Una Yagruma cubana en la Web 2.0

mayo 23, 2012 | Imprimir Imprimir

Alfredo Fernández

Ubaldo Huerta

HAVANA TIMES — Graduarse de Ingeniería en Telecomunicaciones en la CUJAE[1] en 1992, irse a  Boston ese mismo año para  luego vivir y sobre todo trabajar en Silicon Valley,  durante la época del dot-com (boom de internet), San Francisco, California, luego instalarse hasta hoy en Barcelona.

Todo eso con una manera de pensar a Cuba perenne, a tal punto que desde comienzo del 2012 junto a Hiram Centelles, cofundador de www.revolico.com, también radicado en España, y Raquel Carrera en La Habana, codirige el sitio www.yagruma.org, espacio en la Web 2.0 para la financiación de proyectos artísticos a  realizarse en Cuba.

La persona que hoy entrevisto del proyecto Yagruma es Ubaldo Huerta, un cubano echo a la medida del ciberespacio, de ahí que ya no se conforme con su éxito Español de su página www.loquo.com  sino que desde enero del 2012, cofundó la primera plataforma de crowd-funding (financiación colectiva) enfocada para Cuba.

En www.yagruma.org los proyectos inscritos pueden ser financiados por todo aquel que al visitar el sitio, éste le parezca interesante, o sea, el documental; la exposición; el video clip; la película; el libro; y un largo etc., de proyectos que hasta ahora muy pocos podían llegar a buen término,  debido a las siempre vacías arcas del Ministerio de Cultura, o bien a la paranoia oficialista con todo aquello que sea autogestionado.

Por esto, para conocer más sobre www.yagruma.org, me reúno esta tarde de inicios de mayo de 2012 con Ubaldo Huerta, uno de sus fundadores.

HT: Ubaldo, ¿Qué les hace pensar al colectivo de Yagruma  que en medio de la crisis mundial  alguien se interese en financiar proyectos, más aún para un país tan controvertido como éste, sin libre acceso a Internet?

UH: Mira el reto que aceptamos al fundar www.yagruma.org, fue el de encontrar financiación para proyectos artísticos en un país que, como tú bien dices, a efectos prácticos esta desenganchado de internet. Pero, si miras el éxito de www.revolico.com entonces te das cuenta de que es difícil pero no imposible llevar a buen término proyectos de internet en Cuba.

Ahora, créeme que el proyecto Yagruma tiene retos añadidos, primero porque el crowd-funding (financiación colectiva), apenas entra en escena, y   prácticamente solo es viable en muy pocos países hasta el momento. La financiación colectiva es un mecanismo para facilitar que la creación independiente se financie  a través de la suma de pequeñas aportaciones individuales en lugar del mecanismo tradicional de mecenazgo institucional. O sea, es un fenómeno disruptivo.

Segundo, en Cuba hay muy poca cultura de la red, se desconocen ciertos códigos, es muy difícil, y a veces imposible subir un video a través de las conexiones insufriblemente lentas de la isla. El lado bueno es que hay  interés creciente en todo lo que pasa en Cuba, y no solo por parte de la diáspora. O sea, que hay mucha gente dispuesta a implicarse, echar una mano, alentar la creación en Cuba.

HT: ¿En los pocos meses que existe www.yagruma.com, ya ha sido financiado algún proyecto?

UH: Han sido financiados hasta ahora seis proyectos de treintas y tantos que se han subido al sitio, lo cual es absolutamente normal para una plataforma de financiación colectiva. Si a esto le añades la singularidad de Yagruma, donde los patrocinadores y artistas no comparten el espacio de la isla, así como la dificultad de los creadores para tomar las riendas de la promoción de su proyecto en Twitter o Facebook, se puede decir que hemos tenido un buen comienzo.

HT: ¿Cuánto se le puede aportar como mínimo a un proyecto en www.yagruma.org?   

Ubaldo Huerta

UH: Se le puede poner como mínimo 1 euro y no solicitar recompensa a cambio. Ahora, los propios artistas son los que fijan el tipo de recompensa según el monto de la contribución individual, así por ejemplo, un artista puede fijar en 10 euros la aportación mínima para incluir el nombre del patrocinador en los créditos de un documental, y 100 euros para ser invitado a la presentación y recibir una copia del mismo

HT: ¿Qué sugieres al artista que desee colocar su proyecto en www.yagruma.org para que se lo financien?

UH: La clave está en que el artista incluya un breve video (máximo 2 minutos) dirigido a posibles patrocinadores explicando en primera persona el proyecto, y justifique el uso de los fondos. Por otra parte, en el estado embrionario en que esta Yagruma, es recomendable enfocarse en proyectos con necesidades modestas de financiación, digamos en el entorno de los 1000 euros, por poner una cifra al azar, aunque naturalmente es el creador quien decide la cantidad a financiar, así como el periodo de financiación que suele ser de 40 días.

HT: ¿Qué seguridad de recuperar su dinero le brindan los administradores de Yagruma, a ese que apostó por un proyecto que finalmente no completó la financiación requerida?

UH: Al terminar el periodo de financiación, pueden ocurrir dos cosas: en caso de cumplirse el objetivo económico, el creador recibe la suma total en Cuba mediante transferencia bancaria desde la cuenta de la Asociación Yagruma en Barcelona. De lo contrario los patrocinadores recibirán un reembolso automático a través de paypal. Este modelo de financiación toda o nada asegura que el creador tenga los fondos mínimos para completar el proyecto y cumplir el compromiso contraído con los patrocinadores, o sea, las recompensas.

HT: ¿Por qué haces este proyecto de internet para Cuba, si cada vez se restringe más el acceso a la Web 2.0 en el país y el panorama futuro tampoco avizora mejoría?

UH: Yagruma esta atenazada entre la miopía y las políticas fallidas de uso de internet por parte del gobierno de Cuba y de los EEUU. El primero no acaba de dar el paso de hacer la inversión y el esfuerzo que sea necesario para poner internet al alcance de todos, ni siquiera en las escuelas, universidades, que es donde se necesita a gritos. Es inconcebible que esto no sea la primera prioridad del mismo gobierno que 50 años atrás dio un ejemplo al mundo movilizando a toda la juventud y los recursos del país para enseñar a leer y escribir a toda una legión de analfabetos. El tiempo se agota, cada día sin banda ancha hace más hondo el hueco que estamos cavando, más costosa será la próxima campaña de alfabetización digital.

Por otro lado, el gobierno de EEUU mantiene absurdas leyes que obstaculizan el uso de internet en la isla. Por ejemplo, paypal (mecanismo de pago electrónico) es inaccesible, google no permite descargar su excelente navegador Google Chrome desde la isla, e impide también las actualizaciones del mismo. Google App Engiene (plataforma en la nube para desarrollar sitios web), otro tanto. En reiteradas ocasiones he emplazado a Google, y por respuesta solo recibo evasivas, me dicen que esa es su “interpretación de las leyes del embargo en lo que respecta a la exportación de tecnología de encriptación (https, ssl)”.

HT: ¿Por qué escogieron el nombre de Yagruma, alguna suspicacia en el dato?

UH: Yagruma es fácil de recordar por todos los cubanos, aunque presenta cierta dificultad para los angloparlantes, pues ellos lo pronunciarían algo así como “iagroma”. Por otra parte, la yagruma tiene dos caras, como la isla  y su diáspora. Ojala y la yagruma virtual crezca tan rápido como la real.

HT: Ubaldo, gracias por tus palabras para HT.

UH: Gracias a ti, por permitirme promocionar Yagruma en HT., uno de los espacios sobre Cuba que más respeto.


[1] Centro Universitario “José Antonio Echavarría”  (Universidad de Ciencias Técnicas de La Habana)



Haz un comentario

2 respuestas a “Una Yagruma cubana en la Web 2.0”

  1. Daniel dice:

    Es posible extender este tipo de financiación a otros sectores no culturales?, más técnicos.
    saludos

Escriba una respuesta