Otro cubano en el cosmos

mayo 30, 2012 | | |

Daisy Valera

Cartel para Intrakosmos.

HAVANA TIMES — Conocí a Adrian Replanski tras despertarlo una noche del año 2007.

Aquella madrugada me atraganté con “Fabrica de humo” (su primer largometraje) y con unos oportunos panes con mantequilla que vendían en la cafetería  que queda a unos pasos del túnel de Línea.

Una mirada a sus trabajos nos permite descubrir el interés por mostrar nuevas formas de identificación entre las personas,  descartando tradicionales relaciones familiares o nacionalistas.

Una crítica al discurso que pretende etiquetar trabajo y sacrificio como virtudes/valores pero  incapaz de dibujar horizontes.

Y finalmente, un empleo de las ruinas no para el ya común regodeo en la decadencia, sino como medios para trasmitir un mensaje: las estructuras vaciadas de utilidad pueden ser llenadas con nuevos significados.

Adrian busca por estos días una escafandra en La Habana, una que reproduzca fielmente las diseñadas en la URSS de los años 80.

Tiene entre manos un nuevo proyecto capaz de llevar a otro cubano al espacio; el corto Intrakosmos: nostalgia del futuro

Mi primera entrevista en Havana Times es por supuesto a Adrian. Algo mas, como viajar al espacio no es cosa fácil, este director busca desesperadamente financiamiento en el sitio Yagruma.org.  

HT: ¿Qué es intrakosmos?

AR: Utilizando como trasfondo el vuelo conjunto soviético-cubano de 1980, y el muy divulgado proyecto para los países del bloque socialista: Interkosmos, creo un suceso ficticio. El proyecto secreto Intrakosmos. Supuestamente los tripulantes de la misión viven una especie de desplazamiento hacia una realidad completamente distinta que no logra ser explicada con las actuales coordenadas intelectuales. La única palabra que se acercaría a describir la anomalía espacial es comunión.

HT: ¿Qué sucede con el cosmonauta cubano?

Adrian Replanski. Foto: Youri Mendoza

AR: Después de experimentar la mencionada anomalía padece una especie de crisis que los que la presencian describen como su desaparición total como sujeto humano. Algo que se manifiesta en su desinterés por la vida, en su incapacidad de existir funcionalmente, su ansiedad, su ira y angustia de forma general.

HT: ¿Por qué insistes en caracterizar el corto como optimista?

AR: Aunque señala las limitaciones del mundo a través de un personaje que no parece poder existir fuera de su escafandra, el optimismo del corto radica en la intención de rescatar la esperanza en que todo puede ser distinto. Es refrescante porque sugiere la posibilidad de hacer algo “extraterrestre” en Cuba y rompe con la ironía y los dobles sentidos que hasta ahora solo han conseguido reproducir el malestar.

HT: ¿Puede ser interesante Intrakosmos para los cubanos?

AR: Lograría interesar por la nostalgia de los años 80 y porque pretendo que recuerden aquellos años de otra forma, no como los de la carne rusa, la abundancia y el “bienestar general.” Me interesa hacer recordar un momento histórico donde no todo estaba basado en la supervivencia, en la antropología del desánimo y en el que existía una perspectiva de futuro.

Replanski propone con Intrakosmos una ciencia ficción a la que el público cubano no está acostumbrado. Una que prefiere rescatar la tradición utópica y esquivar las especulaciones.

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

2 respuestas a “Otro cubano en el cosmos”

  1. G. Cain dice:

    De acuerdo contigo Daisy, la utopia ha de ser rescatada de la condena y el fango a la que la sometieron los fracasos de los PCs en Europa del Este, China, Vietnam y Cuba. Es necesario hoy más que nunca soñar con un mundo mejor. La comunión tan soñada aún es posible. Si tuviera algo de dinero lo aportaba para el corto de ficción del señor Replanski, pero soy solo un cubano que vive en Cuba al que el salario no le alcanza. Por lo pronto lo compartire en Facebook. Espero que pueda filmar Adrian el corto para verlo en la Cinemateca en la Muestra Jóven.

  2. yeila dice:

    hola adrian… es yeila, que es tu vida????? llamame 52750097. besote

Escriba una respuesta