author photo

Dmitri Prieto-Samsonov: Me defino por mi origen indistintamente como cubano-ruso o ruso-cubano. Nací en Moscú, en 1972, de madre rusa y padre cubano; viví en la URSS hasta los 13 años, aunque ya conocía Cuba, pues veníamos casi todos los años de vacaciones. Habito en un quinto piso de un edificio multifamiliar, en Santa Cruz del Norte, cerca del mar. Estudié Bioquímica, Derecho (ambas en La Habana) y Antropología (en Londres). He escrito sobre biología molecular, filosofía y anarquismo, aunque me gusta más leer que escribir. Imparto clases en la Universidad Agraria de La Habana. Creo en Dios y en la posibilidad de una sociedad donde seamos libres. Junto con otra gente, en eso estamos: deshaciendo muros y rutinas.

La muerte del blog

junio 19, 2012 | | |

Dmitri Prieto

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — El blog, este, o cualquier otro, ladra en el ciberespacio.

Ir con una laptop a un raro lugar de La Habana donde se coge el WiFi.

Por ejemplo, al parque Karl Marx, donde hicimos la protesta contra el capitalismo.

Ahí cerca está el instituto de diseño, y hay WiFi.

Sentarse en el parque; abrir la laptop.

Marcar la CLAVE SECRETA para entrar al WiFi.

Abrir el blog.

Sacar la pistola, o –mejor- el revólver. Como el que tiene un compañero del Observatorio Crítico.

(¿Alguien puede dudar que una persona del Observatorio Crítico posea un revólver?)

Cargar el arma.

Disparar contra el blog en la pantalla de la laptop.

Observar cómo sangra.

Ya no tendrá más oportunidad de ladrar en el ciberespacio.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

3 respuestas a “La muerte del blog”

  1. G. Cain dice:

    Me asustas Dimitri! Acaso sabe algo el poeta que no cuenta? Ánimo camarada!

  2. dosmenosdiez dice:

    Miami es una cuidad que nace, muere, nace, muere, crece, muere, nace. Miami es una ciudad cubana que nace muere nace muere. Miami tiene hombres con revolvers que matan se matan y no balbucean. Miami ve sangrar la mediocridad de la carne. Miami no soporta a los intelectuales, intelectualoides o intelectantes. Miami odia los eruditos de titulos vacios y rimbobantes. Miami tiene amates con cayos en las manos, cayos de limar barrotes. Miami tiene mar. Miami odia la metofora, miami no amenaza miami encuentra el valor recondito y SE MATA

  3. Cuba-Cuba dice:

    te salvaste alguien te dió la clave secreta para entrar al wifi , no te quejes pues. Sigue leyendo te será más útil

Escriba una respuesta