui eran usados como propagandas del sistema, cuando se cerro la llave de la URSS se acabo todo, no es por menos que el deporte cubano va de cabeza a un abismo despues de su momento cumbre en Barcelona 92´. Mi pronostico es un lugar 50 para Londres.

Escriba una respuesta