La economía avanza cuando lo primero es el pueblo, no el mercado

mayo 24, 2012 | | |

Elio Delgado Legón*

Foto: Caridad

HAVANA TIMES — El modelo neoliberal de desarrollo capitalista ha fracasado en toda la línea. Eso no lo digo yo, lo dicen todos los economistas que tienen la cabeza bien puesta sobre los hombros.

Dejarle la solución de todos los problemas económicos al mercado, sin intervención del Estado, fue el peor error que cometió el capitalismo, que se encuentra hoy en un callejón sin salida y sumido en una profunda crisis que podría ser definitiva.

Los movimientos sociales en todos los países capitalistas ganan fuerza en su lucha contra ese sistema irracional de economía, que insiste en perpetuar su error, y que, desde mi punto de vista, está atado de pies y manos, porque sólo medidas que podrían considerarse de izquierda, serían capaces de salvar lo que queda del capitalismo.

Pero las grandes trasnacionales, que son en definitiva las que gobiernan en los países capitalistas, nunca permitirán tales medidas, porque no son capaces de ver más allá de sus ganancias en el corto plazo.

Si hacemos algunas comparaciones, vemos con bastante claridad la diferencia entre el modelo neoliberal y otros modelos, como el socialista, en que lo primero es el pueblo, no el mercado.

Pongo como primer ejemplo el caso de la República Popular China, que en 1949 tenía un desarrollo industrial aún muy limitado. Era un país de economía rural, todavía muy atrasada. Entre 1959 y 1961, debido a condiciones climáticas adversas, se produjeron fuertes hambrunas en ese país.

Foto: Caridad

Sin embargo, durante los últimos 30 años, el Producto Interno Bruto de China ha mantenido un crecimiento promedio anual de alrededor del 10 por ciento. El pasado año tuvo un crecimiento del 9,2 por ciento y proyecta 7,5 para el 2012, pues hará énfasis en la calidad y no en la cantidad.

Desde el 2008 es la segunda potencia económica mundial, y al paso que van las cosas, pronto será la primera, por encima de Estados Unidos. Actualmente, es el mayor exportador mundial y el segundo importador.

Otro ejemplo es Viet Nam, que fue reunificado en 1976, después de haber quedado en gran parte destruido por la guerra de agresión norteamericana, en la que murieron varios millones de vietnamitas, la mayoría de ellos civiles.

Sin embargo, entre 1990 y 1997 tuvo un crecimiento del PIB del ocho por ciento y de alrededor del siete por ciento entre el 2000 y el 2002, lo que la ubicó como la economía de mayor crecimiento mundial. El pasado año 2011, el PIB vietnamita creció 5,89 por ciento y la distribución de la riqueza beneficia a todo el pueblo.

Otros muchos países, algunos con sistemas político-económicos socialistas, y otros que simplemente han abandonado el neoliberalismo y sitúan a sus pueblos como lo fundamental, han logrado mantener crecimientos económicos aceptables en medio de la crisis global, y no tienen la situación de grandes cifras de desempleo, ni la recesión, que hoy son la pesadilla del mundo capitalista desarrollado.

Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua, entre otros, acometen la construcción de sistemas socialistas y el resultado está a la vista de todos: se mantiene el crecimiento económico a pesar de la crisis mundial; disminuye considerablemente el desempleo y la riqueza se distribuye entre todo el pueblo mediante programas para mejorar la vida de sus ciudadanos.

Foto: Caridad

Otros países que han adoptado modelos de desarrollo ajenos al neoliberalismo, han dado un salto cualitativo en su economía y sus pueblos no tienen hoy que sufrir las penurias que invaden al mundo capitalista.

Pongo el ejemplo de Argentina, que durante el gobierno de Carlos Menem, con su modelo neoliberal y su “relación carnal” con Estados Unidos, se vio sumida en la más espantosa miseria, y hoy sale adelante y se desarrolla, a pesar de la crisis.

Podría poner otros ejemplos, como Brasil, que a pesar de haber tenido que enfrentar numerosos obstáculos, ha impulsado programas que han permitido una mejora sustancial de la situación económica de su pueblo, y continúa su desarrollo.

He citado estos ejemplos para que se entienda por qué la economía cubana crece y se desarrolla, a pesar de que tratan de destruirla, con un bloqueo que se puede calificar de criminal y de que no estamos ajenos a las crisis múltiples que azotan al mundo. Sencillamente porque lo primero y más importante es el pueblo, no el mercado.
—–
(*) Soy un cubano que ha vivido ya 75 años, que conoce bien la etapa anterior a la Revolución porque la sufrió en carne propia y en la ajena y a quien le duele que se escriban tantas calumnias sobre un gobierno que lucha a brazo partido para darnos una vida mejor, y si no lo ha podido hacer a plenitud es por tantos obstáculos que se le han puesto en el camino.

 

Imprimir Imprimir |


Haz un comentario

8 respuestas a “La economía avanza cuando lo primero es el pueblo, no el mercado”

  1. jose ignacio gonzalez dice:

    Que la economía cubana crece y se desarrolla?.Existe una economía cubana.Cuba tiene una economía bastante improductiva y que vive a bases de parches,siempre ha tenido que remar amparada en un socio fuerte,que es hoy la venezuela de hugo chavez.

    Gracias elio por deleitarnos con una foto tuya leyendo en el juventud rebelde con mucho interés las reflexiones del comandante,por fin podemos ver la imagen de un defensor del socialismo cubano actual.

  2. Isidro dice:

    Elio:
    No le falta a usted razón en cuanto a los efectos devastadores del neo-liberalismo: es el caso típico del elefante suelto en la cristalería, sobre todo al manifestarse en su variante de capitalismo especulativo, que ha generado crisis tan severas como la de Asia, en 1997, y la mundial, desde 2008 a día de hoy, con origen en las hipotecas fallidas de EEUU, al punto de requerir urgente socorro en formas de paquetes de rescate del Gobierno.
    Ahora, si somos justos, habría que reconocer asimismo que a los países que se han decantado por violentar el papel que corresponde al mercado en toda sociedad, tampoco les ha ido muy bien que digamos. Ahí está el caso de China, que Ud. mismo cita, achacando la hambruna de principios de los 60 a “calamidades naturales”. Hoy es sabido que los problemas ambientales se vieron magnificados mil veces por la ceguera ideológica que exhibió entonces Mao Zedong, al lanzar el Gran Salto Adelante en medio de tal coyuntura, irrespetando de paso la opinión de otros líderes a su alrededor, que le aconsejaban mesura y realismo. Como resultado, casi 40 millones de personas perdieron la vida. Previamente, en la URSS, las forzadas colectivizaciones estalinistas dejaron unos 14 millones de fallecidos en el campo entre los años 20 y 30, y nosotros mismos, como seguramente Ud. recordará, no la pasamos muy bien que digamos tras la Ofensiva Revolucionaria del 68. No hubo hambruna cubana (por suerte), pero sí un súbito desabastecimiento que daba grima. Repasando la historia, tendríamos que concluir que lo apropiado estaría en algún lugar intermedio entre tales extremos depredadores. “Todo es cuestión de medida, un poco más algo menos”, como decía Antonio Machado.
    .

    • Elio dice:

      Coincido con Isidro, que los extremismos nunca han dado buenos resultados, pero en el caso de Cuba, no podemos olvidar que hemos estado sometido a un bloqueo cruel que nos ha hecho depender de mercados lejanos, sin prestamos para comprar a credito. eso lo sabe todo el mundo.
      A Enrique le digo que el capitalismo de Cuba antes del 59 es el mismo del resto de los países subdesarrollados del mundo de hoy. No me pongas ejemplos de paises desarrollados, porque no es lo mismo. Aun asi los sistemas de prestaciones sociales tan cacareados de Europa están en crisis y todavía no se sabe a donde iran a parar. Y en Estados Unidos no existen. Solo estan los sistemas de seguros que deja fuera una gran parte de la poblacion. Cuba es hoy uno de los países con un sistema de salud y educacion, ademas de otras cosas, que son la envidia del mundo subdesarrollado. Y aun hemos tenido que mandar a alfabetizar en paises desarrollados, como España. Yo no estoy comparando la prehistoria con el comunismo, en primer lugar, porque la prehistoria nuestra es la actual en buena parte del mundo y en segundo lugar, porque el comunismo no existe ni ha existido nunca en ningun pais.

  3. Enrique dice:

    Eso de yo viví el capitalismo anterior al 59 como curriculum para opinar sobre el actual es ingenuo e hilarante. El neoliberalismo se fue imponiendo desde los 80 y no cuajó hasta los 90 como tendencia económica hegemónica. Que nos podría decir Elio sobre el capitalismo keynesiano desde la posguerra hasta la crisis del petroleo, donde en Europa el sector publico tenia una incidencia sobre el PIB del 65% y se crearon todos los sistemas de prestaciones sociales, que hoy son la envidia del mundo, incluido Cuba. Me temo que como Elio solo puede comparar la prehistoria versus el comunismo no tenga nada que decir.

  4. fernan dice:

    Elio asere esto es jodedera o esta usted ciego

  5. Gabriel dice:

    Vamos a ver Elio.

    Eso de culpar del mal tiempo a la hambruna en China es de una ingenuidad espantosa. Conviene recordar que durante entre 1958 y 1961 murieron millones de chinos. La cifra varía según los cálculos entre 15 y 36 millones de personas.

    Naturalmente las autoridades chinas culpan al mal tiempo para librarse de culpa. Sin embargo, también hay que tener en cuenta que en ese mismo período se produjeron cambios radicales en la estructura agraria China, cambios causados por el Partido Comunista Chino.

    Un análisis con muchas referencias se puede encontrar en el siguiente enlace:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Gran_Hambruna_China

    También conviene recordar que esa hambruna vino después del Gran Salto hacia Adelante, un período de grandes cambios políticos y económicos que causaron la muerte a entre 15 y 36 millones de chinos.

    Para que después digan que el Capitalismo es genocida.

    • Luis dice:

      En primer lugar, no confio en estimativas que varian en más de 100%.

      Y despues, según la FAO, mueren 24.000 personas de hambre al día en el mundo de hoy. Esto son 8,64 milliones de personas al año. Haga las cuentas.

    • Elio dice:

      En mi artículo yo no estoy cuestionando de quien es la responsabilidad de la hambruna en china. Ese no es mi objetivo. Si el gobierno chino dice que fue el mal tiempo y los enemigos del gobierno chino, que siempre mienten, eso está demostrado, dicen que fue culpa de las medidas del Partido, yo tengo que creer al gobierno chino. Pero lo que yo intento decir, y me parece que está claro, es que el neoliberalismo, que deja la solución de todo al mercado, fue un fracaso, y los países cuyos gobiernos han priorizado las necesidades del pueblo y la redistribución justa de la riqueza, tienen mejores resultados económicos. Con recortes presupuestarios y otros ajustes, lo que se hace es profundizar la crisis y seguir hundiendo la economía.

Escriba una respuesta